Zidane, el artífice de la liga 33

Zidane ha hecho historia como entrenador, igual que la hizo como jugador con aquel gol antológico. Pero lo de ahora, si cabe, tiene más mérito porque el francés ha superado no pocas barreras. Se empezó la campaña contra Zidane ya pronto, en el Castilla. En el sitio en el que otros entrenadores como Luis Enrique, Guardiola, Michel y tantos otros, tienen la libertad de crecer como entrenadores, al francés se le puso el foco en la cara, primero evaluando los resultados de unos chavales cuya prioridad es la formación, y después con la falsa y estúpida polémica de la validez del título de entrenador. Por supuesto, todas esas dudas llegaban de gente que lo más redondo que ha visto en su vida ha sido su cabeza.

real-madrid-zidane-el-punto_FLLtMDn-jpg_980x551

Después de 5 años ha logrado una dificilísima liga, con 93 puntos, habiendo logrado más puntos fuera de casa que en el propio Bernabéu. Esa competitividad, demostrada en muchos momentos de la temporada, es uno de los rasgos de este Real Madrid. Algo que ya se empezó a observar la temporada pasada, que la empezó a mitad y la compitió hasta el final.

Aprendió de Mourihno y de Ancelotti, por exceso y por defecto cosas como la importancia de las rotaciones, la necesidad de que exista cierta meritocracia pero también una jerarquía y por supuesto la gestión siempre tan difícil de la prensa, pero también de la relación con aficionados y presidente.

Ha logrado enchufar a jugadores en momentos claves, como Benzema, Cristiano Ronaldo, ha seguido apostando por Keylor; le ha dado confianza a Nacho y Danilo, y en general ha mejorado la versión de todos los jugadores, especialmente Isco. Por el camino, James y Morata quizá se marchen.

Pero Zidane mantuvo la calma también cuando en su debut las cosas le empezaron bien y se habló de la flor de Zidane. La flor le llevó primero a ganar la Champion League (también con flor), y a casi arrebatarle al Barcelona una liga que estaba perdida. Más tarde la flor sirvió para levantar la Supercopa de Europa y el Mundialito de clubes, y establecer un récord de victorias. Y ahora, con la flor, ha ganado una liga, con récord europeo de partidos consecutivos marcando, con la opción de ser el primer técnico en levantar dos Champion League de manera consecutiva.

Después llegaron los baches. Sí, el equipo de Zidane también tenía baches. Porque hasta entonces lo había superado todo, incluso la lesión de todos sus titulares y suplentes en algún  momento de la temporada. La eliminación en la Copa del rey y varias derrotas, especialmente dura la del Barcelona hizo temer por la liga.

Pero Zidane no perdió la calma. Ese es su gran rasgo. Se recuerda el cabezazo a Materazzi y algún otro episodio donde como jugador si perdió esa calma que ahora sí traslada como entrenador. Y esa frialdad y tranquilidad la plasman perfectamente Modric y Kroos. Dos futbolistas que deben entender perfectamente a Zidane, y que juegan al ritmo que este quiere. Ellos son el motor del Real Madrid.

Eso también es mérito de Zidane, encajar perfectamente todas las piezas. Un puzle de 22 jugadores, superestrellas casi todos. Y lo ha hecho, a la perfección, logrando lo que ningún técnico madridista había logrado antes, crear un sistema de rotaciones; convencer a jugadores veteranos como Ronaldo de que no tiene que jugar todos los partidos, y por otro lado, convencer a los jóvenes, de que tendrán minutos y que su momento llegará. Todos parecen contentos, entendiendo su rol. Los jóvenes aprendiendo de los veteranos, y estos economizando sus fuerzas y trasladando sus conocimientos. Este equipo tiene esa mezcla perfecta.

Espera en el horizonte el 3 de junio. Una fecha en la que Zidane, leyenda viva como futbolista, puede hacer historia como entrenador.

El Fenerbahce paró al Real Madrid

La Final Four volvió a demostrar ayer que es un torneo durísimo, en ocasiones impredecible. Ayer, los dos primeros de la liga regular, los dos mejores equipos del torneo, el Real Madrid y el CSKA de Moscú, cayeron eliminados frente al Fenerbahce y el Olympyakos, respectivamente.

Para los blancos es la tercera Final Four perdida en cuatro años, y de nuevo la sensación de que el Fenerbahce es un hueso demasiado duro para Laso, casi la antítesis del juego que tantos títulos le ha dado al Real Madrid.

ISTANBUL, TURKEY - MAY 19: Bobby Dixon (35) and Bogdan Bogdanovic (13) of Fenerbahce in action against Sergio Llull (23) of Real Madrid during the Turkish Airlines Euroleague Final Four basketball match between Fenerbahce and Real Madrid at Sinan Erdem Dome in Istanbul, Turkey on May 19, 2017.  (Photo by Salih Zeki Fazlioglu/Anadolu Agency/Getty Images)

ISTANBUL, TURKEY – MAY 19: Bobby Dixon (35) and Bogdan Bogdanovic (13) of Fenerbahce in action against Sergio Llull (23) of Real Madrid during the Turkish Airlines Euroleague Final Four basketball match between Fenerbahce and Real Madrid at Sinan Erdem Dome in Istanbul, Turkey on May 19, 2017.
(Photo by Salih Zeki Fazlioglu/Anadolu Agency/Getty Images)

Lo peor de ayer no fue la derrota, sino la sensación de que el Real Madrid no fue capaz de desplegar su mejor juego ni de meterse nunca en el partido. Casi desde el principio, el equipo de Laso fue por detrás. Siempre con la barrera de los 10 puntos, pero a diferencia de la eliminatoria anterior, en la que Olympiakos fue capaz de remontar, en este caso nunca dio la sensación de que los de Laso fuesen capaces de remontar en ningún momento.

Enfrente estaba el ogro Obradovic, el mejor técnico de Europa, especialista en neutralizar al contrario y potenciar las virtudes de su equipo. Ayer lo volvió a hacer y es un firme candidato al título. Laso, en cambio, no fue capaz de sacar lo mejor de sus jugadores. Jugadores destacados como Randolph, Ayón o Doncic no comparecieron ayer, y el equipo lo notó.

La derrota es dolorosa sin duda, casi tanto como ver a Noccioni en el banquillo, no convocado, ante la última oportunidad de su vida de una Euroliga. No se si la presencia del argentino habría cambiado la dinámica del partido. Sí es de esos jugadores, con tanta personalidad y carácter, capaz de eso. En todo caso, lo difícil sería decidir a quién dejar en cambio.

El Real Madrid acaba así su andadura en Europa, tras una muy buena temporada que ha tenido, sin embargo, este final. Tras el título de la Copa del Rey queda la liga, en la que el equipo vuelve a partir como favorito. A Laso como al Real Madrid se le pide la excelencia, y como se suele decir que las finales no se juegan, sino se ganan. Bien es cierto que hay que valorar la temporada completa.

El Real Madrid arrasa Vigo

El Real Madrid sumó una nueva victoria en un dificilísimo campo y ambiente parecía por momentos, por la intensidad de ambos equipos, una final de Champion League. Curiosamente solo un equipo se jugaba algo, el Real Madrid, mientras que los jugadores del Celta, sobreexcitados, se jugaban aparentemente solo el honor, como en el resto de partidos de liga, que por cierto, jugaron mucho peor que ayer.

Es curioso ese ambiente de antimadridismo. Nos habían vendido que al Madrid no se le quería por Mourinho, pero resulta que el Madrid de Zidane, un tipo nada polémica, que debería caer simpático, genera el mismo odio. Incluso con jugadores como Isco, Nacho, Varanne, Marcelo, son jugadores poco polémicos.  Así pues, el odio lo monopoliza Cristiano Ronaldo y en ocasiones Ramos, a pesar de ser el capitán de la selección española, mal llamada roja. Curioso nuevamente.

Pero este Real Madrid parece estar por encima de ambientes, rivales duros o que se juegan algo más que las posibles primas o los puntos, como el Sevilla el partido pasado. Este equipo parece vivir en un  estado casi permanente de felicidad y ayer nuevamente lo confirmó, como tras la goleada ante el Sevilla. Dio igual que jugase en uno u otro partido, porque lo cierto es que hay 20 jugadores con nivel para ser titulares y en este momento en su mejor momento de la temporada

Un ejemplo es Nacho, uno de los mejores contra el Sevilla, que abrió el marcador con un gol de futbolista inteligente y que ayer ni jugó. El canterano lleva una temporada espectacular pero sobre todo parece estar contento. Ayer no le vimos, pero jugó en su lugar, Varanne, que hizo un partido sobresaliente y Danilo, que poco a poco va cogiendo confianza. Zidane apuesta por el también, a pesar de varios partidos con errores y dudas.

Cristiano+Ronaldo+Celta+Vigo+v+Real+Madrid+gZ1lxQQBAqsl

Pero si alguien llega en un momento de forma espectacular, ese es Cristiano Ronaldo. Si en algún momento alguien le dió por acabado (y yo lo hice hace también y luego rectifiqué), cometió el error de su vida. No se puede menospreciar nunca a un jugador como Cristiano, uno de los mejores jugadores de la historia y un goleador como no se ha visto antes. Así se ha convertido en el máximo goleador de las grandes ligas,

Sus números este año no son cuantitativamente tan relevantes como otras temporadas (28 partidos de liga, 24 goles y 6 asistencias 12 partidos de Champions, 10 goles y 5 asistencias) pero sí lo son cualitativamente, aportando en este final de temporada tan complicado una racha de goles fundamental para el equipo. Con 5 goles en cuartos ante el Bayern de Munich con un hat trick y otro ante el Atlético de Madrid en semifinales ha sumado además 5 goles en sus últimos tres partidos disputados en liga. Partidos claves como ante el Valencia (1 gol), y Sevilla y Celta de Vigo (dos goles).

Un rendimiento que justifica un balón de oro, y también la política de rotaciones de Zinedine Zidane. El mismo argumento aplica para Benzema, muy criticado en ocasiones, pero que siempre ha gozado de la confianza del técnico y que en los últimos partidos está a un nivel superior. Y lo mismo podríamos decir de jugadores como Keylor, Modric, Marcelo o Kroos, por no hablar de la magnífica gestión realizada con jugadores como Isco.

El Madrid necesita 1 punto solamente en Málaga y tiene una final por delante contra la Juventus, un gran equipo, sin duda. Una oportunidad para lograr un título anhelado que le convertiría en el mejor equipo de España y que podría ser ratificado por un doblete histórico.

Nadal, resurrección: tercera parte

PARIS,FRANKREICH,29.MAI.14 - TENNIS - ATP World Tour, Grand Slam, Roland Garros, French Open. Bild zeigt Dominic Thiem (AUT) und Rafael Nadal (ESP). Foto: GEPA pictures/ Matthias Hauer

PARIS,FRANKREICH,29.MAI.14 – TENNIS – ATP World Tour, Grand Slam, Roland Garros, French Open. Bild zeigt Dominic Thiem (AUT) und Rafael Nadal (ESP). Foto: GEPA pictures/ Matthias Hauer

Decía en un post hace justo un año, que  Nadal estaba de vuelta tras haber ganado en Montecarlo.  Un año después se confirma, pero no solo por la trayectoria desde que empezó la temporada, con varias finales, sino con su confirmación, con su décimo título en Montecarlo, el título en el Open de Godo y un nuevo título en el Master 1.000, el de Madrid, su quinto título

Nadal se ha vuelto a levantar. No sabemos cuantas más veces lo hará. Sí sabemos que no ha sido la primera vez. Todos recuerdan su año pletórico, ganándolo casi todo tras un año de lesiones.

Ahora, su vuelta ya le ha hecho conquistar 2 Master 1.000, pero sobre todo volver a dar la sensación de que puede competir otra vez contra cualquier jugador y superficie. Solamente Federer le ha apartado de un nuevo Gran Slam, el Open de Australia y del Master de Miami, demostrando ambos que todavía les queda carrera.

Llama la atención también la superioridad con la que Nadal ganó a Djokovic en las semifinales. Necesitaba esa victoria contra su bestia negra para seguir fortaleciéndose mentalmente. Hoy contra Thiem, su futuro relevo ha vuelto a demostrar que es el mejor en tierra y que los jóvenes lo tendrán que hacer muy bien para reemplazarle.

Queda lo más importante de la temporada de tierra, el Torneo de Nadal, el Roland Garros, en el que seguro que comparecerá como siempre, con las mismas ganas de seguir haciendo historia.

Cardiff y la Juventus esperan

Cardiff será otro capítulo más en la historia europea del Real Madrid.Otra capital que sumarse a los anteriores. Puede ser la ciudad en la que un equipo logre superar la maldición de no lograr dos Champion League consecutivas. Entra dentro de la lógico que el auténtico rey de Europa puede hacer algo que no se ha hecho desde 1990, repetir con el nuevo formato Champion League un triunfo. Si alguien puede hacerlo es el Real Madrid que ya ha levantado 11 copas de Europa de 15 finales, por cierto, también el primer equipo en lograr dos UEFA consecutiva

Está a 90 minutos de eso pero para eso tendrá que ganar a toda una Juventus, algo tan difícil como lo logrado hasta ahora. Después de tres eliminatorias dificilísimas contra tres equipos tan potentes como Nápoles, Bayern de Munich y Atlético de Madrid, la vequia signora espera a los blancos como 19 años atrás, en la consecución de la séptima

Para llegar hasta ahí tocaba sufrir un partido como el del Calderón, al igual que el año pasado se sufrió en la vuelta contra el Dormund.  Después de un 2-0 propiciado por la salida en tromba del Atético de Madrid con dos goles a balón parado, el equipo blanco estaba contra las cuerdas, con 75 minutos por delante para ver como le remontaban la eliminatoria. Y es ahí cuando jugaron dos factores: el factor gol en campo contrario que obligaba al Atlético a hacer 5 goles si el Madrid hacía uno y la personalidad del equipo.

El primer factor ha hecho que Simeone mandase a su equipo atrás, en un error quizá propiciado por la prudencia. El dilema era aguantarle al Madrid con el marcador y buscar el 3-0 al final del partido,  dejando al Madrid sin goles, algo que no ha logado nadie en los últimos 60 partidos o buscar más goles en un momento en el que el Real Madrid podría estar KO, y arriesgarse, buscando más goles, con el riesgo de tener que ir hacia el 5-1.

Y fue en esa decisión, echándose el Atlético de Madrid un poco hacia atrás cuando aparecieron tres jugadores colosales. El primero Isco, con muchísima personalidad, en su mejor versión desde que llegó al equipo. Ya lleva ya muchos partidos a alto nivel, liderando al equipo ofensivamente con una clarividencia propia de los grandes jugadores. El segundo fue Modric, que secundó al malagueño, volviendo a su mejor versión. Y por último, Benzema, siempre criticado, siempre en la picota, pero que en una jugada absolutamente sublime permitió el 2-1 que acababa la eliminatoria.

C_iD4qQUIAADJ2z

A partir de ahí, el equipo blanco supo administrar muy bien el marcador, dominando el resto del partido, e incluso sin buscar la victoria, contemporizando, de cara a administrar el resultado de la eliminatoria, evitar lesiones (el Atlético de Madrid hizo más de 20 faltas) y también sanciones.

Son 3 finales en 4 años y creo que hay que darle mérito al equipo blanco, al club y especialmente a su entrenador, del que algunos periodistas se permitían el lujo de decir que no sabía entrenar. Y al final ha resultado que la gigantesca figura de Zidane, que sigue siendo una leyenda viva, y el recuerdo de todos esos jóvenes que son ahora futbolistas, como Isco o Asensio, ha logrado algo sin precedentes.

Pero como ha dicho Zidane y varios miembros del equipo no se ha logrado nada. Y ningún madridista estará feliz si se pierde ante la Juventus. Se puede estar orgulloso del equipo pero un equipo ganador no puede estar feliz de una derrota, como dijo Simeone. Esa quizá sea la gran diferencia. Y ahí tengo en el recuerdo cuando hace varios años el Real Madrid perdió la eliminatoria contra el Borussia de Dormund, intentando remontar un 4-1. Después de aquello el aficionado estaba orgulloso del partido de vuelta pero crítico con el entrenador y el equipo por el partido de ida.

Un Calderón infernal

download

El Real Madrid debería esperar esta noche un Calderón infernal, con todos sus aficionados enfervorecidos, casi abducidos por un demonio de la remontada, que en realidad debería ser más mitología que otra cosa. Pero las gentes, y quizá los jugadores, necesitan leyendas y mitos para seguir su día a día.

Lo único que deberán hacer los jugadores del Real Madrid para pasar a la final de Cardiff es no creer en mitos imposibles, y creer en realidades. Si, por el contrario, se dejan imbuir por la creencia colectiva igual acaben contribuyendo a ella en forma de errores y de miedo.

No dudo de la capacidad del Atlético de Madrid para hacerles a los de Zidane uno o dos goles. No es la primera vez que pasa y además durante esta temporada el Real Madrid es especialmente frágil en este apartado. Ahora bien, de la misma manera, con los datos en la mano, el equipo blanco lleva 60 partidos consecutivos anotando, y este no debería ser una excepción.

Y ahí ya, la gesta rojiblanca le obligaría a meter no 2 ni 3, sino 5 goles, que ya son palabras mayores, excepciones que ocurren una vez cada 20 años (se me viene a la mente el 5-0 a Mourihno o el 5-0 del Milán a la quinta del Buitre).

Son muchos los factores estadísticos en contra de los del Cholo Simeone, aunque ya sabemos que esto es fútbol y hace poco vimos como el PSG se dejó remontar ante el Barcelona una renta superior a la blanca.

Para ello, el Real Madrid tendría que sucumbir como no lo ha hecho hasta ahora. Bien mediando alguna causa excepcional, como una expulsión tempranera. Algo plausible a la vista de algunas últimas acciones de varios de sus jugadores como Ramos, Casemiro y Marcelo, poco listos en los últimos partidos disputados.

O bien, por colapso global del equipo sucumbiendo a la presión. En este caso, se me hace francamente difícil pensar que jugadores de la talla y experiencia de Modric, Kroos, Benzema, Ronaldo, Ramos o Marcelo no sean capaces de controlar los nervios, tras muchos partidos de élite jugados.

Mbappé, el elegido

mbi_2

Mbappé ha irrumpido en el mundo del fútbol con una fuerza y unas expectativas que no se veían en mucho tiempo. Quizá sea uno de los llamados a suceder a Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han monopolizado todos los triunfos y premios individuales y muchos colectivos desde hace una década.

Los sucesores a ser los mejores jugadores del mundo del futuro son ahora mismo jóvenes como Mbappé, de solo 18 años o jugadores como  el delantero de la Juventus, Dybala (23 años) o el jugador del Borussia de Dormunt (19 años).

Ese es la verdadera carrera hacia la que se han lanzado los clubes más potentes de Europa desde hace un par de años, identificar el relevo entre los jóvenes de dos supercracks como Messi y Cristiano Ronaldo que con 29 y 32 años,respectivamente, dentro de poco dejarán su trono vacante, produciéndose un extraño vacío.

Por eso el Real Madrid se ha gastado una verdadera fortuna por un chaval brasileño de 16 años, Vinicus Junior y por ese mismo motivo el Barcelona acometió un fichaje multimillonario con Neymar varios años atrás. Ese ímpetu justifica fichajes como el de Anthony Martial, Sterling o Kevin De Bruyne, muy buenos jugadores, con un elevado precio en su momento

Se trata de predecir el futuro. Y es precisamente mirando al pasado donde quizá podamos encontrar la respuesta. Mbappé me parece el mejor proyecto de supercrack que ha aparecido en la última década. Con esa edad, no recuerdo a ningún jugador destacar tanto como este. Solamente Nazario, que reventó estadísticas en el PSV, casi a gol por partido, por encima de cualquier otro jugador en la historia con esa edad, solo quizá a excepción de Pelé.

Ronaldo Nazario fue el precursor de Messi y Cristiano Ronaldo, quizá incluso una mezcla entre ambos, con la voracidad y potencia del luso y el dribling y técnica del argentino. Fue Ronaldo quien le marcó el camino a ambos, con cifras y goles asombrosos. Su evolución pasando a ser un joven super prometedor a ser el mejor del mundo fue clara. ¿Es comparable con Mabppé?

 Mbappé tiene que demostrar lo mismo que el joven Ronaldo Nazario en el PSV, pero el camino ya lo tiene marcado. Física y técnicamente tiene algo de Ronaldo y algo de Henry, como bien dice Anelka. Y su futuro puede ser uno y otro, siendo interesante la reflexión de Anelka sobre el camino que puede tomar. Antes de entrar en la comparativa estadística definitiva, dejo un par de vídeos, uno de Mbappé y otro maravilloso del joven Ronaldo Nazario:

 

 

Hay varios vídeos en Youtube con el desempeño de Mbappé durante sus partidos, pero dejo este por su definición en el gol, con una asombrosa facilidad (minuto 2), al más puro estilo Ronaldo Nazario.

Si comparamos la evolución de Mbappé con otros cracks precoces del fútbol, podemos entender porque el francés ha suscitado tantas expectativas. Cristiano Ronaldo con esa edad marcó 4 goles en 29 partidos en 1.500 minutos y Messi  6 goles en 1.000 minutos en 17 partidos.

Henry, con quien se le compara, no había llegado todavía y  jugadores precoces como por ejemplo Raul, con 18 años marcó 9 goles en 28 partidos para un total de 1.666 minutos. Rooney, otro jugador precoz, con 19 años marcó  9 goles en 34 partidos durante 2.442 minutos. Neymar marcó 17 goles en 31 partidos en más de 2.000 minutos., en la liga brasileña.

Mbappé ya había debutado con 17 años en primera división, el año pasado, con apenas 300 minutos en liga, repartidos entre una decena de partidos.  Ha sido durante la presente temporada cuando ha dado el salto, y especialmente desde enero del 2017, su progresión en goles y participación ha sido gigantesca (24 goles y 12 asistencias en 2.280 minutos)

Sus números se acrecientan cuando se observa su rendimiento en la máxima competición, ya contra los mejores equipos y jugadores: 5 goles en 8 partidos de Champion League (446 minutos jugados) . 

Datos que hay que complementar con su participación en el resto de competiciones, en las que deja también una gran impacto: en la liga francesa, 14 goles y 9 asistencia en  26 partidos, para un total de 1.236 (compárese con los jugadores arriba mencionados) y 5 goles y 3 asistencias, en 6 partidos en la Copa de Francia y la Copa francesa.

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 12.39.14

Me parecen números más que relevantes, pero sobre todo es la calidad que se le observa en todas las acciones y su velocidad, desborde e inteligencia. Es verdad que solamente ha jugado unos pocos partidos, pero su calidad y capacidad goleada es real, ya testada ante jugadores profesionales de primer nivel, y no en ligas inferiores, como se ha visto en la Champion League.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 23.19.46

Y vuelvo a preguntar, ¿es Mbappé comparable a Ronaldo Nazario? Y me refiero a la comparación entre el joven Mbappe de 18 años con el joven Ronaldo de 18, porque no sabemos cómo va a evolucionar el francés. Pero ahora mismo me atrevería a decir que numéricamente desde luego que son comparables, teniendo en cuenta que el brasileño debutó en Europa con el PSV y Mbappe con el Mónaco, dos ligas y equipos equiparables.

  • RONALDO NAZARIO : 18 /19 años 94-95: 3.090 min / 33 goles: 1 gol cada 93,63 minutos. Ninguna asistencia.
  • MBAPPE: 18/19 años: 16-17: 2.280 min / 24 goles: 1 gol cada 95 minutos. Si sumamos las 12 asistencias, su incidencia en el juego del Mónaco es de una intervención de gol cada 63,33 minutos.*A falta de 2 partidos en Liga más el partido pendiente de Champion League.

Contra la Juventus en la ida, en Mónaco, su incidencia en el juego fue muy pequeña, apenas media docena de balones tocados. Pero en todos ellos creó peligro y dejó la sensación de que era algo más que una joven promesa y si un peligro para la mejor del mundo en la actualidad. Veremos como evoluciona y si incluso esta noche, en Turín puede demostrar su calidad y gol,  pero si tuviese que apostar, diría que será el próximo gran crack del futuro.

El F.C.Barcelona se adhiere al referéndum

Durante el fin de semana el Real Madrid y el F.C. Barcelona continuaron con su lucha para lograr la liga española de fútbol, y lo hicieron ganando sus respectivos partidos contra rivales españoles de la liga española.

Hago hincapié en lo de españoles porque poco antes de que los de Luis Enrique goleasen al Villarreal, su club, el F.C Barcelona, emitía el siguiente comunicado, adhiriéndose al pacto para solicitar un referéndum. No voy a entrar en temas políticos sobre el derecho a decidir, pero evidentemente quien quiere que Cataluña siga manteniéndose español, no necesita ningún referéndum ni apoya una hoja de ruta para la independencia, como hicieron todos los candidatos en las pasadas elecciones. Y eso es aplicable también a los clubes, empresas o instituciones que han suscrito dicho acuerdo, entre los que, por ejemplo, no se incluye por ahora al RCD Español.

Captura de pantalla 2017-05-07 a las 14.07.36

Se habrán sentido desorientados todos los aficionados culés que no son independentistas, que son muchos. Como mínimo la mitad en Cataluña, si extrapolamos los resultados políticos, y como máximo casi todos los de fuera de aquella región. En cualquier otra región de España, un aficionado culé se sentirá español y se verá apoyando a un club que manifiesta su intención de no serlo. Desde luego es respetable ser aficionado de un club extranjero, como a quién le gusta el Liverpool o el Ajax, aunque supongo que será más difícil hacerlo por un club antiespañol.

Esa lógica política no aplica al Real Madrid. Da igual si se es extremeño, asturiano, andaluz, canario o catalán, el Real Madrid es un club español con proyección internacional. Está radicado en Madrid que es donde se fundó, pero se enorgullece de tener cientos de peñas en otras provincias de España y en múltiples sitios del orbe mundial.

El Real Madrid no tiene ideología política. Sus aficionados comparten la pasión por un club de fútbol por su historia y por sus jugadores y una manera de entender el fútbol. Pero no va unido a un carnet político ni de otra índole. Da igual si se es apolítico, de izquierda o derechas.

Ni tiene ideología ahora ni la tuvo. No cuando Rubalcaba, reconocido madridista, era responsable del PSOE ni cuando Aznar, también madridista, era presidente del gobierno. Tampoco tuvo ningún problema en que Zapatero- aficionado culé- fuese presidente del gobierno ni tampoco en que el actual rey se haya declarado seguidor del Atlético de Madrid. Y eso, porque el Real Madrid es un club deportivo, sin ninguna vinculación con la política.

Y siempre lo fue, incluso en los momentos más complicados de la dictadura franquista. En contra de lo que se ha querido vender una y otra vez, el Real Madrid nunca se posicionó políticamente durante el periodo franquista. Pero lo hizo respetando sus valores como club deportivo. Y seguramente yendo más allá, porque son conocidos varios episodios que tuvo Santiago Bernabéu contra declarados prebostes del régimen. Bernabéu, la figura que más y mejor ha representado al club era de hecho monárquico, como las raíces del club, con su corona y su título de “real”. Pero nada de ello influyó en un club abierto a toda la sociedad.

Como cualquier otro club de la época, tuvo que adaptarse a las circunstancias de vivir en una España dictatorial. Pero también lo hizo el F.C.Barcelona, que ha hurtado de la memoria colectiva la entrega de una insignia de oro y brillante y dos medallas al dictador.

Aguntín Godal, presidente del F.C. Barcelona entrega la Medalla de oro a Franco

Aguntín Godal, presidente del F.C. Barcelona entrega la Medalla de oro a Franco

Como el Real Madrid y el F.C.Barcelona suelen ir juntos en cualquier comparación, conviene reseñar que el club blanco no se ha posicionado políticamente durante todos estos últimos años. Ha sido especialmente prudente en todo lo concerniente a la política española. Ni sus jugadores, ni dirigentes ni aficionados se han postulado sobre temas políticos.

Por el lado del club catalán, no ya solo con este comunicado, sino en más de una ocasión, permitiendo pancartas con el “Catalonia is not Spain” en un partido de máxima visibilidad mundial como un F.C.Barcelona vs Real Madrid.  O con otras medidas controvertidas como la retirada de la bandera de España de la Masía, manteniendo al principio cierta ambigüedad,  pero destapándose claramente años más tarde con la polémica de las esteladas.  Durante años también numerosos jugadores, ex-jugadores y miembros de la directiva se han pronunciado al respecto, siendo algo más que una opinión personal como han demostrado numerosas personas con representación institucional como Laporta o el resto de presidentes.

Catalonia_Is_Not_Spain-e1334133003101

El F.C. Barcelona ha sido incluso presentado como el ejército desarmado de Cataluña en un terrible delirio que trata de justificar una historia que nunca existió. Como la relación que une los éxitos  del Real Madrid a Franco, tan veces narrada que se ha convertido en realidad. 

Ahora, el F.C. Barcelona es utilizado para favorecer la causa independentista, ignorando a miles de aficionados españoles, que a su pesar, siguen profesando un sentimiento culé.

 El F.C.Barcelona debe preguntarse si quiere seguir disputándole la liga a los equipos españoles o si quiere en un futuro,  jugar su propia liga catalana. Pero mientras tanto, espero que seamos muy conscientes de que no hay lucha política Real Madrid vs F.C.Barcelona, pero sí una actitud unidireccional de aquel club de seguir mezclando fútbol y política.

Y los directivos y los propios aficionados deben preguntarse si tiene sentido querer  ganar y disputar la liga de un país del que no quiere formar parte.

El VAR y la esencia del fútbol

Hasta que se instaure el denominado VAR -videoarbitraje-, seguiremos viendo lo que hemos visto toda la vida, partidos con multitud de jugadas polémicas, mal resueltas por los árbitros. Pero mientras será motivo de debate cada acción y veremos como la gente que rodea el fútbol se define.

Durante la eliminatoria Real Madrid-Bayern,vimos un ejercicio de lo que me refiero en el título del artículo. Thiago que primero se quejó amargamente de los errores arbitrales y después dijo que el VAR no le parecía una solución adecuada porque iba en contra de la esencia del fútbol.

Habría que detallar que entiende él por esencia del fútbol, pero lo que no forma parte de esa esencia son goles ilegales, fueras de juego mal pitados o jugadas injustas. Y tampoco protestas eternas de los jugadores y árbitros acorralados.

El VAR soluciona todos esos problemas porque de un plumazo le permite ver al árbitro y a su equipo lo que no pudo ver con claridad en primera instancia. Se disminuye el margen de error tremendamente, aunque algunas pocas jugadas seguirán creando cierta duda en el árbitro. Pero serán jugadas tan difíciles de ver y discernir que realmente la decisión que tome será buena en todo caso. Y así si, el fútbol podrá tener su esencia completa, que no es otra que los goles y demás jugadas relacionadas.

Resistirse al VAR y negar la mejora que supondría es lo mismo que negar hoy día la utilidad del spray para marcar la distancia. ¿Qué sentido tenía lo contrario? ¿Es la esencia del fútbol que los jugadores se adelante y pongan una barrera a una distancia que no es la legal? Si esa es la esencia del fútbol, menuda mierda de esencia.

Los que no son capaces de entender quizá nunca hayan disfrutado de los deportes en los que se aplican. Ya lo hemos comentado muchas veces, pero sucede en multitud y con gran éxito.

El fútbol ya no puede resistirse a la tecnología, primero porque ya se televisan todos los partidos y se repiten las imágenes una u otra vez, desde todos los ángulos, con mejoras tecnológicas espectaculares y segundo, porque hoy en día el fútbol ha evolucionado tanto que un solo árbitro no es capaz de ver lo que sucede en el campo. El fútbol del siglo XXI es vertiginoso, muy explosivo, y los reglamentos arbitrales castigan acciones que dos ojos no pueden ver.

Con el VAR, el Bayern de Munich tampoco habría pasado, que le informen a Thiago, pero al menos se podría haber ido a su casa tranquilo. A cambio se habrían perdido 4 o 5 minutos en total, para observar las jugadas, seguramente menos tiempo que se invirtió protestando las diversas acciones polémicas. A no ser claro, que Thiago también piensen que las protestas forman parte de la esencia del fútbol, en cuyo caso, propondré que se modifique esa esencia y se prohíba toda protesta, como en el baloncesto.

Tendremos un deporte más evolucionado, seguramente distinto y no tan puro como el que crearon los ingleses allá por el siglo pasado. Pero esa pureza ya se perdió cuando se introdujeron los cambios o la prohibición de pasar al portero y que este la cogiese. Y si queríamos pureza absoluta podríamos volver a los balones de trapo. Eso sí que era esencia y no las porquerías de balón de hoy en día.

La final de Cardiff queda cerca

La penúltima semana de la Champion League ha dejado a dos firmes candidatos a finalistas: el Real Madrid y la Juventus. Si el fútbol no concede uno de sus caprichos, ambos equipos con dos rentas más que solventes, de 3-0 y 0-2, respectivamente, deberían estar en la capital de Gales. Aunque desde el cagazo de Emery y del PSG en el Camp Nou, todos andamos con el miedo a que nuestro equipo sucumba al miedo y repita tamaño despropósito.

Aunque a la vista de lo observado en ambos partidos de ida, dudo mucho que dos equipos de la veteranía y calidad de Real Madrid y Juventus se dejen remontar. Los blancos demostraron ser muy superiores a los rojiblancos, ya no solo en el resultado sino también en juego y oportunidades. Resulta tremendamente complicado querer pasar una eliminatoria en todo un Bernabéu, tirando solamente una vez a puerta. Simeone se acordó de la oportunidad de Gameiro que tan rápidamente desbarató Keylor Navas, pero yo me acuerdo de al menos media docena de ocasiones que también pudieron ser gol del Real Madrid. Además por supuesto del hat trick de Cristiano Ronaldo.

14937638808147

Pasará mucho tiempo, quizá otros 60 años hasta que veamos a un jugador de cualquier equipo repetir hat trick en dos eliminatorias de Champion League, en cuartos y semifinales. Concretamente, hemos pasado toda una vida hasta verlo, y ha sido el portugués el que lo ha logrado. ¿Quién si no? Un tipo que ha sido pichichi en 5 ocasiones en la Champion League,y que es el primero que en seis temporadas consecutivas  ha marcado 10 goles o más, y que además lleva 400 goles oficiales con la camiseta del Real Madrid, en 389 partidos.

¿Es Cristiano Ronaldo el mejor del mundo? ¿Es mejor que Messi?  Y contesto con otra pregunta, ¿es Nadal mejor que Federer? Pues depende, esa sería la mejor respuesta, ajena al aficionado que defiende su club. Depende del partido, de la temporada, de la edad, del momento de forma. Son dos colosos, sin duda. Puede ser que Messi en muchos datos estadísticos supere a Cristiano, mientras que el portugués le supera en otros, como en goles en fases eliminatorias. Ambos luchan por ser cada año el mejor del mundo en todas las competiciones y especialmente en la Champion League. Y el uno sin el otro serían mucho peores, como Nadal sin Federer.

En la otra semifinal, Higuaín, marcó un doblete, igualando el número de goles en toda su carrera en la Champion. El dato, habla regular del argentino, aunque ayer sí apareció. Pero habla aún mucho mejor de lo logrado por Cristiano Ronaldo, teniendo en cuenta que la Juventus fichó al argentino casi por la misma cantidad que desembolsó en su día el Real Madrid por Cristiano. Quizá haya que echar la vista atrás y observar el impacto goleador del portugués para valorar en su justa medida lo que ha hecho y lo que está haciendo. Yo el primero, a veces, somos demasiado injustos con los jugadores, cayendo en cierto piperismo, buscando nuevos cromos y exigiendo que los futbolistas sean como máquinas. Y lo cierto es que hay ciclos, estados de forma, momentos y también una evolución que da la edad.

Es ahí, cuando un jugador pierde condiciones físicas, en las que tiene que ser capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, con nuevos roles- Pero no podemos dejar de lado la importancia de la experiencia, como vemos en equipos como Juventus o Real Madrid. Ese grado de conocimiento del fútbol te permite manejar las emociones que tienen estas exigentes eliminatorias.

En todo caso, quedan dos partidos por disputar y si nada se tuerce se podría repetir la final de 1998 con la Juventus de Zidane y Del Piero y el Real Madrid de Raúl y Mijatovic. Sería  en otras circunstancias porque este club no viene de años de sequía y la Juventus no crea el miedo y respeto que creaba entonces, entre otras cosas por la cantidad de finales perdidas. Aunque eso sí, sus datos (solo 2 goles encajados en Champion League) dan mucho respecto. Es vedad que el Atlético solo había encajado 5 goles en total y se llevó 3 del Bernabéu.

No sabremos hasta dentro de una semana quien jugará esa final aunque tenemos una ligera sospecha.