Victoria balsámica ante Las Palmas

casemiro-gol-real-madrid-las-palmas-655x368

La victoria del Real Madrid ante Las Palmas no sabemos si será un punto de inflexión para recuperar la motivación y buen juego o solamente un espejismo en el desierto. Si fuese por lo visto en la primera parte cualquier aficionado diría que lo segundo. Con el equipo jugando exasperadamente lento, incapaz de robar balones al rival y fallando las pocas ocasiones que se tuvieron esa sería la impresión.

Si hay que deducirlo por la segunda parte entonces cabe algo más de esperanza. Se vio algo más del Real Madrid de Zidane que nos enamoró, aunque sin exagerar. El gol de Asensio y la jugada del tercer gol animan a pensar que este equipo necesitaba goles y confianza para volver a un nivel de juego aceptable.

En todo caso, cualquier conclusión tendrá que esperar hasta la vuelta de las selecciones, porque básicamente Las Palmas es ahora mismo el equipo más débil de la primera división. Un equipo que lleva muchas jornadas sin marcar, sin peligro alguno y muy frágil en todas las líneas, no puede servir como baremo.

Aunque el resultado positivo, un 3-0, prácticamente la primera goleada del año si debería servir a los jugadores y a Zidane para coger moral y en el segundo caso para coger alguna conclusión.

La primera es que es necesario introducir a varios de los jóvenes en la alineación. Los que ayer jugaron parecieron darle al equipo la energía que le faltaba. Mención especial a Asensio por su golazo pero también a Vallejo, al que se le notó algo nervioso al principio por su debut pero al que también se le aprecian hechuras de gran central. Al tiempo.

La segunda conclusión es que determinados jugadores como Benzema o Marcelo necesitan un toque de atención. Al francés se le vio poco y además falló una ocasión clarísima en la primera parte, no por falta de puntería o mala suerte, sino por pura indolencia. Lo contrario que Cristiano, que tiene la misma sequía goleadora que el francés pero que la afronta con rabia, intentando en todo momento marcar, gafado igual que el año pasado, pero sabiendo que todas esas ocasiones entrarán tarde o temprano.

Para la vuelta de la liga, Zidane ya dispondrá de todo el equipo, aunque algunos de ellos como Bale o Kovacic fuera de forma. Habrá que administrar con sapiencia los minutos y empezar a buscar encadenar victorias de cara a 2018, que es lo importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *