El Real Madrid, directo a la Final Four

1556040038_355270_1556050636_noticia_normal

El Real Madrid de Pablo Laso ha entrado por derecho propio en la historia de los mejores equipos de baloncesto de la historia de Europa, y es sin duda, uno de los proyectos de Real Madrid más sólidos y competitivos en su historia. Con 16 títulos, 23 finales de 31 posibles, este equipo se ha convertido en garantía segura. Con números que hacen palidecer

Ayer se impuso al Panathinaikos en Grecia y completó una serie perfecta de 3-0. De los tres partidos seguramente el de ayer fuese el más completo. Con el mejor Campazzo en la dirección, que se ha convertido en uno de los mejores bases de Europa, el Real Madrid corrió y anotó. Ya es habitual el complemento de un numeroso grupo de jugadores, pero ayer dieron un paso adelante jugadores como Taylor, Ayon, Rudy Fernández o Randophl. Mención especial al primero que ha hecho una serie espectacular, tanto en ataque como en defensa.

Y seguramente esa haya sido una de las claves de este Real Madrid, que ha incrementado la defensa sustancialmente. Con una larga lista de grandes defensores, luego en ataque el acierto acaba llegando.

Y esa es también la receta común de este Real Madrid de Pablo Laso, un colectivo con muchísimas prestaciones. Todos aportan, todos defienden y todos atacan. Es un auténtico equipo, que en cada partido encuentra a 2 o 3 piezas que dan un paso adelante. Y eso se demuestra simplemente observando las bajas claves que ha ido sufriendo este proyecto. Este año se perdió ni más ni menos que la presencia de Luka Doncic, MVP europeo, y el año pasado se sufrió la baja durante casi todo el año de Llul. Y en años anteriores jugadores de élite europea como Mirotic o Chacho.

Pero una y otra vez el Real Madrid ha sabido renovarse con fichajes que poco a poco han ido sumando al proyecto, junto con los ya clásicos Felipe Reyes, Carrol, Rudy Fernández o Llul.

Resulta ya recurrente alabar a este equipo, pero es necesario hacerlo una y otra vez, porque algunos no olvidamos años previos donde el Real Madrid no llegaba apenas a la Final Four y no competía. Este Madrid ha alcanzado, con esta, 6 Final Four, ganando dos de ellas, y lleva 3 de manera consecutiva. Son números que junto con los títulos nacionales, hablan de un equipo competitivo como pocos.

Conviene  no olvidar esto, insisto, porque vendrán tiempo peores y este Real Madrid dejará de llegar a Final Fours y dejará de ganar títulos como si fuese tan sencillo. Y no lo es, y la muestra es este año, con un F.C.Barcelona que tras muchos años ya es competitivo, lidera la liga nacional y ha ganado la Copa del Rey.

Independientemente de los resultados finales, lo que cualquier madridista aficionado al baloncesto sabe es que este equipo competirá. Se podrá ganar o perder, pero este equipo, con su larga plantilla de más de 12 jugadores, saldrá siempre a ganar y a dar el máximo de su esfuerzo y calidad. Y eso, es al fin y al cabo la esencia del Real Madrid, y el gran espejo al que deberían mirarse todos los proyectos de este club.

Real Madrid, campeón de la liga ACB 2015-2016

14666330152692

El Real Madrid de Pablo Laso demostró ayer que es el equipo hegemónico en España, venciendo en la final al Barcelona Lassa, superando el factor campo y remontando un 1-0 en el primer partido. El doblete de esta temporada sumado al espectacular triplete del año pasado, convierte a esta plantilla en una de las mejores de la historia de la entidad blanca.

La fórmula es clara: un núcleo de jugadores muy comprometidos, con varias temporadas en el club y con mucha calidad y carácter. Y la incorporación en la dinámica del equipo de jugadores con las mismas características.

Y además se necesitan dos o tres jugadores diferenciales. Ahora mismo este Real Madrid cuento con dos, por dentro y por fuera. Uno es Ayón, inmenso durante toda la temporada y absolutamente determinante. Ayer, su primera mala mitad lastró al equipo. Y de igual manera, su buen segundo tiempo repercutió en la mejora blanca. Su marcha a otro equipo sería un agujero enorme porque hay poquísimos pivots en el continente con sus capacidades.

El otro jugador que ha liderado al Real Madrid ha sido Sergio LLul. Otro jugador con ofertas de fuera, también de la NBA, que renunció en su día por seguir ganando títulos. El ha sido el corazón de este equipo, liderando al equipo en puntos: 14 puntos en el primer partido, 20 en el segundo, 21 en el tercero y 21 en el cuarto, pero también en asistencias, con  26 asistencias y sobre todo a nivel mental. Su fuerza se nota y su compromiso y competitividad son pegadizas.

Del resto de jugadores no entraré en detalle, siendo todos fundamentales para el equipo funcione adecuadamente. Pero para ello se necesita un entrenador que de con la tecla. Y ese ha sido Pablo Laso, que en honor a la verdad, no lo ha tenido fácil y ha luchado por imponer su estilo y buscar sus jugadores.

¿Se le puede reprochar a Pablo Laso no haber ganado más? Puede ser que en otras circunstancias este equipo tuviese una Euroliga más y otra liga. Pero hay que ver de donde viene este Real Madrid. Con Pablo Laso se han ganado más títulos en 5 años que en toda la década anterior. Una Euroliga (3 Final Four), 3 ligas y 4 Copas del Rey, más los tituillos varios como Supercopas de España (3) y una Intercontinental.

Esos números cobran importancia cuando se observa el rendimiento del equipo en los años previos. El Real Madrid venía de perder en semifinales en la ACB, con un equipo roto, sin estilo, con los jugadores desmotivados. Y sin entrenador tras la dimisión de Messina.

Ahora mismo, este Real Madrid tiene una identidad clara y se sabe que pase lo que pase va a ser capaz de competir. Se puede perder un partido en la Final Four o caer ante el Fenerbahce, pero el equipo siempre encuentra los caminos para ser competitivos. Y ello es gracias al entrenador y a la plantilla, ambas comunicadas.

El Real Madrid ha logrado tres de los cuatro últimos títulos de Liga, 2013, 2015 y 2016, y mientras que el Barcelona Lassa volverá a cambiar de entrenador y jugadores, los blancos tienen ya un núcleo claro y entrenador. Eso sí, habrá que ver que pasa con jugadores como Ayón, altas y bajas. Pero este equipo seguirá siendo competitivo mientras jugadores como Llul, Reyes, Rudy, Noccioni o Ayón sigan aptos para el primer nivel.

El Real Madrid gana la Copa del Rey, otra vez.

Por tercera edición consecutiva el Real Madrid se ha proclamado campeón de la Copa del rey. Una gesta no lograda hasta ahora y que demuestra la competitividad de este equipo. Son 5 años desde que Laso cogió el mando como entrenador. Cinco temporadas en las que se ha ido ajustando el equipo, pero que han tenido el denominador común de contar con un equipo que prácticamente ha competido en todas las competiciones. Se necesitaron 3 finales para ganar la Euroliga, pero se llegó a las finales, y en la Copa del Rey, el nivel también ha sido siempre altísimo como en la liga. En total 11 títulos.

Captura de pantalla 2016-02-21 a las 21.34.45

 La clave del éxito es un proyecto sólido, con un mismo entrenador, un director deportivo que hace fichajes y sobre todo un núcleo de jugadores hiper competitivos, los españoles Llul, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Felipe Reyes y el americano Carrol. Cinco jugadores de talento y carácter a los que el año pasado se unieron 4 refuerzos claves: Ayon, Noccioni, Maciulis y Rivers. Cuatro jugadores con las mismas características que los anteriores: mucho talento, garra, concentración e inteligencia. Esas fueron las claves que permitieron ganar el año pasado el triplete y las mismas que han propiciado este año este primer título de la temporada.

 Y eso que este equipo lleva toda la temporada con mucha irregularidad y sin su jugador estrella, Rudy Fernández. Pero nada de eso ha impedido que sea el mejor equipo de esta edición de la Copa del Rey. Primero ganando claramente al Fuenlabrada, después controlando al Laboral y hoy en un partido dificilísimo en la final ante un meritorio Gran Canaria.

 Un partido de altura, que el Real Madrid ya lo ha jugado otras veces y que ha tenido la respuesta habitual de los principales jugadores del Real Madrid. Especialmente Ayon, el MVP, un coloso ofensivamente con 15 puntos, pero también en defensa con 3 robos y 2 tapones más todas las intimidaciones y provocaciones de robos y pérdidas. Y acompañándole el habitual Maciulius, siempre silencioso, otro que defiende y ataca, al igual que Rivers, Noccioni o Felipe Reyes. Y por supuesto Carrol, un seguro en ataque con 13 puntos, después de una gran copa del Rey.

 Esta es la grandeza de un equipo tan competitivo como este Real Madrid, que aunque tenga bajas y este en un momento de irregularidad es capaz de llegar a casi todas las finales. Las claves, arriba expuestas: un proyecto sólido, jugadores de talento y comprometidos y un director de fichajes con autonomía, sin las interferencias del presidente.

 Ahora que el Real Madrid de fútbol se ha vuelto a dejar 2 puntos fuera de casa, como con Benítez por cierto, es bueno recordar la importancia de un proyecto de largo plazo. No hacen faltan los mejores jugadores, ni los más caros, ni tampoco entrenadores cada año. Solamente jugadores de talento y carácter y 2 o 3 estrellas, y un entrenador inteligente con un proyecto que poco a poco se vaya consolidando, sin prisas.

 Con Zidane pasará como con Benítez. Llegarán las prisas, se impondrá la titularidad de algunos jugadores y no se analizarán a las causas del problema original.

 Que Florentino Pérez, que ha acudido a la final, tome nota de por qué en el baloncesto, después de una etapa larguísima de dominio azulgrana y malos momentos madridistas, ahora sea justo al contrario. Igual encuentra la solución para el fútbol.

Victoria clave del Real Madrid ante el Khimki ruso

El Real Madrid logró una importantísima victoria, donde antes había perdido, para doblegar al Khimki ruso, el segundo del grupo y un equipo que ha dado este año un salto cualitativo. Con jugadores como Rice, Shved, Moniac o James Agustine es sin duda uno de los mejores equipos atacantes del continente.

Y así lo demostró durante los dos primeros cuartos, endosando al Real Madrid 50 puntos (26 y 24 por cuarto). En los primeros compases del tercer cuarto, el equipo madridista llegó a ir perdiendo por 10 puntos. Fue ahí donde se produjo la reacción del equipo, a nivel tanto ofensivo como defensivo. El quinteto formado por Ayon, Thompson, Carrol, Maciulis y Carrol le dio la vuelta al marcador para volver al partido.

Con Ayon (24 ptos, 13 rebotes y 5 robos) como faro del equipo se consiguieron grandes defensas y muy buenos ataques para dejar al potente Khimki ruso con 19 y 13 puntos en el tercer y cuarto periodo respectivamente. Por fin apareció la mejor defensa del Real Madrid, pareciéndose al equipo del año pasado.

Y en ese momento se vio al mejor Llul, con 17 puntos, a Rivers y al resto de jugadores a los que no les falta talento pero si regularidad. Este Real Madrid capaz de ganar en una cancha como la rusa, también ha sido capaz de perder partidos importantes en casa.

Le queda por delante un calendario dificilísimo, con 6 partidos de 8 a domicilio. A estas alturas, el Real Madrid ha demostrado que no es más sólido en casa que fuera, pero que duda cabe que jugarse el pase en Moscú, por ejemplo, puede resultar más difícil que hacerlo en Madrid.

Veremos como queda la jornada, aunque va a ser difícil que algún equipo se descuelgue claramente por arriba. Si parece que lo tiene muy complicado ya el Zalgiris, que solo acumula 1 victoria. El Barcelona con 2 victorias también se ha complicado mucho el futuro. Pero como digo, quedan muchos partidos por disputar y todos ellos contra rivales de primerísimo nivel.

Captura de pantalla 2016-02-11 a las 20.25.38Captura de pantalla 2016-02-11 a las 20.25.26

Importante victoria del RMB en Munich

El Real Madrid ha jugado hoy uno de sus mejores partidos de la temporada, especialmente la segunda parte, y concretamente el tercer cuarto. Con un marcador al final del mismo de 29 a 13 a favor de los blancos, se rompió un partido que estaba igualadísimo en la primera parte.

Gustavo Ayon

Gustavo Ayon

Como clave de ese parcial, la mejor defensa del equipo en lo que va de temporada, uno de los aspectos que tenía que mejorar. Para hacernos una idea, este mismo Bayern de Munich le endosó al Real Madrid 99 puntos en la idea en el Palacio de los deportes. Esa falta de capacidad defensiva ha sido lo que ha originado todos los problemas del equipo.

Pero hoy, con solamente 67 puntos recibidos y con un gran acierto ofensivo, hemos vuelto a la ver la versión del Real Madrid del equipo del año pasado. Y eso a pesar de la baja de Rudy Fernández y del mal estado físico de algún jugador.

Las aportaciones de LLul, Sergio Rodríguez y Ayon fueron claves para la victoria. A resaltar el papel del pivot mexicano que no solamente logró 22 puntos y 9 rebotes sino que robó 6 balones, para lograr una valoración total de 41.

Buena fue también la aportación de Trey Thompkins con 3 de 3 en triples pero sobre todo la actitud global del equipo, a nivel defensivo. La llegada de Ndour y previsiblemente de Lima más la sangre fresca de Doncic, le va a venir realmente bien a un equipo como el Real Madrid, ya veterano y con temporadas muy largas.

Captura de pantalla 2015-12-11 a las 22.02.08

Queda un último partido en el Palacio de los deportes contra el rival a priori más débil del grupo. Lo más difícil que era ganar primero al Fenerbahce y después al Bayern de Munich en su casa, ya se ha logrado.

El Real Madrid campeón del año pasado ya parece haber pasado su via crucis después de un verano muy complicado, y ya está de vuelta

El Real Madrid doblega a Obradovic: revancha contra Spanolius

El Real Madrid afronta su tercera final consecutiva con la oportunidad de cobrarse la revancha contra el mismo Olimpyakos que le hizo pagar la novatada hace dos años. Ese partido el Real Madrid permitió 39 puntos en el último cuarto, para perderlo 100 a 88. Aquel equipo tenía en común con este el liderazgo avasallador de Spanoulis, el único jugador que se mantiene. El y solo él decide el destino de un equipo con corazón, que nunca da un partido por perdido. Ese será el gran peligro, gestionar las emociones y permitir a los griegos entrar en el partido.

Jugadores del Real Madrid celebrando la victoria

Jugadores del Real Madrid celebrando la victoria

 Como ha demostrado en semifinales , el Real Madrid tiene recursos de sobra para hacer daño al rival y también capacidad para defender. El tridente formado por Rivers, Nocionni y Ayon noqueó en un cuarto al Fenerbahce, machacándolo a triples e intimidándolo en defensa. Ahí se nota la veteranía, pero también el corazón, de jugadores como el argentino. El del mexicano Ayón justifica su fichaje con un partido antológico. Con 27 de valoración, marcó 18 puntos pero aportó también 7 rebotes, 3 robos de balón, 6 asistencias y un tapón colosal.

 Ambos, como en la final de la Copa del Rey han sido claves en la victoria. También el americano Rivers, que ha sustituido la habitual producción ofensvia de Rudy, con un espectacular 5 de 6 en triples. Los de siempre, Llul, Rudy y Rodríguez conformaron esta vez la segunda línea pero aportando también en ataque, con 12 puntos y 13 respectivamente.

 Los de Laso están a 40 minutos de otra tortura psicológica, si pierden, o de una victoria merecida tras alcanzar tres finales como máximo favorito, con temporadas muy buenas. Pero esto es baloncesto, y en un minuto se puede perder un partido y más si delante están los griegos de Spanolius, algo así como los 300 de Sparta.

 Seguro que la plantilla del Real Madrid, los que jugaron aquella final especialmente (los españoles más Carrol y Slaughter), pero también los veteranos, saben que esos partidos se ganan con mucha cabeza y con mucho corazón. Este es un equipo ya muy veterano, con todos los jugadores menos Campazzo por encima de los 27 años.

 Ese factor, más el factor cancha y las ganas de revancha deben ser relevantes para lograr por fin la Final Four.