Análisis de la política de jóvenes del Real Madrid

Desde hace varias temporadas, el Real Madrid prácticamente solo ficha a jugadores jóvenes, la mayoría de ellos desconocidos para el aficionado, sin consagrar, con apenas unos pocos partidos en las máximas categorías del fútbol.

Esta política está alejada de la que impuso al principio de sus mandatos Florentino de fichar a los mejores, a costes elevadísimos. Jugadores que venían en la mayor parte de las veces con el balón de oro debajo del brazo.

b481dc6686650560c2c7c018d4fd662e

El giro no es casual ni caprichoso y en diversas ocasiones ha sido explicado por el presidente del Real Madrid como una necesidad ante la nueva realidad del mercado. Con clubes con capital infinito como el PSG o el City y con el incremento de derechos de la Premier, la política de fichajes y de salarios ha sido una obsesión del Real Madrid.

A continuación dejo un análisis de todos los fichajes de jugadores menores de 22 años, efectuados en las últimas 12 temporadas. Se han incluido solamente aquellos cuyo coste superó 1 millón de euros y se han tomado datos aproximados de coste de la prensa  y de su valor en  la web Transferdemarkt.

Captura de pantalla 2018-12-29 a las 20.20.24Están marcado en azul jugadores que se ficharon en su día y que hoy siguen en la plantilla. Todos ellos menos Asensio, han sido pilares de los éxitos del Real Madrid de las 4 Champions en 5 años. Jugadores como Marcelo, Varane o Casemiro eran jóvenes semidesconocidos en su día, apuestas del Real Madrid, fichados a coste bajo comparado con el rendimiento tan extraordinario que han dado. Otros como Benzema o Isco si tenían mayor cartel y de ahí su coste en torno a 35 millones de euros. Y luego está el caso de Asensio, cuyo valor se ha multiplicado con respecto a su coste de apenas 3 millones.

A excepción de Asensio, ninguno de estos fichajes estaba enmarcado en la política de fichar a los mejores jóvenes, pero ponen de manifiesto que en estas ocasiones el Real Madrid acertó y compensó con creces el coste del fichaje. A estos casos habría que añadir jugadores como  Sergio Ramos o Robihno, fichados en la temporada anterior. El sevillano tuvo un coste  de 27 millones de euros y comparado con el rendimiento que ha dado en estas  temporadas parecería ridículo. Y por el brasileño se pagaron 24 millones de euros y se vendió al Manchester City casi por el doble.

robinhoysergioramos

En el gráfico están marcado en verde y en rojo los fichajes de jóvenes que ya no están en el club. Los primeros son jugadores que se vendieron a mayor precio del que costaron. Algunos como Ozil o Higuain dieron además de un buen rendimiento económico, rendimineto deportivo.  

El gráfico recoge el total de beneficios (precio de venta menos precio de compra) y las pérdidas o ganancias de todas esas operaciones, con dos cantidades: +62 y -55 respectivamente. Dentro de los fichajes que no resultaron, operaciones como la de Gago o Drenthe, jugadores que habían ya destacado en sus clubes pero que no cuajaron en el Real Madrid. Otros como Sergio Díaz, un joven delantero paraguayano tuvieron mala suerte con las lesiones y otros como Lucas Silva simplemente no eran para un club como el Real Madrid. En la mayoría de esos casos, el coste de venta incluido no es el total puesto que habría que incluir costes de cesión o de derechos futuros como con Garay.

He incluido en este campo el fichaje de Markannen, un delantero que se fichó para el Castilla por algo menos de 3 millones, y que además no cumple el requisito de menos de 21 años. Su fichaje contrasta con la política actual, de fichar talento claro, jugadores que sobresalgan claramente en sus categorías.

Por último, están los jugadores fichados  en las últimas tres temporadas. He señalado con el color naranja aquellos jugadores que ya no son promesas, con edades superiores a los 22 años, como son Ceballos, Odriozola y Kovacic. En estos tres casos, son jugadores que ya han demostrado su nivel para jugar con el Real Madrid.

Probablemente todos ellos irán incrementado paulatinamente su valor de mercado. Teniendo en cuenta que el tope suele ser a una edad comprendida entre los 28 y los 29 años, a los tres les queda mucho por crecer. Como en el resto de casos pueden ser jugadores que aporten un valor deportivo al club, o económico, a través de una venta. Pero en este caso, ya sabemos que con ellos el Real Madrid lejos de perder dinero, lo va a ganar.

Y por último están los jugadores en color amarillo; jugadores fichados jovencísimos y todavía hoy por debajo de los 21 años. Muchos de ellos muy destacados en su categoría pero a día de hoy por descubrir su rendimiento en un equipo de superélite como el Real Madrid.

Dentro de este grupo de jugadores fichados en edad juvenil hay tres jugadores cuyo coste no superó los 5 millones: Vallejo, Odergard y Valverde. En el caso del central aragonés las lesiones han impedido que pueda demostrar si tiene nivel o no para el club. Posiblemente tendrá que salir cedido y lo tendrá complicado para volver. Y en el caso del noruego y de Valverde son dos jugadores que ya han demostrado su talento y que aunque necesitan muchos minutos, probablemente se revaluarán mucho en los próximos años.

Actualidad_338727616_97501541_1024x576

Respecto a los dos brasileños, Rodrygo y Vinicius, su coste es muy superior al de otros fichajes parecidos por edad, teniendo en cuenta sobre todo su rendimiento, alejado de fichajes como Benzema o Isco que habían demostrado ya su nivel en equipos de primera. No obstante, ambos han sido titulares en sus equipos brasileños y su potencial para tan grande como para justificar en parte ese gasto.

Y aquí el gran problema es distinguir el talento antes de que esos jugadores exploten definitivamente en otros clubes y su valor se multiplique. El ejemplo más paradigmático es Mbappé, hoy con un valor de 200 millones y al que probablemente se podría haber fichado con 16 o 17 años por 50 millones. Pero hay más ejemplos de jugadores que jugaron 2 temporadas en Europa y rápidamente incrementaron su valor, como puede ser James.

Tanto en esos casos como en el de Lunin o Theo por los que también se han pagado cantidades superiores a los 5 millones, parece  complicado que el club vaya a perder mucho dinero. Son jugadores jóvenes, con mercado, que incluso en el caso de Theo, que ahora mismo no parece que valga los 30 millones pagados por él, si pueden hacerlo en el futuro.

En definitiva, es una política que en años pasados ha dado frutos y que se espera que se de en los próximos años en los cuáles el Real Madrid va a tener que afrontar un cambio de ciclo sin poder hacer los grandes dispendios económicos del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *