El Real Madrid de los jóvenes

Ayer jugó el Real Madrid un partido de la Copa del Rey de trámite, con el incentivo de ver a jugadores no habituales, y el resultado fue un paso adelante de alguno de ellos, especialmente Mariano, pero también Odegaard.

Mariano Díaz no es el prototipo de canterano super joven, pero con 23 años si algo ha demostrado en estos años en el Castilla y ayer, es que tiene gol. Y eso, en el fútbol basta para triunfar, y ahí muchos ejemplos. El dominicano no es especialmente estiloso, pero tiene el don de los delanteros, el de rematar todo balón que le llega cerca. Y ese atributo lo tiene que empezar a explotar, a ser posible con muchos minutos y lejos del Real Madrid.

El otro jugador que ayer demostró que tiene algo especial es Martin Odegaard. Al noruego le empezaron a dar palos, casi nada más aterrizar a Madrid, por su precio y por ser una apuesta de Florentino. Desde los 15 años sufriendo las portadas de la prensa y la inmadurez propia de un niño que todavía tiene mucho que aprender. Pero sin duda, su toque, arrancada y calidad son evidentes para cualquiera que sepa algo de fútbol. Tiene solamente 17 años y es otro de los que pide minutos alejado de los campos de segunda B.

14657525801958

Ambos forman parte de la apuesta de futuro del Real Madrid que hace varios años comenzó a fichar a prometedores jugadores jóvenes. Marco Asensio, de 20 años, es otro exponente, junto con el central que brilla en Alemania, Jesús Vallejo (19). El central además de parece que tiene la cabeza bien amueblada tiene alguno de los atributos indispensables para triunfar en el Real Madrid: velocidad, salida de balón y contundencia al corte. Completan estos fichajes los cedidos Marcos Llorente (21), titular indiscutible en el Alavés, Borja Mayoral (19), luchando por un puesto en Alemania y otros fichajes prometedores como el uruguayo Valverde (18)

 Todos estos jugadores se completan con jugadores en plantilla, ya consolidados y entre los 22 y los 26 años, como son Kovacic(22),Varane(23), Morata, Carvajal, Casemiro (24), Lucas Vázquez y James (25), Kroos y Nacho (26).

La verdad de la Cantera (I): Barcelona

Por activa y por pasiva se nos ha hablado de Guardiola como alguien que apuesta por la cantera, como el gran artífice de este Barcelona repleto de canteranos. Para ello, se ha utilizado la dicotomía cantera vs cartera y se ha utilizado también un discurso poco claro en cuanto a que es la cantera. Es tan fuerte el discurso que nadie osa siquiera plantear los datos como son, y rebatirlos como lo que es, una gran mentira.

Quizá antes de nada habría que decir que entiendo yo por cantera. Para mi un canterano es alguien que se forma en las categorías inferiores de un club y se desarrolla futbolísticamente en el mismo hasta alcanzar una madurez suficiente. Y luego, si hay suerte y alcanza ya el primer equipo lo hace como canterano, siguiendo su proceso de formación pero ya en otro etapa.

Canteranos del Barcelona: Bojan, Iniesta, Puyol, Busquets y Piqué

Canteranos del Barcelona: Bojan, Iniesta, Puyol, Busquets y Piqué

 Es decir, que cualquier chico que entre en las categorías inferiores, digamos que entre los 7 y los 14 años, pendiente de desarrollarse futbolísticamente es susceptible de ser canterano si permanece en el club hasta que se convierte en un jugador ya con una base sólida y definida, normalmente hasta los 19 o 20 años.  La FIFA establece que será canterano aquel que haya estado de los 15 a los 21 en un club. Una definición como cualquier otra que solamente sirve de cara a los derechos de formación.

Para mi, por ejemplo Puyol o Busquets que llegaron al Barcelona con 17 años no son canteranos.  Y no lo son por edad aunque hayan jugado un año en el juvenil y otro en el B. Son jugadores que han se han desarrollado en otros clubes.  De la misma manera que Marcelo o Varanne nunca serán canteranos. ¿Qué diferencia hay entre jugar un año en el segundo equipo y aprender a hacerlo en el primer equipo de suplente? La diferencia no es solo que llegasen con 18 años sino quizá que sean extranjeros, porque al igual que los otros dos son jugadores formados en otro club o al igual que Negredo considerado siempre canterano del Real Madrid.

 Lo mismo es aplicable a aquellos jugadores que maduran futbolísticamente en otros clubes aunque parte de su formación inicial sea en el club de origen. El caso más llamativo es el de Cesc, canterano de 40 millones de euros que si no hubiese sido por su propio tesón y las oportunidades que Wenger le dio, quizá se habría quedado como otras decenas de canteranos, sin debutar jamás en primera.El, que emigró con 15 años, como Piqué que lo hizo con 16, se formaron en una primer etapa en el barcelona, alcanzaron gran parte de su madurez en el Arsenal y el Manchester United respectivamente. El fichaje de Cesc o el de Piqué son eso precisamente, fichajes a precio elevado el primero y no el retorno de un canterano. El retorno de un canterano sería el caso por ejemplo de Cuenca que ha jugado un año fuera pero se ha formado íntegramente en el club. Porque la cantera es por definición encontrar recursos propios sin necesidad de recurrir a fichajes. Y ambos han costado dinero, siendo fichados como jugadores formados en otros clubes.

La cantera es en todo caso una apuesta prioritaria por gente de las categorías inferiores. Una apuesta por chavales cuyo rendimiento no se sabe cuál va a ser con la ventaja de que el coste es muy pequeño. Obviamente ni el fichaje de Cesc ni el de Piqué entran en esta definición.

Por tanto, un club que apuesta específicamente por la cantera es aquel que apuesta mayoritariamente y prioritariamente por gente de las categorías inferiores. Ello se hace, bien por política de club o bien porque es necesario económicamente. Son exponentes claros de esta política el Ajax, el Bilbao o el Espanyol.

Si comparamos a estos equipos con el Barcelona de Guardiola veremos la diferencia. Guardiola se encontró un equipo con 5 canteranos: Xavi, Iniesta, Messi, Valdés y Puyol (que no lo es como hemos visto). La columna vertebral del equipo actual que fueron los mismos que un año antes perdieron 4-1 en el Bernabeu haciendo pasillo al campeón de liga.

 A esos les añadió a Busquets y Pedrito, que tampoco son exponentes claros de la cantera ya que ambos se incorporaron al club con 17 años. Este es sin duda el gran mérito de Guardiola, sacar el máximo rendimiento de estos dos chavales. Su gran aportación, pero no una apuesta clara y sistemática por la cantera. Un mérito que no olvidemos que es casual porque se incorporaron a ambos jugadores porque el Barcelona no tenía ya mas dinero para fichar. Un fruto casual como lo es en muchas ocasiones la aparición de jugadores de categorías inferiores. Prima la necesidad por encima del concepto.

 Y aquí vienen los datos. Desde la temporada 2008/2009 Guardiola ha fichado a 17 jugadores por un valor total de 341 millones de euros. Una cifra superior a cualquier otro club menos el Real Madrid, que ya se sabe que es el equipo por excelencia de la política de la cartera. Curioso que mientras el club “carterista” por definición sea el primero que más gasta, el segundo que más gasta sea un club “canterista” por definición.  Ya digo, es cuestión de conceptos y de discursos.

 Como canteranos puros (no cuento a Busquets ni Pedrito) Guardiola subió al primer equipo durante su segundo año a Jefren, que jugó 404 y 304 en sus dos temporadas en primera división antes de que le vendiesen. También contó Guardiola con Fontás que el año pasado jugó 460 minutos y este 78 minutos a pesar de que el Barcelona ha tenido importantes bajas en el puesto de central.

De los jugadores canteranos por los que ha apostado Guardiola, que de verdad es canterano y se está asentando en el primer equipo es Thiago. En el debe de Guardiola está el vender a otro canterano prometedor como Bojan a cambio de fichar a delanteros no canteranos.

 Esta es la realidad del Barcelona más allá de los minutos disputados por jugadores de la cantera en partidillos de Copa del Rey y Champion League donde el Barcelona no se juega nada, no tan distinto a lo que ha hecho Mourinho en el Real Madrid. Porque a la ahora de la verdad, a excepción de los no canteranos, Busquets y Pedrito, el único canterano significativo es Thiago, eso sí, tras gastar 341 millones y fichar a 17 jugadores.

 En el club vecino, el Español, otro club de cantera, se han gastado en esos mismos 4 años 36 millones de euros, 10 veces menos que el Barcelona, y se han incorporado al primer equipo 11 canteranos, que han jugado regularmente. Once jugadores los cuáles muchos son titulares y otros son suplentes pero que juegan minutos de verdad y no ratos muertos entre partidos. Un equipo, el Español, canterano son mayúsculas, muy alejado del modelo de la cartera de los grandes, con Real Madrid y Barcelona a la cabeza, y que sin embargo, no tenía la prensa y el discurso bien formado e hilado de otros.

 

Líneas maestras Real Madrid (I)

El otro día comentaba con mi buen amigo “el moreno” lo que haríamos si dirigiésemos el Real Madrid.  Las ideas y los proyectos fluyen cuando se observa lo mal que funciona en muchos aspectos un club como el Madrid, que es en realidad una empresa gigantesca que mueve muchísimo dinero. A pesar de la profesionalización de los últimos años, gracias a Florentino en gran parte, siguen existiendo muchos puntos negros, característicos de nuestro fútbol, y propios también de la dificultad de cambiar muchas costumbres existentes.

Y sin embargo, son unas reformas necesarias, más importantes que la llegada o salida de unos u otros jugadores. Observo con preocupación como el programa de los aspirantes a las elecciones se basa más en nombres de entrenadores y jugadores que en proyectos que gestionen y modernicen un club de la complejidad del Real Madrid. Fichar a Silva por 40 millones o traer a un crack lo podría hacer prácticamente cualquiera, si tiene detrás el nombre de una institución como el Real Madrid. Ahora bien, gestionar el club y trazar unas líneas maestras, y cumplirlas no está al alcance de cualquiera, y requiere un equipo potente y eficaz.

url

Mi inquietud acerca de como funcionan determinados aspectos en el Real Madrid ha disminuido con la llegada de Mourinho que creo que puede apuntalar definitivamente una manera de trabajar necesaria en un club del siglo XXI.

Aquí van las 5 líneas que irían en mi programa y que debería incorporar Florentino a su mandato:

1)   Profesionalización deportiva del Club

2)   Modernización de la Cantera

3)   Potenciación y mejora de las comunicaciones y nuevas tecnologías

4)   Blindaje Institucional

5)   Desarrollo de nuevas secciones

1)  Profesionalización deportiva del Club

Este primer punto incluye a los principales “actores” deportivos, los futbolistas pero también a entrenadores, ojeadores y preparadores.

Como todos sabemos en España los futbolistas entrenan entre 3 y 4 horas al día, que en teoría es lo ideal para el físico. Algunos se quedan un poco más para fortalecer el músculo, para hacer trabajo de rehabilitación o simplemente para mejorar su técnica individual en algún aspecto del juego.

Sin embargo, lo normal es que después de las 3.5 horas de entrenamiento, la mayoría de los jugadores tengan libre el resto del día. Puede ser que con eso les baste para su físico y para entrenar su técnica, sin embargo, ¿qué hacen el resto del día?

La profesionalización no significa solo entrenar y recibir a cambio de ellos un suculento sueldo, que en este caso son salarios millonarios por trabajar 3.5 hors de media al día.  Esta gente,  con la  ya de por si  baja y cuestionable formación,  ¿Qué hace después de ese entrenamiento? ¿Juegan a la play-station todo el día? ¿Se van de copas?? ¿Se van a un puticlub?? La pregunta es que hacen y cómo lo hacen porque de ello dependerá su rendimiento futuro y presente también en muchos casos.

Por eso se debería implantar el modelo inglés. Trabajar 8 horas diarias como haría cualquier hijo de vecino, como cualquiera de nosotros. Está perfecto que ganen millonadas, no soy yo quien dice que no las merecen. Claro que las merecen  al menos teniendo en cuenta la oferta y la demanda y el negocio. Pero por eso mismo su labor no debería limitarse solamente a jugar al fútbol. Son constantemente la imagen de la marca Real Madrid y tienen por tanto que transmitir un modelo a la sociedad. A modo de ejemplo, su horario de trabajo podría ser el siguiente:

  1. 8.30 Llegada al recinto del club
  2. 9.00 – 12.30 hrs: Entrenamiento
  3. 12:30 – 13:00: ducha.
  4. 13:00 – 14:00 hrs: Comida con TODO el club, con todas las categorías, incluyendo al niño de 14 años de la cantera en un amplio comedor con las dietas pertinentes para cada jugador.
  5. 14:00 – 15 hrs Siesta o   recreación con el equipo en el cuarto de juegos
  6. 15:00- hasta que haga falta: A los que tengan compromisos publicitarios se les lleva en un coche del club y con un chófer del club a realizar esos actos
  7. 15:00 – 17:30: si no tiene actos publicitarios, se le enseña inglés,español,  que adelante un curso de entrenador o que vea la charla técnica con el resto del equipo.
  8. 17:30 hrs- Puede volver a su casa en su coche.

Se necesitan profesionales que busquen superarse, que vean el fútbol como su trabajo, que sean personas integrales, con cierto nivel de formación y de exigencia. No solo deben ser buenos futbolistas, tienen que ser un buen ejemplo para la sociedad porque de eso viven, se deben a los aficionados.

Deben tener claro que dar un autógrafo no es un favor que están  haciendo, es una obligación de su profesión, como lo es saludar al público al entrar y al salir del campo. Es obligatorio porque a ellos se deben, son ellos realmente quienes los hacen lo que son y los elevan a la categoría de ídolos.

Beckham conoce perfectamente este concepto y siempre lo aplicó, siendo  siempre un ejemplo de caballerosidad y trabajo dentro y fuera del campo. Con lo mucho que odio a Ferguson me parece que en este aspecto hace una labor increíble con sus futbolistas. Cristiano es otro que ha aprendido en la escuela inglesa e incluso es autodidacta. Termina el entrenamiento y directamente se va al gimnasio, después otra hora de natación, come en casa y después duerme la siesta para despertarse y machacarse de nuevo en la piscina de su casa. Ha aprendido las costumbres de Inglaterra y sabe que para ser el mejor tiene que trabajar diariamente.

En cuanto a la profesionalización de los ojeadores y entrenadores, el Real Madrid necesita un modelo deportivo permanente que no cambie año a año y que incluya redes de ojeadores en los países más importantes futbolísticamente. Se debería implantar una red de ojeadores en Sudamérica, África y Europa del Este que permitiese encontrar rápidamente las jóvenes promesas. Asimismo es necesario mejorar y ampliar la red en España y otros países europeos.

Esta labor no debe desempeñarse por exfutbolistas y amiguetes si no por gente profesional que además de conocimientos futbolísticos sea capaz de distinguir un chaval con la cabeza bien amueblada y “un viva la vida”. Es necesario por tanto que los informes sean completos y rigurosos e incluyan no solamente una docena de partidos vistos por la televisión sino un amplio seguimiento de varias decenas de partidos que incluyan el desarrollo de los futbolistas. De esa manera se logran fichar a jugadores como Kaká, Pato o Higuaín, anticipándose.

Por supuesto, estas mejores requieren un mayor gasto que a largo plazo se compensaría con creces.

De la misma manera es necesario contar con entrenadores y preparadores permanentes en el club. Que conozcan el club y a los jugadores y que tengan un mismo estilo de juego. En este sentido sería necesario implantar una mini escuela de entrenadores entre los técnicos de los filiales para aunar criterios y enseñar aspectos tan importantes como la psicología de los futbolistas, manejo de los medios y la presión y por supuesto aspectos tácticos y técnicos.

2) Modernización de la Cantera.

Hace tiempo que la cantera del Real Madrid ha dejado de ser  un semillero de jugadores para el primer equipo, convirtiéndose en un semillero para otros equipos de primera división. Con la venta de los jugadores se obtiene el suficiente dinero para amortizar el coste de la cantera, pero a cambio no se obtienen cracks para el primer equipo. El último fue Casillas, hace ya casi 10 años.

Tanto a nivel económico como deportivo es tratada como algo secundario, cuando la realidad es que la cantera podría ser en centro de un modelo de negocio exitoso. Así, los clubes que en los últimos años la han gestionado de manera óptima como el Sevilla o el Barcelona más recientemente han visto revitalizada su economía. No se trata por tanto de echar un número de lotería y esperar a que aparezca algún jugador. Se trata justamente de lo contrario, de crear un ambiente adecuado que permita que salga el máximo número de grandes jugadores que a la larga puedan suponer un activo para el club, bien en forma de jugadores de la primera plantilla, bien en forma de venta futura.

Seguramente no ayuda demasiado la presencia de Ramon Martinez, una persona cuanto menos conflictiva que ha demostrado en sus distintas etapas en distintos equipos un dogmatismo peligroso, además de un favoritismo preocupante con sus conocidos. Mientras no se profesionalice con los mejores y no con los más amigos el futuro no será demasiado esperanzador.