¿Qué debería hacer el F.C.Barcelona con 222 millones?

Decía en mi último artículo sobre la importancia de la marcha de Neymar en la planificación deportiva del F.C.Barcelona. Se marcha su segundo mejor jugador y el futuro del club, tanto deportiva como comercialmente.

El PSG ficha a una estrella de presente que junto con la plantilla actual configura un equipo aspirante a todo, que seguramente le arrebatará la Ligue a un Mónaco desmantelado, con el objetivo de lograr la Champion League.

Pero, ¿y el F.C.Barcelona? No olvidemos que el club azulgrana viene de dos años consecutivos cayendo en cuartos de final de la Champion League, la competición que verdaderamente determina el nivel de un equipo. Además, el equipo ha perdido parte de su identidad de juego en los últimos años, coincidiendo con la retirada de varios jugadores clave como Xavi o Puyol y o la veteranía de puntales como Iniesta, e incluso el propio Messi. Del probable 11 inicial actual, solamente Ter Stegen (25) y Umiti (23) bajan de los 27 años. El Barsa ha envejecido de golpe con la baja de Neymar (25).

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 19.28.24

Así pues, la cuestión acerca de cómo utilizar los 222 millones de euros no es menor, puesto que el Barcelona se juega su futuro en el próximo lustro y parte de la próxima década. Mientras que el Real Madrid ha llenado su equipo de jóvenes prometedores, el PSG y el Milán han renovado su proyecto deportivo y los clubes ingleses cuentan con millones de euros para gastar, el F.C.Barcelona todvaía no ha fichado a nadie.

Bartomeu tiene el precedente de Gaspar para evitar dilapidar los 222 millones de euros. Una tentación enorme a la vista de los recientes fracasos deportivos, porque por más que se repita el Barsa lleva al menos dos años sin ser el mejor club del mundo. Y además que una tentación, existirá una enorme presión de aficionados y prensa por fichar e ilusionar a un club que no olvidemos que ha sufrido un duro golpe.

Ahora bien, ¿es el mejor momento para fichar? La respuesta es no. Con dinero fresco bajo el brazo, el F.C.Barcelona verá como los clubes querrán una parte importante de los 222 millones. A lo que se suma la inflación actual del mercado.

when-neymar-leaves-for-psg-who-should-barcelona-sign-to-26664700

Como dice este artículo, el F.C.Barcelona puede intentar  sustituir a Neymar por una cantidad muy elevada, con jugadores como Dybala, Mbappé o Dembelé si sus clubes acceden a venderlos, o puede optar por reforzar varias líneas líneas del equipo con jugadores de menor perfil y ahorrar parte de ese dinero y destinarlos tanto a pagar parte de la deuda como a su proyecto de Espai Barsa.

Jugadores como Iñigo Martínez, que ya ha sonado, que cuestan cantidades “moderadas” como 30 millones, y otros que busque su secretaría técnica, para reforzar sus líneas más débiles como al defensa y el medio del campo y buscar un proyecto de medio plazo haciendo lo que ha hecho el Real Madrid estos años, captando a las jóvenes perlas.

Ese planteamiento supone seguir siendo un equipo no competitivo en una apuesta por el futuro más que por el presente. Pero es la apuesta necesaria en un club en los que jugadores como Iniesta (33), Messi (30), Suárez (30), Pique (30) o Busquets (29), ya han pasado la treintena.

El F.C.Barcelona se enfrenta ni más ni menos que al paso del tiempo de un equipo pivotado en torno a Messi y a varias generaciones excepcionales de canteranos. Recuerdo el ocaso de los galácticos y los duros años del Real Madrid cayendo en octavos de final de la Champion League. El club blanco tardó 12 años en volver a ganar otra Champion y 7 años en volver a semifinales (con Mourinho) y seguir siendo competitivos. Por el camino muchos fichajes malos, estrellas erradas como Robinho y la vuelta de Florentino Pérez, que tardó varios años en dar con la tecla ideal.

Esa es la reflexión que tienen que hacer desde los despachos del F.C.Barcelona y no es algo sencillo, y más viendo como tu máximo rival gana títulos y se fortalece. Pero la realidad deportiva y económica del club catalán no se arregla solamente con 222 millones y sí con varios años de buena gestión y paciencia. Los ciclos no son eternos, ni los ganadores ni los perdedores, y los seguidores del F.C.Barcelona pronto entenderán el valor de todo lo ganado en años anteriores.

 

Pinchazos de Real Madrid y Barcelona: Atlético líder

La liga española dejó durante este fin de semana dos grandes sorpresas, constatando que esta liga es diferente a las anteriores y que además el Atlético de Madrid sigue siendo rival de Real Madrid y Barcelona. De hecho se ha reforzado más que su rival madrileño y casi tanto como el Barcelona.

Lo más curioso es que lo que hace tres jornadas era de una manera, ahora es de la contraria. El Real Madrid empata como la hacía el Atlético de Madrid, y el Barcelona encaja los mismos 4 goles que antes metía a domicilio. Así que nadie se relaje que la liga es muy larga.

Lo que sí parece claro es que el Real Madrid vive su mayor crisis en la era Zidane. Cuatro empates consecutivos y la sensación de que faltan varios ingredientes en la fórmula. De hecho, los ingredientes se llaman Modric, Marcelo y Casemiro. Los dos primeros dan fluidez ofensiva y el tercero seguridad defensiva. Si a eso se le suma la baja de James y el mal momento de forma de Benzema y bajo momento de Cristiano (que a pesar de todo va a más), entonces este Real Madrid es más flojo.

Desde luego que no sirve de excusa, habida cuenta de la profundidad de banquillo del equipo de Zidane. Pero sí es cierto que las piezas de recambio no logran el mismo resultado que las originales. Ayer, solamente Bale mostró liderazgo y ganas. Con algún fogonazo de Kovacic, un buen papel de Nacho en los segundos 45 minutos y muchas dudas. Una de ellas es Isco. El malagueño no tiene sitio en la delantera de 3 porque le falta gol, pero tampoco parece no tenerlo en el medio, porque le falta simplificar las jugadas. Con cada vez menos minutos, da la sensación de que su tiempo en el Real Madrid se va agotando poco a poco.

Ese punto ante un equipo como el Eibar, que ojo, iba octavo en la tabla de clasificación, sabe algo mejor con la derrota del Barcelona. Cuatro goles encajados son muchos, aunque Ter Stegen cantase  en el último. Eso demuestra fragilidad defensiva del F.C Barcelona, que muestra los mismos signos que el Real Madrid. Sin los titulares absolutos el equipo rinde mucho peor. Y mucho más si falta Messi. El argentino puede estar bien o mal sobre el campo, pero sin él parece que el F.C Barcelona está huérfano, como si los jugadores no supieran a quién dársela cuando el partido está cuesta arriba.

Y luego está lo del Atlético de Madrid, liderando la tabla, con una racha muy buena de resultados y con la sensación de que dará guerra en todas las competiciones hasta el último momento. Ha fichado variado, pero sobre todo, el mejor fichaje fue el del año pasado, Antoine Griezmann. El francés es muy bueno. Ahora mismo top 3 mundial, marcando goles importantes y sobre todo, liderando a su equipo.

Hay liga, desde luego, y la habrá hasta la jornada 38, salvo desfallecimiento claro de alguno de los candidatos. Esto solo es el aperitivo, el campo de pruebas para lo verdaderamente que siempre suele coincidir con abril y mayo.