Lomu: uno de los grandes del rugby

Lomu es el primer recuerdo que tengo del rugby. Nunca me llegué a conectar completamente a ese deporte, quizá por falta de medios que lo diesen en ese momento, pero siempre he asociado la imagen del jugador neozelandés al mismo.

 


El anuncio de su fallecimiento a los 40 años es una triste noticia para todos los amantes del deporte. Pocas veces fallece un deportista de manera tan temprana, aunque Jonah Lomu arrasta ya graves problemas renales que le habían obligado a retirarse.

Suyas fueron las primeras grandes galopadas para el recuerdo televisivo actual. A imagen y semejanza de otro gran fenómeno de la época, Ronaldo Nazario, su figura potente y habilidosa corriendo quedará para siempre grabada. El fenómeno Lomu no se puede entender sin conocer que era capaz de correr los 100 metros en menos de 11 segundos, midiendo 1,96 y pesando bastante más de 100 kilos. Un portento físico sin duda.

El mundial de rugby de Nueva Zelanda

Mientras en Inglaterra, Francia o Nueva Zelanda se cuentan con expectación los días, ya casi horas, que faltan para que comience el mundial de rugby, en España es difícil siquiera encontrar una televisión, no ya donde televisen los partidos, sino donde hablen de este evento que cada vez es más popular comercialmente en todo el mundo.

Un deporte que es nuestro país es como el baloncesto en Gran Bretaña o lo que era el fútbol en Estados Unidos hace muchos años, algo minoritario, sin seguimiento y sin importancia. Gran Bretaña, todavía con un serio deficit en baloncesto está potenciando este deporte al menos de cara a las olimpiadas, y Estados Unidos,  ha conseguido convertirse en un equipo competitivo en el fútbol. España todavía tiene mucho trabajo que hacer en el rugby y va a ser difícil figurar en los próximos años entre los mejores.

Mientras tanto, nos tenemos que conformar con seguir este evento desde lejos. Un acontecimiento apasionante con una lucha de hemisferios entre los tradicionales europeos, principalmente Inglaterra, Francia, Gales, Escocia e Irlanda y los tres gigantes sureños con Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Especialmente temible este último que históricamente presenta siempre  equipos muy potentes y que juega además esta vez en casa.Un hecho que sin embargo no asegura nada ya que desde su creación en 1987 ningún equipo ha ganado en su casa, a excepción de la propia Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Precisamente, esa victoria de Sudáfrica ayudó a popularizar un poco más este deporte y a garantizar una emoción y suspense que hace que selecciones teóricamente inferiores se opongan a rivales mucho más fuertes y preparados.  Así, de la mano del genial Wilkinson, Inglaterra ganó en el 2003 un mundial en Austrlia, venciendo a los locales 20 a 17 y también hizo lo propio Sudáfrica apoyado desde la distancia por Mandela (El factor humano de Carlin e invintus hablan de ello)

Este año, parten como favoritos los del sur, que hasta ahora se han impuesto en todas las ediciones, excepto en la mencionada del 2003 donde ganaron los ingleses. Aunque en el rugby como en el resto de los deportes las sorpresas ocurren. Lo que no ocurrirá es que España tenga opciones de ganar porque está muy lejos de poder clasificarse. Espero que la sorpresa futura sea poder ver la camiseta roja y amarilla en un mundial de rugby aunque mucho me temo que tendremos que esperar muchos años y décadas sino siglos hasta que la selección se alce con un mundial.

Es posible el sueño de un equipo de rugby nacional de primera

Si ya sé, que España tiene un equipo de rugby, pero a diferencia del resto de deportes de equips en los que España siempre destaca, o al menos es competitiva, en este caso se trata de una selección de segunda fila. Tiene mérito, eso sí, porque a pesar de que no están en la primera línea de fuego han logrado hacer un equipo con la poca base que tiene este deporte en nuestro país, muy alejado de Francia de Inglaterra.

Pero más que de España, quería hablar de la selección italiana de rugby como ejemplo a seguir. No han ganado el VI nacionaes ni ganarán el mundial con toda seguridad pero han dado un paso adelante tras ganar hace dos semanas a Francia en un partido mítico en el Olimpico de Roma y tras haber sido nominado recientemente uno de sus jugadores, Masi, como MVP del torneo. Todo un premio para una selección que acostumbra a ser siempre la última y a no destacar.

Tras estos dos eventos el país se ha volcado con la selección y los propios jugadores empiezan a creer en sus posibilidades. Una evolución de su rugby que ya de por sí es bastante superior al español. Y es que Italia es historicamente una nación competitiva en la mayoría de deportes colectivos. Además de fútbol y baloncesto hay una cultura importante en deportes como el volleball o el waterpolo.

En todo caso, el objetivo para España debe ser escalar poco a poco posiciones en el rugby mundial , intentando empezar desde la base, atrayendo a los jóvenes a este deporte pero también intentando atraer el dinero prefesionalizando el deporte. Si se realizan estas dos acciones podremos ver en un futuro no tan lejano una selección de rugby española en el mundial, compitiendo(difícil de tu a tu) contra los mejores.

Motivos por los que el rugby debería ser olimpico

Hoy vuelve el Torneo 6 naciones. El rugby es quizá uno de los deportes que mejor representa los valores del olimpismo. Se trata sin duda de un deporte duro pero noble al mismo tiempo. Y es noble porque sus jugadores cumple estrictamente lo estipulado por el árbitro sin intentar hacer trampas, cumpliendo siempre una norma no escrita de respeto al rival y a los árbitros. Tanto es así que es uno de los aspectos más populares del rugby es el llamado tercer tiempo, en el que jugadores rivales comparten cervezas tras el partido.

Se tiene a veces la impresión equivocadísima de que el rugby es un juego tosco y bruto cuando es precisamente todo lo contrario, un juego táctico que requiere mucha inteligencia. Y sí, también requiere un gran estado físico y mucha fortalece, pero qué deporte no lo requiere.

Por desgracia, en España el rugby no tiene el predicamente que si tiene en países como Francia o Inglaterra. Allí los partidos son auténticas fiestas que congregan a miles de aficionados. Ambos países junto con Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia representan la élite del deporte.

A pesar de ser un deporte practicado por miles de personas y pesar de tener todos los elementos necesarios ara ser un deporte de masas paradójicamente no es un deporte olímpico. Supongo que no lo es por la propia indisioncracia del Olimpismo y también porque hay quizá demasiados deportes.

En todo caso, no deja de ser un atentado contra el buen gusto y contra el deporte que el rugby, un deporte de equipo por excelencia con los valores ya mencionados y que además tiene un alto componente de espectacularidad, no tenga cada cuatro años su respectivo homenaje en las Olimpiadas.

Confiemos en el futuro juicio de los dirigentes..

El VI Naciones, el torneo más antiguo del mundo

Comienza este fin de semana el torneo deportivo más antiguo del mundo, el VI Naciones Cuando a uno le hablan del año 1871 se imagina casi a un grupo de salvajes prácticamente algo parecido a un deporte. Y sin embargo, 140 años nos separan del primer partido del futuro VI naciones entre Inglaterra y Escocia. Curiosamente son los ingleses los creadores de muchos de los deportes en los que luego pierden su protagonismo inicial.

Torneo VI naciones

Torneo VI naciones

En este caso concreto lo han compartido primero con sus países vecinos: Irlanda y Gales y después primero con Francia en las primeras décadas del siglo XX y recientemente con Italia, el rival más débil de los seis.

Este torneo que vendría a ser una especie de Eurocopa que reúne a los mejores equipos europeos que no mundiales, que suelen ser Nueva Zelanda,Australia y Sudáfrica, tiene el encanto de las viejas tradiciones.

Así, se disputan cinco partidos, dos en casa y tres fuera o al revés, en función del año. El que gana más puntos es el ganador como es obvio. Tiene sin embargo el torneo otros tres premios más simbólicos que otra cosa:

El Gran Slam: cuando algún equipo logra ganar todos los partidos.

La triple Corona: para aquel equipo británico que logra vencer a los otros tres

La cuchara de madera: para el equipo que no gana ningún partido.

El domino francés de los últimos años lo rompió en el 2010 una sorprendente Irlanda. Los pronósticos para este año no los tengo claros porque apenas he seguido la evolución de los equipos. Si puedo decir con total seguridad que España no ganará. Uno de los deportes pendientes de nuestros países tras los éxitos en fútbol, baloncesto, balonmano, fútbol sala o tenis.

Esperemos que este torneo sirva para incentivar a los patrocinadores a invertir en un deporte ciertamente entretenido, de gran intensidad y con un alto grado de estrategia.

Rugby , un deporte de moda

Por desgracia el rugby no es muy popular en España. Es cierto que está creciendo la afición y quizá lo haga más aún después del tirón que está teniendo la película Invictus que muestra un deporte duro, estratégico y sobre todo apasionante.

El rugby  es el deporte rey en países como Sudáfrica o Nueva Zelanda, pero también es un deporte destacado en países como Inglaterra o Francia.

Lo primero que quiero señalar es que el rugby en nada se parece al fútbol americano. Si acaso en la forma ovalada de la pelota y poco más. Ni el campo tiene las mismas dimensiones; ni el mismo número de jugadores ;ni por supuesto las mismas reglas.

La principal diferencia y a su vez característica del rugby es que el balón solamente se puede pasar hacia atrásL, excepto en las patadas. Solamente ese aspecto hace que se trate de dos deportes absolutamente diferentes.También lo hacen diferentes las protecciones usadas en el fútbol americano.

De hecho ambos deportes provocan enconados conflictos entre los seguidores de unos y otros.Personalmente los considero igual de espectaculares y compararlos es como tener que elegir entre el balonmano y el baloncesto.

Como decía, en el rugby el pase a la mano se realiza hacia atrás lo que provoca que todo el equipo tenga que estar pendiente de dar una salida al compañero. Como normalmente no es posible correr sin que tarde o temprano te plaque un rival, lo normal es que los compañeros corran junto al que lleva la pelota para poder recibir un pase. La situación provoca que se forme una especie de abanicos en la que los jugadores se colocan escalonadamente mientras corren a la espera de recibir el pase.

El rugby lo juegan 15 jugadores aunque existe una modalidad de rugby a 7 bastante espectacular.  De esos 15 jugadores, 8 son denominados delanteros, un término que nada tiene que ver con el del fútbol. Estos son los jugadores normalmente más grandes y altos del equipo encargados de ir al choque . Los otros 7 son jugadores más rápidos y explosivos que se encargan de romper las líneas del rival por velocidad. El que dirige este ataque suele ser el 10 o medio apertura.

Los partidos de rugby son partidos de mucho desgaste físico, no sólo por el contacto sino por el tamaño del campo y también por la duración del partido, de 80 minutos.

Existen muchos más conceptos, como melé o saque lateral que contribuyen a la espectacularidad del juego pero que serán objeto de futuros post.

Firma invitada: Inglaterra-Francia, el rugby más antiguo

Este jueves tengo el honor de presentar un artículo de mi buen amigo y gran conocer del deporte, el moreno. Fútbol, tenis, fútbol americano, da igual, cualquier deporte es buen para saber un poco más de él. Hoy nos acerca un poco más al rugby, desde la mejor perspectiva posible: la rivalidad anglo-francesa.

Emblemas de Francia e Inglaterra en rugby

Emblemas de Francia e Inglaterra en rugby

________________________________________________________

Una de las grandes rivalidades que existen entre naciones es la de Francia e Inglaterra. Esta rivalidad histórica tiene su origen político social desde el año 1066 cuando Guillermo “El Conquistador” se adueñó de Inglaterra luego de ganar la Batalla de Hastings. Desde esa época, han ocurrido cientos de Guerras entre las dos naciones por la supremacía del continente e incluso fuera del mismo. En épocas más recientes esta “guerra” se ha vuelto un pique constante y se ha trasladado al deporte. Cuando hablamos de rugby, un Francia vs Inglaterra son palabras mayores, es como hablar de un Real Madrid vs Barcelona, un Milán vs Inter o un Boca Juniors vs River Plate. Son enemigos irreconciliables.

Las semanas previas al encuentro siempre se da una batalla de declaraciones mostrando el odio de uno por el otro. Existen frases míticas como la que implica que la prueba irrefutable de que el hombre viene del mono es ver jugar a un inglés al rugby. El segunda línea francés Sebastian Chabal declaraba que a pesar de jugar en el campeonato inglés y que aunque no jugaba para lastimar a un compañero, “que nadie espere favores”. En términos un poco más fuertes se refería Harinordoquy que decía “mi padre me enseño a odiar tanto a los ingleses como ellos nos odian a nosotros”.

El primer “Le Crunch” como se le llama a este encuentro se realizó un 22 de marzo de 1906, en el Parque de los Príncipes en Paris, el resultado fue un aplastante 35-8 a favor de los ingleses. Desde ese entonces se han enfrentado 92 veces, con un saldo favorable a los ingleses, 50 triunfos, 35 derrotas y 7 empates. Destacando las victorias inglesas en las semifinales de la Copa del Mundo del 2003 y sobre todo la victoria en territorio francés en las semifinales de la Copa del Mundo en 2007.

Así se vive siempre un Inglaterra – Francia. Sin embargo, en este último partido se enfrentaban una de las peores selecciones Inglesas de la Historia contra un XV de Francia en transición y en búsqueda de la nueva generación. Pero en un clásico como estos poco importa quién se presente mejor y quien peor, solo importa el orgullo, la dignidad y el “odio” que se profesan las dos selecciones. Inglaterra este año ya no lucha por nada, pero el simple hecho de derrotar a Francia y hacerle perder todas sus posibilidades de optar al título en el VI naciones les ha dado una motivación extra.

Los clásicos nunca tienen lógica y esta vez no fue la excepción, el XV de la Rosa aplastó al seleccionado francés, extendiendo su hegemonía.

Rugby, ¿el deporte del futuro?

Aprovechando que este fin de semana comienza el seis naciones de rugby, para los no entendidos, una especie de mini campeonato de Europa entre las mejores selecciones: Inglaterra, Gales, Escocia, Irlanda, Italia y Francia, me gustaría comentar algunos aspectos de este noble deporte.

Seis Naciones

Seis Naciones

El rugby es uno de los deportes más antiguos, y aunque su fecha de creación no está clara, es seguro que ya se practicaba a mediados del siglo XIX. Además, es un deporte que representa como pocos los valores olímpicos: respeto (al adversario y al árbitro), entrega y lucha, juego en equipo…

De hecho, el respeto es un valor comúnmente atribuido al rugby, y que culmina con el llamado tercer tiempo entre los dos equipos, donde se comparte comida y bebida ( en ocasiones demasiada…). En los partidos, además rara vez se discuten las decisiones arbitrales y existe respeto del público. Estamos hablando seguramente de uno de los deportes más nobles, practicado por “señores”. Al respecto, es muy conocido el siguiente dicho británico: “el fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros”.

Además de los famosos placajes, el rugby tiene una complejidad táctica importante, en tanto en cuanto los jugadores deben pasar el balón hacia atrás para evitar el fuera de juego. Se aúnan pues, jugadas espectaculares de pura fuerza con grandes ataques “a la mano” que cuando son realizados a la perfección acaban en ensayo, con jugadas que incluyen patadas. Son  muchos factores a la vez, incluyendo “el factor gol”, en este caso, ensayo, que hace que se trate de un deporte muy bonito de ver.

La espectacularidad de este deporte y su progresiva profesionalización es lo que me induce a pensar que se trata del deporte del futuro. Es sin duda el deporte rey en países como Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda, y un deporte de masas en las Islas Británicas,Francia o Argentina, por detrás del fútbol eso sí.

La presencia del medio apertura Wilkinson en su día con la selección inglesa, y la victoria de Inglaterra en la Copa del mundo del 2003 hizo que el rugby rebasase audiencias, en uno de los mejores mundiales de la historia. La figura de Jonny Wilkinson trascendió a la opinión pública como el mejor jugador del momento. En ocasiones, la presencia de figuras únicas, como lo fue Michael Jordan, o Aiton Senna , con un carisma especial y un talento fuera de lugar, sitúan a determinados deportes en el mapa  mundial.

 Jonny Wilkinson jugando con Inglaterra

A file picture of England’s Jonny Wilkinson kicking a penalty during the Quater-final 2 match in the Rugby World Cup 2011 against France played at Eden Park, Auckland, New Zealand, 08 October 2011. Wilkinson has announced that he is to retire from international rugby. Wilkinson played in 91 matches for England during which he scored 1,179 points and six tries. He was most famed for his kicking ability though, and he made 162 conversions, 239 penalties and 36 drop goals.EPA/KIM LUDBROOK

Digamos que las gestas de determinados deportistas se amplifican por la prensa, y con ellos el deporte que representan. Por eso, es tan importante para el rugby la presencia de jugadores sobresalientes como Wilkinson o Johan Lomu. Tanto ellos como las grandes jugadas son las que consiguen enganchar al público que desconoce ese deporte. Por hacer un símil futbolísticos, te guste o no el fútbol es difícil no admirar la maestría de Messi. De igual manera, para el que ve el primer partido de rugby, debería resultar espectacular ver una carrera de Lomu o un kick de Wilkinson.

Este auge del rugby ha llegado incluso a España, que ha visto como se han incrementado el número de licencias y clubes. El problema es que incluso con el acuerdo firmado entre el Real Madrid con el CRC no se ha aprovechado lo que debería. El Real Madrid que tuvo incluso un equipo de rugby campeón en el pasado no ha publicitado esta sección lo suficiente. De hecho no hay una sección en la web ni se informa de entradas ni otros eventos a los socios.

De hecho hace no mucho se disputó el partido entre el CRC contra Hospitalet, en lo que era un derby entre primero y segundo, y no fue televisado. Seguramente habría sido una gran oportunidad para enganchar a aquellos aficionados que no conocen demasiado el deporte pero que ven en él el atractivo que vemos el resto: velocidad y dinamismo junto con la dureza y nobleza que comentaba anteriormente.

En definitiva, el rugby tiene todos los ingredientes para convertirse en un deporte de masas a nivel mundial. Quizá con futuras participaciones en las Olimpiadas se logre su total reconocimiento como uno de los deportes colectivos más apasionantes

Los deportes más duros

El deporte de élite es exigente por definición, y de hecho muchos profesionales acaban sus carreras con más de una lesión o dolor crónico. Es el resultado de carreras de 10 o mas años al máximo nivel, llevando el cuerpo al límite.

Esto vale para casi todos los deportes, y luego están los que yo califico como deportes realmente duros. Teniendo en cuenta como factores la exigencia física de los jugadores y la probabilidad de lesiones musculares y traumáticas también.

Entre todos los deportes destaco 4 como los mas duros: el hockey sobre hielo, el fútbol americano, el rugby y el balonmano.

Los dos primeros se juegan con protectores de todo tipo, desde cascos,hombreras,espinillas,incluso las hueveras. El hecho de llevar estar protecciones no le quita nada de dureza, ya que sin ellas sería imposible practicar estos deportes.Y con ellas se atenúan los golpes y placajes.

fútbol americano

Tremendo placaje en un partido de fútbol americano

Futbol americano: se trata de un deporte tremendamente físico, que castiga sobre todo el cuello y la espalda, aunque se producen lesiones de todo tipo. Hay muchos casos de grandes jugadores y promesas que no lo pudieron ser por las lesiones. Los placajes a los receptores se producen a gran velocidad y suelen espectaculares mientras que los quarterbacks se llevan pocos golpes pero muy duros, ya que los realizan normalmente los hombres de la línea defensiva principal(defensive tackle,defensive end o linebackers) que son muy pesadas pero lo suficientemene rápidos.

Hockey sobre hielo: se requiere una gran destreza para esquivar los golpes de los defensas, sobre todo contra las paredes del ring. Además del componente físico están las famosas peleas entre jugadores.En mi opinión innecesario porque es un deporte suficientemente atractivo en sí mismo como para necesitar de este tipo de espectáculos que nada tiene que ver con el espíritu deportivo.

Son dos deportes que dejan secuelas físicas cuando se practican a alto nivel, y en algún caso se han visto desgraciados accidentes que también ayudan a incrementar la mala fama de estos deportes. Como comentaré en algún otro artículo, ambos deportes tienen un alto componente táctico y merece la pena seguirlos.

En cuanto a los otros dos deportes, ninguno de los dos se practica con protecciones más alla de las típicas rodillas y demás ayudas para las articulaciones.

El balonmano: es un deporte muy duro pero en ningún caso violento.La dureza viene provocada sobe todo por dos factores: uno,la fortaleza física de los jugadores que a nivel profesional son auténticos “armarios”, midiendo como mínimo 1.80, el más bajo; y por otro lado, el concepto defensivo que permite dar empujones y parar al adversario como sea, penalizando gravemente solamente los golpes dirigidos por encima del cuello (existen como es obvio más reglas pero lo he simplificado). Se trata sin duda de verdaderos atletas que combinan la fuerza física necesaria para recibir golpes con una gran potencia,velocidad y capacidad de salto.

El rugby: un deporte que por razones desconocidas no ha alcanzado la categoría de olímpico y del que se dice que es uno de los deportes más nobles. Es cierto que se trata de un deporte muy duro, pero que tampoco es violento.De hecho los jugadores son “caballerosos” normalmente con el respeto a las normas y a los árbitros. La dureza viene provocada sobre todo por la propia dinámica del juego que permite placar a los jugadores para pararles.Como es obvio resulta bastante duro recibir los placajes de verdaderas locomotoras, grandes físicamente a la vez que tremendamente fuertes y veloces.Y luego claro está, surguen los golpes en las narices,orejas,cabeza,etc.. que en más de una ocasión provocan pequeñas brechas.

Son los 4 deportes, como he dicho, que para su práctica profesional requieren una especial dureza, pero no por ello dejan de ser deportes dignos de ser seguidos.Además  tienen acciones de velocidad realmente espectaculares.

Desde este blog animo a los lectores a que si tienen una oportunidad le dediquen un rato.