El Real Madrid vuelve a ganar en el Allianz Arena

Decía Zidane en la rueda de prensa que el Real Madrid no se caga en los pantalones. Y así fue, aunque durante gran parte el partido el Bayern puso todo para que así fuese. La primera parte fue de claro dominio bávaro, sobre todo con el 1-0, que encontró al Real Madrid sufriendo, como por otra parte solía ser normal en Alemania.

El guión esperado con el Bayern volcado absolutamente en ataque. Tanto que Heynckes salió con todo. Prácticamente un plan inicial con 5 jugadores netamente ofensivos como Lewandoski, Robben, Ribery, Muller y James. Un plan que cambió con la lesión de Robben, y que creo que le dio más estabilidad a los alemanes con la presencia de Thiago. A partir de ahí el Bayern dominó por fuerza bruta y por las ganas acumuladas de este año y de años previos.

Y el Real Madrid aguantó también con todo, con la fuerza mental de este año y la de años previos, con la experiencia que te dan muchas eliminatorias de Champion. Fue así como el Real Madrid pudo empatar con un buen tiro de Marcelo, antes de acabar la primera parte. Un 1-1 que cambiaba absolutamente el guión.

La segunda parte fue un guión similar, pero esta vez con el Real Madrd golpeando con más fuerza al contragolpe. A falta de Cristiano Ronaldo, que si bien no apreció con un gol si destacó especialmente en labores defensivas y con un precioso gol anulado, apareció Asensio. Un chico nacido para las citas grandes. Costó 3,5 millones que solamente por eso justifica toda la política de fichajes del club. Suyo fue el 1-2 con una gran combinación con Lucas Vázquez. Otro meritorio.

Dbp_4p3W4AM6I-X

El partido acabó con el Bayern de Munich absolutamente volcado y con el Real Madrid achicando balones como los mejores equipos italianos. Un ejercicio de sufrimiento absolutamente indispensable si se quiere ganar la Champion.

El resultado no esconde cierta fragilidad defensiva, normal también ante un equipo de la potencia del Bayer. Con un Ribery estelar, el Bayer se marcha pensando que a pesar de haberlo merecido y haberlo puesto todo, se va con otra derrota. Son ya tres consecutivas en el Allianz Arena contra el Real Madrid. Casi nada. Una goleada en semifinales, 0-4, el 1-2 del año pasado y otra vez el mismo resultado.

Son tres victorias ante uno de los top 3 de Europa, por resultados en Champion y por dominio en su liga. Esta es la primera derrota de este Bayern de Munich en competiciones oficiales pero tampoco habían perdido previamente ni el PSG ni la Juventus en su casa

Habla muy bien del ciclo victorioso de este Real Madrid y también del ciclo del Real Madrid en estos últimos años. El PSG no perdía en casa desde el 20 de marzo de 2016. La Juve no perdía en casa desde el 10 de abril de 2013. El Bayern no perdía en casa desde el 12 de abril de 2017 Tres campeones de sus ligas, que han visto como el club blanco revienta sus récords.

El Real Madrid está a 90 minutos de su tercera final consecutiva y la cuarta en cinco años. Casi nada. 90 minutos en los que habrá que sufrir casi seguro. Pero si algo ha demostrado este equipo ja sido la capacidad de competir y por tanto de sufrir. Y eso más un gran talento es lo que hacen del Real Madrid un equipo de leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *