A vueltas con el VAR: Relaño opina

Dice hoy Alfredo Relaño (le leo para saber que opina el enemigo), que no le gusta el VAR, que al menos antes se tenía la excusa de que el árbitro se equivocaba porque tenía que decidir en décimas de segundo. Ya no utiliza la excusa de que el VAR supone algunos minutos para tomar decisiones críticas, que también, sino que se aferra al estruendoso error de interpretación que tuvo el otro día el árbitro durante el Alemania-Chile.

Ante un codazo flagrante de un jugador chileno y tras ver el VAR, el árbitro decidió sacarle solo la tarjeta amarilla. Todos los telespectadores vimos una roja de manual, como en tantas otras agresiones, pero el árbitro debió ver otra cosa. Eso, o prevaricó ante el miedo o vaya usté a saber cualquier otro motivo. En todo caso, un error grave. Pero al menos, el VAR le dio la oportunidad de rectificar su error inicial de no ver ni siquiera el codazo.

img_lbuxeres_20161214-141704_imagenes_lv_terceros_var_2-k3jB-U412617047118scG-992x558@LaVanguardia-Web-696x391

Eso es lo que significa esta nueva tecnología, la oportunidad de rectificar, de corregir errores, de árbitros que por distintas circunstancias pueden no ver una acción determinada del juego o verla erróneamente.

Y hasta ahora, ha cumplido su función en la mayoría de los casos aplicados y ha evitado que suban al marcador goles injustos. Que por el camino los árbitros siguen cometiendo errores, es incluso normal, en tanto en cuanto ni el sistema está perfeccionado ni la tecnología es infalible ante la interpretación humana.

Pero miren, es tan fácil como sancionar al árbitro del partido Alemania-Chile sin volver a pitar un partido internacional por no saberse la norma o aplicarla mal intencionadamente. Además se puede solventar el posible criterio discrecional del árbitro, obligando a que la decisión sea tomada entre tres personas, los dos árbitros de la sala de arbitraje y el árbitro de campo. Y problema solucionado.

Otro de los problemas del VAR reside nuevamente en la discrecionalidad del árbitro en decidir cuando o no aplicar el videoarbitraje, estando sometido nuevamente a las presiones de los jugadores.  Y tenemos también la respuesta aplicando el criterio del fútbol americano: cada equipo puede reclamar dos jugadas por parte( o una o tres, es cuestión de analizar cuantas jugadas polémicas relevantes hay por partido) y si se equivoca pierde un cambio, por ejemplo, o como en el tenis, se queda sin reclamaciones. Y así, cuando los jugadores sepan que ha habido una jugada dudosa, lo único que tienen que hacer es pedírselo a su entrenador. Y además, el árbitro podría decidir a instancias de la sala de videoarbitraje, rearbitrar otras jugadas no solicitadas, cuando así se considere.

Miren, no es tan complicado aplicar la tecnología al fútbol. Y no es el primer cambio ni evolución que se ha hecho. Se trata solamente de querer progresar. Sí, ya se que se pierde la esencia del fútbol, pero ya me harté de ver como decenas de jugadas polémicas cada fin de semana, no se resuelven y estamos días con la TV, cebando esa polémica. O quizá a algunos les parece que se pierde poco tiempo cada vez que hay una jugada de este estilo y se monta un barullo de jugadores protestando. Y ahí sí, el árbitro, sin medios tecnológicos tiene que soportar una presión que ahora no tiene. Decide lel VAR y punto. Y a quien no le guste que no hubiese cometido la infracción.

Si ya, pero ya no podremos celebrar los goles igual. Otra tontería. La mayoría de los goles, diría que el 95% se producen legalmente y no hay ni faltas ni fueras de juego ni jugadas dudosas en su ejecución. El aficionado podrá seguir gritándolo sin miedo a que lo anulen. Pero a cambio, ese 5% de goles dudosos serán escrutados para evitar que suba de manera injusta al marcador. Si por el camino hay que deshacer la felicidad de millones de hinchas que cantaron el gol para que el resultado final del partido sea justo, creo que bien merece la pena.

Así que, háganme caso a mí y no a Relaño, que además de antiflorentinista y antimadridista es un tipo que necesita la polémica para vender panfletos, y lo último que le interesa es que el fútbol progrese.

El legado de Florentino Pérez

Florentino Pérez comenzó desde el pasado lunes su quinto mandato al frente del Real Madrid, en el que es sin duda su mejor momento como presidente del club blanco, y uno de los mejores de la reciente historia de esta centenario entidad.

descarga

Cuando Florentino Pérez comenzó hace ya 17 años se vislumbraba a un futuro dirigente ambicioso, con nuevas ideas y proyectos, que ha pasado del éxtasis y éxito al fracaso y después de nuevo al éxito. Así lo explicaba hace algunos años en tres post:  La comunidad de los galácticoslas dos torres y  el retorno. En aquella trilogía de hace 8 años, analizaba el pasado y el futuro de Florentino, sin tener en cuenta su último mandato, el que va de 2013 a 2017.

Sin duda alguna, este mandato ha sido el más sencillo y exitoso de todos para Florentino Pérez, conocedor ya de sus errores y aciertos y con el viento de cara esta vez. Al fin y al cabo, el modelo actual, de pleno éxito para el Real Madrid, no se aleja tanto de su modelo inicial, que sin embargo, fracasó, o al menos no triunfó en la medida esperada.

Aquel modelo se basaba en fichar a los mejores jugadores para asegurar no solo la competitividad deportiva sino también la económica, con fichajes mediáticos que proporcionasen ingresos en la misma medida que resultados deportivos.

maxresdefault

Dicho modelo requería del aporte por parte del club de canteranos, en una mezcla entre estrellas ya consagradas y jugadores más jóvenes, que permitía no solo una perfecta combinación deportiva, sino también económica, pues el modelo de canterano suponía un ahorro importante en fichajes.

La primerísima prueba fracasó no tanto por las estrellas: Zidane, Figo o Ronaldo, sino por la falta de canteranos de nivel, con “Pavones” como el propio Pavón, Raúl Bravo o Mejías que acabaron en equipos de media tabla hacia abajo. Y además ese mismo modelo quebró con la figura del entrenador, que nunca supo encontrar el equilibrio buscado.

paco-pavon-paro

Después de muchas pruebas, con entrenadores tan dispares como Pelegrini, Mourinho, Benítez o Ancelotti, parece que el equilibrio ha llegado con Zidane, que ha logrado hacer un equipo de record, con dos Champion League consecutivas y con unos éxitos deportivos que no se veían en décadas. Además se ha encontrado, esta vez sí, canteranos de nivel suficiente para la primera plantilla como Nacho, Morata, Carvajal, Lucas Vázquez o Casemiro.

Florentino-Perez-Madrid-Zinedine-Zidane_9990666

En paralelo al éxito en la gestión de la cantera, que no olvidemos que no es una ciencia matemática y tiene mucho que ver con el azar,Florentino Pérez ha modificado en parte la política de fichajes. Ya no parece necesario que cada año se fiche a una estrella de máximo nivel, que a veces puede provocar una descompensación de la plantilla, primando fichajes de jugadores quizá menos mediáticos, pero igualmente estrellas deportivas, como han resultado Modric o Kroos.

A esa nueva política se ha añadido la de rastrear el mercado en busca de jóvenes promesas, jugadores de entre 16 y 21 años, con futuro. Futbolistas fichados a precios aparentemente elevados (de 1 a 5 millones de euros). El objetivo detrás de esta política es contrarrestar el actual mercado de fichajes, altamente inflacionista, en el que equipos como Real Madrid o F.C.Barcelona, otrora protagonistas principales, son hoy actores secundarios, con menos capacidad financiera que cualquier equipo inglés, con derechos de TV que en el peor de los casos iguales a los dos gigantes españoles, o equipos como el PSG o alguno chino. Ya solamente el fichaje de Marco Asensio justifica esta política, aunque hay otros varios por llegar y quizá triunfar, como Valverde.

Esa capacidad de Florentino Pérez de entender hacia donde va el fútbol es lo que le distingue como un dirigente que en algunos años puede estar a la altura de Santiago Bernabéu. Al fin y al cabo, fue el primer gran mandatario del fútbol que entendió que los resultados deportivos iban unidos a los resultados económicos. Tan importante era levantar títulos como tener unas cuentas saneadas. Solo basta recordar como el Real Madrid de la séptima y la octava era un equipo quebrado económicamente pero exitoso deportivamente. Un club que a día de hoy sería incapaz de competir con los gigantes trasatlánticos ingleses o con los jeques y magnates que copan los principales clubes europeos.

Fue Florentino quien entendió el primero que siendo un club deportivo, los ingresos eran fundamentales para competir en el futuro. Hoy, el Real Madrid, es el club deportivo más exitoso del mundo (no solo en fútbol), con mayores ingresos que cualquier otro equipo de fútbol y fruto de ello ha sido capaz de atraer talento y a la largo títulos.

Y sin embargo, como he dicho anteriormente, el fútbol está cambiando, cualquier jugador mediano puede percibir un sueldo de 3 o 4 millones y ser traspasado a otro por cantidades que hace 5 años estaban reservadas a los cracks. Nos acercamos al modelo americano con límite salarial, grandes contratos y traspasos y es necesario adaptarse.

Y nuevamente Florentino lleva años planificando este cambio y por eso hace tiempo planeó un nuevo estadio, que genere más ingresos y una ciudad deportiva, con los inmensos terrenos en Valdebebas, en la que sigue proyectando su viejo sueño de crear un parque temático pero en vez de Disney del Real Madrid. Un sueño más, una aparente locura de presente, pero que quizá en el futuro sea algo común en muchos clubes. Florentino ya ha demostrado ser capaz de adelantarse a los tiempos, como Santiago Bernabéu, el primero que vio la Copa de Europa como una competición que provocaría gran interés y también un visionario en la creación de un gigantesco estadio.

2016101915362985904

Y no podemos olvidar el canal de TV Real Madrid, otra apuesta personal de Florentino, que es otro de los elementos que ayudarán al club a ser más competitivo, económicamente, pero también a transmitir su mensaje.

Florentino afronta este mandato con todo lo comentado, con posibles futuros fichajes tan atractivos como Mbappé y sobre todo con dos nuevos contratos de patrocinio que en breve estarán encima de la mes.

Uno de ellos tiene que ver con la pugna mundial entre Adidas y NIke por patrocinar a los principales clubes, que debería saldarse con un contrato histórico entre el Real Madrid y Adidas. Y el otro tiene que ver con el patrocinio en la camiseta, donde el Real Madrid también ha perdido fuelle en los últimos años.

En ambos casos, Florentino Pérez planea reventar la banca y aspira a convertir al Real Madrid en el club mejor pagado en ambos casos. No le faltan argumentos deportivos con las dos últimas Champion conseguidas ni tampoco le falta capacidad para ello.

Esos contratos que pueden reportar mínimo 200 millones anualesserán junto con el Nuevo Bernabéu, el pistoletazo de salida de Florentino para seguir convirtiendo al Real Madrid en el club de referencia.

Cristiano Ronaldo, órdago al Real Madrid

Cristiano Ronaldo se quiere ir de España; lo confirma un periodista como Liberman, muy cercano al Luso, más allá de la noticia de A Bola, que evidentemente es canal transmisor del entorno de Cristiano y cercano a Mendes.

El estado de cabreo de Cristiano Ronaldo responde a la acusación de delito fiscal comunicada días atrás, y en la que el Real Madrid ha respondido emitiendo un comunicado,confiando en el jugador y esperando que la justicia se pronuncie, sin más. Evitando campañas como el #todossomosmessi o respuestas públicas, el Real Madrid no se posiciona en un tema en el que solamente es la justicia la que determina la inocencia o culpabilidad del jugador.

1420395155_extras_noticia_foton_7_0

Cristiano Ronaldo, como cualquier ciudadano que tributa en España tendrá que responder ante Hacienda y el Real Madrid no puede más que asumir la presunción de inocencia del jugador, hasta que se demuestre lo contrario. Pero no puede ir más allá.

Hay aquí dos posiciones claras y las dos comprensibles:

1) La del Real Madrid. Como institución neutral políticamente no puede ni debe poner en duda la actuación de la fiscalía ni de la justicia en general. Le pueden gustar o no las decisiones, pero no dudar de ellas. Por tanto, el comunicado ya es en sí un apoyo, e incluso un exceso. Lo otro sería el ridículo de #todossomosmessi o cristiano, al que yo como madridista y contribuyente me niego en redondo.

2) La de Cristiano Ronaldo. Entiendo que el jugador se sienta molesto si efectivamente es inocente. Se le pone al mismo nivel que una persona ya juzgada y sentenciada como Messi. A ninguno nos gustaría vernos acusado de un delito que no hemos cometido. Entiendo perfectamente su frustración, porque es recurrente. Y es fácil atacarle y de hecho se lleva haciendo desde que fichó por el Real Madrid. Mientras que por ejemplo, con Suárez o Neymar se bajó la presión con sus actuaciones, con Cristiano o cualquier otro (la hernia de Bale) se subió la presión.

Dicho lo cuál, Cristiano ha elegido al enemigo erróneo; que desde luego no es el Real Madrid. A él le gustaría como a mí también, un Real Madrid más belicoso, más agresivo, que ataque a sus enemigos de frente. Pero Florentino desde hace mucho ha demostrado otro tipo de comportamiento, menos frontal. No es Santiago Bernabéu que decía auténticas verdades. Y tampoco es aquella época. Ahora cualquier declaración altisonante tiene una repercusión brutal, aunque es cierto que a ciertos personajes del Barcelona se le permiten.

Real-Madrids-Portuguese-forward-Cristia

Si Cristiano quería cambiar el comportamiento y proceder de Florentino ha elegido el camino equivocado y lo que probablemente haya hecho sea desatar una tormenta en su contra, tanto de la afición, como del propio Florentino, que como dice el articulista, no se anda con medias tintas. Y sí tiene además la oportunidad de emular a Don Santiago Bernabeu que “echó” a su máxima figura del Madrid, quizá incluso mejor, siendo ahora el momento deportivo ideal.

Y por tanto, toda presión del jugador y del entorno sobra y le pone ahora mismo en el disparadero de salida. Y ello con el agravante de ensuciar un momento de gran felicidad para un madridismo que disfrutaba con un doblete histórico.

Confío en que Florentino Pérez tenga claro que el club no se somete al chantaje de ningún jugador o entrenador. Tampoco Cristiano. De la misma manera que Santiago Bernabéu no cedió en su día ante la presión de Di Stéfano para jugar como titular, ofreciéndole la puerta de salida, el mandatario actual debe hacer lo mismo. El Real Madrid no paga las multas de sus jugadores ni renueva a estos por capricho.

El sueldo actual del portugués, con 20 millones netos al año, es más que suficiente para sus multas, si se acaban materializando, y el Real Madrid no puede hacer como el F.C.Barcelona que en las renovaciones a Messi le ofrece ese pago.

Además, si Cristiano quiere marcharse dejará una suculenta suma de dinero, por lo menos 150 años, que para un jugador de 33 años, super amortizado ya, dejaría el camino expedito para otros jugadores. Una situación que permitiría fichar a cualquiera de las estrellas jóvenes actuales como Mbappé o Dembelé que podrían competir con los actuales. Puede cambiar incluso la composición actual de la plantilla con más opciones para Morata o James de quedarse

Es un panorama completamente nuevo e inesperado, pero también oportunidad. Este órdago parece ser que es fuerte por parte de Cristiano y a buen seguro que si se produce será beneficioso para el Club y perjudicial para Cristiano. En ningún otro club será tan competitivo como en el Real Madrid. Ahí tiene los casos de Ozil o Di Maria.

Y el Real Madrid, en cambio, aceleraría el plan renove, bien es cierto que con su pieza principal, un jugador que ha demostrado que todavía tiene recursos suficientes para ser el mejor del mundo, aunque su desempeño haya sido solamente en un tercio de la temporada. Aparte de su capacidad goleadora, el Real Madrid perdería a un icono publicitario.

A cambio, se abriría la vía para un jugador como Bale, en todos los sentidos, tanto deportivamente, con más protagonismo como a nivel de Marketing. Y otros jugadores ven más probable obtener más minutos de calidad ante la baja de un titular indiscutible.

En todo caso el Real Madrid saldrá ganando y el luso perdiendo, porque si se queda habrá perdido todo el crédito ganado durante años y especialmente esta temporada. Esta pataleta contra el Real Madrid, que ni pincha ni corta en las decisiones de Hacienda es un error mayúsculo. Seguro que a nadie le gusta están en las portadas como posible defraudador fiscal, pero si Cristiano está tranquilo y es inocente no se entiende el berrinche, que en todo caso debería ser con sus asesores, que seguroq ue también reciben un buen sueldo.

Así que se abre la veda de fichajes y especulaciones, contando con esos 150 o 200 millones que pudiera dejar Cristiano. Han desatado la tormenta perfecta para Florentino.

 

Análisis del Real Madrid de baloncesto y de Laso

El Real Madrid perdió ayer la liga contra un Valencia Basket muy superior, como durante toda la serie, a excepción del primer partido. El 3-1 es reflejo de esa superioridad y el partido de ayer lo es del estado psicológico de uno y otro equipo. Unos, los naranjas, en su mejor momento de la temporada, sintiéndose muy superiores y acertados, y otros, el equipo blanco, exhausto física y mentalmente, afrontando un final de temporada pésimo que deja muchas dudas.

Decía en mi análisis anterior que el equipo de Laso transmitía sensaciones parecidas a las de 2014, cuando tras perder la Euroliga se cayó contra el F.C.Barcelona en la final de la liga. Aquel equipo tuvo un rendimiento parecido a este, campeón de la Copa del Rey, con una trayectoria intermedia hasta la Euroliga, muy positiva, y descendente desde ese momento, para acabar perdiendo Euroliga y liga.

Al año siguiente se logró el triplete. Quizá ese dato sirva para contextualizar este mal final de temporada. No es sencillo analizar lo ocurrido porque la plantilla del Real Madrid es tan buena ahora como hace un par de meses cuando el equipo se proclamó campeón de la liga regular ACB y de la Euroliga, con grandes partidos ante los mejores rivales. No se puede hablar por tanto de calidad de la plantilla, y quizá si de planificación, siendo un equipo veterano que  ha acusado el terrible esfuerzo de una Euroliga absolutamente cargada de partidos.

Analizando en frío la temporada del Real Madrid, solo los datos, sin tener en cuenta como se pierde ayer y contra el Fenerbahce el balance del Real Madrid esta temporada es el siguiente:

  • Campeón Copa del Rey
  • Semifinalista de la Euroliga (Final Four)
  • Subcampeón de la liga

Eso quiere decir que el equipo ha competido en todos los torneos. La pregunta es si había plantilla para más, para lograr un doblete o un triplete. Dejo al final del artículo el balance de la plantilla que hacía a comienzo de la temporada, sin saber lo que acontecería, sí consideraba que se tenía una plantilla muy completa, y lo sigo pensando.

Hay que preguntarse si Laso sigue siendo la persona óptima para ese puesto o si su ciclo se ha acabado. Desde que llegó en 2011, se ha levantado al menos un título todos los años. El equipo ha recuperado su prestigio en Europa y su dominio en España y se ha fichado con cabeza, manteniendo un bloque sólido, que ahora acusa cierto envejecimiento. Pero con todo, este equipo ha estado literalmente a 4 partidos del triplete. Para ello, se tenían que jugar dos partidos perfectos( y los 2 siguientes) y no fue así, y el equipo mostró su peor versión en los momentos clave.

¿Es suficiente para el madridismo? ¿Se deben realizar cambios sustanciales, incluido el de entrenador? Bueno, evidentemente algo se ha hecho mal para no llegar con toda la frescura necesaria a la parte final de la temporada y no competir como durante el resto del año. El equipo este año incorporó nuevos jugadores que todos considerábamos óptimos (Randohpl y Hunter) más la aportación de Luka Doncic, pero la línea entre el éxito y el fracaso es finísima en baloncesto y está hecha de momentos.

Por eso, el mismo Madrid perdedor de la Euroliga y liga, levantó al año siguiente el triplete, con algún fichaje y el equipo mejor preparado física y mentalmente. Este año ha faltado ese plus y la dosificación necesaria con una Euroliga ganada en fase de grupos que no aporta demasiado.

¿Se le puede pedir a Pablo Laso responsabilidad por no ganar el doblete y el triplete? Teniendo en cuenta que otros años se ha logrado esto (doblete el año pasado y triplete el anterior), evidentemente el técnico tiene parte de responsabilidad. Pero para mí no la suficiente como para poner en su debe las derrotas en Euroliga. El equipo está obligado a llegar a las rondas finales, pero nadie puede asegurar las victorias, quizá solo el Real Madrid en las finales de Champion League, pero eso es una anomalía matemática.

La realidad es que este equipo ha llegado a 4 semifinales en 6 años, a 3 finales, y se ha ganado un título. Todo ello con Laso, en 6 años. No está tan mal, comparándolo con el propio Real Madrid en sus años anteriores, y más aún, al compararlo con los mejores equipos europeos en los 10 últimos años.

  • Fenerbahce: 3 semifinales, 2 finales y 1 títulos.
  • CSKA: 9 semifinales, 5 finales, 2 títulos.
  • Olympiakos: 6 semifinales, 5 finales y 2 títulos
  • Macababi: 3 semifinales, 3 finales, 1 título

No debe ser tan sencillo cuando equipos con tanto presupuesto o más que el Real Madrid y tan competitivos como este, han logrado resultados similares o peores.

Y luego está el desempeño en liga, donde el Valencia Basket ha dado la campanada. No solo al equipo de Laso, ojo, también al F.C.Barcelona y al Baskonia. Podríamos decir que por estado de forma ahora mismo es el mejor equipo de España. Y su título lo demuestra. No era mejor que el Real Madrid hace varios meses, durante la liga regular, cuando perdió contra los blancos. Pero lo cierto es que los títulos se ganan a final de temporada y ahí hay que llegar en el mejor momento.

Ese debería ser el gran aprendizaje de la plantilla y de Pablo Laso. Ya lo aprendió en 2015, y podría volver hacerlo en 2018. Para ello tiene que mantenerse en el cargo, optimizar la plantilla y seguir haciendo lo que ha hecho desde que llegó, ganar títulos.

 

______________________________

ANÁLISIS DE LA PLANTILLA REAL MADRID 2016-2017

El Real Madrid de baloncesto ha cerrado para esta temporada una de las mejores plantillas que se le recuerdan. Hablamos de un equipo que viene de ser campeón de la liga y de la Copa del rey, y un año antes campeón de todo. Y aún así, las nuevas incorporaciones, pero sobre todo la configuración de la plantilla invitan a pensar en la posibilidad de volver a realizar un triplete, aspirantes a todo.

El equipo sufrió a principios de verano la baja de Sergio Rodríguez, uno de los mejores anotadores del equipo y parte de la seña de identidad de este equipo campeón.  Los promedios del canario de 11 puntos y 6 asistencias por partido (en ACB), los tendrán que suplir otros jugadores. También es cierto que a nivel defensivo, la presencia del Chacho ha sido un problema para el equipo.

Adicionalmente, la otra baja ha sido la de Hernángomez, un jugador joven, que promete, pero que ha tenido muy pocos minutos, prefiriendo Pablo Laso, la experiencia y veteranía de jugadores como Felipe y Noccioni.

Y así, el relevo este año del Chacho será Luka Doncic y Draper. Cada uno en su papel. El del jovencísimo Luka Doncic es el de consolidarse como un jugador de primerísimo nivel y asumir más galones. Le hemos visto menos de lo que nos habría gustado, pero ha promediado casi 13 minutos por partido, con 5 puntos, 3 rebotes y 2 asistencia de media. Doblando sus minutos es probable que doble sus números porque su talento es indudable. El americano Draper llega como tercer base, como el especialista defensivo que es, para aportar tranquilidad y madurez al puesto de base. Y por supuesto, como primer e indiscutible base queda Llul.

Donde todavía no hay movimientos es en los puestos exteriores. El Real Madrid confía en que Rudy Fernández tenga un buen año. Sin lesiones, es un jugador superlativo, que ataca y defiende. Un complemento perfecto para él es el anotador Carrol, mientras que en el puesto de 3 deberían seguir Maciulius y Taylor. Es cierto que son ya cuatro jugadores veteranos, pero todos ellos han demostrado competitividad. El caso de Taylor, más joven y con más dudas, su buen final de temporada hace mantener la esperanza de que podamos ver una mejor versión suya.

Y finalmente tenemos los puesto en el interior, en la pintura, tremendamente reforzada, y me atrevería a decir que la mejor de Europa. La prioridad era renovar al mexicano Gustavo Ayon, el mejor del equipo junto con Llul. Con la NBA con la chequera en la mesa ha sido difícil pero se ha logrado. Con el, el Real Madrid tiene al mejor 5 en Europa. Hay que sumarle el fichaje de Ranldolh, un bombazo para reforzar el puesto de 4. Un jugador que ha promediado más de 14 puntos en al Euroleague y que ha sido determinante para su equipo. Ambos, deberían ser los titulares.

Como suplentes de lujo, a rotar, dado el altísimo número de partidos de este año, tenemos a los meritorios de siempre, Felipe Reyes y Noccioni. Son dos jugadores parecidos en cuanto a garra, entrega y competitividad. Aparentemente al final de sus carreras desde hace varios años, pero que año tras año tienen mucho que aportar al equipo. Para aportar frescura Thompkins, renovado, y con perspectivas de seguir la senda del final de temporada del año pasado. Se trata de un anotador, un jugador que demostró en la final contra el F.C Barcelona su inmensa calidad. Y como fichaje para aportar intensidad, un jugador estilo Slaughter, Otello Hunter, un saltarín, taponador, un jugador excelente para seguir mejorando en defensa.

Laso y RMB al borde de la eliminación

El Real Madrid de Laso está en la cuerda floja tras la derrota de ayer en la Fonteta. El Valencia BC, no solo fue mejor, como durante el segundo partido, sino que además esta vez, el equipo blanco transmitió la misma incapacidad que en la final de la Euroliga. La sensación de que el equipo es incapaz de reaccionar y de que va a caer irremediablemente.

Justo la gran virtud de los de Laso, la capacidad de competir hasta el final y de mostrar múltiples recursos, es lo que parece estar en juego. Por eso, las dudas van más allá de una derrota. Las dudas se ciernen ahora mismo sobre toda la plantilla, incluyendo a entrenador y estrellas.

Ayer, el Real Madrid completó un partido para olvidar, con un pésimo 7/30 en triples, un pobre 16/33 en tiros de 2 y 11/14 en tiros libres. Son solo porcentajes, 48%, 23% y 79%, pero que puestos en el contexto de un partido de máxima exigencia, con el rival muy por encima: 59%, 46% y 100%, indican que el equipo está sufriendo mucho en este final de temporada. Son de largo los peores porcentaje de la serie, aunque el Madrid tampoco estuvo fino en el anterior, con un 6/21 en triples (29%), lejos del 39% del primer partido(12 /31).

Pareciera como si la derrota contra el Fenerbahce hubiese activado el mismo mecanismo que hizo que el Real Madrid perdiese la liga como en 2014, cuando el equipo de Laso venía de perder la final de Milán. Como en aquella ocasión, el equipo parece psicológicamente hundido, incapaz de reaccionar ante el estímulo de lograr una nueva ACB. Si en aquella ocasión fue el efecto mental de la dura la prórroga contra el Maccabi, ahora parece que el efecto es similar con la durísima derrota contra un Fenerbahce que no dio opciones al campeón de la liguilla previa.

parte-del-vestuario-del-madrid-de-baloncesto-molesto-por-el-trato-de-real-madrid-tv

El Real Madrid se dejó remontar un 2-1 con aquel triple de Marcelihno, después de haberse mostrado superior. Y en esta ocasión las sensaciones son parecidas aunque en el contexto es el contrario, con el equipo jugándose el 4 partido a domicilio.

Pero no seré yo quien de por muerto a este equipo. A diferencia de 2014, ahora, es un equipo con una Euroliga, que domina España hace varios años, que ha demostrado a lo largo del año su competitividad, y que tiene en la plantilla un inmenso talento individual.

Si el Real Madrid es capaz de ser el mejor Real Madrid de la Euroliga, no tengo dudas de que podrá empatar la eliminatoria y sentenciarla en Madrid. Si no reacciona, contra un Valencia Basket, en su mejor momento, e hipermotivado, será muy difícil, por no decir imposible.

Es la hora de ver si esta plantilla es capaz de superarse aún más o si hay que dar este magnífico ciclo por acabado. Yo, sigo apostando por Laso y por este equipo que ha resucitado la sección de baloncesto del Real Madrid. Espero no equivocarme.

El adiós de Pepe

Se marcha Pepe del Real Madrid, uno de los mejores centrales del mundo durante la última década y el jugador que puso fin a la maldición de los centrales desde la retirada de Hierro. Antes que él, pasaron con más pena que gloria jugadores como Woodgate o Samuel e incluso canteranos como Mejías o Raúl Bravo.

Pero fue con Pepe cuando Real Madrid adquirió por un precio muy criticado entonces (30 millones de euros) a un central rapidísimo, impecable y agresivo al corte y con facilidad para jugar en un equipo que  tiene más poder ofensivo que defensivo. Luego ya, el ajuste con Ramos creó durante varios años la mejor pareja de Europa.

Durante todo este tiempo Pepe logró sobrevivir a la maldición de los centrales, al alto coste de su fichaje y a las suspicacias de la prensa, al famoso taconeado a Casquero e incluso a la guerra con Mourinho, con un abrupto final ante su principal valedor. A lo que no ha conseguido sobrevivir Pepe es a la competitividad extrema del Real Madrid y a su política de renovaciones.

pepemanosalto2017_O

Para no engañar a nadie, diremos que Pepe no ha renovado con el Real Madrid porque no ha querido. Tampoco ha querido el club aceptar la propuesta del portugués que rompía con su modelo de renovaciones a partir de una determinada edad. Con 35 años por cumplir, el club en el que ha estado los últimos 10 años le ofrecía a Pepe la oportunidad de estar un año más y otro opcional. Una propuesta lógica teniendo en cuenta la edad del jugador, su proclividad a lesionarse y la competencia feroz en un puesto como el del central en el Real Madrid.

Su negativa ratifica a Varanne y a Ramos como la pareja titular, aúpa al tercer puesto a Nacho, aunque ha tenido un rendimiento como para considerarle titular, y abre la puerta a un cuarto central que con casi toda probabilidad será Vallejo, un prometedor chaval de Zaragoza que ha rendido de maravilla en Alemania.

La carrera de Pepe en el Real Madrid merecía otra despedida. Como la de Raúl o Casillas. Pero visto lo de Noccioni o Arbeloa, queda claro que son los jugadores los responsables de cómo se despiden. Como en cualquier otra empresa, uno puede salir bien o mal. Pepe ha decidido hacerlo por la puerta de atrás, sin la grandeza que demostró como mejor central del mundo. Y es una lástima, pero el Real Madrid no espera a nadie.

 

 

Rey de la historia: 12 Copas de Europa del Real Madrid

Solamente han transcurrido 12 meses desde la última victoria en la Copa de Europa del Real Madrid. Antes pasaron dos años, desde la décima a la undécima y un poco antes fueron 12 largos años de espera. Y si nos remontamos a la séptima fueron 32 años de sequía en los que el madridismo casi olvidó lo que era levantar una orejona.

Lo de ahora, la consecución de dos Champion de manera consecutiva nos lleva a la cifra de 57 años desde que el Real Madrid repitiese esa misma gesta. Casi la misma cantidad de años, 59 años, desde que el equipo fuese capaz de lograr una liga y una Champion.

1496477825_839136_1496524118_noticia_normalCon la duodécima son ya 3 Champion League levantadas en los últimos 4 años, mejor que el 3 de 5 en la primera etapa de Florentino, que por cierto, ha revertido su índice de títulos por año, y se acerca a los mejores.

 Se que son datos que se han repetido una y otra vez, pero lo cierto es que nos dan perspectiva de lo que acaba de lograr el Real Madrid. Es cierto que sin la épica contra el Atlético de Madrid todo parece más descafeinado, pero también es un gigantesco logro aplastar a la Juventus, la mejor defensa de Europa, absolutamente indefensa ante la mejor ofensiva del mundo, capaz de endosarle 4 goles. Ni más ni menos que un gol más que todos los recibidos por el equipo juventino.

La gesta es por tanto inmensa, y por eso no se puede señalar a un único protagonista. Dentro de esa escala de culpables de este éxito, el primero es Zinedine Zidane, auténtico artífice de este logro, con unos números imposibles: Dos Champion y una liga en 18 meses, a los que hay que sumarle Supercopa de Europa y Mundialito de Clubes.

En una segunda línea de importancia aparecen los jugadores, siempre importantes, y liderando al equipo, la columna vertebral. Fundamentales se han demostrado tres jugadores por su liderazgo y veteranía: Cristiano Ronaldo, Modric, (ambos del 85) y Ramos (86).  La capacidad de estos tres jugadores de mantener s nivel o del club de reemplazarlos por otros de igual nivel, será lo que determinará si este equipo marcará o no una época

Pero como dicen en este artículo, para que no estamos ante un equipo en su cenit final, sino en la cúspide de su juego, con varias temporadas por delante. Para justificar esa creencia solo hace falta ver la plantilla del equipo y la planificación que se ha hecho durante estos últimos años. Marcelo, Benzema y Bale (del 87,88 y 89 respectivamente), son los jugadores importantes siguientes en la escala de veteranía. Y detrás de ellos ya solo quedan los nacidos a partir del 90, como Kroos, Isco, Carvajal y Casemiro (92) y Varanne (93), que tienen ya en su buchaca tres Champion League cada uno.

El futuro está asegurado con los futuros miembros de la columna vertebral como Kovacic (94), Asensio (96), por no hablar de los que están por llegar: Vallejo (97), Marcos Llorente (95), Theo (97). Y quien sabe si esta temporada o en el futuro estará or fichar Mbappe (98). o por repescar para un futuro Vinicus (2000), Federico Valverde (98), Odergaard (98) o el super prometedor juvenil de la cantera Oscar Rodriguez (98)

Esa planificación deportiva es la que quiero destacar, por encima de comentar el partido, que sin duda vivió el detonante en el segundo tiempo. Fue ahí donde Zidane encontró las palabras precisas para cambiar un partido que le estaba costando a su equipo. El mismo protagonista que ha sido capaz de integrar a veteranos y jóvenes, y que sirve sin duda como principal atractivo para cualquier otro fichaje.

2017060408264289957

Todo parece ser más fácil con Zidane, impasible, siempre sonriente, tranquilo como si controlase todos los aspectos del juego. Del 9 de enero de 2016 al 3 de junio de 2017 ha levantado 5 títulos, acumula varios récords como los 65 partidos anotando y da la sensación de que todavía tiene cuerda para rato. Ha ganado 4 copas de Europa: 2 como entrenador, 1 como segundo y otra como jugador, toda una garantía para saber como ganar exactamente ese título

Y esa apuesta por el francés es también la apuesta personal de Florentino Pérez, muy criticado en el pasado, pero al que por fin parece funcionarle la política de Zidanes y Pavones. Ha recorrido un largo camino hasta aquí, con diversas apuestas por entrenadores, viviendo el mejor momento en la historia del F.C.Barcelona y periodos de sequía en la cantera.

Pero parece ahora cuando le ha llegado su momento y todo lo cosechado desde 2010, parece por fin encontrar su explosión. Como alguien decía en Twitter, es el mejor momento en lo social, deportivo y económico del Real Madrid en sus 115 años de historia. 

Así que relajense y disfruten que no sabemos cuando volveremos a vivir momentos como este, pero mientras tanto, el Real Madrid ya ha empezado a poner la primera piedra para ser nombrado dentro de muchas décadas.

Juventus vs Real Madrid (II): análisis del partido

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 20.38.13

La final de Champion no presenta a priori un gran favorito. Es cierto que gran parte de la prensa internacional piensa que la Juventus es favorito, quizá por influencia de la victoria clara ante el F.C.Barcelona y la posterior ante el Mónaco. Pero eso sería restarle demasiados méritos a un Real Madrid que ha eliminado a dos de los cocos de la competición: el Bayern de Munich y el Atlético de Madrid.

Ambos equipos viene de ganar sus respectivas ligas, y adicionalmente la Juventus ha ganado la copa y muestra una tremenda hegemonía en su país, con 6 ligas consecutivas. Y en el otro lado, el Real Madrid es el vigente campeón de la Champion, lo cuál no es un logro menor.

Así pues, nada tiene que ver esta final con la acontecida hace 19 años, en la famosa séptima, la Champion que volvió a poner en el mapa al Real Madrid, y que tuvo como rival batido a toda una Juventus. En aquella época los italianos eran más temibles que ahora incluso, con un equipo que transmitía fuerza y que tenía entre sus estrellas, nada más y nada menos que a Zidane y a Del Piero. Casi nada.

Esta final es otra cosa aunque con un guión impredecible como todas las finales. Desde el punto de vista futbolístico, mi opinión es que ambos equipos son muy sólidos en términos globales. El Real Madrid sabe jugar este tipo de partidos, y lo ha demostrado especialmente en la etapa de Zidane, y es capaz de presentar múltiples registros. Y la Juventus tiene claro su estilo de juego y ha armado un equipo con jugadores adaptados perfectamente al sistema que propone Alegri.

En lo que sería una comparación libra por libra, por meras individualidades, el Real Madrid presenta en términos globales jugadores más predominantes, algunas de ellas estrellas mundiales y la mayoría perteneciente al top 5 mundial en su puesto. La Juventus, por su parte tiene jugadores con menos peso internacional, algunos incluso, descartes de equipos grandes, como Higuain, Mandukic o Alvés, pero que en el equipo italiano han encontrado su mejor desempeño.

Colectivamente ambos equipos son fuertes. En ocasiones se ignora la fuerza colectiva del Real Madrid, por el peso de sus estrellas, pero evidentemente ningún equipo llega a dos finales de Champion League consecutivas con el mero brillo de sus estrellas.

El factor experiencia es otra de las variables a tener en cuenta, ya analizado en la entrada anterior. La experiencia  y la veteranía pueden evitar errores que en este tipo de partidos decantan una eliminatoria.

A nivel guión, no parece complicado prever un Real Madrid que apueste por más posesión que la Juventus. Kroos y Modric tendrán que ser capaces de crear peligro, justo en la zona en la que la Juventus acumula más futbolistas, y se siente más cómoda. Ahí, la presencia de los laterales, Marcelo y Carvajal, se antoja imprescindible, así como la capacidad de jugadores como Isco, Benzema y Cristiano de generar sus propias jugadas. Algo así vimos en el Calderón con la genialidad del francés. Los italianos intentaran que eso no pase, y ahí estará la gran batalla.

Por su parte, la Juventus tiene que aprovechar su capacidad para armar jugadas rápidas en pocos toques. Alves es un elemento fundamental, en su labor casi de interior, y por supuesto debe aparecer Dybala para dar claridad al juego y arriba Higuaín. La capacidad de esos tres para crear peligro es nuevamente la gran tarea defensiva del Real Madrid. Ahí, Casemiro tendrá trabajo y también los dos centrales, teniendo que tener especial cuidado los laterales de no volcarse demasiado de manera simultánea.

Y luego están los elementos imprevistos. Una falta, un córner, un error defensivo pueden cambiar completamente el partido. Hablábamos de la experiencia pero no es suficiente, como vimos en la primera final entre Real Madrid y Atlético de Madrid. El error garrafal de Casillas-un veterano-, cambió el guión y permitió que los rojiblancos acariciasen su primer título, solo a falta de unos pocos segundos. Momento en el cuál, la experiencia y carácter de Ramos, volvió a cambiar la eliminatorio. Son precisamente esos detalles, esas jugadas de jugadores de gran personalidad y carácter las que tienen esa fuerza de cambiarlo todo.

En ambos casos, un gol lo cambia todo. Para la Juventus supone afianzar su sistema defensivo y obligar al Real Madrid a hacer dos goles. Y para el Real Madrid le abre el camino para aprovechar la necesidad de la Juventus de volcarse al ataque y jugar un tipo de juego en el que probablemente no se desenvuelva con la misma comodidad.

Infinitos factores, no tantas posibilidades en el marcador, porque habitualmente la tensión y la presión no permiten ver muchos goles. Ganará el mejor, como casi siempre, pero la historia solo se acordará del campeón

Juventus vs Real Madrid (I): estadísticas e imponderables

Las estadísticas no sirven para nada, afrontémoslo. ¿O sí, sirven? Supongo que algo servirán y algún patrón existirá porque sino no existirían las casas de apuestas. Y, sin embargo, el fútbol (o cualquier deporte), cuando el balón comienza a rodar no tiene pasado estadístico, aunque los jugadores que lo hacen rodar sí.

¿Puede ser que influya en los jugadores del Real Madrid el dato que dice que ningún club ha repetido título en la era Champion? Concretamente desde 1990 cuando lo hizo el Milán. Supongo que los tiempos cambian porque en los años 70 lo que se daba era el dominio de clubes y la repetición de títulos: Ajax de Amsterdam (70-73), Bayern de Munich (73-76), Liverpool (76-78) y Nottingham Forest (78-80).

Quizá hayan cambiando los tiempos pero la Copa de Europa se sigue repartiendo casi siempre entre los mismos equipos (51 títulos sobre un total de 61 lo tienen 12 equipos que acumulan 2 o más títulos), mientras que 10 clubes han levantado solo una vez la Copa. Y aún así, durante los últimos 27 años nadie consiguió repetir Champion League, aunque varios equipos lo intentaron  y algunos estuvieron cerca:

1993-94 Bandera de Italia Milan A. C. 4 – 0 Bandera de España F. C. Barcelona Estadio Olímpico, Atenas, Grecia
1994-95 Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax 1 – 0 Bandera de Italia Milan A. C. Ernst Happel Stadion, Viena, Austria
1995-96 Bandera de Italia Juventus F. C. 1 – 1 (4 – 2 pen.) Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax Estadio Olímpico, Roma, Italia
1996-97 Bandera de Alemania B. V. Borussia 3 – 1 Bandera de Italia Juventus F. C.
2007-08 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C. 1 – 1 (6 – 5 pen.) Bandera de Inglaterra Chelsea F. C. Olímpico de Luzhniki, Moscú, Rusia
2008-09 Bandera de España F. C. Barcelona 2 – 0 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C.

Y luego hay otra cábala que dice que desde el 89, cada 7 años gana un equipo italiano. Aunque como estadística solo valdría desde los años 90

  • 89-90: Milan
  • 95-96:Juventus
  • 02-03: Milán
  • 09-10: Inter

El Real Madrid, las últimas cinco copas de Europa las ganó en año par y la última que perdió fue en año impar 80-81, contra el Liverpool (ha perdido otras dos finales contra (61-62 y 63-63 contra Inter y Benfica respectivamente).

Y uno de esos equipos contra los que ganó el Real Madrid fue la Juventus, que ha levantado 2 Copas de Europa, la última tan lejos como en el 1996, dos años antes de nuestra séptima, para que nos hagamos una idea.

Pero en todos esos años ha seguido siendo un club competitivo, el mejor de Italia, sin duda, y más ahora, que lleva 6 scudettos seguidos. Aunque eso sí, un equipo perdedor de finales, concretamente el que más finales de Copa de Europa ha perdido en su historia, hasta un total de 6, ellas las 4 últimas que ha jugado. La última contra el F.C.Barcelona, en 2015.

De esa última final que disputaron los juventinos, aunque fue hace muy poco, solamente queda la mitad de los titulares. Los Pogba, Morata y compañía partieron a tierras más fértiles y quedaron los incondicionales, el trío calavera de defensas y su portero, Buffon. Mejor dicho, el portero. Y alguno más como Marchisio y varios no habituales entre los titulares, además claro del entrenador.

En el Real Madrid, los mismos que ganaron el año pasado la undécima comparecen, repitiéndose ademas, muchos otros que también estuvieron hace tres años en la décima. Concretamente la BBC, la línea defensiva al competo más Modric, con Isco y Morata que también jugaron sus minutos.

Esos factores, esa experiencia cuenta, y mucho. Que se lo digan al Valencia de Farinos y Gerard, confesó que sintió una presión extrema. Ese miedo a ganar o a perder. Esa sensación de ser durante 90 minutos el centro del mundo.

Es cierto que hay experiencias homologables como la final de un mundial o de un Europeo, pero poco más. Y luego hay finales o partidos que te pueden aproximar de alguna manera a esa vivencia. Y luego está la edad, que también suele ayudar porque la experiencia es un grado, y mucho más en el fútbol. Y por supuesto está el escudo, porque no es lo mismo jugar una final con la responsabilidad de ganarla llevando en tu camiseta el escudo del Real Madrid, que con la oportunidad de jugarla, casi si eres de cualquier otro club del mundo.

Y en todos esos aspectos el Real Madrid parece por encima aunque con muchos matices. Y es que esta Juventus está compuesta por retales, con algunos jugadores con gran experiencia en estas lides, como Alves (4 finales) o Khedira (la décima más la final del mundial) y Mandkuic (Bayern de Munich).

No es por tanto un equipo sin experiencia ni al que le vaya a pillar de nuevas una final, aunque varios jugadores como Higuaín, Pjanic, Dybala, Alex Sandro no hayan jugado nunca una final europea o de mundial.

A continuación los datos de ambas plantillas en la Champion League. Importante el dato de minutos totales en los que el equipo blanco ha disputado 20.000 minutos más que la Juventus. El Real Madrid tiene a su columna vertebral, con 6 jugadores que acumulan más de 6.000 minutos cada uno y más de 70 partidos: Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Pepe, Benzema, Marcelo y Kroos. Mientras que en la Juventus solamente Buffon y Alves.

Prácticamente los 11 jugadores con más minutos en total de cada plantilla serán los 11 titulares con la excepción en el Madrid de Casemiro (14º con más minutos) y Keylor (16º). Mientras que en el equipo italiano, faltaría Dybala (14º). Os dejo un par de gráficos para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.33 Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.41