Alonso es Ferrari

Hay pocas marcas tan reconocidas como Ferrari. A nivel mundial todo el mundo identifica el rojo con la marca italiana, y en Italia los seguidores de Ferrari se cuentan por miles. Ferrari es para muchos de ellos una religión.

Ferrari es lo que es, en gran medida por sus pilotos. Como pocas escuderías la marca italiana ha conseguido identificar unos valores comunes a los de sus pilotos ganadores. Me refiero a valores como la competitividad extrema, cierta prepotencia y mucho carisma. Valors que encarnaron a la perfección ilustres como Shumacher o Senna y que ahora se reflejan a la perfección en Alonso.

Ese es el gran acierto de Ferrari, contratar a un piloto como Fernando Alonso que siente los valores de Ferrari como pocos. Y ese precisamente fue su gran error cuando fichó a un piloto tan frío y poco carismático como Raikonen. Los valores de Ferrari son en gran medida los valores de Italia, y por eso, existe una comunión tan grande, no vista en otras escuderías.

A estos valores se le suman el carácter latino de Alonso y también de Massa.Este último aporta su nacionalidad brasileña que enlaza con el mito perdido de Senna. Sin embargo en el carioca no se ven esos valores con tanta claridad como en el español. Por eso es fácil que veamos una rápida identificación de Italia y sus seguidores de Ferrari con Alonso.

Para ambas partes la nueva relación debería ser una perfecta simbiosis. Ambos se aprovechan de las cualidades del otro y se retroalimenan. Por eso es una relación tan prometedora.Bueno, por eso y porque el señor Emilio Botín ha invertido una buena suma de dinero. Donde el cántabro pone el ojo, saca la pasta. El Banco Santander se une a esta perfecta simbiosis aporta precisamente los mismos valores, una fiera competitividad, y la prepotencia y carisma de su presidencia y jefe sumo, Don Emilio Botín.

Como la santísima trinidad son tres en uno, excluyendo a Massa claro, con los problemas que esto pueda ocasionar. Una para todos y todos para una.

El gen de la victoria

Algunos países llevan en su ADN la competitividad, las ganas de victoria. Son incluso señas de identidad, de la misma manera que los españoles o italianos suelen ser morenos o los nórdicos rubios. Más allá de victorias o deportes concretos, son países que independientemente de si son favoritos, si tienen a sus deportistas en buena o forma o cualquier otra circunstancia, están siempre en lo más alto.

Hace tiempo leía una información acerca de los países que estadísticamente ganaban más finales cuando accedían a ellas.Es decir, que mostraba el porcentaje de finales ganadas sobre las finales jugadas (en todos los deportes, incluyendo finales de atletismo,natación,etc…) La verdad no me sorprendió ver en esa lista a Argentina,Italia o Estados Unidos.

Siempre he pensado que todos los equipos tendrían que tener a un argentino o a un italiano,porque son garantía de competitividad. En el fútbol o baloncesto por ejemplo hay pocos argentinos «que salgan malos».Los hay menos o más talentosos pero todos aportan ese carácter ganador y profesionalidad, con contadas excepciones (Riquelme es ejemplo de todo lo contrario por ejemplo).

Eso explica muchas victorias de sus selecciones en los distintos deportes, porque si uno sólo aporta carácter, todo un equipo simplemente aumenta las posibilidades de victoria. Nos hemos hartado de ver a ltalia en fútbol superando rondas y ganando títulos sin estar en forma o incluso con jugadores mediocres.Y Argentina igualmente saca petróleo en muchos deportes, ya sea fútbol,baloncesto o rugby (logró un dificilísimo tercer puesto en el último mundial)

Los americanos también se distinguen por su competitividad, no menos que los países de la antigua Yugoslavia. Son países que a pesar de ser pequeños tras la disgregación de Yugoslavia están presentes en muchas finales y campeonatos europeos. Me impresiona especialmente, Croacia, un país con menos de 20 años de historia, y que deportivamente es realmente competitva en fútbol, baloncesto, balonmano,waterpolo,etc…En su caso, además de la competitividad siempre ha estado unido al nombre de Yugoslavia el gen del talento.Gen que por cierto ha heredado sobre todo Croacia, que exporta grandes jugadores en los deportes ya mencionados.

Y como no, hay que mencionar a España, pero como ejemplo de lo contrario.Al menos historicamente ha sido un país con mucho talento pero con pocos títulos en relación. Es cierto que hubo unos pocos valientes que todos recordamos, los Santana,Ballesteros,Nieto o Cacho, pero siempre ha faltado ese punto de más.Y de hecho ha sido uno de los grandes lastres de nuestro deporte. Sin embargo de un tiempo a esta parte, seguramente tras los Juegos de Barcelona de 1992,  los españoles empiezan a creer en sus posibilidades y fruto de ello han sido títulos en prácticamente todos los deportes de equipo(selección de fútbol incluida) y campeones del mundo, números 1 en sus deportes como Alonso o Nadal.

Es difícil explicar este gen, forma en realidad parte de la concepción de la propia sociedad, y prueba de ello es el cambio de carácter de los españoles que se atreven a ir a la NBA como estrellas o que van a la premier league inglesa a demostrar su calidad.

Por fortuna, ahora estamos cada vez más cerca de consolidar el gen de la victoria. Que no cambie y que sigan los grandes triunfos.

5 claves para entender la "nueva" Fórmula 1

Ha empezado la fórmula 1 y nos ha pillado un poco desprevenidos a todos. Nos esperábamos el clásico duele entre Ferrari y Mclaren y quizá Alonso, y nos encontramos con los Brawn y con noticias acerca de aparatos que se llaman difusores, kers,etc… Aquí van 5 claves para entender la nueva fórmula 1:

Sigue leyendo