Vuelve el mejor Real Madrid

848527326_20170917222333-k0HG--980x554@MundoDeportivo-Web

Solamente ha hecho falta un partido de alta exigencia en un momento complicado contra un rival como la Real Sociedad, para que apareciese el mejor Real Madrid de Zidane. Con un juego que combinó posesión, control de balón y verticalidad junto con contraataques letales, el equipo blanco desactivó al equipo vasco. Fue más mérito blanco que demérito donostiarra.

Si en el último partido Zidane no acertó con la alineación conjunta de Theo y Marcelo, ayer se apuntó un gran tanto apostando por Borja Mayoral, protagonista de los dos primeros goles. El canterano muestra de esta manera sus credenciales y demuestra que algo tenía cuando Zidane y el club apostaron por él. No sabemos como saldrá la apuesta pero no debemos olvidar que es un chico de 20 años y que no deja de estar en edad formativa. Y ese e el problema del Real Madrid que exige a todos los jugadores como si tuviesen 28 años y llevasen toda la vida en la élite.

Algo así ocurrió en el debut de Theo, con mucha gente decepcionada, ignorando que el chico tiene 19 años y era su primer partido con el Real Madrid, que no es poco. Ayer. sin embargo, en su posición natural, el canterano rojiblanco cuajó un buen partido, demostrando todas sus fortalezas. Es un jugador con gran despliegue físico y una gran potencia y velocidad. Recuerda casi al primer Bale jugando de lateral izquierdo.

Fue precisamente el galés otro de los que salió reforzado ayer. Marcó un gol de la casa, mostrando sus mejores virtudes: potencia, velocidad y gol. No hizo falta más que una larga carrera, un control y un remate para rematar el partido. El gol de Bale está al alcance de muy poco en el mundo. Y a esa velocidad y con esa calidad seguramente nadie. Ya sabíamos que Bale es muy bueno y también que no estaba atravesando su mejor racha, pero en vez de recordar que es un jugador de super élite que no ha dado un problema, super profesional, parte de la prensa y afición ha preferido echarse encima del galés.

Zidane, ajeno increíblemente a los debates externos ha seguido apostando por él, como apostó el año pasado por Benzema y por Cristiano Ronaldo en su peor momento. Al final tuvo razón. Va a resultar que el francés, que solamente ha sido balón de oro y uno de los mejores jugadores de la historia sabe algo más que nosotros, aficionados expertísimos. 

Ayer resultó especialmente atractivo ver moverse y jugar a Luka Modric, Isco y Asensio. Un trío que junto con Kroos, Kovacic y dentro de nada Ceballos, conforma un centro del campo de ensueño. Especialmente llamativa es la calidad de Asensio. Ayer le anularon un gol maravilloso, tuvo varias jugadas de nivel y no hizo nada mal. Otro chaval de 21 añitos que sin embargo, él sí, se comporta y actúa como un futbolista de 32. Pero de estos no salen más que unos pocos en la década y ha tenido la suerte de ser el Real Madrid y con Zidane, que gestiona perfectamente su evolución.

En definitiva, un partido para volver a recuperar sensaciones después de dos empates frustrantes por la falta de acierto de cara al gol. Y aún así, el Real Madrid empata el record  del Santos de partidos consecutivos marcando, 73. Un dato que por sí mismo no sirve, pero que junto con las dos Champion consecutivas y el doblete del año pasado demuestran que este equipo es histórico.

El Real Madrid de los jóvenes

Ayer jugó el Real Madrid un partido de la Copa del Rey de trámite, con el incentivo de ver a jugadores no habituales, y el resultado fue un paso adelante de alguno de ellos, especialmente Mariano, pero también Odegaard.

Mariano Díaz no es el prototipo de canterano super joven, pero con 23 años si algo ha demostrado en estos años en el Castilla y ayer, es que tiene gol. Y eso, en el fútbol basta para triunfar, y ahí muchos ejemplos. El dominicano no es especialmente estiloso, pero tiene el don de los delanteros, el de rematar todo balón que le llega cerca. Y ese atributo lo tiene que empezar a explotar, a ser posible con muchos minutos y lejos del Real Madrid.

El otro jugador que ayer demostró que tiene algo especial es Martin Odegaard. Al noruego le empezaron a dar palos, casi nada más aterrizar a Madrid, por su precio y por ser una apuesta de Florentino. Desde los 15 años sufriendo las portadas de la prensa y la inmadurez propia de un niño que todavía tiene mucho que aprender. Pero sin duda, su toque, arrancada y calidad son evidentes para cualquiera que sepa algo de fútbol. Tiene solamente 17 años y es otro de los que pide minutos alejado de los campos de segunda B.

14657525801958

Ambos forman parte de la apuesta de futuro del Real Madrid que hace varios años comenzó a fichar a prometedores jugadores jóvenes. Marco Asensio, de 20 años, es otro exponente, junto con el central que brilla en Alemania, Jesús Vallejo (19). El central además de parece que tiene la cabeza bien amueblada tiene alguno de los atributos indispensables para triunfar en el Real Madrid: velocidad, salida de balón y contundencia al corte. Completan estos fichajes los cedidos Marcos Llorente (21), titular indiscutible en el Alavés, Borja Mayoral (19), luchando por un puesto en Alemania y otros fichajes prometedores como el uruguayo Valverde (18)

 Todos estos jugadores se completan con jugadores en plantilla, ya consolidados y entre los 22 y los 26 años, como son Kovacic(22),Varane(23), Morata, Carvajal, Casemiro (24), Lucas Vázquez y James (25), Kroos y Nacho (26).