Hoy se conoce al campeón de invierno

Mientras en Japón se dirime el título de campeón del mundo, en España se hace lo propio con el de campeón de invierno. Uno, el primero es un título de verdad con entrega de trofeo incluida, aunque se trate una impostura de la antigua Copa Intercontinetal , no deja de ser un trofeo más que pasear y que añadir a las vitrinas. En realidad todos sabemos que los títulos de verdad son los que tienen más de dos partidos y especialmente la liga y la Champion League. Por eso, más allá del interesante duelo entre el Barcelona y el Santos, lo importante este fin de semana es saber si el Real Madrid sigue mentalmente en la pelea por la liga.

Obtener hoy para el Real Madrid una ventaja de tres puntos significa poder disfrutar de las navidades sabiendo que pase lo que pase el 2012 empezarán como líderes en la tabla. Un importante dato para insuflar aire y ánimo a un Real Madrid que por momentos ha visto su mundo ideal derrumbado.

Como hienas muchos se han lanzado a las típicas especulaciones tras la deblacle. En una semana se han visto más noticias relacionadas con ventas y compras que en varios meses. Que si tal equipo quiere a Ozil, que si Kaká irá a tal lugar o que si el Madrid está interesado en aquel jugador. Y todo ello con debates de fondo de tan poco sentido como si Sahin vale o no. Son ese tipo de especulaciones y debates ventajistas que no soportan un mínimo análisis.

En el caso de Sahin, parece mentira que haya que recordar al personal que este chico ha estado más de medio año lesionado, en el dique seco, habiendo pasado por varias lesiones consecutivas, algo que el cuerpo pero sobre todo la mente ha de asimilar. Si para un deportista normal un parón de dos o tres semanas puede significar un mes para recuperar la forma, para un futbolista de élite que depende de esa punta de velocidad  agilidad se necesita mucho más tiempo. Sobre todo si además hay que adaptarse a un equipo nuevo que ya funciona y con automatismos que llevan tiempo aprender. Por eso ese debate es malintencionado, porque carece de fundamento.

En el caso de Ozil, nadie puede negar el bajo rendimiento del alemán, pero lo que si conviene negar es que sea un futbolista no válido para el Real Madrid. El principal problema del alemán es que el año pasado dejó el listón demasiado alto. No resulta frecuente llegar con 21 añitos a todo un Real Madrid y convertirse en una pieza fundamental. Cuando eso ocurre, muchas veces el segundo año pasa factura. En el caso de Ozil me consta además que sus problemas personales tras la ruptura con su novia le han hecho diluirse un tanto en la noche madrileña. La tan temida movida nocturna afecta a los fríos alemanes y a los cálidos latinos pero de ahí a hacer comparaciones entre Ozil y Guti hay varios mundos. Uno es un jugador serio y profesional que pasa por un evidente bajón y el otro era un jugador no profesional y pasota que vivía en un constante bajón y que de vez en cuando jugaba buenos minutos. Como digo, dos mundos diferentes.

Elllo no quita para que Mourinho le llame la atención al alemán. Además, el portugués tiene la suerte de contar con Kaká como reemplazo. Visto el bajo rendimiento de Ozil es la hora de Kaká. El brasileño tiene la oportunidad de convertirse en pieza clave del equipo y aprovechar los dos años que le quedan a buen nivel físico. Eso además le servirá al alemán a aprender el valor de la titularidad.

Por lo demás, el Sevilla presentará sus habituales armas con un estadio lleno y presionante, con un juego duro y agresivo y con una delantero siempre peligroso.