El dopaje de Rafa Nadal

Nadal

Nadal celebrando un punto

La reciente acusación a Rafa Nadal de dopaje por una ex ministra francesa ha levantado mucho revuelo y vuelve a poner en primera plana el dopaje, y de paso, su regulación en España.

Las declaraciones de la política francesa, Bachelot son muy específicas: “sabemos que la famosa lesión que le tuvo parado, era debido a que dio positivo en un control y se le encubrió”. Con el añadido de que no es la primera vez que alguien acusa a Nadal de haberse dopado.

Antes lo hizo Koellerer, afirmando que era imposible que Nadal no se hubiese dopado. Yanic Noah, el ex tenista francés, hablando de una poción mágica, y otros dos tenistas menos conocidos como Kristof Vliegen y Gianluigi Quinzi.

La gran diferencia entre aquellas declaraciones y estas, es que Bachelot habla de un periodo concreto y pone sobre la mesa algo que sabemos que ha ocurrido en otros deportes, concretamente en el ciclismo, con el encubrimiento masivo a Lance Amstrong.

No voy a dudar aquí de la limpieza de Nadal más o menos que la de otros muchos deportistas y tenistas que hasta la fecha no han dado positivos. Ni tengo pruebas ni las querría tener. Las dos grandes afirmaciones que se ha realizado desde este blog han sido que el deporte de élite y el dopaje van de la mano y que España ha sido un paraíso para el dopaje desde hace mucho tiempo.

La primera afirmación se revela solamente con el tiempo, a medida que se van descubriendo casos de dopaje de grandes deportistas que pulverizaron marcas. Y aún así solamente salen unos pocos. Aunque en deportes más exigentes con los controles como el ciclismo o el atletismo son tristemente frecuentes estos casos.

Respecto a la segunda afirmación, me remito igualmente a los hechos, a todos los casos de nuestro deporte de dopaje masivo, especialmente en ciclismo y en atletismo. Pero con un agravante respecto de otros países, como puede ser Francia, también con sus deportistas dopados. Y este es, ni más ni menos, que la inacción de las autoridades durante mucho tiempo, sin considerar el dopaje como delito.

Esa singular circunstancia ha generado siempre entre nuestros vecinos múltiples suspicacias y ha provocado que España tenga mala imagen a este respecto. Tampoco ayudó la Operación Puerto y su encubrimiento, obviando más de 200 bolsas de sangre de deportistas de todo tipo.

Aquella duda sobre las bolsas de sangre y su pertenencia ha perseguido a muchos deportistas, algunos como Nadal. Apenas supimos de unas pocas bolsas y algunos deportistas como Valverde  o Alberto Contador acabaron dando positivo (más información aquí sobre la Operación Puerto).

Si desde el principio se hubiese sido contundente contra el dopaje, deportistas limpios o combativos contra el dopaje, como puede ser el propio Nadal no tendrían sobre sí la eterna duda del dopaje.

No podemos ser permisivos contra el dopaje ni apoyar la duda como en casos como el de Contador o el de Marta Dominguez. Pero tampoco se puede permitir, en un estado de derecho, una acusación sin pruebas y Nadal hará bien en defenderse si como él afirma y sus médicos jamás se ha dopado.

Contador tiene dudas

Ha comenzado la primera gran etapa de montaña del Tour de Francia y Alberto Contador ya ha perdido los primeros segundos frente al que seguramente sea su gran rival, Andy Schleck. A ello hay que sumar lo ya perdido anteriormente.

Es cierto que queda mucho Tour pero viendo los últimos kilómetros de hoy lo que me ha transmitido Alberto son dudas. De alguna manera los indicentes anteriores le han hecho perder seguridad y es posible que eso lo hayan percibido sus rivales. También cade la posibilidad de que el desgaste durante el Giro esté empezando a surtir efecto y Contador no pueda seguir el ritmo de los mejores.

Lo que si parece claro es que los hermanos Schleck, que le tienen ganas a Contador, tienen la estrategia muy clara y parece que creen en sus posibilidades para hacerle daño. Si ya enfrentarse a uno de ellos es difícil porque ambos son buenos corredores, enfrentarse a los dos con la complicidad que tienen entre ellos y la buena forma física, puede parecer un escollo muy difícil de superar, incluso para Alberto.

Bien es cierto, que al final el ciclismo es un deporte individual pero si le sumas factores como que te enfrentas a dos rivales del mismo equipo con un objetivo común, tu equipo flojea y tu mismo tampoco tienes la confianza ni el físico necesario, pues hace que sea todo más complicado.

Quizá su alimentación no esté siendo la apropiada a la vista de lo mal que le sentó el solomillo y se esté alimentando solo de pasta. Seguramente en este caso, un buen aporte proteico le ayude para recuperarse y encontrarse más fuerte en las siguientes etapas.

De lo que no se puede dudar es de que Alberto Contador es altamente competitivo y dará guerra hasta el final en lo que parece su Tour más complicado hasta la fecha.

El Show de Alberto Contador

Es difícil en los tiempos que corren ver una superioridad tan manifiesta como la que demostró Contador hace apenas unos dias en el Tour. Sacándole a sus rivales directos, Scarponi y Nibali más de 6 minutos demostró además en las etapas importantes una capacidad muy superior a la de estos ciclistas y al resto del pelotón.

A estas alturas a nadie se le escapa que estamos ante un deportista excepcional, muy superior al resto, que sin embargo puede ver como el TAS le puede quitar el Giro y el Tour. Será este tribunal el encargado de dirimir definitivamente si Contador se dopó o si por el contrario el ya famoso filete clembuterizado fue el responsable. Después de que la Federación española escurriese el bulto de mala manera, obviando las pruebas más evidentes, ahora le toca a este tribunal dilucidar un aspecto tan delicado como sensible.

Cuanto más tiempo pase y más títulos logre Contador, si finalmente corre el Tour este año, más difícil será la sanción y más polémica, puesto que le tendrán que retirar todos los títulos conseguidos despiés del supuesto dopaje.

El problema de todo se fundamenta en una serie de intereses contrapuestos unas veces y relacionados otras, entre cilcistas, directores, organizadores, la UCI y los comités y tribunales varios. Todos ellos quieren dar una imagen de cilcismo limpio pero todos asumen que es imposible tal y como está montado el ciclismo asegurar esta limpieza. Así pues, se trata de saber manejar entre bambalinas esos influjos de poder e interes y lograr que determinados positivos no salgan a la luz o salgan tarde o se acaben denegando por falta supuesta de pruebas.

Todo muy oscuro, aunque muy cierto si damos crédito a las declaraciones de Landis y Hamilton sobre los dopajes continuos de Amstrong. Dicen ambos básicamente que Amstrong manejaba a la perfección estos casos y que era capaz de saber si había dado positivo  ocultarlo. Supongo que el dinero de su equipo pero también su poder mediático y el interés de su figura influían para que pudiese manejar a su antojo a organizadores del Tour, UCI y demás organismos interesados.

Al final, se trata todo de un gran show donde casi nada es lo que parece. Unos muestran su aparente enfado porque corran unos equipos o corredores pero al mismo tiempo se frotan las manos con el interés mediático, y otros afirman a los cuatro vientos su inocencia como si lo único que si el producto más peligroso que hubiesen tomado fuese una cerveza.

Y de fondo el aficionado que no sabe si aplaudir, abuchear, reir o llorar tras ver que en un deporte como el ciclismo ya nada es lo que parece y todos forman parte de una opera bufa. Nada de ello le quita valor a lo que hacen cada día los ciclistas pero si le quita veracidad.

Penúltimo caso del culebrón Alberto Contador

Pues si amigos lo de Alberto Contador es como poco sonrojante. Me encuentro en Italia por placer o por trabajo, según se mire, y ayer por casualidad salió este tema. Uno de mis interlocutores era un alemán, al que no me hizo falta explicarle nada de lo que pasaba. Simplemente creía que en España no se controla el doping. Así de simple. Para él, como para mi Contador es culpable, pero no por una opinión sino porque sencillamente dio positivo en un control. Así de fácil y así de estúpido, pero es lo que marcan las reglas.

Las mismas reglas por cierto, que obligan a la Federación Española de Ciclismo a tomar una decisión. Si atendiesen al informe de verdad y no a las innecesarias y lamentabes presiones políticas de Zapatero y Rajoy (Zipi y Zape, vaya dos…) harían lo que cualquier país serio: sancionarle dos años. Ni más ni menos que lo que se ha hecho con otros corredores o deportistas, y aquí pongan los nombres que quieran.

¿A qué viene este trato de favor? Se supone que se trata de preservar la imagen de país limpio, aunque en realidad se logra el efecto contrario. Se logra que se piense que no solo los deportistas se dopan, algo que estoy convencido que pasa en todos los países, sino que además las autoridades no velan por la limpieza del deporte.

La susodicha Federación  simplemente se pasa por el forro cualquier información de la UCI y otros informes. Entre las cosas que dicen varios informes extraigo algunas como las siguientes:

–   De 286.748 análisis realizados en animales, sólo hubo un caso potencial de Clembuterol en Europa (concretamente en Italia).

–  Basándose en la información proporcionada por el corredor y a instancias de AMA, se efectuaron averiguaciones sobre la carnicería donde fue adquirida la carne así como de sus proveedores. Las conclusiones de la investigación son las que obran señaladas en el Anexo 2. El Informe, finalmente trata de acreditar que la carne de ternera comprada el 20 de julio proviene de España y no de importación, así como que el proveedor exacto fue identificado. La conclusión que alcanza es que no hubo nunca un caso de Clembuterol relacionado ni con esta carnicería, ni con el proveedor de la carne de ternera comprada el 20 de julio, ni con el matadero que sacrifica el ganado vacuno de este particular proveedor.

–  Según AMA, los informes evidencian haber establecido contacto con una de las compañías fabricantes de Clembuterol y, con la ayuda de estudios previos, fueron capaces de estimar la cantidad de Clembuterol que debería haber contenido la carne ingerida (anexos 3, 4 y 5). Así, teniendo en cuenta varios escenarios e hipótesis, el caso más favorable para el deportista mostraría una contaminación que debería haber sido alrededor de 312ng/kg., contaminación que sería al menos 3 veces más alta que el nivel de detección mínimo establecido por la UE. Otros escenarios van hasta 11.000 ng/kg, basados en los estudios de excreción desarrollados por el laboratorio de Colonia, es decir, 110 veces el nivel mínimo de detección dentro de la UE (estos cálculos fueron confirmados por un farmacocinético de una de las compañías fabricantes del Clembuterol). En todos los casos significaría una alta concentración de Clembuterol totalmente detectable por las autoridades sanitarias.

La  AMA concluye lo siguiente:Para que el corredor hubiera dado un resultado adverso por Clembuterol en unos niveles de 50 pg/ml, tenía que haber ingerido carne de ternera que habría estado altamente contaminada y sacrificada, contra toda lógica, poco después de la última administración del Clembuterol. Esto tiene que verse en el contexto del hecho de que la carne proviene de un país de la UE donde el uso del Clembuterol está prohibido, donde los controles veterinarios son frecuentes y ni la carnicería donde se compró la carne ni sus proveedores tienen ningún caso de Clembuterol conocido”.

¿Y que dijo Contador? Pues él y su abogado consiguieron que muchos médicos elaborasen informes varios reflejando la posiblidad de que el clembuterol estuviese en su cuerpo. Además decían cosas como esta:

–  A la vista de los datos, se puede decir que la cantidad de fármaco alcanzado en la sangre de don Alberto Contador, ha sido insignificante y en ningún caso el Clembuterol habrá tenido efecto anabolizante, ni aumento en su rendimiento deportivo.

–    Se ponen en duda los controles en animales:

-1) Para obtener resultados óptimos desde un punto de vista estadístico (esto es, con un nivel de confianza del 95% y un error de predicción del 1%) se deberían haber analizado 8.586 reses en 2007, lo cual contrasta con las 97 reses que efectivamente se analizaron en dicho año.

2) Con la muestra de reses analizada, la probabilidad de que los controles realizados en la Comunidad Autónoma del País Vasco, detecten res contaminada con Clembuterol es extremadamente baja de 0,001221 en 2007. Este nivel de muestreo no permite asegurar desde un punto de vista estadístico que no existen productos cárnicos contaminados por Clembuterol en la C.A del País Vasco.

3) De estos datos, se desprende que los controles efectuados están muy lejos de ser los óptimos estadísticos para afirmar sobre una base que los análisis podrían ser capaces de detectar, aunque sea con un mínimo rigor, ganado engordado ilícitamente con Clembuterol.

¿Y que dice la Federación?

Para ello debemos partir de una premisa fundamental y esta no es otra que la posibilidad cierta de que la sustancia encontrada (Clembuterol) puede deberse, en un alto porcentaje de probabilidades, al consumo de carne contaminada, sin que ello suponga determinar el país de origen de la carne ya que, a pesar de que el solomillo fue adquirido en una carnicería española, no toda la carne que se vende en España tiene origen español. “

Unicamente se discute si es posible o no que la carne fuese contaminada no si Contador se dopó. Se da por hecho que esa cantidad de clembuterol está en su cuerpo de manera accidental por lo expuesto anteriormente.

Así que dada su conclusión deberíamos estar todos muy preocupados porque es más que posible que estemos comiendo carne clembuterizado. Por el camino otros dopajes similares como los de Li yu Fun o lo que decía Manzano se obvian.

En fin un despropósito que tiene como único fin no tomar una decisión y esperar a que lo haga el TAS, que es el tribunal de apelación. Por el camino esto me crea una sensación parecida al caso Guardiola. Al final se trata de un montón de vericuetos legales hasta conseguir encontrar un pequeño resquicio por el que salvarse.

Así que un consejo para los deportistas, si te dopas, asegúrate antes de tener dinero para pagar unos buenos abogados y sobre todo de ¡tener unos buenos contactos políticos!

El informe completo del caso Contador, ciertamente interesante.

Marta Domínguez se une al club de Alberto Contador

Marta Domínguez ha sido y es mi atleta preferida, como la de muchos españoles supongo. Y lo será seguramente, independientemente de su más que probable dopaje(en estos casos de investigación previa de la policía no suelo creer en la inocencia de los detenidos) porque los recuerdos es algo que difícilmente podemos cambiar. Y ese es el problema principal con el dopaje en España, que de nada sirve ilusionarnos con deportistas, si más tarde o más temprano nos enteramos de que competían haciendo trampas.

marta_dominguez

Marta Domínguez corriendo en una competición oficial

Porque hacen trampas, que nadie se lleve a error. Individualmente cada deportista que se dopa es un tramposo porque habrá algunos (muy pocos seguramente) que no estén dispuestos a doparse para competir. Esos, son los nombres de desconocidos que jamás conoceremos. Deportistas anónimos cuyo único mérito fue llegar a la élite de un deporte y ser uno más de un pelotón o de una liga. Sin un triunfo, sin un nombre, sin un patrocinador, son deportistas anónimos. Muchos de ellos seguramente seguirían siendo anónimos por más que se dopasen, pero aún así siempre tendremos la duda de que hubiera pasado si nadie se hubiese dopado.

Y esa duda la podemos aplicar retrospectivamente a todo el deporte español de los últimos veinte años, desde que un tipo llamado Eufemiano Fuentes entró a colaborar con algunos estamentos deportivos.(este artículo es clave para entenderlo todo) Aquel hito, por entonces clave para modernizarse tecnológicamente como el resto de países punteros, fue en realidad el disparo de salida hacia la generalización del dopaje en nuestro deporte y paralelamente del éxito. Antes, el éxito se nos resistía,y ya había indicios de cuál sería el camino del éxito. Solamente nuestra propia cerrazón nos impidió ver lo evidente. Basta con buscar en Google casos de dopaje y Eufemiano Fuentes para comprobar que llevamos años y décadas con esta lacra.

Y si no habíamos sabido de más casos hasta ahora era porque conscientemente nos habíamos puesto una venda en los ojos. Una venda que nos hacía pensar que fuera el paisaje era bonito y maravilloso. Esa venda nos la pusimos todos, o casi todos porque unos pocos denunciaron el dopaje e hicieron lo posible para combatirlo. Fundamentalmente algún periodista y sobre todo la policía que siempre está para cumplir su deber.

Esa misma policía que fue ninguneada y despreciada cuando “EL PODER” decidió ignorar gran parte de la Operación Puerto. Y pongo esa palabra en mayúsculas porque sabemos que la Operación Puerto se paró en el momento en el que se empezó a especular con que había futbolistas y tenistas muy importantes involucrados. Había también, fijaos que gracia, atletas de primerísimo nivel cuyo nombre no salió a la luz.

¿Quizá Paquillo? ¿Quizá Marta Domínguez? Ambos quizás se han resuelto recientemente. Lo que para nosotros es un quizá para los policías que investigaron durante meses en aquella operación es una certeza. Más de doscientas bolsas de sangre, horas de grabaciones, documentos e información suficiente para hacer que nuestro país descendiese al infierno de los tramposos en tantos deportes y con tantas figuras que a nuestro lado el dopaje de la RDA sería un juego de niños.

Fijaos que cosas que uno de los motes de una de las bolsas de sangre estaba asociado al nombre “Rosa”. ¿quizá se refería a la cinta del pelo de Marta Dominguez? Porque ya casi tenemos la certeza de que la bolsa de A.C. era de Alberto Contador. Aquel corredor con un futuro extraordinario que se libró de caer en la operación Puerto porque EL PODER pensó que era un cartucho demasiado preciado. Otro que se libró fue Luis León Sánchez, hermano de Pedro León, y también involucrado en la Operación Galgo. De aquellos polvos estos lodos, y lo que queda por venir.

Cayeron otros muchos ciclistas, quizá pensando que como era un deporte sucio y con mal nombre no pasaba nada por incluir unos pocos más. El resto de deportes se librarían, cayendo en un olvido por parte de los muchos que sabían la verdad. Y entre esos estaba el mismo que viajaba con los deportistas españoles predicando el deporte limpio y vanagloriándose de los éxitos, Don Jaime Lisavestky. Un político responsable directo que ha mirado demasiadas veces hacia otro lado, como han mirado muchos otros.

Para ellos, en una balanza entre éxitos deportivos y limpieza del deporte ganaba siempre lo primero, casi a cualquier precio. Aunque ese precio fuese la muerte prematura de deportistas como Chava Jiménez. Aunque eso significase que los periodistas de otros países investigasen nuestros casos de dopaje. Aunque supusiese el descrédito futuro de nuestro deporte.

No tuvieron en cuenta, todos estos que ahora estarán pensando en lo que van a decirnos a los ciudadanos, que cuanto más alto subes más fuerte caes, sobre todo cuando hablamos de hacer trampas y de dopaje.

Dirán algunos que todos se dopan y que es la única manera de competir. No seré yo quien niegue lo primero, pero sí lo segundo. ¿Queremos ser admirados porque nuestros deportistas son capaces de doparse sin que les pillen? O preferimos ser admirados porque nuestros deportistas compiten como pueden prevaliéndose únicamente de su capacidad.

Sé que lo que aquí subyace es algo más que la realidad del deporte español. Hay una realidad del deporte mundial que nos indica claramente que muchos récords y muchas marcas tienen una explicación en el dopaje.

Pero a pesar de todo, un individuo y un país tiene que ser capaz de abstraerse de ese mal conjunto. Y lo tiene que hacer porque es lo moralmente correcto, y porque ese es el único camino para acabar con esa lacra que se llama dopaje. Podremos entrar en consideraciones de todo tipo acerca de qué se considera dopaje y de si los deportes obligan a doparse para ser competitivo, pero al final, siempre podremos pensar que porque lo hagan muchos no quiere decir que sea lo necesario ni lo bueno. El refranero español, sabio como pocos, nos lo dice: “Mal de muchos consuelo de pocos”

Esta es, señores, la realidad de nuestro país. Alguien sensato pensará que si han “cazado” a Alberto Contador y a Marta Domínguez, dos buques insignias de nuestro deporte, también podrá cazar dentro de no demasiado a otros deportistas tan importantes o más. Ponedle el nombre que queráis y retrotraeros casi cuanto queráis, porque ahora ya sabemos que nuestro deporte está tan sucio que dentro de poco las alcantarillas van a rebosar, pero no de mierda, sino de cientos de sustancias dopantes.

Toda la verdad sobre el Caso Contador(III)

Toda la verdad sobre el Caso Contador: primera parte.

Toda la verdad sobre el Caso Contador:segunda parte.

13. Conexión de Alberto Contador con la Operación Puerto

La Operación Puerto fue una investigación a gran escala de la Guardia Civil, a raiz de las declaraciones de Jesus Manzano, en la que se descubrió una trama de suministro de sustancias dopantes en el ciclismo pero también en otros deportes.

Principalmente el doctor Eufemiano Fuentes pero también muchos otros implicados fueron detenidos. Al no existir en aquel momento una ley contra el dopaje los deportistas fueron exculpados, aunque sus nombres estaban identificados por la Guardia Civil.

Muchos nombres salieron a la luz pública, pero muchos otros no, incluidos tenistas y futbolistas. Lemonde se hizo eco pero clubes importantes como el Real Madrid o el Barcelona (con el que trabajaba el doctor fuentes) les denunciaron.

Entre los nombres de la Guardia Civil figuraba un ciclista con las iniciales A.C, que podrían ser de Alberto Contador. Curiosamente, Contador además de haber sido ya relacionado con el dopaje sanguíneo (Operación Puerto),  ha tenido  a lo largo de su carrera una muy cercana reación con los equipos, compañeros y directivos del deporte, que fueron capturados en las pruebas o acusados de dopaje sanguíneo.

Los equipos fueron Liberty Seguros (la antigua ONCE, profundamente involucrado en el escándalo de dopaje Operación Puerta) Discovery Channel (la antigua postal de EE.UU. con el consumo masivo de dopaje sanguíneo, de acuerdo con Floyd Landis) y Astana (Vinokourov). Estos son los sospechosos habituales. Pero en este contexto hay un nuevo nombre, Li Fuyu, que conecta los puntos y que relaciona a Contador con el dopaje sanguíneo.

14. LA CLAVE: LI FUYU (información obtenida de uno de los comentarios de Blog de ciencia deportiva, traducida y adaptada al artículo)

Li Fuyu es la clave para unir los cabos que puedan estar sueltos.

En 2007 Contador y Fuyu Li son compañeros de equipo en el Discovery Channel con Bruyneel como director deportivo. En 2008 y 2009, Contador de Astana está montando con Bruyneel como director deportivo y en 2010 Li Fuyu está en  RadioShack con Bruyneel como director deportivo.

En 2010, ambos Contador y Fuyu Li, dan en las pruebas de dopaje aproximadamente la misma cantidad de clembuterol en la orina. Floyd Landis acusa Bruyneel como la persona que lo introdujo en el dopaje sanguíneo.

En abril de 2010 en un control de dopaje, el volumen de clembutol en la sangre de Li Fuyu es de 0,05 a 0,1 ng / mL (el volumen de Contador fue de 50 pg / ml). Las diferentes cantidades sólo se oculta el hecho de que es exactamente la misma cantidad (0,05 ng = 50 pg), el infame 0,00000000005 gramos por mililitro.

¿Cuál es la probabilidad de que ambos tengan aproximadamente la misma cantidad de clembuterol en  el cuerpo ? La probabilidad de tener la misma cantidad tan similar del clembuterol en la orina es microscópica.  Ambos argumentan como causa la ingesta de carne contaminada pero nuevamente, ¿cuál es la probabilidad de que el trozo de carne contaminado tenga la misma cantidad? ¿Acaso ambos comieron un trozo igual de grande?

A no ser que hayan utilizado el mismo modus operandi. Ambos extraen una cantidad fija de sangre, que se envasa en las dosis prescritas. Al participar en las carreras se inyectan su dosis. Ambos realizan test previos en cuestión de horas. Todo da una explicación plausible de porqué son  los mismos valores.

Ahora, la sangre sólo tiene que ser trasladada desde España a Francia. Así que el mismo día de descanso José Luis López Cerron, va de España (donde la ley de dopaje no se aplica a rajatabla) a través de la frontera para pasar unos días viendo el Tour de Francia. Puede así traer un “filete” o dos en el camino a su viejo amigo, Paco Olalla, que es el chef jefe de Contador. Contador, amigo de José Luis López Cerron, organizador de la carrera de primavera Vuelta Castilla y León, recibe con gusto “ese filete” y de paso tiene una buena excusa en caso de que se descubra una ínfima cantidad de clembuterol. A cambio, Contador corre la Vuelta en  los últimos 4 años, ganándola tres veces.

CONCLUSIONES

Si atendemos a todo lo anterior, pero también vemos retrospectivamente el ciclismo, todos los grandes ciclistas de los últimos años que han ganado grandes vueltas y han hecho podio se han dopado: Armstrong, Ullrich, Beloki, Heras, Di Luca, Riccó, Valverde, Kohl, Rassmusen,Basso, , Vinokourov… y ahora  también Contador.

Si le sumamos el resto de ciclistas que no son primeras espadas podríamos rellenar varios pelotones. ¿Es algo de la última década solamente? No parece probable, y es más lógico pensar que el dopaje ha existido en el ciclismo desde que se empezaron a profesionalizar las carreras. Y ello, por una creciente carrera para ser más competitivos y para poder ganar por tanto más dinero.

No sabemos cuando empezó ni quien fue el primero, pero podemos sospechar que nuestros grandes campeones tampoco son ajenos a ello. El dopaje siempre ha ido por delante del contradopaje. Si ahora hiciesen un examen a restos de sangres de deportistas de hace varias décadas tendríamos resultados sorprendentes.

Pero todo esto no hace más que confirmar que España es el paraíso del dopaje. Como he leído por ahí la RDA del dopaje  actual. Y ello, porque nuestras autoridades están más pendientes de hacerse las fotos de propaganda con los deportistas ganadores que de investigar a fondo el deporte, no sólo el ciclismo.

Sabemos por la Operación Puerto que había muchos deportes implicados, y por desgracia hemos visto como muchos deportistas han sido acusados de dopaje, corroborándose muchas de las sospechas iniciales

¿De qué nos sirven las victorias si son sospechosas? Prefiero que los deportistas de nuestro país no triunfen a que lo hagan y toda Europa sospeche. Una sospecha no basada en la envidia, sino en los hechos, que son tozudos.

Cuando un gran deportista, como Contador, es acusado de dopaje, nuestras autoridades, políticas pero también deportivas, rápidamente hacen piña y salen a defenderle inmediatamente. Se protege al tramposo porque da prestigio al país y porque reconocer que somos un país donde el dopaje es moneda de cambio, equivale a reconocer nuestra incompetencia para combatir tal lacra.

Son demasiados los casos de dopaje de deportistas importantes que han sido ocultados por la prensa o directamente quitado importancia. Debemos ser conscientes como país de que nuestros grandes deportistas deben estar sujetos como el resto a controles. De nada valen nuestros éxitos deportivos si contribuyen a extender el dopaje por todo el deporte.

Es responsabilidad de las instituciones en sus distintos niveles: gobierno, secretaría de Estado, tribunales…, pero también de los deportistas, denunciar el dopaje. Así como de los médicos, directores de equipos, directivos, patrocinadores y en general testigos de todo tipo.

Personas como Jesus Manzano, vilipendiada desde muchos sectores, han tenido el coraje de salir a la palestra y reconocer que han vivido en un deporte donde el dopaje es rutina.

A él, y a otros que se han atrevido o se atreverán, dedico el esfuerzo de estos tres post.

AGRADECIMIENTOS:

Blog de ciclismo: mi principal fuente de datos. Muchos de los comentarios pero también el coraje de quien escribe el blog me ha ayudado a abrir los ojos.  He utilizado algunas frases literales para no desvirtuar el contenido de la información y parte de la documentación de este blog, además de informarme por otras páginas. El fin último, informar sobre la verdad.

Blog de ciencia deportiva: gracias a la información de algunos de sus comentarios he podido conocer mejor como funciona la tranfusión, teorías alternativas, indicios y supuestos.

Entrevista sobre Contador: no quisiera ocultar algunas entrevistas que sostienen parte de la teoría de Contador. Es importante conocer todos los hechos aunque en mi caso las pruebas son tan apabullantes que necesitaría ver la propia carne contaminada confesando su culpabilidad, para creerme la historia.

Toda la verdad sobre el Caso Contador (II)

Toda la verdad sobre el Caso Contador:primera parte.

5. ¿Que pudo pasar de verdad?

Si tenemos en cuenta fuentes europeas no interesadas en fervores patrios, surgen voces discordantes con la teoría de Alberto Contador. Voces como las del periodista alemán de la televisión estatal ARD Hans Joachim Seppelt, quien revela que algunos rastros del control positivo realizado en Colonia llevan a pensar que el español cometió una autotransfusión. Según él, hay “otros hechos mucho, mucho más sospechosos contra Contador. Aparecen otros valores que son diez veces más altos de los normales en residuos plásticos, llamados di(ethylhexyl)phtalatos, que se usan en las bolsas de sangre. Estos valores fueron medidos el día anterior del control positivo. Estos valores indicarían que la autotransfusión se habría producido”. De esta información se hizo eco, horas más tarde, la web de L’Equipe.

De la misma manera, Rasmus Damsgaard, cree posible que Contador se dopase y apunta a una posible transfusión con su propia sangre como la causa de la aparición del clembuterol en la sangre de Alberto Contador. “Si la fecha es correcta, es más probable que haya hecho un ‘Landis’, es decir, que ha recibido una transfusión sanguínea con su propia sangre, extraída unos meses antes, cuando usó el clembuterol que ahora su cuerpo ha recibido de nuevo”.

Entendiendo que el clembuterol aumenta el oxígeno en sangre y  acciona el metabolismo facilitando la quema de grasa, lo que pudo pasar es que se usase en una fase de entrenamiento a finales de invierno o principios de primavera. De hecho, en esta época Alberto Contador se hallaba en España, que es uno de los países más permisivos en temas de dopaje. En una declaración dada en Marzo de 2010 Contador le dice al periodista que pesa dos kilos de más y que debería perder peso antes del Tour.

Dice otro experto que le resulta creíble la historia de Contador y habla de una cantidad pequeñísima, de una ingesta accidental y alguna otra razón. Nosotros por fortuna tenemos las declaraciones de Manzano, claves en esta historia, para también razones más que evidentes ya destapadas en el artículo anterior, más la clave que comentaré en el post tercero y que conecta a Contador con otros casos de dopaje.

6. ¿Es creíble la historia de la carne?

López Cerrón recibió una llamada del cocinero del Astaná para que llevase carne a sus chicos, que “en Francia se come muy mal”. Al día siguiente de la etapa de descanso se subía el Tourmalet, por lo que quizá fuese más indicado comer otro tipo de alimentos como carbohidratos.

El susodicho aparcó el coche y se puso a merodear hasta encontrar una carnicería donde poder comprar la carne encargada. Tuvo suerte y encontró una carnicería, pudiendo comprar  el solomillo al equipo. Como poco no resulta muy profesional.

López Cerrón se acuerda además de todo tal y como sucedió. A pesar de ser un día normal el recuerda todos los hechos a la perfección, menos uno: ¿En que carnicería compró la carne?

Sigue leyendo

Alberto Contador, un grande de España

Me gusta Contador. Me gusta tanto que para mi  está a la altura de dos figuras como Nadal y Gasol. En el veo los mismos rasgos: humildad, coraje, corazón y cabeza. Este último, el factor más importante para triunfar en un deporte (cualquiera de ellos) que hoy en día es altamente competitivo.Cualquier detalle o despiste suponen la derrota o la victoria.

Contador apenas tiene 27 años pero ya lleva mucho ganado, y lo que le queda. El año pasado ya demostró tener personalidad para ganar el duelo psicológico a toda una figura mediática como Amstrong.Este año se repetirá el duelo aunque el americano lleva todas las de perder.

Esta vez, en distintos equipos,Contador tiene a su equipo a su plena disposición y por lo visto también a su director. Así pues preparémonos para disfrutar del mejor ciclismo por fin de nuevo con todo un camepón como Contador. Calculador en las contrarelojes y valiente en la montaña el madrileño lo tiene todo para marcar época.

Contador, un escalador todo terreno

No quisiera desaprovechar la oportunidad para dar la enhorabuena a Alberto Contador por su magnífica victoria en el Tour de Francia. Pero más que la victoria lo verdaderamente llamativo ha sido como lo ha ganado.Tras atacar él en los puertos más duros, ha demostrado ser infinitamente mejor que cualquiera en la montaña, y muy competitivo sino también el mejor en la contrarreloj.

Es curioso, pero hasta ahora los últimos grandes campeones desde Induraín hasta Amstrong para por el fugaz pero talentoso Ulrich tenían un perfil muy distinto al de Contador. De constitución grande y mucha potencia, todos ellos eran especialistas en la contrarreloj que se amoldaban perfectamente a la montaña. No tenían el perfil de escaladores pero gracias a su fuerza y fortaleza mental podían seguir los ataques de los grandes escaladores. Eso si, ninguno se caracterizó por realizar ataques “al estilo Pantani”.

Sin embargo, Contador ha roto este perfil de contrarrelojista puro adapatado a la montaña y se ha convertido en un escalador adaptado a las contrarrelojes. Lo he comentado en alguna ocasión, pero esa manera de subir me ha recordado al malogrado Pantani. Esa cadencia en el pedaleo, los ataques explosivos, y la ambición por buscar el primero la meta en los alto de la montaña. Lamentablemente, Pantani no tenía la fortaleza mental de Contador, y además nunca consiguió adaptar su pequeño cuerpo a las duras contrarrelojes.

Personalmente, prefiero un favorito tipo Contador que ataque en la montaña y se defienda en la contrarreloj, que al revés. Garantiza el espectáculo donde más nos gusta a los aficiones, en la alta montaña.

El año que viene podremos ver un duelo entre Amstrong y Contador en dos equipos diferentes, aunque intuyo que no será tal, y se meterán otros corredores de por medio. La edad en el ciclismo es más que un obstáculo.

Ya queda menos.