El Mundialito, un Torneo trampa

Copa-Mundial-de-Clubes-2014

Juega esta tarde el Real Madrid la final del Mundialito de Clubes contra el Gremio. Lo que vendría a ser la Copa Intercontinental de toda la vida contra un equipo sudamericano es ahora un torneo de varios partidos. Pero su planteamiento en los últimos lustros es parecido: si se gana es un título menor y si se pierde es un fracaso.

La realidad es que tanto el Mundialito como las Supercopas son trofeos menores en comparación con la Champion, Liga y Copa del Rey, por motivos obvios de número de partidos. Pero de la misma manera, ganar cualquier título internacional o nacional contra rivales de entidad, y Manchester United, Barcelona y Gremio lo son, es un logro, que no es menor.

Y mucho menos si es en el mismo. Si así fuere y el Real Madrid logra ganar hoy, se habrá completado un año casi perfecto. Un quintete en año natural, con el único borrón de la Copa de Rey. Independientemente de la distancia actual en liga con el Barsa y del juego dubitativo del Real Madrid, ahora mismo Zidane está a 90 minutos de otro título más, y serían ya muchos.

Para ello hay que ganar al equipo brasileño, que no es un equipo menor, campeón de la Copa Libertadores, que es muy costoso ganar, con multitud de partidos y rivales de todo el continente. Las figuras del Gremio no son conocidas porque evidentemente todo el talento se concentra en los principales equipos de Europa, pero no se trata de un equipo cualquiera que vaya a regalar el partido. Al revés, normalmente para los equipos sudamericanos es un trofeo muy importante.

Veremos el planteamiento de Zidane que nada tendrá que ver con el partido contra el Al Jazira. Aquello fue un partido muy abierto, con cierto relajo del equipo, más propia de una primera ronda de la Copa del Rey. Pero lo importante es que el equipo de la talla en los partidos de entidad, y este lo es.

Por desgracia, el Mundialito ha perdido cierto brillo con las absurdas polémicas del VAR. El videoarbitraje es necesario. Punto. Es un proceso de implantación con errores debido a la falta de costumbre y a cierta incompetencia de los organismos para fijar bien los mecanismos. Pero el concepto de arbitrar las jugadas más polémicas y evitar injusticias a través de la tecnología es fundamental para hacer evolucionar el fútbol.

Se tardará un tiempo para que todos, jugadores, aficionados, entrenadores y árbitros se acostumbren, pero al final será algo tan lógico y necesario como la existencia de 3 cambios por equipos, la prohibición de ceder el balón al portero con el pie, o los 5 segundos del portero.

El fútbol es arcaico por naturaleza y así han querido que se quede, pero las mejoras al final se acaban imponiendo. El VAR mejoraría la justicia del resultado, y todas las polémicas actuales vienen por un mal uso y mala implementación. El día que el VAR tenga el modelo de la NFL no habrá ningún problema. Y es además muy sencillo:

1) El árbitro puede revisar cualquier jugada que considere.

2) Los equipos tienen una serie de revisiones por parte y si no pierden un tiempo muerto. En el fútbol podría ser un cambio.

3) El árbitro comunica con un micrófono la decisión que ha tomado.

Es sencillo, pero es que el fútbol necesita muchos más cambios. Lo de las pérdidas de tiempo es algo inadmisible y sería tan sencillo como cronometrar los últimos 10 minutos de tiempo jugado; las dobles amarillas deberían ser sanciones económicas y no que un jugador se pierda un partido y merme el espectáculo; un jugador con cinco faltas debería ser expulsado 5 minutos, y un equipo con más de 15 penalizado con un tiro libre. Por citar algunas posibles medidas que mejorarían la velocidad y justicia del juego. Algunas de estas medidas y otras más revolucionarias fueron propuestas por Van Basten. Lo que no puede ser es que el deporte más popular del mundo se quede atrasado en el siglo XX

Doncic: la sonrisa de un jugón

Captura de pantalla 2017-12-15 a las 18.07.29

Doncic sonríe como un niño, como el chico de 18 años que es, consciente ya de su talento y de su impacto en el baloncesto, pero incapaz de dejar de sonreír cuando hace cosas geniales. Tiene esa sonrisa a la que se refería Andrés Montés, la sonrisa de los jugones. “¿Por qué todos los jugones sonríen igual, Daimiel?”, le decía este a su compañero de retransmisiones cada vez que un jugón de la NBA hacía algo espectacular.

Y la respuesta es que todos ellos sonríen porque cuando hacen jugadas maravillosas, al alcance de unos pocos, se vuelven a sentir como niños, sorprendidos y maravillados ante lo que puede ofrecer la vida. En este caso el baloncesto.

Y lo que Doncic puede ofrecerle a ese mundo, aparte de su sonrisa de jugón, es la evolución de un juego que como cualquier otra actividad humana no ha parado de evolucionar. Cuando uno recuerda al gigante Fernando Romay, de 2,13, uno de los primeros pivots de ese tamaño, le vienen imágenes de un jugador torpe, que no salía de la zona porque apenas sabía botar el balón, y cuya función era coger rebotes fáciles, cerca de él, canastas cerca del aro e intimidar.

Pero el baloncesto no tardó en evolucionar hasta encontrar a jugadores como Pau Gasol, del mismo tamaño que Fernando Romay, pero con una movilidad y unas condiciones totalmente diferentes. Pau podía moverse con una agilidad asombrosa por toda la zona, correr contraataques, y por supuesto gozada de un talento casi infinito para generarse sus propios tiros, con un movimiento de pies y manos impresionante.

La última evolución ha llevado a que en la NBA (el verdadero núcleo de talento mundial)  jugadores del tamaño de Pau Gasol,  ya sean capaces de realizar  tiros de 2 o de 3 como un alero o un escolta. Ya vimos como Pau y Marc Gasol -por citar a dos- eran capaces de realizar esta jugada con éxito, pero todavía estaban lejos de perfeccionar dicha faceta. Ahora vemos como Porzingis, de 2,21, es capaz de hacer la mismas cosas que Pau Gasol, y además tirar de tres con extrema facilidad.

Y esa misma evolución ha hecho que jugadores de 2,11 como Antetokunmpo puedan entrar a canasta y moverse por todo el ataque como un escolta, o que haya bases como Ben Simmons, de 2,10, con capacidad para asistir y hacer todo lo demás.

Porzingis, denominado el unicornio, acompaña al resto no ya de futuros cracks, sino presentes, hacia una evolución del baloncesto con jugadores totales, que todo lo pueden hacer. Y ahí es donde entra Luka Doncic.

El esloveno puede también manejar todas las habilidades mencionadas. Es capaz de todo y en cada partido sorprende un poco más. Ayer hizo varias jugadas geniales en un mismo partido, una de ellas una serie de crossover mangíficos, que en la NBA se repetirían una y otra vez.

Su repertorio de jugadas mágicas parece ilimitado y en cada partido hace varias de esas que para cualquier otro jugador sería la jugada de su vida. Para él es una más: triples lejanos, sobre la bocina, entradas a canasta, asistencias imposibles, altísima efectividad en el tiro, control del juego, capacidad de rebotear…

Lo llamativo es que todavía tiene 18 años. Y será así hasta el próximo 28 de febrero, cuando cumpla 19 y lleve ya más de 3 años en la élite europea, primero como un cadete que aprende de sus compañeros, después con un rol importante en la plantilla y finalmente como auténtico líder de todo un Real Madrid.

Doncic con su edad es el más precoz en todo. Sus estadísticas, su comportamiento, todo, hace de él ya uno de los mejores de Europa, si no el mejor. Es tan difícil encontrar un precedente que hay que compararlo con Petrovic o Sabonis, que a esa edad triunfaban aunque de manera distinta. Estaban en otro tipo de equipos, con otro tipo de estructura del baloncesto mundial y europeo.

Con Doncic, la evolución ha traído un unicornio de 18 años, ya preparado para luchar cara a cara con los mejores bases de Europa, muchos de ellos jugadores de altísimo nivel (para Europa y para la NBA). Su liderazgo en el campo y su capacidad para asombrar en cada partido hace que cada vez sea más difícil no ya discutirle el número 1 del draft de la NBA sino que vaya a ser allí uno de los mejores de siempre.

Y eso, porque si en España ya es un supercrack, en la mejor liga del mundo, rodeado de los mejores jugadores, entrenadores, técnicos, podrá ver moldeado su juego de la misma manera que jugadores como Porzingis o Antetuokompo que a la edad de Doncic todavía eran secundarios con proyección. Ellos mismos, como el polaco, son conscientes de lo que se viene

Doncic ya es protagonista del Real Madrid y de su selección, un líder de 18 años con la sonrisa de un niño pero con la mentalidad de un veterano de 35 años. 

Real Madrid -PSG: duelo Champion

PSG-vs-Real-MAdris-e1512993175566

El sorteo de la Champion League de octavos de final ha traído el emparejamiento más espectacular posible, una final anticipada entre el actual Bicampeón de Europa, el Real Madrid, y el mejor equipo del mundo por juego y resultados, en este momento, el PSG.

Y aclaro el detalle de en este momento porque de aquí a mediados de febrero pueden suceder muchas cosas. Lesiones o bajas inesperadas o un bajón físico puede ser determinante para calibrar una eliminatoria a 180 minutos.

Sin entrar a analizar el detalle deportivo todavía, hasta que no se acerque la fecha hay varios factores claves. El primero de ellos es analizar como responderá el PSG ante su mayor reto. Es un club que ha invertido solo este año 400 millones de euros en dos jugadores y casi 800 millones en los últimos 5 años. Una cifra que pondrá mucha presión en ese partido. Para el proyecto del jeque caer en octavos es un fracaso después de semejante inversión.

En el otro lado, el Real Madrid tampoco se puede permitir una temprana eliminación en Champion. Es una plantilla repleta de talento que aspira siempre a lo máximo. La gran diferencia con el PSG es que este equipo está acostumbrado a manejar esa presión. En ese Zidane es un maestro y la nómina de jugadores del Real Madrid incluye a jugadores que han jugado decenas de partidos y muchos de ellos levantado ya 3 finales.

Esa experiencia siempre cuenta, aunque desde luego no se puede despreciar la veteranía de muchos de los jugadores del PSG, todos del primer nivel. Pero en cuanto a eliminatorias directas de Champion League, la diferencia es abismal. Ahí estará uno de los factores.

El otro factor será el comportamiento de Unai Emery. Es un técnico conocido por ciertos planteamientos conservadores. Esas modificaciones estructurales a veces salen bien, pero Emery no ha sido capaz de dar la talla en muchos enfrentamiento de nivel. Sabemos la apuesta de Zidane. Si el Real Madrid dispone de todos sus jugadores en forma, la única duda será si opta por Bale o por Isco, mas el reemplazo de Carvajal en el primer partido.

Y es esa alineación titular blanca la que hace que me decante por el Real Madrid como favorito. Ningún equipo del mundo presenta una medio compuesta por tres futbolistas tan complementarios y complementados como Casemiro, Kroos y Modric. También es difícil encontrar una defensa de la veteranía y solvencia de Carvajal, Ramos, Varanne y Marcelo. Ellos junto con la delantera, donde sabemos que Cristiano Ronaldo comparecerá como siempre, sea acompañado de Isco, Benzema o Bale, hace del Real Madrid la máquina futbolística que vimos en la final contra la Juventus.

En el otro lado, el PSG, dos argumentos por encima de todo: Neymar y Mbappé. Su inmenso talento junto con el gol de Cavani le confieren al equipo parisino la mejor delantera del mundo. Son jugadores, especialmente los dos primeros, que necesitan dos jugadores para ser defendidos. Tienen regate, velocidad y gol y ante una defensa que no se aplique al 150% pueden generar el pánico. Cuando el PSG reciba la pelota en transición y le llegue a sus atacantes, el Real Madrid se va a enfrentar a una delantera tan buena como la del Barcelona en su mejor época: Neymar-Suárez y Messi.

0_7u0an2ur

La diferencia, nos obstante, estará en la medular parisina. Verrati y Rabiot son fijos. Ambos hicieron la diferencia el año pasado en la eliminatoria contra el Barcelona. En el primer partido para bien, y en el segundo naufragando, como el resto del equipo. Ahora tendrán enfrente a los tres mejores mediocampistas del mundo. Y son 180 minutos.

La defensa parisina hasta el último partido contra el Bayern de Munich no ofrecía muchas dudas, pero los 3 goles encajados en el Allianz Arena pone en entredicho el engranaje defensivo. también ofrece alguna duda. Alves, Silva, Marquiños y Kurzawa, los titulares ante el Bayern, sufrirán ante el ataque madridista.

En definitiva un duelo apasionante entre el campeón y el aspirante

Vuelve el Bicampeón de Europa: vuelve El Real Madrid

Ayer jugó el campeón de liga y Champion. El actual, porque al próximo no lo conoceremos hasta mayo, aunque mucha gente se empeñe ya en descartar a los candidatos. Hasta entonces, el Real Madrid es el vigente campeón de ambas competiciones.

Bien es cierto que hasta ahora no habíamos visto la mejor versión del equipo. Por unas causas o por otras, este equipo, que ha marcado una época, no tenía la fluidez necesaria, ni sobre todo el gol habitual. Ayer, por fin, encadenó muy buenos minutos, con juego y goles.

Y lo hizo con una alineación atípica, una defensa casi suplente, sin Casemiro ni Ramos y con la presencia de Lucas y Asensio en el medio del campo. Ante un rival de entidad, ni más ni menos que uno de los 16 mejores equipos de Europa, el Sevilla, el Real Madrid hizo una primera parte extraordinaria. Fue mérito del Real Madrid y no demérito del Sevilla, aunque ahora los hispalenses parezcan un equipo de segunda B y no uno que peleará en febrero por ser uno de los 8 mejores equipos de Europa.

La constante del Real Madrid fueron Modric y Kroos y por supuesto, Cristiano Ronaldo. Con los mediocampistas al mando, especialmente un Modric imperial, el Real Madrid se adueñó del partido. Y con los goles de Cristiano Ronaldo, perfectamente acompañado por varios secundarios, este Real Madrid se pareció mucho al de hace unos pocos meses.

Con razón vemos siempre a Zidane tan tranquilo. El, que sabe más que nadie, nos avisó de lo de Cristiano Ronaldo. Ya lo hizo el año pasado. El técnico francés parece mantener siempre la calma y tener la capacidad de pulsar siempre las teclas adecuadas. Hasta ahora parecía no haber acertado, pero ayer por fin todo salió redondo.

En defensa Nacho capitaneó la zaga con un gran Vallejo. El chaval de Zaragoza demostró capacidad y valentía al corte, y velocidad, aunque algunas dificultades para sacar el balón jugado, algo que aprenderá con el tiempo. E igual Acharf, que aunque puso algún centro impreciso, demostró unas cualidades enormes. Fue capaz además de rematar el partido con un buen gol.

El otro acierto de Zidane ha sido mantener la confianza en Lucas Vázquez. El canterano lleva un tiempo impreciso, pero de un tiempo a esta parte empieza a parecerse a la pieza clave de hace dos años. Un revulsivo fundamental, que ayer cuajó un gran partido.

Y arriba, lo de siempre más Asensio, y Benzema, que seguro forma parte de un plan maestro de Zinedine Zidane.

Dio tiempo para ver a Ceballos y Llorente, que seguro que tendrán más minutos a lo largo de la temporada, y que igual que el resto de los jóvenes tienen que aprender a tener paciencia. Les llegará su momento y eso lo ha demostrado Zidane apostando por varios de ellos.

Cristiano Ronaldo, ¿el mejor de la historia?

Cristiano Ronaldo ganó ayer su quinto balón de oro. No parece un logro menor. En la denominada era Messi, el portugués ha levantado tantos títulos individuales como el argentino y las mismas Champion League. Y desde luego ha sido tan determinante para el Real Madrid como Messi para el Barcelona.

Por eso, cuesta tanto entender cierta corriente entre prensa y aficionados por infravalorar al portugués y no ponerlo a la altura de los mejores. ¿Quién es el mejor de la historia? Miren, desde hace muchos años se discutía entre Maradona y Pelé. Comparaciones imposibles porque jugaron en épocas distintas, y con diferentes equipos. Uno, Pelé, ganó 3 mundiales y acumuló records de goles, pero nunca salió de Brasil. El otro, Maradona, ganó dos mundiales pero levantó el solo a un equipo que no era de élite como el Nápoles. Uno era un regateador nato, el otro un goleador. Imposible valorar sin tener criterios claros.

Pero es que por el camino se olvidaron de Alfredo Di Stefano, que por diversas circunstancias nunca ganó un mundial, fundamentalmente porque nunca participó en uno, pero a cambio fue decisivo para cambiar la historia del Real Madrid. Lo hizo participando en el triunfo en 5 Copas de Europa consecutivas y otros tanto títulos individuales, modificando para siempre la historia del Real Madrid.

Algunos metieron en esa terna a Cruyff, protagonista del Ajax de las tres Copas de Europa seguidas, pero que tampoco ganó nunca un mundial. Un jugador extraordinario que estuvo rodeado tanto en Holanda como en el Ajax de grandes jugadores. Y podríamos incluir a Zidane en ese grupo, que lideró a Francia a una Eurocopa y a un Mundial y fue también el artífice de la novena Copa de Europa del Real Madrid, con aquel gol inolvidable.

Por el camino, muchos más jugadores míticos como Ronaldo Nazario, Bobby Charlton, Eusebio, Van Basten, Puskas, Beckehbauer, Platini… Son muchos y es muy difícil colocarlos en una lista según sus méritos individuales y colectivos.

H1y-5MPWf_930x525

Pero si está claro que los datos objetivos es que Cristiano Ronaldo ha levantado 4 Champion League, siendo protagonista en todas ellas y ha acumulado 5 balones de oro y otros tantos premios FIFA, trofeos votados entre periodistas y futbolistas, que tienen algo de subjetivo pero que evidentemente no se conceden a cualquiera.

Se hace mucho hincapié en valorar a Cristiano Ronaldo por sus gestos y por su imagen extradeportiva, criticando su altanería y su manera de ser, como si eso influyese en su catalogación como un gran futbolista, y como si otros jugadores como por ejemplo Maradona, hubiesen sido un ejemplo de ello. Lo cierto es que Cristiano Ronaldo si algo es, es un modelo de jugador profesional. Alguien capaz de seguir competiendo con 32 años al máximo nivel, machacándose cada día sin descanso.

Para mí ese es el gran mérito de Cristiano Ronaldo, no rendirse nunca, mejorar constantemente desde sus inicios. Desde que tuvo que salir de su isla natal Madeira, solo, huyendo de la pobreza familiar y de un historial difícil con un padre alcohólico, Cristiano Ronaldo con 12 años empezó su periplo en el Sporting de Lisboa. Logró destacar lo suficiente en un entorno distinto, como para captar la atención del Manchester United, que lo fichó como promesa estrella.

n_real_madrid_cristiano_ronaldo-1393001

Hasta ahí, la historia ya difiere por ejemplo de la de Messi. Es necesario comparar ambas historias para entender un poco mejor la obsesión de Cristiano Ronaldo por ser considerado el mejor.

Si Messi lo tuvo difícil, lo de Cristiano Ronaldo es una historia de superación constante. Aunque ambos pertenecen a ambientes humildes -como casi todos los futbolistas, por otro lado-, Messi se fue al F.C.Barcelona acompañado por su familia con 14 años, fichado ya como joven promesa.

Mientras Messi era tratado convenientemente, entre otras cosas con la hormona del crecimiento, para facilitarle al máximo su desarrollo, Cristiano Ronaldo se operaba del corazón con 15 años.  Messi creció arropado siempre en el F.C. Barcelona hasta entrar en el primer equipo, Cristiano Ronaldo tuvo que ganarse la titularidad primero en el Sporting y después en el Manchester United y el cariño ahí y en el Real Madrid.

1475866048_085145_1475867019_sumario_normal

En el Manchester United, Cristiano United tuvo que enfrentarse a la presión de ser un fichaje caro y un joven ambicioso.

Sus comienzos no fueron sencillos como queda claro tras las declaraciones de Neville:

Cristiano fue machacado durante dos o tres años en el Manchester United. Él te podrá decir que ahí se hizo un hombre”

Lo cierto es que fichado con 19 años fue capaz de convertirse en titular indiscutible primero, en la estrella después y posteriormente en el mejor jugador del mundo, llevando al United a ser campeón de la Champion League. En esa época Cristiano Ronaldo ya fue balón de oro.

cristiano-ronaldo-manchester-united-champions-league-trophy_35cb6w5825fn1o5is05nuu2na

Al otro lado, en el continente, Messi se incorporó a un F.C.Barcelona liderado por Ronaldihno y Etoo, con Rijkaard incorporándolo paulatinamente. De esa fecha data la primera Champion del argentino, en la que participó poco. Se incorporó a un F.C.Barcelona campeón y fue asumiendo galones poco a poco hasta que entró en escena Guardiola. El de Sant Pedor tuvo claro que el equipo debía girar en torno a Messi construyó un F.C.Barcelona a su medida. Fue un acierto a raíz de los resultados, y Messi siempre tuvo el apoyo de su entrenador y de su club para estar acompañado siempre de los jugadores que mejorasen sus prestaciones. De esa época es el Messi más determinante con el triplete y el doblete.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo decidió renunciar al equipo que había apostado por él, al todopoderoso Manchester United e ídolo en aquella ciudad, para embarcarse en un proyecto retador pero lleno de certidumbres. Había llevado a su equipo a dos finales de Champion League consecutivas y era el equipo dominante en Inglaterra con tres Premier consecutivas.

Se marchaba al Real Madrid que en esos momentos pasaba por momentos de máxima dificultad. Fuera de las rondas claves de la Champion durante varias temporadas seguidas, con la hegemonía del Barcelona, Cristiano llegaba a un equipo en plena reconstrucción. Al otro lado, el F.C.Barcelona del triplete.

595e63fe043a9

No fueron unos primeros años sencillos, con la eliminación en octavos de Champion por el Lyon y ningún título en el primer año de Pelegrini y la llegada de Mou. A Cristiano Ronaldo no le pusieron precisamente una alfombra roja en España. Cierta xenofobia anti portugués se despertó, más la envidia natural de mucha parte de la afición española, igual que cuando se fichara a Beckham. El resultado, Cristiano Ronaldo era criticado por cualquier cosa, también entre el madridismo.

En esos años, con Mourinho especialmente, Cristiano Ronaldo creció aún más como futbolista, aumentando sus goles y convirtiéndose en un jugador total. Una potencia ofensiva por sí misma, logrando a partir de la temporada 2010/2011 casi una media de un gol por partido. Pero no llegaron todos los títulos deseados. Cristiano Ronaldo lideraba al Real Madrid en estadísticas y sus números eran mejores que antes, tan espectaculares como los de Messi. Pero sin títulos no era suficiente.

En esta época en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo a pesar de convertirse en mejor jugador, solo ve como Messi domina el fútbol mundial con cuatro balones de oro consecutivos. En títulos, la liga de los records no parece suficiente ante el dominio blaugrana. Y aunque al final de este periodo se logró romper la hegemonía del F.C.Barcelona, a nivel individual la apuesta de Cristiano Ronaldo de irse al Real Madrid para convertirse en el mejor del mundo no le había salido nada bien.

Mientras tanto Messi renovaba año tras año, prácticamente, mimado y cuidado hasta el infinito.  Cada nuevo entrenador y el club configuraba el equipo en torno al astro. Con el mejor F.C Barcelona de la historia, Messi disfrutaba con una hornada de futbolistas que incluían varias generaciones de canteranos y grandes jugadores internacionales. Cristiano Ronaldo siempre dentro de la máxima exigencia en el Real Madrid veía como el proyecto de reconstrucción de Florentino Pérez no alcanzaba su cenit con Mourinho.

Durante esta época se llegó a poner en duda el rendimiento de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Se dijo que no marcaba en los partidos importantes, y se le achacaba al equipo que no hubiese ganado ninguna Champions con él. A pesar de que los goles y los datos estaban ahí:

Fue ahí cuando llegó Ancelotti primero y después Zidane. Tres Champions en cuatro años, dos de ellas consecutivas y dos dobletes liga y Champion y copa y Champion, con la participación casi siempre de Cristiano Ronaldo como jugador clave. En ese periodo, su mejor temporada, la  2014-2015 registró sus mejores números, con 1.13 goles por partido aunque fue precisamente la única en la que el club no logró ninguno de los títulos importantes. Pero fue Cristiano Ronaldo el jugador clave en la Champion League.

ronaldo-decima

De hecho, para entender los últimos 4 balones de oro a Cristiano hay que analizar sus estadísticas en Champion League, la competición en la que verdaderamente se mide a los grandes jugadores, junto con el mundial. En la comparativa, Cristiano Ronaldo marca casi el doble de goles que Messi en rondas finales

Captura de pantalla 2017-12-08 a las 18.31.53

Los números de Cristiano Ronaldo se confirman con Portugal, con logros sorprendentes, habiendo sido capaz de llevar a su selección a una Eurocopa. Primer jugador que disputa dos finales con doce años de diferencia, máximo goleador de las fases finales empatado con Platini, primer jugador en marcar en cuatro Eurocopas y jugador con más partidos en las fases finales son parte de sus registros.

Esos números y el hecho de haber ganado  sus balones de oro en dos equipos distintos, en un periodo comprendido entre 2008 (el primero con el Manchester United) y 2017 (el quinto), hablan de un jugador que ha mantenido su competitividad durante todo este tiempo. Messi por ejemplo, ganó 4 consecutivos del 2009 al 2012, coincidiendo con el mejor Barcelona de su historia.

¿Quien es el mejor de la historia? Como el debate entre Maradona o Pelé NO se sabrá porque nunca habrá criterios objetivos. Pero desde luego Cristiano Ronaldo se ha ganado el derecho a formar parte de ese debate. Es imposible entender a Cristiano Ronaldo sin Messi, y viceversa; ambos se han hecho mejores gracias a la exigencia del otro. Pero desde luego, Cristiano está a la altura de Messi y sus títulos individuales, colectivos y sus números así lo atestiguan.

Los 16 mejores de Europa

Captura de pantalla 2017-12-07 a las 11.15.35

La fase de grupos se acabó ayer, como cada año antes de la llegada del invierno, para dar paso en febrero y marzo a la fase realmente divertida, las eliminatorias. La fase de grupos es un trámite necesario para conocer a los 16 mejores equipos de Europa, aunque ello conlleve a veces enfrentamientos tan dispares como los que hemos visto. Demasiados equipos que suelen acabar cuartos, que son las auténticas cenicientas del grupo.

Pero esta fase también sirve para distinguir la paja de la hierba, quedándose fuera de las siguientes rondas los equipos menos fuertes. Esta temporada ha traído como sorpresas la eliminación de dos equipos que en los últimos años han sido protagonistas. El Atlético de Madrid y el Borussia de Dormund se han quedado fuera de sus respectivos grupos.

En el caso rojiblanco no  se podrá alegar esta vez el presupuesto como excusa, puesto que lo tienen muy superior a equipos como la Roma, de su propio grupo, o el Besitkas. Simplemente, el modelo del Cholo se ha agrietado con el paso del tiempo. Suele pasar.

Algo similar le ha pasado al Borussia de Dormund, incapaz de superar el revés en el primer partido de grupos con una derrota frente a los ingleses, ha ido cayendo en picado. Y eso a pesar de que tiene mucha calidad en su equipo, como demostró ayer en el Bernabéu.

Así pues, pasan 8 primeros y 8 segundos, con alguna sorpresa en el segundo bombo. Sin duda, el auténtico “coco” es el Real Madrid, un segundo que es ni más ni menos que el bicampeón de Europa, y que en febrero no estará como ahora en noviembre. Ningún primero querrá al Madrid como premio. Pero hay otros segundos sorprendentes, como la Juventus, subcampeón de Europa; el Bayern de Munich, que se ha recuperado con Heynckes o el Chelsea, que ha visto como la Roma le quita el primer puesto.

Y luego están los primeros, entre los que destacan dos equipos por encima de todos: el PSG y el Manchester City. Ambos se dejaron llevar en su último partido, con sendas derrotas. Pero son por juego y calidad los dos favoritos en esta Champion. El Manchester United será un rival durísimo y el F.C.Barcelona también será peligroso.

Y luego hay una terna de 4 equipos de calidad diferente, como son Liverpool, Tottenham, Roma y Besitkas. A priori los turcos son los más flojos, pero en esta ronda cualquier equipo es peligroso. Los dos equipos ingleses han demostrado argumentos de sobra para complicarle la eliminatoria a cualquiera y por eso son primeros de grupo. Y la Roma lleva varios años compitiendo a gran nivel

Diana Nyad: un sueño extremo

Esta es la historia de cómo la mente puede vencer al cuerpo, aún en las condiciones más inverosímiles. La evidencia de que el cuerpo no es más que un mecanismo que funciona por mandato de nuestra mente. Y sobre todo, la prueba más clara que he conocido, hasta ahora, del poder casi ilimitado de la fuerza de voluntad.

¿No lo crees? Imagínate a una señora de 64 años en el mar. Y a continuación piensa en nadar durante más de 50 horas una distancia de 180 kilómetros. Une ambos hechos y tendrás la historia de Diana Nyad, una estadounidense que con esa edad cumplió semejante reto.

Esta es la historia de una persona que tenía un sueño y que a pesar de haberlo intentando múltiples veces, continuó hasta lograrlo, incluso en condiciones más adversas que la primera vez.  Dicho reto, no había sido capaz de lograrlo 33 años antes, cuando se dedicaba profesionalmente a la natación y  tenía 29 años.

La Diana Nyad que logró semejante hazaña no era en absoluto más fuerte ni tenía más capacidad física que otras muchas nadadoras más jóvenes y preparads. Ni siquiera era más fuerte que su  versión oven. Pero si era más capaz, más atrevida y voluntariosa, multiplicando su fuerza casi hasta el infinito.

Después de conocer en detalle esta historia me di cuenta de que el  principal problema a la hora de resolver un reto físico es mental. Hay que empezar por la cabeza, por fortalecer la mente para ser capaz de lograr cualquier objetivo.

Diana Nyad se convirtió en la primera persona en nadar de Cuba a Florida sin una jaula anti tiburones y sobre todo con la edad mencionada, muy lejos de la plenitud física.

Llama aún más la atención que lo hizo en su quinto intento, tras cuatro intentos en los que no fue capaz de completar el recorrido por múltiples motivos, principalmente agotamiento físico y mordeduras.

Esta es la historia de una persona que se propuso un objetivo realmente ambicioso, y que ella sola, contra la opinión de todos sus amigos, familiares y expertos de cualquier tipo, decidió intentarlo una y otra vez hasta que lo consiguió. Merece la pena ver el documental para entender mejor la hazaña. El documental narra, no obstante, el capítulo no de cuando logró el objetivo sino de cuando no fue capaz. Aquello no fue el fracaso, solo un desenlace más hasta el éxito final.

Yo me quedo con una reflexión que me llamó la atención: le preguntaron que cómo lo había hecho y dijo que ella se concentraba primero en una brazada y luego en otra. Y así durante 50 horas. 

Robihno: un ejemplo a evitar

5206b3315f41a21dc8e29228a3f41d8b--real-madrid

Robihno fue una vez un galáctico en ciernes, una super promesa del fútbol brasileño que llegaba al mejor equipo del mundo para triunfar. Llegaba al Real Madrid en el mercado invernal, con 21 años cumplidos, tras haber sido nombrado el mejor futbolista de Brasil.

Había debutado en aquel país con 18 años con un gran impacto mediático y con números de futuro crack. Con 87 goles en 4 temporadas con toda su juventud por explotar, Robihno tenía la oportunidad de ser el nuevo Pelé, como muchos se apresuraron a calificarle.

Y fue así como llegó a un Real Madrid galáctico ya decadente, sin Figo pero con jugadores como Zidane o Ronaldo. Después de una temporada previa sin títulos y eliminado en la Champion League en octavos, Robihno era el fichaje que necesitaba el madridismo para ilusionarse. Ese año Florentino Pérez había decidido modificar su política de fichajes y apuntalar otros puestos clave y con ese fin fichó a jugadores como Pablo García, Diogo y sobre todo Sergio Ramos. En ataque jugadores como Casano o Baptista debían complementar el potencial de la plantilla.

Pero ninguno tenía la magia previa de los grandes fichajes galácticos. Una afición que había visto como su presidente fichaba de manera consecutiva a Figo, Ronaldo, Zidane, Bechkam y Owen, un galáctico por año. Jugadores de primerísimo nivel. Y en ese escalón llegaba Robihno como sucesor, la gran estrella brasileña emergente.

El primer partido del brasileño fue en Cádiz, en el primer partido de liga, que seguramente recuerde cualquier madridista. Fueron 25 minutos mágicos. Su primer balón fue un sombrero y después apareció con regates, velocidad y mucha calidad. Había nacido un supercrack, no había duda. El debut soñado.

A partir de ese momento las expectativas fueron tan altas que la gente (aficionados y prensa) olvidó que acaba de llegar de otra liga no europea, a un equipo como el Real Madrid, con todo lo que ello conlleva. En esa primera temporada, Robihno marcó 12 goles y dio 5 asistencias. Números buenos aunque no espectaculares. La temporada siguiente mantuvo los números pero fue en su tercera en la que tuvo más incidencia con 15 goles y 12 asistencias.

A partir de ahí llegó su salida tras la especulación del fichaje de Cristiano Ronaldo, y después de eso una buena temporada en el City y otra en el Milán y un rendimiento normal, pero no ya de un crack, hasta volver a Brasil.

Robihno tenía todas las condiciones técnicas y físicas para ser un supercrack. Ser algo parecido a Neymar: regate, velocidad y gol. Pero sus decisiones le hicieron convertirse en un jugador irrelevante. Lo hemos visto muchas otras veces.

Ahora sabemos que ha sido condenado a cárcel por una violación, aunque quizá no acabe en la cárcel. Desde luego es un pésimo final, que demuestra que no llevó la vida que debía llevar un futbolista ni tampoco una persona normal. Exceso tras exceso hasta esta sentencia.

La historia de Robihno muestra la importancia de tener una buena cabeza y de trabajar duro cada día. El talento no basta.

Un Real Madrid sin ataque ni gol

El Real Madrid empató ayer contra el Atlético de Madrid en un partido que pone en evidencia sus carencias en esta temporada, la falta de gol. Ayer se le sumó la falta de capacidad para crear situaciones de peligro en el área contraria, contadas con los dedos de la mano.

Parece como si de pronto este equipo hubiese perdido toda su capacidad atacante. Gran parte de esa responsabilidad recae en Benzema y Cristiano Ronaldo, incapaces tanto de crearse sus propias jugadas como de rematar las de sus compañeros. En este caso, ayer no bastó con el caudal ofensivo propuesto por Isco y Marcelo. No parece suficiente para batir a un equipo como el Atlético de Madrid.

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 18: Karim Benzema (R) of Real Madrid CF competes for the ball with Juan Francisco Torres alias Juanfran (L) of Atletico de Madrid  during the La Liga match between Club Atletico Madrid and Real Madrid CF at Estadio Wanda Metropolitano on November 18, 2017 in Madrid, Spain.  (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

MADRID, SPAIN – NOVEMBER 18: Karim Benzema (R) of Real Madrid CF competes for the ball with Juan Francisco Torres alias Juanfran (L) of Atletico de Madrid during the La Liga match between Club Atletico Madrid and Real Madrid CF at Estadio Wanda Metropolitano on November 18, 2017 in Madrid, Spain. (Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

El empate en un partido importante confirma lo visto durante la dura derrota en Inglaterra, con la salvedad de que el Altético de Madrid tiene los mismos problemas que los blancos y no la efectividad del Tottenham. Lo hizo bien, eso sí, durante los primeros minutos, presionando arriba y ahogando al Real Madrid. Durante ese primer tramo no aparecieron ni Modric ni Kroos, como en Inglaterra.

Después, el segundo tiempo fue más blanco que rojiblanco, aunque no suficiente para imponerse en un partido en el que Zidane optó por hacer un solo cambio y en el minuto 75. Asensio por Benzema, con apenas 15 minutos para refrescar al equipo. Se entiende que el francés no encontrará en el banquillo las soluciones que busca, pero tiene que hacerlo y pronto. Ahora mismo, su apuesta por un mismo 11 no está funciona, ya constatado en demasiados partidos, y tiene que empezar bien a cambiar los piezas, los sistemas o la motivación…

Son 10 puntos de diferencia con un F.C.Barcelona que no juega de manera brillante pero que no está pinchando. Ya lo hará, sin duda. Pero el problema es que el Real Madrid siga haciéndolo. Si Zidane no se ha dado cuenta de que a este equipo le falta energía, además de gol, entonces si tiene el equipo un problema. Y si se ha dado cuenta y no es capaz de solucionarlo, también. Es hora de revolucionar el equipo y apostar por un cambio de la alineación que motive a los suplentes y haga reflexionar a los titulares, algunos muy lejos de su nivel.

El juego romo del Real Madrid y su falta de puntería, no excluye, no obstante, que el arbitraje esté perjudicando seriamente al equipo. Las decisiones arbitrales pueden cambiar un partido y la historia de un equipo (me viene al recuerdo el atraco al Chelsea en la Champion contra el F.C.Barcelona).

Ayer hubo como mínimo dos decisiones absolutamente nefastas y perjudiciales para el Real Madrid. Las señalo porque fueron muy claras. La primera una entrada de Savic, con el único adjetivo posible de criminal. En directo me pareció una entrada clarísima a Kroos de roja directa. En sucesivas repeticiones me pareció aún más clara.

La otra decisión perjudicial para el Real Madrid fue un penalti a Ramos, que fue a rematar un balón con la cabeza y se encontró una pierna que le acabó por romper la nariz. No solo penalti, sino lesión a Ramos, que tendrá que jugar con máscara, que además se perdió ayer la segunda parte.

atletico-realmadrid15-k2eE--984x468@RC

Vi además otras tantas jugadas dudosas, con varias posibles manos, pero desde luego con las dos anteriores, clarísimas, ya se habría cambiado el partido. Al Real Madrid todavía no le han pitado un penalti, aunque posiblemente le hayan hecho más de media docena muy claros y más del doble.

Eso también es jugar contra los elementos y eso también debería ser solucionado.

Carli Lloyd: la importancia mental

Carli Lloyd es una de las mejores jugadores de la historia del fútbol femenino. Protagonista del Mundial de 2015 con un hat trick en la final, ha sido una de las jugadoras más importantes de la potente selección de Estados Unidos.

Una jugadora que ya demostraba su talento en categorías inferiores y que no obstante tuvo que entender rápidamente con no basta con el talento para triunfar en un deporte tan exigente como el fútbol. Y añado yo, no basta el talento solamente para triunfar en cualquier aspecto de la vida. Es famosa la frase de Edison que atribuye el éxito a un 99% de transpiración y el 1% de inspiración. Edison era un inventor persistente, una persona que dedicó su vida a descubrir distintos inventos.

El vídeo que añado a continuación explica como esta futbolista fue capaz de entender que necesitaba dedicarse por completo al fútbol y mejorar. Entendió que solamente con talento no triunfaría como ella deseaba. Hay muchos ejemplos de ello, y quizá el más significativo sea el de Cristiano Ronaldo, un futbolista al que no se le han dedicado los suficientes elogios por hacer de su profesión su vida, con unos niveles de autoexigencia y de trabajo muy por encima de la media.