Los cuartos de final de la Champion League

Captura de pantalla 2016-03-18 a las 12.50.22

Se ha producido el sorteo de los cuartos de final de la Champion League y aparentemente el Real Madrid y el Bayern de Munich han sido los más beneficiados. Barcelona y Atlético de Madrid y PSG y Manchester City se tendrán que pegar entre ellos para pasar.

Aunque después de ver los octavos ya no veo favoritismos claros. Los que más fácil lo tuvieron fueron el Real Madrid y el Barcelona, ante dos rivales como Roma y Arsenal que no son especialmente fuertes. El Atlético de Madrid tuvo que pasar en penaltys y el Bayern tras un gol a 2 minutos del final y una larga prórroga.

Del resto, el Manchester City ha pasado después de muchos años a la siguiente fase y el PSG viene presentándose como favorito desde hace un par de años pero no acaba de culminar. Y luego está el Wolsfburgo, un buen equipo alemán, pero que no deja de ser un acorazado entre portaaviones. Y lo mismo le pasa al Benfica.

Nada de eso impide que cualquiera puede ser el resultado. A excepción del Barcelona, que ahora mismo lo veo un peldaño por encima de todos, y el PSG , que ha ganado sus dos partidos al Chelsea, el resto ha mostrado cierta fragilidad.

El 5 y el 6 de abril veremos los primeros partidos y luego la vuelta, una semana después, decidirá a los semifinalistas. Tanto al Benfica como al Atlético de Madrid les puede beneficiar el factor campo, y jugar la vuelta ante su público. Si salen vivos del Camp Nou y del Allianz Arena, respectivamente, pueden tener opciones.

El partido del Real Madrid dependerá como siempre del desempeño de los madridistas en Alemania. Hace tiempo era un país maldito, pero tras el año de la décima se ha perdido el miedo a los alemanes, tras eliminar a tres equipos en el mismo año. Y con respecto al City, PSG, la incógnita es grandes. Si creo que será la eliminatoria más abierta y entretenida.

Importante victoria del RMB en Munich

El Real Madrid ha jugado hoy uno de sus mejores partidos de la temporada, especialmente la segunda parte, y concretamente el tercer cuarto. Con un marcador al final del mismo de 29 a 13 a favor de los blancos, se rompió un partido que estaba igualadísimo en la primera parte.

Gustavo Ayon

Gustavo Ayon

Como clave de ese parcial, la mejor defensa del equipo en lo que va de temporada, uno de los aspectos que tenía que mejorar. Para hacernos una idea, este mismo Bayern de Munich le endosó al Real Madrid 99 puntos en la idea en el Palacio de los deportes. Esa falta de capacidad defensiva ha sido lo que ha originado todos los problemas del equipo.

Pero hoy, con solamente 67 puntos recibidos y con un gran acierto ofensivo, hemos vuelto a la ver la versión del Real Madrid del equipo del año pasado. Y eso a pesar de la baja de Rudy Fernández y del mal estado físico de algún jugador.

Las aportaciones de LLul, Sergio Rodríguez y Ayon fueron claves para la victoria. A resaltar el papel del pivot mexicano que no solamente logró 22 puntos y 9 rebotes sino que robó 6 balones, para lograr una valoración total de 41.

Buena fue también la aportación de Trey Thompkins con 3 de 3 en triples pero sobre todo la actitud global del equipo, a nivel defensivo. La llegada de Ndour y previsiblemente de Lima más la sangre fresca de Doncic, le va a venir realmente bien a un equipo como el Real Madrid, ya veterano y con temporadas muy largas.

Captura de pantalla 2015-12-11 a las 22.02.08

Queda un último partido en el Palacio de los deportes contra el rival a priori más débil del grupo. Lo más difícil que era ganar primero al Fenerbahce y después al Bayern de Munich en su casa, ya se ha logrado.

El Real Madrid campeón del año pasado ya parece haber pasado su via crucis después de un verano muy complicado, y ya está de vuelta

Victoria cardíaca del Real Madrid contra el Bayern de Munich

El palacio de los deportes, actual Barclay Center, vivió ayer uno de esos típicos partidos de infarto tan propios del baloncesto. Un deporte que es capaz de hacer que un equipo que va perdiendo de 10 puntos a falta de 4 minutos acabe ganando con un triple en 20 segundos tras haber recibido otro triple.

Carroll lanzando el triple ganador

Carroll tirando el triple que da al Real Madrid la victoria

 Ese es el mejor resumen de un final de partido de locos, en el que el Real Madrid puso el resto para acabar ganando a un gran Bayern de Munich. Antes, el equipo blanco sufrió importantes vaivenes, primero con un gran primer cuarto (33-20) para después perder por idéntica cantidad de puntos el segundo para finalmente verse por detrás del marcador durante casi toda la segunda parte.

 Los 99 puntos recibidos no hablan bien de la defensa del equipo de Laso, su principal laguna este año. Por algún motivo las piezas no están todavía encajadas y el equipo sufre muchísimo en el rebote defensivo pero también ante equipos con calidad como el alemán. Y fue precisamente la defensa de los últimos minutos, con un gran trabajo en equipo, logrando superioridades de 2 contra 1, lo que permitió remontar un partido que estaba perdido.

 Este Real Madrid liderado por Llul, Rudy y Reyes va a tener siempre potencial ofensivo. Ahí está el triple final de Carrol para evidenciarlo pero también la capacidad anotadora de prácticamente todos los jugadores de la plantilla. Lo que diferencia a un equipo ganador de otro es la defensa. Con una buena defensa siempre hay posibilidades de ganar los partidos en los últimos minutos. Si no, es imposible.

 Por eso, el partido de ayer sirve para tomar conclusiones. Sabemos por el rendimiento del año pasado que este equipo es capaz de defender bien. Es cierto que faltan algunas piezas que aportaban mucho defensivamente, pero ha llegado Taylor que parece un gran defensor, Trey Thompinks tiene también que dar un paso hacia delante y el resto de compañeros subir también su nivel.

 Ahora mismo el Real Madrid tiene un record en Euroliga de 2 victorias y 2 derrotas. Queda mucho por jugar pero la victoria de ayer fue crítica para seguir con opciones sin sufrir demasiado y sobre todo para coger moral y seguir mejorando.

El mercado de fichajes (2015) a punto de cerrarse

A falta de unas pocas horas para el cierre del mercado de fichajes, todavía algunos esperan la bomba veraniega de cada verano de Florentino Pérez. Este año parece ser De Egea pero el fichaje se complica por momentos.

Mientras tanto, el club que más millones ha gastado ha sido el Manchester CIty. Ya son demasiados años sin ser competitivos en la Champion League, algo que debería solucionarse tras el gasto de más de 200 millones y especialmente la incorporación de tres jugadores como son De Bruyne, Sterling y Otamendi. Personalmente considero excesivo lo pagado por todos ellos pero ahora mismo tras el multimillonario acuerdo de la Premier, hay exceso de liquidez. Recuerda algo a la época de la burbuja en España, en la que equipos como el Betis podían robarle al Real Madrid a promesas como a Denilson.

Algunos de los fichajes más caros del verano

Algunos de los fichajes más caros del verano

En todo caso, no dudo de la calidad de ninguno de los tres y en el caso de De Bruyne, un desembolso de casi 80 millones de euros que nos ha sorprendido a todos, es posible que  realmente si merezca la pena esa inversión y se trate de “otro James”. El año pasado fue el mejor de la Bundesliga, con 16 goles y 28 asistencias en 51 partidos, números espectaculares para un centrocampista.

Aunque yo siempre he sostenido que esas inversiones millonarias a partir de 50 millones de euros tienen que tener un retorno no solamente deportivo sino también económico en incremento de la imagen de marca y por tanto publicitaria. James es el mejor ejemplo de inversión exitosa por su rendimiento futbolístico y por el impacto del Real Madrid en Colombia y en Latinoamérica.

Los otros equipos que más han gastado han sido la Juventus, que ha incorporado a Manduzkik por 19 millones, al defensa del Oporto Sandro por 26 y gratis a Cuadrado, que llega cedido y a Khedira.  Además baraja la incorporación de Draxler para paliar el mal comienzo de liga. Le sigue  el Milán, cuyo fichaje más conocido es el del colombiano Bacca. En España,  Valencia y Atlético de Madrid que quieren reforzar sus plantillas para seguir manteniendo su posición de competidores con los dos grandes.

En Francia, el PSG ha fichado a Di María, que no acaba de encontrar su sitio en el mundo futbolístico y ya es el jugador de la historia que más ingresos ha generado, y en Alemania, el Bayern de Munich se ha movido con inteligencia fichando a Arturo Vidal y al brasileño, Douglas Costa, que está siendo la gran revelación.

El título al equipo menos ágil se lo lleva el Manchester United, que a pesar de haber contratado a la joya Depay, ha visto como la mayoría de sus objetivos no se cumplían, yéndose los jugadores a otros equipos, en algún caso a la competencia como Otamendi. A cambio, ha desembolsado casi 20 millones de euros por un futbolista de más de 30 años como Bastian Schweinsteiger

El Real Madrid pierde contra el Bayern de Munich

Salió el Real Madrid al Allianz Arena sabedor de que se trataba de un partido importante aunque sin dejar de ser un amistoso. Así lo parecía tras ver una alineación repleta de probables suplentes. Con Lucas Vázquez y Cherychev en las bandas y con Casemiro en el medio centro parecía claro que Benítez apostaba por dar minutos a todos los miembros de la plantilla. Para eso le han fichado, entre otras cosas, para lograr una plantilla competitiva de al menos 19 jugadores. Y no hay mejor manera de hacerlo que dando minutos de calidad a todos ellos.

Real Madrid contra el Bayern de Munich en la Audi Cup 2015

Escudos del Real Madrid y del Bayern de Munich en la Audi Cup 2015

La primera parte demostró las ganas de muchos de ellos y la confirmación de la vuelta de Jesé tras un año pasado que debió ser duro y difícil para alguien de su talento. El canario puede ser el gran fichaje del Real Madrid si logra encontrar un hueco en la delantera. Con olfato de gol, velocidad y regate está por ver si definitivamente se va a mover como delantero o si será un comodín para el frente de ataque. En realidad esa duda es aplicable a casi todos los jugadores. Parece existir un consenso claro acerca de la titularidad de la BBC pero no acaba de estar claro quien jugará en cada posición.

La segunda parte trajo más dudas con James en sustitución de Jesé como delantero, Modric en la media punta y varios canteranos. Se trataba de dar minutos y de hacer probaturas y de ahí salió un segundo tiempo desconcertante, con el Bayer tocando en demasía y con el Real Madrid sin apenas tocar balón, muy replegado atrás. De un tiro de falta ejecutado por Douglas Costa, el brasileño fichado por 30 millones, el mejor del partido, llegó el gol de Lewandosky a falta de 3 minutos. El polaco es el delantero que le falta al Real Madrid desde la marcha de Van Nistelrooy.

Con un sutil toque venció a Keylor Navas que se quedo sin salir ante uno de esos difíciles balones laterales. He leído por ahí que fue una gran cantada. Ni lo uno ni lo otro aunque si tengo claro que los dos mejores porteros del mundo Courtois y Neur habrían salido por alto a blocar ese balón. El costarricense no lo hizo porque no es uno de los 3 mejores del mundo, pero aún así, su concurso fue destacable con varias buenas paradas. Está por ver todavía si se quedará o si vendrá De Egea. De confirmarse finalmente el traspaso creo que sería un error pagar por un portero que no necesitas 20 millones y más pudiéndolo fichar gratis el año que viene y con la portería asegurada por dos buenos porteros. Veremos.

 

La fragilidad del Bayern de Munich

El legado de Heyncknes fue un equipo vertical, dominante, avasallador, ganador del triplete y actor principal en la debacle del legado de Pep, eliminando al Barcelona, entrenado por Tito, discípulo y segundo entrenador del de Sampedor, por 7-0 en unas semifinales.

Jugadores del Bayern de Munich celebrando la victoria

Jugadores del Bayern de Munich celebrando la victoria

 Dos años después la historia parece revertirse y este Barcelona, con nuevas caras (y caras de dinero) como Neymar o Suárez, le ha sacado las vergüenzas a un Pep, que no obstante lleva tropezando muchas veces en la misma piedra.

 El Bayern de Munich por nombres es un equipazo, con los exBorussia Lewansdoski y Gotze (incomprensiblemente suplente), Thiago, Xabi Alonso, Muller o Ribbery y Robben. Y los resultados, con dos Bundesligas, dos semifinales de Champion League y algún otro título también lo manifiestan.

 Y sin embargo, cuando uno analiza en detalle la trayectoria del equipo se da cuenta de que realmente no es competitivo a la hora de la verdad, en esos partidos importantes, ante rivales que aprietan.

 Ya el año pasado sorprendió el Real Madrid con 0-4 que enmudeció al Allianz. Es cierto que el equipo blanco es un equipazo, que por cierto nunca había ganado en Munich, pero el equipo de Pep se disolvió como un azucarillo. Como hoy contra el Barcelona, en un 3-0 que no será tan fácil de remontar como el 3-1 al Oporto o el 0-0 contra el Shaktar. No, no creo que los de Luis Enrique permitan que el Bayern les acose y derribe con 4 goles tempraneros.

 El Bayern de Munich, que el año pasado le sacó 19 puntos de diferencia al segundo en la Bundesliga, empató en cuartos de final 1-1 con el United en Manchester e hizo lo propio en la vuelta, 1-1 con el Arsenal, en su propio estadio. Es cierto que había logrado un 3-1 y un 2-2 previamente, pero fue incapaz de hacer una eliminatoria redonda, para después caer contra el Real Madrid (1-0 y 0-4). Antes, en fase de grupo cayó 2-3 contra el Manchester City.

 La Supercopa de Europa y el equivalente a la Copa del Rey, las ganó, en los penaltis y en la prórroga ,respectivamente, contra el Chelsea y el Borussia de Dormunt. El equipo de Kloop ha sido capaz también de arrebrtarle  las dos Supercopas, endosarle un 0-3 el año pasado en liga y eliminarle este año de la competición del KO.

 En la liga de esta temporada, ya matemáticamente del Bayern, sorprende ver como los pinchazos del equipo de Pep se han producido contra los equipos que ocupan puestos altos en la tabla: Wolsburgo(2) 4-1; Borussia Mgladbach (3) 1-1 y 0-2; Bayer Leverkusen(4) 2-0 y victoria por la mínima en casa(1-0) y Shalke04(5) (1-1 en ambos partidos.

Prácticamente cada vez que se ha enfrentado con un equipo competitivo o en circunstancias adversas como partidos fuera de casa o en ambiente hostil, el equipo ha sufrido especialmente incluso con varias goleadas. También es verdad que ha protagonizado goleadas a favor escandalosas como el 7-0 al Shaktar, el 6-1 al Oporto o antes el 1-7 a la Roma o varias goleadas a equipos alemanes.

Lo cierto es que a la hora de la verdad, este Bayern no es competitivo, justo lo contrario de aquel Barcelona de Pep Guardiola.

 Sin duda que las lesiones habrán afectado al equipo y además no hay equipo invencible y no se puede ganar todo, pero resulta difícil negar la fragilidad defensiva del equipo de Pep. Quizá el próximo miércoles remonte el resultado y le endose una goleada al Barcelona, pero la tónica parece más bien la contraria.

Cuartos de Final de Champion League: la hora de la venganza

Visto el sorteo de esta mañana de los cuartos de final, hay dos partidos en los que hay muchas cuentas pendientes. El que más, obviamente, el Atlético de Madrid-Real Madrid. El derby madrileño ha cambiado totalmente  desde la llegada de Simeone, convirtiéndose en partidos mucho más disputados que años atrás, tornando incluso la ventaja psicológica hacia el bando colchonero.

 Al menos así se deduce de los últimos partidos, especialmente la dolorosa derrota liguera por 4-0. Ese partido seguro que lo tendrán en la mente los jugadores madridistas, mientras que los atléticos se seguirán acordando de la final de la Champion, seguramente para el resto de sus vidas.

 De la capacidad de reacción de Ancelotti y de los jugadores fundamentales del equipo blanco depende gran parte del resultado. En los últimos partidos el Real Madrid no ha disputado como debería un partido de ese nivel. Ahora, en todo unos cuartos de final de Champion League no tiene excusa.

 La otra revancha es la del PSG-Barcelona, un duelo bonito, calcado al del año pasado, pero con un equipo francés que viene de eliminar al Chelsea y con el Barcelona en su mejor momento del año. Un auténtico partidazo en el que no obstante el PSG verá mermada su calidad en la ida por la baja de Verrati e Ibra.

 Quizá eso mero detalle pueda condicionar toda la eliminatoria. Blanc tiene la oportunidad de demostrar su valía como entrenador ante un rival temible.

 Las otras dos eliminatorias tienen como protagonistas al Bayer de Munich y Oporto y a la Juventus contra el Mónaco. Dos duelos a priori con un claro favoritismo de los primeros. El peso de ambas escuadras es muy superior a la de sus rivales, pero no podemos olvidar que en cuartos de final la Champion no la juega cualquier equipito.

 El Oporto lleva siendo muchos años competitivo. Es capaz de imponerse a todos los equipos que están por debajo suyo en presupuesto e historia pero normalmente choca a la hora de enfrentarse a los monstruos europeos, y desde luego el Bayern lo es. Tienen un equipo con jugadores jóvenes e ilusión, con bastante calidad y con un estadio difícil.

 El Mónaco por su parte parte como la doncella de cuartos, habiéndose colado tras eliminar al Arsenal en un muy buen partido de ida, pero a un solo gol de la eliminación. Para la escuadra italiana es el rival perfecto para meterse en las semifinales de Champion League tras varios años ausente.

 Veremos cual es el desenlace final.

Munich, el penúltimo capítulo.

El Real Madrid se juega contra el Bayern mucho más que una semifinal de Champion League. Después de 4 semifinales seguidas y tras un cambio de entrenador, el club necesita llegar a esa final y ganarla. Ese sería el mejor espaldarazo para un entrenador, que a pesar de haber ganado ya un título, va a necesitar el aldabonazo definitivo de una Champion, en vista de la dificultad de ganar la liga.

 El Real Madrid está en su mejor momento de la temporada, con dos victorias críticas ante Barcelona y Bayern de Munich y con las derrotas contra el Sevilla y el propio Barcelona, en liga, ya olvidadas. Ahora solamente importa Munich, Alemania, ese país maldito, hasta la goleada contra el Shalke por 1 a 6, y ese campo inexpugnable donde el Real Madrid prácticamente nunca ha sacado buenos resultados.

 Si atendemos a los 7 últimos partidos, el resultado más repetido es el 2-1. Un resultado con el que pasaría el equipo blanco y que puede ser perfectamente repetible. De hecho la probabilidad de que el Real Madrid marque es altísima pero también de lo que haga el equipo alemán.

 Si los de Ancelotti piensan de manera conservadora y se echan atrás o permiten que el Bayern de Munich ataque en exceso es posible que al final acaben marcando más de un gol. La mentalidad ha de ser no solamente la de marcar sino la de ganar. Lo contrario es empezar el partido ya en desventaja.

 Este equipo, solamente con la delantera, ya debería ser capaz de ganar a cualquiera pero si además le sumamos la calidad de los de abajo debería ser argumento más que suficiente para que los jugadores vayan a buscar el partido.

 Buscar el partido no es ni tener más posesión ni menos posesión, es simplemente creer en ser mejores, en que es posible marcar dos goles y sentenciar la eliminatoria. Buscar el partido es buscar los puntos débiles del rival y potenciar los puntos fuertes propios.

 Creo que se dan las circunstancias adecuadas para que los jugadores no salgan desconcentrados como en Dormunt o acobardados como en otras ocasiones. El entorno del Bayern ha hablado demasiado y los jugadores normalmente son sensibles a esas críticas y a esas muestras de superioridad. Ellos son los primeros que deben de creer en ellos mismos, y después de la victoria en casa y del título de la Copa del rey, creo que son conscientes.

 Esa concentración plena y la capacidad física al 110% junto con algo de suerte para marcar los goles que se fallaron en la ida y contra el Barcelona son los que deberían dar la victoria al equipo blanco.

 Ojalá así se rompa la maldición ya deifnitivamente y este Madrid pueda decir que eliminó de manera consecutiva a tres equipos alemanes en Champion League. Primero el débil Shalke, luego el moderno y joven Borussia Dormunt y al final, el temible Bayern.

 Sois los siguientes!

El Real Madrid golpea primero

Dijo Beckenbauer después del partido: “la posesión no significa nada cuando el rival tiene sus oportunidades. Contentos de que el RM solo haya metido uno”. Viendo el partido completo sí da la sensación de que el equipo alemán no generó peligro real, excepto una buena parada de Casillas en el minuto 85, mientras que el Real Madrid tuvo varios tiros a puerta, especialmente dos ocasiones con Cristiano Ronaldo y Di Maria solos, en los que pudo haber resuelto el partido.

 Este Bayern me recordó al Barcelona sin Messi. Un equipo con buenos jugadores pero demasiado encorsetado con un estilo de juego que le resta precisamente lo que le sobraba al equipo el año pasado, verticalidad. Renunciar a esa verticalidad para evitar que la tenga el rival, como señalaba Pep Guardiola en rueda de prensa ha creado un partido poco estético, pesado en ocasiones.

 Si los primeros 15 minutos fueron del Bayern, los últimos 15 fueron del Real Madrid. Se notó la frescura de Bale, la entrada de Varanne y sorprendentemente el mejor estado físico del Real Madrid. Seguremente haya ayudado la semana de descanso. Jugadores como Xabi Alonso o Modric mostraron su mejor versión, especialmente el tolosarra en un partido inmenso. Ambos, junto con la línea defensiva, especialmente concentrada sostuvieron las acometidas por banda de los alemanes. Sobresalientes los dos laterales, con especial reconocimiento a Coentrao, que ya acumula varios partidos muy buenos y que fue clave en el gol. Arriba, Benzema a lo suyo, siempre tocando, generando juego y marcando goles; Di Maria ofreciendo su lado más caótico , Isco con falta de fondo físico para defender y atacar y Cr7 desaparecido, seguramente lastrado por la lesión.

 El 1-0 es un resultado espléndido y en un alarde de locura me atrevería a decir que incluso mejor que el 2-0. Haber casi sentenciado el partido obligaría al Bayern a salir al Allianz en tromba y al Real Madrid a especular con el resultado. Sabiendo lo propensos que son los jugadores blancos al relajo mental este resultado obliga a salir a Alemania al 110%.

 Como decía alguien en twitter, la eliminatoria se jugará en Alemania en los primeros 25 minutos. Ahí, la capacidad del Real Madrid para aguantar la presión alemana y no achicarse será fundamental. Un gol blanco, algo factible con la BBC en el campo asegura casi el pase.  Aunque el Real Madrid debería plantear la vuelta buscando la victoria porque el Bayern seguro que hará la menos un gol.

 Ahora mismo el factor campo cobra una importancia vital, y con ese gol a favor más la moral del título obtenido en la Copa del Rey, podemos decir que el Real Madrid es ahora el favorito para la final.

Real Madrid – Bayern de Munich, un duelo de titanes

El duelo entre el Real Madrid y el Bayern de Munich es seguramente el partido que tenía que ser, el enfrentamiento entre dos grandes, entre dos rivales, dos enemigos, dos equipos que llevan enfrentándose desde hace  40 años. Dos clubes con similitudes, dominantes en sus países, aunque con distintas trayectorias en los últimos años.

En el último lustro el Bayern de Munich ha llegado a tres finales de la Champion League, ganando solamente la última, tras un brillante triplete. Después de dos años de dominio doméstico del Borussia de Dormund, han cambiado las tornas y es ahora el equipo que dirige Pep el que gana ligas y el máximo favorito para Europa.

El Real Madrid, por su parte, podríamos decir que ya ha llegado a la élite europea, tras cuatro años seguidos alcanzando las semifinales, pero falta ese plus final para ganar títulos y dominar campeonatos. Quizá deba aprender del Bayer, en el sentido de que para triunfar a veces hay que fracasar previamente.

Desde el punto de vista europeo, se disputa la hegemonía de Europa, con un Bayern, dispuesto a hacer lo que no ha ocurrido en las ediciones de la Champion League, repetir título y con un Real Madrid, que eliminado el Barcelona de la ecuación, cree que ha llegado su momento de retomar ciclo ganador. Lo que parece claro es que vistas las plantillas de ambos clubes, será un enfrentamiento que se va a repetir. El Bayern es ahora el segundo club con más títulos, cinco, a cuatro del Real Madrid, que lleva más de una década sin conquistar una orejona y sin llegar a la final.

A nivel histórico, este duelo se remonta solamente dos años, en el segundo año de Mourinho, cuando los bávaros eliminaron en la tanda de penaltis tras una eliminatoria disputadísima. Quedó la sensación de que el Real Madrid estaba ante su gran oportunidad, pero lo cierto es que los alemanes mostraron lo que luego confirmarían, que contaban un excelente equipo.

De los últimos seis enfrentamientos en eliminatorias, el resultado es de 3 victorias y 3 derrotas en eliminatorias, aunque por un lado, el Bayern ha ganado en las dos últimas ocasiones y por otro, la última vez que el Real Madrid ganó al equipo alemán en semifinales, en el 2000, ganó luego la Copa de Europa.

En lo que respecta al análisis deportivo, hay tres factores claves en mi opinión: la capacidad del Real Madrid de mantener la concentración e intensidad durante los dos partidos, algo que solamente ha hecho en las semifinales contra el Atlético de Madrid; el partido de vuelta en  Allianz Arena será un reto para el equipo blanco independientemente del resultado de ida, y la capacidad de Ancelotti de superar las trampas tácticas de Guardiola.

El equipo español necesita a todos sus jugadores en su mejor versión para superar al mejor rival posible. Habrán de estar todos los jugadores frescos y concentrados, sin errores, porque ante un equipo con la calidad del Bayern un gol en contra en el Bernabeu o un despiste en el Allianz puede suponer la eliminación. Los de Guardiola eliminaron en 10 minutos a un Manchester United que se había adelantado 0-1 en el marcador. Quizá fruto de la euforia por el gol o simplemente fruto de la calidad, los alemanes pusieron el rodillo en marcha y le marcaron tres goles al equipo inglés.

Hablamos de un equipo que tiene a uno de los porteros top 3 del mundo, Neur, al mejor lateral izquierdo, el excepcional jugador austriaco Alaba, a dos extremos como Ribbey y Robben que te ganan un partido con un dribling, a un delantero centro como Manduckic, que es justo lo que no tiene el Real Madrid, un jugador que sin alardes mete goles y a un puñado de mediocampistas de muchísimo nivel como Gotze, Kross,Schweinsteiger o Muller, todos internacionales alemanes, jugadores con calidad, llegada y gol. Quizá la línea más floja del equipo bávaro sean sus centrales, Dante y Boateng, aunque la veteranía de Lahn, apoyando desde la derecha aporta experiencia y solvencia.

Todo ello dirigido por Guardiola, un técnico veterano en Champion League, una persona ambiciosa, capaz, que sabe motivar a sus jugadores. Y alguien estudioso del fútbol, que buscará la mejor manera para aprovechar las debilidad del Real Madrid. Es un equipo con toque, pero también físico, que presionará arriba al Real Madrid y que intentará dominar los partidos desde la posesión. Si el equipo blanco no juega junto, sus mejores jugadores pueden romper con facilidad la línea del medio campo y encarar uno contra uno a la línea defensiva. Adicionalmente cuentan con tiro de media distancia con Kross, Sweinsteiger o Robben.

El Real Madrid ya sabemos lo que ofrece. Jugadores iguales o mejores que los del Bayern, gol de sobra cuando Bale, Cr7 y compañía están enchufados y jugadores de mucho nivel, que sin embargo, a nivel de club llevan fracasando años en el Real Madrid. Sin faltar experiencia, los Pepe, Ramos, Xabi, Casillas, el propio Cristiano, desde hace años no logran llevar al Real Madrid al nivel competitivo exigido. Una generación de jugadores que por una causa o por otra, a la hora de la verdad no ha logrado llevar al Real Madrid a una final europea.

Esta es sin duda su gran oportunidad, ante un rival, que de cara a las casas de apuestas es favorito, y que ofrece sin lugar a dudas un reto mayúsculo y que no va a permitir que ninguno de los jugadores madridistas se relaje. Todos ellos están ahora mismo bajo la exigente lupa de un madridismo que reclama que en estos momentos todos ellos den un paso al frente.

Los mencionados Pepe y Ramos tendrán que demostrar que de verdad son la mejor pareja de centrales y no con despistes en partidos claves como contra el Borussia; Cr7 tiene la oprotunidad perfecta de reivindicar su balón de oro y Bale su coste de 100 millones; Xabi debe demostrar que su edad todavía no es un handica; Marcelo necesita hacer su mejor partido y hacernos olvidar sus constantes lesiones y subidas de peso; Benzema está ante su mejor escaparate, Europa; Isco, Illarramendi y Carvajal deben probar que su juventud no impide que rindan al máximo nivel y Casillas debe y puede hacernos olvidar sus últimas malas temporadas.

Mi pronóstico, incierto, siendo el Bayern claro favorito y con dudas sobre la capacidad competitiva de mi equipo y de su entrenador, el Real Madrid y sus jugadores están ante una oportunidad perfecta para dar un puñetazo encima de la mesa y reclamar su lugar. Y por supuesto, esto es fútbol y absolutamente todo puede pasar.