Real Madrid, Pentacampeón

1513452900_602897_1513453296_noticia_normal

El Real Madrid volvió a acudir una vez más a su cita con las finales. Es la duodécima final internacional que gana de manera consecutiva desde que en el 2000 cayese ante Boca Juniors.

Y en este presente, es el quinto título del año logrado, lo que sería el clásico “quintete”, que habla de un ciclo dominante del Real Madrid Zidane. Porque a esos 5 títulos hay que sumar otros tres de la temporada pasada. Logra así el técnico francés, del que decían en su día que no había sido capaz de ganar a la Roda, convertirse en el segundo entrenador  con más títulos en la historia del club, solo por detrás de Miguel Muñoz que necesitó 14 temporadas para lograr 14 títulos.

Quiero recalcar el mérito de Zidane porque día sí y día también se cuestionan sus planteamientos. Que si Isco, Benzema, Bale, las ventas, las compras, las ventas…Siempre hay algo que cuestionar a un entrenador que ha ganado prácticamente todo desde que llegó. Eso no fue ni hace dos años, concretamente 23 meses, mas lo que le queda.

Es cierto que el técnico francés dispone de una plantilla repleta de talento, pero no lo es menos que cuando cogió a este mismo equipo parecía una pandilla de jugadores mediocres, tras un mal comienzo con Benítez, y no el equipo de élite actual, invencible en los momentos claves.

El partido de hoy tiene el sello del Madrid de Zidane, intratable en los momentos cruciales de la temporada. Y ese sello viene avalado por un rendimiento muy alto de casi todos los componentes. Hoy, la mayoría en su mejor versión, destacando por encima de todos al verdadero motor del equipo, Luka Modric. El croata fue el mejor en la semifinal y hoy, y cuando juega así cada giro suyo, pase, movimiento y amago son de película, y es indefendible. A su ritmo, el resto del equipo se acopla con extrema facilidad porque lo hace todo extremadamente sencillo.

Pero el mérito es siempre colectivo y en cada momento acuden unos u otro al rescate. Hoy fue de nuevo Cristiano Ronaldo con un gol, y con la sensación de que siempre quiere más. El portugués es el mejor del mundo, lo sabe, lo siente, y lo demuestra en cada final y partido.

Resulta injusto no mencionar al resto, aunque hoy han sido los señalados más Varane, los jugadores más relevantes. Es esa gestión del grupo, apostando por los jugadores que considera válidos en ese momento lo que hace de Zidane el técnico ideal. No se deja influir por la prensa y simplemente alinea a los que considera mejores, y hasta ahora acierta casi todas las veces.

 Primero fue la Champion League, que seguía a la undécima, en un hito histórico, con un equipo repitiendo este trofeo en formato Champion por primera vez, después la liga , que costó ganar hasta el último partido y luego las dos Supercopas, primero contra el Manchester United en un partido muy complicado, y después contra el F.C. Barcelona, en una eliminatoria con un resultado global de 5-1, con una superioridad frente a este rival pocas veces vista. Un quintuplete o ‘quintete’ en año natural, solo lo había logrado antes el Ajax 1972/1973):

A la espera de la presente temporada donde queda todo por disputar. Llega el Barcelona y lo hará con miedo, porque sabe que el Madrid campeón ha vuelto, o mejor dicho, que sigue ahí, porque nunca se fue.

 

Un pensamiento en “Real Madrid, Pentacampeón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *