Análisis económico del fichaje de Cristiano Ronaldo

Es curiosa la polvareda que ha levantado el fichaje de Cristiano Ronaldo. Artistas, famosos, políticos y por supuesto deportistas opinan del fichaje y muchos lo hacen calificándolo como inmoral.

Cristiano Ronaldo en su presentación

Cristiano Ronaldo en su presentación

A todos esos les diré algo muy sencillo, vivimos en un sistema inmoral, en el capitalismo de la oferta y la demanda, que es aplicable al fútbol como espectáculo que genera millones de euros pero también al resto de las acciones. Así que me abstendré de calificar toda esta demagogia para rebatir directamente los argumentos económicos, esos que nos deberían justificar la inversión de Cristiano Ronaldo como un elemento clave para el devenir del Real Madrid. Y si, he dicho inversión y no gasto, porque Cristiano no es otra cosa que un activo, que si todo va bien generará alrededor de 50 a 80 millones de euros anuales.

Ya durante el primer mandato de Florentino Pérez, los ingresos se triplicaron, consiguiendo beneficios, que ahora rondan los 30 millones. Son estos beneficios los que permiten al Real Madrid responder ante los créditos,las dudas, los pagos… Y son los mismos beneficios que no tienen  equipos como el Chelsea, el Milán o el Inter, con balances negativos de 60,70 y 170 respectivamente. La gran diferencia es que en todos ellos responden distintos señores que ponen su patrimonio personal. Ello les permite competir con otros grandes en igualdad de condiciones. El modelo de club del Real Madrid le obliga a buscar la generación de ingresos. Como dice Florentino, el sólo hace lo mismo que Bernabeú que en su momento construyó el estadio más grande del mundo, con 120.000 espectadores para obtener ingresos de las taquillas.

Hoy en día el modelo nada tiene que ver con aquel y las taquillas representan algo menos del tercio total de los ingresos del Real Madrid. Así que hay que buscar fuentes alternativas y ahí entra Cristiano Ronaldo como piedra angular.

Ronaldo tiene el carisma y la imagen de Beckham pero también el tirón futbolístico de otros grandes como Figo o Zidane. Podríamos decir que responde perfectamente al modelo de jugador-inversión que propugna Florentino. Aúna calidad fuera y dentro del campo como se suele decir.

Para ilustrar un poco al lector, Beckham vendió en su primer año casi un millón de camisetas. Cristiano es muy posible que se acerque a sus números además de multiplicar los ingresos del Real Madrid en ingresos por televisión, contenidos por internet y móvil, palcos vip, y también en las taquillas. Cristiano es en definitiva la inversión perfecta, el jugador que posiblemente le permitirá al Real Madrid aumentar sus ingresos muy por encima de los actuales.

Por último para concretar de donde vendrán los ingresos pongamos nuevamente como ejemplo a David Beckham. Solamente él contribuyó a generar alrededor de 350 millones de euros en 4 años. Cristiano con la ayuda de Kaká podría revertir completamente la situación económica del Real Madrid e incidir en los siguientes ingresos:

1) Taquilla:el año pasado el Real Madrid ingresó alrededor de 100 millones de euros.Este año es difícil que queden asientos vacíos. La expectación generada es tan alta que afectará a buen seguro a los palcos vips, otra importante fuente de ingresos.

2) Venta de camisetas y merchandising: en cuanto Ronaldo elija número, rápidamente se agotarán las camisetas al igual que pasó con Zidane ,Ronaldo y Beckham. Según un informe de Weber Sport las camisetas de Kaka y Ronaldo podrían generar alrededor de 124 millones

3) Patrocinios: si el año pasado el real Madrid facturó 130 millones, este año las cantidades serán algo mayores.El momento clave será cuando haya que renovar contratos, y en ese momento ni siquiera la crisis evitará que las grandes marcas se rifen a dos iconos mundiales.

4) Contenidos audiovisuales: esta partida es una de las más importantes y de hecho actualmente el Real Madrid recibe 160 millones por el contrato con Mediapro. En lo sustancial no cambiará hasta la renovación, pero el real Madrid no olvidemos tiene su propio canal temático. Además las nuevas tecnologías con internet y los móviles serán sin duda una importante fuente de beneficios.

Y con estos datos, ¿alguien sigue pensando que Cristiano es un gasto? Moral o no, económicamente es una decisión impecable.

Visión económica del fichaje de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo y Beckham

Cristiano Ronaldo y Beckham

Se ha planteado la polémica de si Cristiano Ronaldo vale los 94 millones y si eso es caro o barato. Para empezar quisiera partir de 2 premisas:

1) Algo vale lo que alguien esté dispuesto a pagar. De la misma manera que un Picasso puede valer 10 millones de euros porque hay alguien que lo quiere (y puede pagar), un futbolista es finalmente un producto dentro de un mercado.

2) Para poder adjetivar algo como caro o barato sería necesario entender algo barato como rentable, es decir, un producto (o servicio) que por el precio pagado ha desempeñado su función o expectativa.Si no lo cumple se podría considerar caro y viceversa. Por ejemplo, un mueble de Ikea puede resultar barato porque por el precio pagado tendremos un mueble para muchos años. Un coche de los denominados baratos (cualquiera me vale) puede resultar muy caro si falla cada dos por tres, de la misma manera que un Mercedes o BMW puede resultar barato si con él se conduce durante 10 años sin problema.

Con estas dos consideraciones, Cristiano es de igual manera que los ejemplos anteriores un producto cuya rentabilidad está por ver. Y cuando hablamos de rentabilidad no podemos considerar solamente el número de goles o asistencias, sino también  su rendimiento económico.Hablamos por tanto de dos rentabilidades, la futbolística y la económica.

Como de la primera tenemos constancia y hemos visto sus golazos y regates, hablemos de la segunda. Para hacerlo más llevadero lo vamos a comparar con el otro jugador que está a su mismo nivel futbolístico, Leo Messi. No hay demasiada discusión acerca de la calidad de ambos, pero si hablamos de su rentabilidad económica, es Cristiano claramente vencedor, y no sólo eso, sino que la imagen de Cristiano es de largo mas atractiva para cualquier marca que la de Messi. ¿Y porque? si ambos son igualmente buenos.

Pues bien, la respuesta la vemos a diario, y no es otra que la imagen, lo que alguien o algo es capaz de transmitir y el alcance que puede tener. Y en este apartado Cristiano como Beckham es capaz de llegar a más público, tanto a la hora de comprar una camiseta, ver sus anuncios televisivos o incluso ver sus partidos. El ejemplo más claro es el mercado asiático.

Obviamente todo esto lo sabe el Real Madrid, y forma parte de su estrategia económica, rentabilizando el fichaje de Cristiano,al menos económicamente. Pero ya dejaré para otro post la manera en que el Real Madrid va a rentabilizar este fichaje.

Demasiado guapo para triunfar

Supongo que a todos os habrá venido a la mente David Beckman, pero en realidad lo que pretendo sacar a debate con este post es lo difícil que es para los «muy guapos» o «muy atractivos» no ser juzgados mas por su físico que por sus cualidades técnicas. Un poco esto mismo pasa en el mundo del cine, donde actores y actrices conocidos por su belleza han tenido que interpretar papeles en los que el físico es absolutamente secundario, o en el caso de Charlize Teron, «monstruoso».
Para los deportistas, existe la dificultad de que muchos fans lo son más por sus méritos «naturales», es decir por su gran belleza, que por sus méritos deportivos. Este fenómeno provoca que sus éxitos deportivos queden relegados a un segundo plano.

Nuevamente pienso en Beckham, sin duda el paradigma de este fenómeno, un jugador que pese a ser un auténtico «tipo duro», tenía fama de futbolista fino y poco comprometido. Sin duda, su físico creaba una opinión en contra de la mismisima realidad, porque cuando ves a David Bechkam te das cuenta de que es tan duro como el mas feo de los futbolistas.

Con Ivanovic pasa un poco lo mismo, sus méritos se han medido más por la longitud de sus piernas que por su talento real, que es mucho.

Tenemos incluso un caso español, Feliciano López, que tiene ese aire indolente, incluso de superioridad, que se debe más a su físico que a su verdadera actitud.

Todos ellos ven una dificultad extra en el deporte que es en realidad una moneda de dos caras, porque a su vez esta belleza les abre puertas que otros jamás soñarían con abrir. Hay otros como Kournikova, que aprovechan su belleza para sustituir sus carencias técnicas y abrir puertas en mundos más apropiados.

En definitiva, el talento nunca debería estar reñido con la belleza, y en demasiados ocasiones no deberíamos juzgar a los deportistas por su aspecto físico ni su vida fuera del deporte, sino por su calidad deportiva y por sus resultados.