Contador tiene dudas

Ha comenzado la primera gran etapa de montaña del Tour de Francia y Alberto Contador ya ha perdido los primeros segundos frente al que seguramente sea su gran rival, Andy Schleck. A ello hay que sumar lo ya perdido anteriormente.

Es cierto que queda mucho Tour pero viendo los últimos kilómetros de hoy lo que me ha transmitido Alberto son dudas. De alguna manera los indicentes anteriores le han hecho perder seguridad y es posible que eso lo hayan percibido sus rivales. También cade la posibilidad de que el desgaste durante el Giro esté empezando a surtir efecto y Contador no pueda seguir el ritmo de los mejores.

Lo que si parece claro es que los hermanos Schleck, que le tienen ganas a Contador, tienen la estrategia muy clara y parece que creen en sus posibilidades para hacerle daño. Si ya enfrentarse a uno de ellos es difícil porque ambos son buenos corredores, enfrentarse a los dos con la complicidad que tienen entre ellos y la buena forma física, puede parecer un escollo muy difícil de superar, incluso para Alberto.

Bien es cierto, que al final el ciclismo es un deporte individual pero si le sumas factores como que te enfrentas a dos rivales del mismo equipo con un objetivo común, tu equipo flojea y tu mismo tampoco tienes la confianza ni el físico necesario, pues hace que sea todo más complicado.

Quizá su alimentación no esté siendo la apropiada a la vista de lo mal que le sentó el solomillo y se esté alimentando solo de pasta. Seguramente en este caso, un buen aporte proteico le ayude para recuperarse y encontrarse más fuerte en las siguientes etapas.

De lo que no se puede dudar es de que Alberto Contador es altamente competitivo y dará guerra hasta el final en lo que parece su Tour más complicado hasta la fecha.