Batalla del Camp Nou: Barcelona-Inter; Guardiola contra Mourinho

«Debemos conseuir que los del Inter odien esta profesión»

Con estas palabras Piqué dice a las claras lo que pretende que sea hoy el Camp Nou, un infierno total para los de Mourinho. Estas palabras y el gesto de  salir el otro día con camisetas pidiendo el apoyo en el Camp Nou demuestran que el Barcelona está dispuesto a todo con tal de seguir haciendo historia.

gol-maicon

Gol de Maicon en la ida de las semifinales

No me parece mal, cada club apela a lo que puede para sacar adelante sus partidos, aunque en este caso esta exhibición mediática me hace dudar de las posibilidades del Barcelona.  Si antes no habían necesitado este apoyo ahora tampoco deberían hacerlo. Aunque claro, hasta ahora el equipo de Guardiola no ha tenido realmente una dificultad tan real como la del Inter de Milán. Es cierto que han remontado partidos, pero siempre con el viento de cara.

Ahora es verdadera el examen final de Guardiola y los suyos, la opción de sacar el cum laude y no quedarse en muchas matrículas de honor. Y ahora es también cuando debemos valorar la actitud de los jugadores del Barcelona y no de su técnico. Por de pronto, sobraron las declaraciones hablando de un robo arbitral, con un arbitraje que ya hubiese querido para sí el Chelsea el año pasado. No recuerdo a ningún aficionado del Barcelona ni jugador hablando de los penalties no pitados. Por eso no tiene sentido hablar de mal arbitraje por un gol en fuera de juego dudoso y una tarjeta aquí o allá.Y más teniendo en cuenta como se desarrolló el partido. No, lo de Milán fue el típico arbitraje casero de Europa.

Bien distinto podría ser hoy para el Barcelona con toda la presión generada. Es muy posible que el Camp Nou se asemeje a la bombonera y que el árbitro se vea demasiado presionado.Eso puede ser un arma de doble filo para el Barcelona porque un árbitro nervioso puede ser muy casero pero también especialmente antipático con los que le presionan.Veremos.

De igual manera, el grado de excitación de los jugadores del Barcelona les puede perjudicar si no consiguen controlar sus impulsos. Si el equipo azulgrana sale en tromba y no consigue un gol tempranero el desgaste físico puede ser importante para la segunda parte. Además, la excitación a veces provoca la toma de malas decisiones y el Barcelona no debe olvidar que un gol del Inter les saca casi de la competición.

En cualquier caso, es de suponer que Mourinho, ya perro viejo a pesar de su juventud, estará calculando los efectos de la sobreexcitación del Barcelona e intentará sacar rendimiento de alguna manera. Es cierto que tiene una considerable ventaja en el marcador, pero también lo es que jugar en el Camp Nou contra el Barcelona es hoy el peor escenario posible.

Así pues, el partido se presenta tremendamente emocionante, con dos equipos que van a jugar con los nervios a flor de piel y con dos técnicos que van a plantear tácticas distintas.

Para el Barcelona una derrota podría significar no sólo no ganar la Champion sino afrontar el resto de liga con desconfianza y desmotivación. Una victoria sin embargo revalidaría su estilo de juego y haría que los de Guardiola se sintiesen poco menos que inmortales. En el caso del Inter, la derrota también afectaría por supuesto a su estado de ánimo, aunque una derrota contra «el mejor equipo de la historia» es más fácil de justificar. Además tienen pendiente la liga y la copa.

De este partido estarán pendiente toda Europa.¡¡Que comience de la batalla!!