Un RMB de superhéroes

El Real Madrid se clasificó para la Final Four por sexta vez en los últimos ocho años, algo que cualquiera que haya seguido la sección parecía imposible en años anteriores. En las últimas 6 ediciones, solo dejó de clasificarse en el 2016, cayendo ante el Fenerbahce. Del resto de ediciones, se logró un título europeo y se cayó en las otras ocasiones.

Ese es el balance de Pablo Laso desde que tomó las riendas del Real Madrid. El viernes completó otra gesta, esta vez la de remontar el factor cancha ante el siempre duro y competitivo Panathinaikos. Se sabía que la tarea sería complicada, pero pareció mucho más difícil cuando el Real Madrid cayó por más de 20 puntos en un partido calamitoso.

El 1-0 a favor pero sobre las malas sensaciones cambiaron por completo tras un gran segundo partido. El vestuario blanco se conjuró para sacar la eliminatoria, sabiendo que ese partido era clave.

Tocaba la vuelta en el palacio, dos partidos para sentenciar la eliminatoria y evitar un regreso a Grecia que sería más que infernal para los blancos. Había que hacer los deberes y ganar primero el tercero y luego el cuarto.Y así ha sido.

El cuarto partido ha mostrado una de las grandes virtudes de este equipo, gran corazón y mucho carácter.Han sido casi los mismos protagonistas de hace varios años, sobre todo los veteranos, los encargados de liderar al equipo en estos momentos tan delicados.

El increíble Llul, el titán Ayon, el gladiador Reyes, el pistolero Carrol, y Doncic, el niño maravilla. Estos cinco magníficos, cinco superhéroes, lideraron al equipo en un gran partido, que si bien pudo haberse resuelto mucho antes, hubo que esperar hasta los minutos finales.

2321263-48324035-2560-1440

Con esos argumentos y con la aportación del resto de la plantilla, se presenta el equipo contra el rival mas difícil, el Cska de Moscú, el monstruo final, al que sin embargo hay que ganar para presentarse en la final. Los moscovitas son el equipo más regular en Europa desde hace 15 años. Con 14 participaciones, su problema no es llegar a esta fase, sino culminarla, habiendo ganado solamente 3 ediciones.

Por trayectoria, plantilla y presupuesto este año también son los favoritos, pero eso no basta, y menos teniendo al Real Madrid enfrente. Los blancos se enfrentan también a sus propios fantasmas y parte de la afición exige otro título, sin valorar quizá, la enorme dificultad de conquistar una Euroliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *