Vuelve el mejor Real Madrid

848527326_20170917222333-k0HG--980x554@MundoDeportivo-Web

Solamente ha hecho falta un partido de alta exigencia en un momento complicado contra un rival como la Real Sociedad, para que apareciese el mejor Real Madrid de Zidane. Con un juego que combinó posesión, control de balón y verticalidad junto con contraataques letales, el equipo blanco desactivó al equipo vasco. Fue más mérito blanco que demérito donostiarra.

Si en el último partido Zidane no acertó con la alineación conjunta de Theo y Marcelo, ayer se apuntó un gran tanto apostando por Borja Mayoral, protagonista de los dos primeros goles. El canterano muestra de esta manera sus credenciales y demuestra que algo tenía cuando Zidane y el club apostaron por él. No sabemos como saldrá la apuesta pero no debemos olvidar que es un chico de 20 años y que no deja de estar en edad formativa. Y ese e el problema del Real Madrid que exige a todos los jugadores como si tuviesen 28 años y llevasen toda la vida en la élite.

Algo así ocurrió en el debut de Theo, con mucha gente decepcionada, ignorando que el chico tiene 19 años y era su primer partido con el Real Madrid, que no es poco. Ayer. sin embargo, en su posición natural, el canterano rojiblanco cuajó un buen partido, demostrando todas sus fortalezas. Es un jugador con gran despliegue físico y una gran potencia y velocidad. Recuerda casi al primer Bale jugando de lateral izquierdo.

Fue precisamente el galés otro de los que salió reforzado ayer. Marcó un gol de la casa, mostrando sus mejores virtudes: potencia, velocidad y gol. No hizo falta más que una larga carrera, un control y un remate para rematar el partido. El gol de Bale está al alcance de muy poco en el mundo. Y a esa velocidad y con esa calidad seguramente nadie. Ya sabíamos que Bale es muy bueno y también que no estaba atravesando su mejor racha, pero en vez de recordar que es un jugador de super élite que no ha dado un problema, super profesional, parte de la prensa y afición ha preferido echarse encima del galés.

Zidane, ajeno increíblemente a los debates externos ha seguido apostando por él, como apostó el año pasado por Benzema y por Cristiano Ronaldo en su peor momento. Al final tuvo razón. Va a resultar que el francés, que solamente ha sido balón de oro y uno de los mejores jugadores de la historia sabe algo más que nosotros, aficionados expertísimos. 

Ayer resultó especialmente atractivo ver moverse y jugar a Luka Modric, Isco y Asensio. Un trío que junto con Kroos, Kovacic y dentro de nada Ceballos, conforma un centro del campo de ensueño. Especialmente llamativa es la calidad de Asensio. Ayer le anularon un gol maravilloso, tuvo varias jugadas de nivel y no hizo nada mal. Otro chaval de 21 añitos que sin embargo, él sí, se comporta y actúa como un futbolista de 32. Pero de estos no salen más que unos pocos en la década y ha tenido la suerte de ser el Real Madrid y con Zidane, que gestiona perfectamente su evolución.

En definitiva, un partido para volver a recuperar sensaciones después de dos empates frustrantes por la falta de acierto de cara al gol. Y aún así, el Real Madrid empata el record  del Santos de partidos consecutivos marcando, 73. Un dato que por sí mismo no sirve, pero que junto con las dos Champion consecutivas y el doblete del año pasado demuestran que este equipo es histórico.

El Valencia para al Real Madrid de Asensio

Real-Madrids-midfielder-Marco-Asensio-c

El partido de ayer sirvió para reivindicar la figura de Asensio como presente y futuro del Real Madrid. Con Cristiano Ronaldo sancionado y con Bale y Benzema buscando su sitio, es el mallorquín el que está tirando del equipo. Una responsabilidad que parece asumir fácilmente un chico de solo 21 años. Ayer lo hizo con dos goles, demostrando esa capacidad apareciendo por todo el frente de ataque. Especialmente brillante fue el primer gol y una galopada por banda izquierda, con un control sublime, para acabar pisando área y poner un pase de la muerta que finalmente no se concretó. Estamos hablando de un jugador superlativo llamado a todo, que es posible que ayer jugase su mejor partido con el Real Madrid. Apenas lleva una temporada, ya tiene casi categoría de titular y varios goles claves para ganar títulos o partidos. Casi nada.

 Esa es la  noticia positiva, la negativa es que ayer seguimos sin ver la mejor versión de Bale, puesto en la picota por la prensa, y que parece haber adoptado esas mismas dudas. El otro jugador que ayer no salió reforzado en su papel de delantero fue Benzema. El francés ha demostrado en numerosas ocasiones que no es el típico delantero killer, pero también ha demostrado que es un jugador de juego asociativo fundamental para este Madrid.

 El problema es que ayer el Real Madrid haciendo un buen partido no fue capaz de materializar las ocasiones de gol. Tuvo muchas más que el Valencia, que no obstante aprovechó sus oportunidades e incluso pudo haber ganado el partido en el correcalles que se convirtió en la segunda parte. Ahí se notó la falta de Casemiro como tapón. Sin Ramos y Cristiano el Real Madrid pierde mucho pero aún así el partido se empató ayer por falta de definición en la portería y eso es algo que este Real Madrid, sin Morata, ni James ni Mariano, va a necesitar solventar. Cristiano no va a aparecer en todos los partidos.

 El empate en estas primeras jornadas no debería ser en absoluto preocupante pero sirve para que el equipo entienda sus carencias y para que Zidane busque soluciones ofensivas. No hay que olvidar tampoco que el Valencia jugó un buen partido. Seguro que esta temporada harán mejor papel que la pasada porque no es sencillo sacar un punto del Bernabéu a un Madrid, que no lo olvidemos venía de darle un baño al F.C.Barcelona y de ganar al Manchester en la Supercopa.

 Pero esto es el fútbol y si el Real Madrid quiere lograr el ansiado triplete (y sextete) deberá cuadrar todas las piezas y no permitirse relajaciones como las de ayer en defensa o una alarmante falta de puntería.

Real Madrid: ¡Supercampeón de todo!

5994d438e61a1

El Real Madrid se proclamó ayer de forma muy superior Supercampeón de España, un nuevo título más tras el logrado contra el Manchester. Dos supercampeonatos para mitigar la durísima derrota en la Champion League del verano…

Ayer el Real Madrid bailó como pocas veces al F.C.Barcelona en la primera parte. Fueron 45 minutos de una superioridad tan aplastante en todos los terrenos que ni los más viejos del lugar recuerdan algo similar. Y se logró sin jugadores como Isco, Casemiro, Bale o Cristiano Ronaldo, lo que da muestras de la superioridad de la plantilla blanca.

 Es Zidane el principal artífice de esa armonía, que permite que cualquier jugador que entra, aunque sea un teórico suplente, se sienta titular. Prácticamente ninguno desentona, y prueba de ello es que ayer Kovacic y Asensio fueron dos de los mejores. Es difícil delimitar una línea entre titulares y suplentes y si Zidane no lo hace, tampoco deberían hacerlo los aficionados. Que el francés ponga a los que considere, con toda una temporada por planificar, sabiendo estados físicos, mentales, y expectativas de unos y otros. Nadie como él ha gestionado tan bien una plantilla de tantísimo talento como la del Real Madrid.

WhatsApp Image 2017-08-17 at 01.44.02

 Zidane lo ha ganado prácticamente todo desde que llegó y tiene pinta de que el ciclo se puede alargar muchos años. A nivel internacional equipos como el City, el Manchester United o el PSG parecen los únicos capaces de disputar esta hegemonía, aunque todavía están a 1 o 2 años. A nivel nacional, el rival a batir suele ser el F.C.Barcelona, pero visto lo de ayer y años anteriores, mucho tienen que cambiar las cosas.

 El club culé tiene por delante un camino en el desierto muy largo. Casi tanto como el vivido por el Real Madrid. El equipo blanco estuvo más de un lustro cayendo en octavos de Champion. Con un par de ligas, eso sí, pero sin un proyecto definido. Con varios jugadores jóvenes, no fue hasta el primer año de Pelegrini, en la vuelta de Florentino, cuando se empezó a construir el proyecto actual. De aquellos fichajes de hace casi 8 años solamente quedan Benzema y Cristiano Ronaldo, más Ramos y Marcelo, que habían sido fichado antes.

 A partir de ahí, el Real Madrid empezó a mutar en un equipo competitivo capaz de alcanzar las semifinales de Champion, competir contra el mejor Barcelona, lograr el doblete con Ancelotti  Champion y Copa, y finalmente encontrar el modelo ideal con Zidane, gracias a la combinación de todo lo anterior; con jugadores que fueron llegando como Modric o Kroos; la consagración de gente como Varanne o Carvajal y las últimas incorporaciones de otros como Asensio o Kovacic.

Pero ese camino hasta la felicidad total actual, en la que todo parece color de rosas, fueron muchos años de inestabilidad, de fichajes más o menos fallidos, salidas de posibles y futuras estrellas como Robihno, Sneijder o Ozil, y cambio de entrenadores.

Viendo al F.C.Barcelona ahora mismo, que ya el año pasado, tras el 4-0 del PSG y el aplastamiento de la Juventus, necesitaba 3 o 4 refuerzos, ahora sin Neymar necesita además otra estrella. Serían por lo menos 2 o 3 titulares y 4 o 5 suplentes, porque ahora mismo ni su 11 titular ni su banquillo están a la altura de un equipo campeón.

La comparativa con el Real Madrid es sangrante y mientras que los blancos cuentan con media docena de jugadores sub 25 que pueden ser titulares perfectamente en el Real Madrid ahora mismo o en un par de años, en el F.C.Barcelona, la única excepción es Umiti (23 años). Mientras, Zidane tiene que hacer malabarismos con Kovacic (23), Asensio (21), Theo (19), Ceballos (21) o Llorente (22). Todos ellos jugadores que serían titulares en cualquier grande de Europa. Sin contar con el problema de tener que combinar la BBC con Isco o la suplencia de Nacho, un jugador notable.

En cambio los sub 25 del F.C. Barcelona, canteranos como Rafihna (24) Suárez (23), Delofeu (23), Samper (22), Munir (21) o fichajes como Alcácer (23) o André Gómes (24) parecen lejos del nivel de élite que exige ese club. Alguno, quizá con tiempo y muchos minutos podría alcanzar el nivel, pero no parece que ahora mismo ninguno esté en fase de derribar ese muro.

Y mientras que el Real Madrid ha encontrado en Asensio una estrella fulgurante, el Barcelona ha perdido la suya (Neymar) y no le queda más remedio que supeditarse a la creación de su gran genio Messi y su escudero, Suárez. Ayer el uruguayo se llevó la mano a la rodilla tras un golpe. ¿Y si se lesionase el charrúa? ¿ O Messi? De pronto ambos son jugadores absolutamente imprescindibles. El Madrid en cambio le dio un baño al Barcelona sin sus dos máximas estrellas, Bale y Cristiano Ronaldo.

El presente y el futuro es del Real Madrid mientras que el F.C.Barcelona tendrá que fichar muy bien y construir un equipo a 5 años vista, sabiendo que le toca ir muy por detrás del equipo blanco. Hace no tanto fue al revés, pero ahora sí que sí vivimos un cambio de ciclo y no se si Bartomeu es el ideal para pilotar esa transición blaugrana.

Mejor que el F.C.Barcelona y los árbitros

El partido de ayer entre Real Madrid y F.C.Barcelona muestra la actual diferencia entre dos equipos y dos clubes. En todas sus dimensiones posibles, incluyendo la arbitral. El resultado, 1-3 se antoja incluso corto a la vista de lo ocurrido. Zidane volvió a apostar por un 4-4-2, con Kovacic haciendo la función de Modric, resultando durante todo el partido una pieza clave para ayudar a Casemiro a parar a Messi. Arriba, el Real Madrid no encontró toda el potencial ofensivo de Bale y Benzema, pero el medio del campo es tan potente que puede con eso y con cierta fragilidad defensiva mostrada, especialmente por la banda de Carvajal.

 Pero lo que más asombra de este Real Madrid es su capacidad competitiva. Serán las 3 Champions en 4 años o la madurez de la mayoría de sus jugadores, pero este Real Madrid controla los partidos en casi todas sus fases. Incluso en la fase final, ya con 10 jugadores y con el Barcelona volcado para intentar empatar el partido. Ahí aparecieron dos suplentes de lujo, Marcos Asensio y Lucas Vázquez para dibujar un contraataque que finalizó el primero de forma maravillosa.

Pocas veces un jugador de su edad ha irrumpido con tal fuerza. Su potencial parece ilimitado, y lo mejor es que parece llevarlo con naturalidad, sin prisas. Estamos ante el próximo crack del futuro. Un jugador indescifrable, sin la potencia y exhubencia de Cristiano ni la habilidad de Messi, aparentemente, pero con la magia de ambos.

 Sabe Zidane y sabe su plantilla que la temporada es muy larga, que algunos jugadores ya tienen cierta edad y que habrá oportunidad para todos. Por eso creo que toca disfrutar de esta plantilla al completo, que como bloque es el mejor del mundo y que tiene además a algunas de las mejores individualidades. Y una de ellas es indudablemente Cristiano Ronaldo.

AFP_RK228_20170814001010-ksYB-U43559292954TeD-992x558@LaVanguardia-Web

 El 7 salió y en 15 minutos e hizo de todo. Un gol anulado, bastante dudoso, otro marcado de factura espectacular, que suponía el 1-2 y una acción que pasará a la historia de la vergüenza arbitral española en la que fue amonestado con una amarilla. La norma habla de simular un penalty, básicamente lo que hizo en el otro área Luis Suárez, al que ni tocó Navas, restregándose en el suelo, dolido, en una imagen que no se ha repetido lo suficiente de uno de los futbolistas más tramposos y sucios del fútbol. Un intento de engañar al árbitro que tuvo su efecto.

 Lo que ocurrió en el otro área fue el intento de Cristiano Ronaldo de alcanzar un balón y la caída típica y propia del esfuerzo y del contacto físico con Umiti en una carga. No creo que esa acción fuese penalty a pesar del contacto, pero desde luego, lo que nunca es es penalty.

 Lo que ocurre después con Cristiano Ronaldo empujando levemente al árbitro (así se describe en el acta) es un error del portugués, que será sancionado con 5 partidos. Un error humano, todo hay que decirlo, de impotencia, de rabia ante una injusticia bestial. De nada servirá indicar que Messi no fue sancionado hace varios años por un gesto similar.

Lo que toca por parte del Real Madrid es presionar para que ese árbitro no vuelva a arbitrar nunca, y garantizar que la Federación y la organización de árbitros, promuevan de una vez por todas a lso árbitros más competentes y por supuesto el VAR. Todo lo demás originará este tipo de situaciones que a todas luces desprestigian nuestra liga.

 Pero a pesar de la nefasta y pésima actuación arbitral, el Real Madrid ganó con suficiencia, con un resultado que permite pensar que en la vuelta los de Zidane puedan rematar. Sería un nuevo título para el francés que sigue acumulando récords. Otra victoria en el Camp Nou, son 2 de 3, otro partido marcando de manera consecutiva, son ya 66 y otra demostración de que con él al mando el equipo funciona.

El Real Madrid vuelve a la Copa del Rey

El Real Madrid ganó con contundencia a un segunda b, con una goleada por 1-7 protagonizada por los jugadores menos habituales. A pesar de la debilidad del rival, es un resultado a celebrar porque demuestra que el equipo afronta esta competición con ganas y sobre todo demuestra que Zidane ha logrado activar a prácticamente toda la plantilla.

Que jugadores que no parten como titulares fijos como Asensio, Morata, Lucas Vázquez o Nacho rindiesen ayer, demuestra que la estrategia de Zidane es acertada. Cualquier de esos 4 y de otros como Isco o James es tan titular como los teóricos titulares, e incluso más en algún caso, al menos por rendimiento.

Los jugadores del Real Madrid celebran un gol

Los jugadores del Real Madrid celebran un gol

Pasados ya los 4 empates y ese mini ciclo de crisis, es tiempo de que el Real Madrid vaya cogiendo velocidad de crucero, y lo hará sobre todo cuando vuelvan jugadores como Modric o Casemiro pero también enlazando victorias como las anteriores en Champion y en liga.

Poco importa ahora mismo la brillantez. Lo que importa es involucrar a toda la plantilla, ir enlazando victorias y prepararse para marzo y abril. Siempre digo lo mismo, pero es que son esos meses los verdaderamente importantes, pero para llegar en plena forma, hay que hacer un trabajo previo.

Sin fichajes no hay paraíso

El Real Madrid cierra su verano de 2016 sin fichar, casi como si hubiese sido sancionado de verdad, y no tuviese la opción de fichar gracias a la cautelar. Esa es la primera gran lectura, ¿por qué se pidió una cautelar para este verano? Hay que pensar que el club tendría pensado reforzarse para dos sesiones sin fichar.

Pero en todo caso, la realidad es que el Real Madrid sí ha fichado jugadores, aunque pareciera que no porque ninguno es un fichaje de los denominados galácticos. Y para hacer justicia a Florentino, tampoco el mercado los ofrecía, a excepción de Pobga, que es solamente un galáctico a nivel de precio.

Y así, cabe analizar la actual plantilla del Real Madrid y colegir que el equipo sí se ha reforzado y mucho. Del equipo del año pasado, las únicas bajas han sido la de Arbeloa, que apenas jugó y Jesé, que el año pasado jugó en total 1.242 minutos (823 en liga, 339 en Champion y 90 en la Copa del Rey).  Con su venta más lo ingresado por otros canteranos como Cheryshev, Medrán o Mascarell, el Real Madrid ha ingresado algo más de 40 millones de euros.

Asensio y Morata

Asensio y Morata

Y han llegado, Morata, Asensio, Mariano y Coentrao. Son 2 refuerzos más con respecto al año pasado. Dos delanteros como Morana y Mariano, uno contrastado ya en la Juventus y otro un canterano que ha derribado la puerta del Castilla. Luego está Coentrao, cuyo caso sigue siendo un enigma, porque no se sabrá si ha vuelto para jugar, entrenar o estar de juerga. Y por último Asensio, un jugador que desde luego no ha venido para hacer relleno, y que ahora mismo les ha quitado el puesto a James y a Isco.

Es posible que los aficionados reclamasen un fichaje de relumbrón, uno de esos de 70 u 80 millones que luego en realidad se critican. Lo mismo hace la prensa, la verdadera interesada en este tipo de fichajes.

A la plantilla le falta otro medio centro defensivo y queda la duda del rendimiento de los delanteros suplentes de Benzema, más la duda de Coentrao. Pero, fuera de esas dudas lógicas, esta plantilla es una de las más completas que recuerdo del Real Madrid. Y la prueba de ello es que sin varios titulares el equipo ganó la Supercopa y ha ganado también los dos primeros partidos de liga. Sin los dos delanteros titulares ni el portero titular, pareciera que el equipo anda sobrado. Y eso con un banquillo en el que han figurado jugadores como James, Isco, Lucas Vázquez, Kovacic o Danilo.

Que el Real Madrid sea capaz de levantar varios títulos dependerá de la capacidad de motivar de Zidane a todos sus jugadores, no de la falta de plantilla ni de estrellas.

Balance de la pretemporada del Real Madrid de Benítez

Quedan 13 días para el primer partido oficial del Real Madrid y ya hay cierto rumor entre parte del madridismo acerca del desempeño del equipo. A falta de un partido amistoso en el Trofeo Bernabeu contra el Galatasaray, este 18 de agosto, el balance del equipo es de 3 victorias, 2 derrotas y 2 empates, con 9 goles a favor y 2 en contra.

Algunos de esos partidos, como el de ayer, se saldaron con un empate a cero y con el equipo todavía sin ordenar, con demasiados cambios de jugadores y de posición como para poder hacer una valoración concreta. Si la tuviese que hacer ahora, diría que el equipo me ha decepcionado, pero entonces sería injusto con Benítez. Las pretemporadas como alguien dijo, no son fútbol, y solamente sirven para que los jugadores vayan desperezándose del verano, poniéndose a punto y para que el entrenador haga todas las pruebas posibles.

Benítez dando instrucciones en pretemporada

Benítez dando instrucciones en pretemporada

En todo caso, voy a realizar una serie de consideraciones sobre lo observado hasta ahora que es muy posible que den pistas sobre el devenir de la temporada:

  • La portería me parece lo más estable del equipo. Casilla funciona bien a pesar de ser un recién llegado y Navas muestra sus ganas partido a partido. Sería paradójico tocar la única posición bien cubierta, fichando a De Egea. El madrileño no mejora sustancialmente lo que hay, y mucho menos si es a cambio de más de 10 millones.
  • El equipo defiende mejor. A mejor defensa es posible que haya peor ataque. Los jugadores están más pendientes de volver defensivamente y pierden creatividad y fuerza para el ataque. He visto el ataque especialmente espeso, con Modric y Kroos en papeles mucho menos activos que con Ancelotti. Supongo que no se puede tener todo y hay que elegir, y parece evidente que el Real Madrid perdió el año pasado la liga porque encajó muchos más goles que el Barcelona.
  • Jesé parece el jugador más en forma. El canterano, tras una temporada pasada muy dura, con una recuperación que se le hizo muy larga, ve como ahora le responden sus piernas. No se si finalmente su posición será la de delantero o en las bandas o media punta, pero me recuerda mucho al primer Jesé: gol, regate y velocidad.
  • Los suplentes van a tener un papel importante y jugadores como Cheryschev o Lucas Vázquez, y el mismo Jesé pueden dar un paso adelante y robarle algo de protagonismo a la BBC.
  • Asensio es de los jugadores que menos minutos ha tenido después del Europeo sub19 y sin embargo es el que mejores sensaciones me deja. Se le ve un jugador de clase infinita y sí Benítez tiene claro que no le va a dar minutos de calidad mejor cederle. No olvidemos que tiene delante a James y a Isco.
  • El puesto de media punta no se si es la posición adecuada para Bale. Y más teniendo como decía en el punto anterior a Isco y James. Es posible que el español y el colombiano sean 2 de los 5 mejores del mundo en esa posición. Si el galés quiere recuperar protagonismo necesita algo más.
  • El equipo tiene un diseño extraño siendo un equipo de Benítez. Parece que los suplentes habituales, los Vázquez, Jesé, etc… fuesen más acorde al estilo de juego que los titulares del año pasado. Así, vería más coherente un pivote con Casemiro que con Kroos y Modric. Atendiendo a lo que le gusta a Benítez, la agresividad del brasileño es mejor para el equipo que su toque de balón.

De todas maneras le daremos a Benítez como mínimo hasta enero para volver a juzgar al equipo.