Juventus vs Real Madrid (I): estadísticas e imponderables

Las estadísticas no sirven para nada, afrontémoslo. ¿O sí, sirven? Supongo que algo servirán y algún patrón existirá porque sino no existirían las casas de apuestas. Y, sin embargo, el fútbol (o cualquier deporte), cuando el balón comienza a rodar no tiene pasado estadístico, aunque los jugadores que lo hacen rodar sí.

¿Puede ser que influya en los jugadores del Real Madrid el dato que dice que ningún club ha repetido título en la era Champion? Concretamente desde 1990 cuando lo hizo el Milán. Supongo que los tiempos cambian porque en los años 70 lo que se daba era el dominio de clubes y la repetición de títulos: Ajax de Amsterdam (70-73), Bayern de Munich (73-76), Liverpool (76-78) y Nottingham Forest (78-80).

Quizá hayan cambiando los tiempos pero la Copa de Europa se sigue repartiendo casi siempre entre los mismos equipos (51 títulos sobre un total de 61 lo tienen 12 equipos que acumulan 2 o más títulos), mientras que 10 clubes han levantado solo una vez la Copa. Y aún así, durante los últimos 27 años nadie consiguió repetir Champion League, aunque varios equipos lo intentaron  y algunos estuvieron cerca:

1993-94 Bandera de Italia Milan A. C. 4 – 0 Bandera de España F. C. Barcelona Estadio Olímpico, Atenas, Grecia
1994-95 Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax 1 – 0 Bandera de Italia Milan A. C. Ernst Happel Stadion, Viena, Austria
1995-96 Bandera de Italia Juventus F. C. 1 – 1 (4 – 2 pen.) Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax Estadio Olímpico, Roma, Italia
1996-97 Bandera de Alemania B. V. Borussia 3 – 1 Bandera de Italia Juventus F. C.
2007-08 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C. 1 – 1 (6 – 5 pen.) Bandera de Inglaterra Chelsea F. C. Olímpico de Luzhniki, Moscú, Rusia
2008-09 Bandera de España F. C. Barcelona 2 – 0 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C.

Y luego hay otra cábala que dice que desde el 89, cada 7 años gana un equipo italiano. Aunque como estadística solo valdría desde los años 90

  • 89-90: Milan
  • 95-96:Juventus
  • 02-03: Milán
  • 09-10: Inter

El Real Madrid, las últimas cinco copas de Europa las ganó en año par y la última que perdió fue en año impar 80-81, contra el Liverpool (ha perdido otras dos finales contra (61-62 y 63-63 contra Inter y Benfica respectivamente).

Y uno de esos equipos contra los que ganó el Real Madrid fue la Juventus, que ha levantado 2 Copas de Europa, la última tan lejos como en el 1996, dos años antes de nuestra séptima, para que nos hagamos una idea.

Pero en todos esos años ha seguido siendo un club competitivo, el mejor de Italia, sin duda, y más ahora, que lleva 6 scudettos seguidos. Aunque eso sí, un equipo perdedor de finales, concretamente el que más finales de Copa de Europa ha perdido en su historia, hasta un total de 6, ellas las 4 últimas que ha jugado. La última contra el F.C.Barcelona, en 2015.

De esa última final que disputaron los juventinos, aunque fue hace muy poco, solamente queda la mitad de los titulares. Los Pogba, Morata y compañía partieron a tierras más fértiles y quedaron los incondicionales, el trío calavera de defensas y su portero, Buffon. Mejor dicho, el portero. Y alguno más como Marchisio y varios no habituales entre los titulares, además claro del entrenador.

En el Real Madrid, los mismos que ganaron el año pasado la undécima comparecen, repitiéndose ademas, muchos otros que también estuvieron hace tres años en la décima. Concretamente la BBC, la línea defensiva al competo más Modric, con Isco y Morata que también jugaron sus minutos.

Esos factores, esa experiencia cuenta, y mucho. Que se lo digan al Valencia de Farinos y Gerard, confesó que sintió una presión extrema. Ese miedo a ganar o a perder. Esa sensación de ser durante 90 minutos el centro del mundo.

Es cierto que hay experiencias homologables como la final de un mundial o de un Europeo, pero poco más. Y luego hay finales o partidos que te pueden aproximar de alguna manera a esa vivencia. Y luego está la edad, que también suele ayudar porque la experiencia es un grado, y mucho más en el fútbol. Y por supuesto está el escudo, porque no es lo mismo jugar una final con la responsabilidad de ganarla llevando en tu camiseta el escudo del Real Madrid, que con la oportunidad de jugarla, casi si eres de cualquier otro club del mundo.

Y en todos esos aspectos el Real Madrid parece por encima aunque con muchos matices. Y es que esta Juventus está compuesta por retales, con algunos jugadores con gran experiencia en estas lides, como Alves (4 finales) o Khedira (la décima más la final del mundial) y Mandkuic (Bayern de Munich).

No es por tanto un equipo sin experiencia ni al que le vaya a pillar de nuevas una final, aunque varios jugadores como Higuaín, Pjanic, Dybala, Alex Sandro no hayan jugado nunca una final europea o de mundial.

A continuación los datos de ambas plantillas en la Champion League. Importante el dato de minutos totales en los que el equipo blanco ha disputado 20.000 minutos más que la Juventus. El Real Madrid tiene a su columna vertebral, con 6 jugadores que acumulan más de 6.000 minutos cada uno y más de 70 partidos: Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Pepe, Benzema, Marcelo y Kroos. Mientras que en la Juventus solamente Buffon y Alves.

Prácticamente los 11 jugadores con más minutos en total de cada plantilla serán los 11 titulares con la excepción en el Madrid de Casemiro (14º con más minutos) y Keylor (16º). Mientras que en el equipo italiano, faltaría Dybala (14º). Os dejo un par de gráficos para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.33 Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.41

La cantera en el fútbol

La cantera en el fútbol representa gran parte de su lado más místico y puro. Es en realidad el sueño de todo aficionado, que se imagina jugando en su equipo favorito de pequeño y triunfando más tarde, con un temprano debut. Es un sueño que se repite en miles de niños casi desde la creación del fútbol.

Y sin embargo, la cantera tiene un elemento de utopía y de casualidad a partes iguales. Es cierto que en la historia ha habido grandes clubes formados por canteranos. Pero lo verdaderamente cierto es que responde en la mayoría de los casos a sucesos puntuales. Si repasamos además algunos de estos equipos, vemos como siempre se apoyaron en figuras internacionales para lograr su propósito.

El gran Milán de Sacchi contaba por ejemplo con canteranos ilustres como Maldini o Baresi, y sin embargo las estrellas de aquel equipo y los elementos fundamentales podríamos decir que fueron los tres holandeses: Van Basten, Gullit y Rijkaard. El Barcelona del Dream Team contaba en sus filas con canteranos como Sergi, Ferrer o Guardiola aunque sus mejores jugadores eran estrellas extranjeras como Romario o Stoichkov. También el Real Madrid de la quinta del Buitre necesitó los goles de Hugo Sanchez o los pases de Schuster.

Pocos equipos han apostado de verdad por sus canteras como modelo de fútbol. No lo han hecho estos equipos grandes que han apostado por sus canteranos bien cuando estaban hundidos en la miseria y tenían que reinventarse, o bien cuando les iba lo suficientemente bien como para incorporar poco a poco a jugadores jóvenes. Porque si lo pensamos bien pocos jugadores han salido de la cantera al primer equipo sin pasar muchos meses en el banquillo. Uno de ellos fue Raúl un caso excepcional de juventud y otro Messi. Si vemos incluso al Barcelona actual, podemos recordar los primeros pasos de Xavi e Iniesta en el banquillo.

Lo verdaderamente difícil es apostar siempre por la cantera. Es un modelo que da resultados cada cierto tiempo pero que tiene el coste de tener que estar muchos años formando a un grupo de jugadores. El mejor ejemplo es el Ajax de Amsterdam, continuamente formando a jugadores a los que luego no le queda más remedio que vender. Si no fuese así Europa habría sufrido la hegemonía del joven Ajax de Van Gaal, con jugadores como Kluivert, Overmas o Seedorf. Algo parecido habría ocurrido si en los últimos años no hubiese vendido a sus mejores estrellas.

El Ajax de VanGaal

El Ajax de VanGaal. De izq a der: Van der Sar, Reiziger, Seedorf, Rijkaard, Finidi, Blind, Litmanen, hmnos de Boer, Overmaas y Davids

La cantera forma parte de ese subconsciente de todo aficionado que a veces es incluso capaz de negar la realidad. Ocurre y mucho en el Real Madrid, que algunos piensan que es el Ajax de Amsterdam. El equipo blanco históricamente se ha nutrido de la cantera lo justo y necesario, y ha buscado fuera de sus filiales soluciones a problemas urgentes. Y las ha buscado tanto en el mercado nacional como en el internacional. Podemos recordar como en la época de Bernabeu se fichaban a jugadores como Gento, del Racing de Santader o Amancio, del Deportivo de la Coruña. También se fichó a Del Bosque del filial del Salamanca o a Fernando Hierro muchos años después. Son innumerables los fichajes realizados, también con emblemáticos jugadores extranjeros.

Lo mismo podríamos decir del Barcelona, del Milán e incluso del Manchester United, un equipo históricamente comprometido con la cantera, que ha contado sin embargo con jugadores claves no canteranos en los últimos años como Rooney, Cristiano Ronaldo o Val Nistelrooy.

El mito de la cantera es sin duda bonito. Un jugador de esos que llaman “de la casa”, que conoce todos los rincones del club,  sus instalaciones a la perfección y que se sabe hasta el nombre del que corta el césped de los campos alevines. Un mito que sin embargo choca con la realidad del fútbol, que demanda resultados. Al menos en los grandes equipos. Por eso, los canteranos tienen que madurar a toda prisa, casi contra natura. Como se trata de un proceso incompatible con la lógica del fútbol que tiene un alto grado de aprendizaje y experiencia, la gran mayoría se queda en el camino. Solamente los elegidos logran el sueño final.

Por eso, la cantera debe plantearse como un recurso y no como una solución porque históricamente va por ciclos en los que entran en juego factores económicos y deportivos. Es importante para los clubes aprovechar esos ciclos y aprovechar a esos jugadores cuyo coste se limitó a su formación. Ahí obviamente un factor de trabajo e inversión, que incluye la existencia de profesionales cualificados, una óptima red de ojeadores y mucha paciencia. Pero no existe la receta mágica y por eso muchos clubes no ven los frutos hasta muchos años después.

Ahora el Barcelona está viviendo uno de estos grandes ciclos, tras haberse encontrado con tres generaciones de la cantera. Una la de Puyol y Xavi; otra formada por Iniesta, Messi y la última con la llegada de Pedro y Busquets. Y eso es realmente difícil y es la gran fortaleza del Barcelona. Pero su fortaleza no es que sean canteranos sino que esos jugadores van a permanecer muchos años en el club aprendiendo y mejorando. Porque esa es la clave del fútbol, mantener un bloque sólido.

¿Será capaz el Barcelona de dar relevo a esos canteranos? Hace no tanto era el Manchester United el equipo de los canteranos y hace varias décadas el Milán o el Real Madrid eran los grandes referentes. Mientras tanto, clubes como el Arsenal son incapaces de ganar nada a base de cantera.

Mientras este artículo toma cuerpo alguna nueva generación de canteranos está asomando a algún equipo, ¿Cuál será el siguiente? ¿Los Thiago y compañía, quizá Sarabia, Morata y algún otro?¿Acaso surgirá una nueva generación holandesa o italiana?