Barcelona F.C: la clave no es el juego son los resultados


Estamos habituados a escuchar que el triunfo del Barcelona es el modelo de años. Un modelo ni mas ni menos que implantado ya con Cruyff pero mejorado en los últimos años. Un modelo basado en un sistema de juego definido y en el uso de la cantera. Un modelo que incluso parece estar por encima de los resultados como si el modelo en sí mismo explicase los resultados y no al revés.

En realidad, solamente hace un poquito de historia y de memoria para ver que este modelo que parece que ha llevado al Barcelona al éxito sin remisión durante los últimos años, en realidad no se ha sostenido en otra cosa distinta que los resultados. Son éstos y no la cantera o el sistema de juego lo que ha distinguido a este Barcelona por encima de todo.

Allá por el 6 de julio del 2008,  Laporta se hallaba inmerso en una moción de censura que parecía estar llamada a provocar una ruptura social que en realidad ya existía. Con Laporta gritando aquello de “No estamos tan mal”, tras un poco elegante pero si muy vistoso “Al loro”, se percibía el nerviosismo de un presidente que veía como lo que parecía un camino de rosas se convertía de pronto en un camino de espinas.

Con el Real Madrid ganando dos ligas consecutivas,  con un Rijkaard como entrenador ya amortizado y con varios jugadores claves como Deco o Ronaldihno más pendiente de su vida particular que de su vida profesional, el equipo blaugrana en nada se parecía al que no hace tanto tiempo le había llevado a su segunda Copa de Europa.

Ese Barcelona que había ganado la Copa de Europa gracias a la participación sobre todo de Etoo, Ronaldihno o Deco veía ahora como sus mejores estrellas renegaban del sistema para hacer la guerra por su cuenta. La cantera era un buen acompañamiento con la promesa de un Messi más fuerte físicamente (por aquel entonces se lesionaba con frecuencia) y más regular y con un Xavi y un Iniesta también inconstantes e irregulares. Jugadores todos ellos devaluados por dos temporadas mediocres con un pasillo incluido al Real Madrid en el Bernabeu con humillación por 4-1 incluida.

La actitud de Laporta, combativa y provocativa, no invitaba a la calma, y todo indicaba que el que una vez fuera miembro importante del movimiento social Elefant Blau iba a ser desalojado de la presidencia tal y como él intentó en el pasado con Nuñez.

No fue así por un  un buen puñado de votos  que respaldó su mandato, aunque con un 40% de votantes disconformes que reclamaban el cambio. Así, Laporta mantuvo el puesto, aunque el rumbo deportivo parecía incierto. Se barajaron muchos nombres, incluso el de Mourihno como candidato ideal. Hubo baile de entrenadores pero también de jugadores, aunque los verdaderamente deseados no pudieron llegar porque la caja estaba en un estado tan precario como el prestigio del presidente o de la propia plantilla.

En esas circunstancias llegó un Guardiola que a pesar de haber sido un gran jugador y haber realizado una temporada sobresaliente con el filial no tenía experiencia como entrenador de un equipo de primer nivel, ni tampoco el apoyo total de un presidente que habría preferido quizá a un candidato más contrastado.

El resto es historia, y el primer año de Guardiola logró afianzar de golpe todas las dudas generadas en los años previos. Se eliminaron a los cánceres del vestuario, se mejoró el sistema de juego, se apostó por un par de jugadores como Busquets o Pedrito que habían jugado un par de años en la cantera y se encontró la mejor versión de varias jugadores.

Lo que llegaron fueron los títulos y los resultados. Fueron estos y no el juego, ni el modelo que en realidad no existía, los que afianzaron la figura de Guardiola. Fue la inercia positiva de ganarlo todo lo que provocó un estado de confianza total que ha llevado al equipo a sus mejores cotas durante estos tres años.

No fue ese modelo coherente del que nos hablan que parece que lleva inalterado durante 20 años. Ese modelo se quebró muchas veces, y alguna de ellas lo hizo con tanta rotundidad que llevó al Barcelona a importantes años de sequía, sobre todo con Gaspart como presidente. Ese mismo modelo que hoy parece uniforme, coherente y mantenido durante décadas en realidad solamente lo ha sido durante los tres últimos años porque ni siquiera con Laporta como presidente se mantuvo ese modelo, que estaba en realidad inspirado en el modelo galáctico de Florentino. Ese mismo modelo inesistente llevó  a su presidente al borde del abismo. Y ese mismo modelo que ahora parece que lleva décadas apostando por la cantera como Leiv Motiv en realidad se basó hace no tanto en  el fichaje masivo de holandeses, o de estrellas como Fido, Ronaldo o Rivaldo. Todos ellos verdaderos protagonistas del Barcelona durante esos años, como años antes lo fueron las estrellas extranjeras del Dream Team, con Koeman, Romario o Stoivckov.

Conviene por tanto poner un punto de cordura en toda esta vorágine abocada a olvidar un pasado tan próximo que no hace tanto el Barcelona fichaba por 50 millones más Etoo a Ibraimovic, o no hace tanto a Villa por 45 millones. Todos ellos fichajes pagados euro a euro como seguramente alguno más de los que vendrán este año. ¿Cantera? Si claro, ¿Modelo futbolístico? también, pero todo ello supeditado a los resultados que no en vano hace no tanto se dudaba de la compatibilidad en el campo de Iniesta o Xavi, o de la calidad de Valdés. Ahora no se hace porque los resultados han sido tremendamente favorables pero veremos si la inercia positiva o negativa,que llegará como todo ciclo, no cambia el falso lema de cantera y no cartera.

La cartera y la cantera del Barcelona, realidades.

Después de escuchar sin parar aquello de cartera vs cantera o de ver como los aficionados del Barcelona repiten sin cesar todo lo que se ha gastado el Real Madrid he pensado que sería bueno ilustrar las tres últimas temporadas de un equipo que si fuese solamente por las declaraciones de sus dirigentes pensaríamos que es el Ajax y solamente utiliza jugadores de la cantera o el Español por su bajo presupuesto.

Pero lejos de todo esto y a diferencia del Real Madrid, el verdadero problema del Barcelona a pesar de sus títulos ha sido la falta de dinero y la mala, por no decir pésima política de fichajes. Veamos pues los datos referidos en una fuente neutra, un portal alemán:

Temporada 2010/2011

Adriano
Defence, Fullback
25 Years
26.10.1984
FC Sevilla
Primera División
8.360.000 £
David Villa
Striker, Attacking Allrounder
28 Years
03.12.1981
FC Valencia
Primera División
35.200.000 £
Ibrahim Afellay
Midfield, Attacking Allrounder
24 Years
02.04.1986
PSV Eindhoven
Eredivisie
2.640.000 £
Javier Mascherano
Midfield, Defensive Midfield
26 Years
08.06.1984
Liverpool FC
Premier League
17.600.000 £
Andreu Fontàs
Defence, Centre Back
20 Years
14.11.1989
FC Barcelona B
Segunda División
Average age: 24,6 Years Total: 63.800.000 £

Fontas ha jugado a fecha de hoy esta 5 partidos, 3 de liga, una de Copa del rey y uno de Champion League (casi 300 minutos); Jefren que formaba parte también de la primera plantilla desde el año pasado ha jugado un total de 219 minutos(en 11 partidos) y Thiago Alcántara el más talentoso de los tres con diferencia ha jugado unos 500 minutos en liga y 3 partidos de copa del rey(267 minutos)

La diferencia con el Real Madrid es una plantilla con 22 jugadores con estos 3 canteranos incluidos mientras que el equipo blanco tiene una plantilla de 24 jugadores siendo el jugador 24 Pedro Leon y el 23 Canales o Diarrá cuando estaba. Uno ha jugado 581 minutos y el otro 527.

Temporada 2009/2010

Zlatan Ibrahimovic
Striker, Centre Forward
27 Years
03.10.1981
Inter Mailand
Serie A
61.160.000 £
Maxwell
Defence, Left Wing
27 Years
27.08.1981
Inter Mailand
Serie A
3.960.000 £
Dmytro Chygrynskiy
Defence, Centre Back
22 Years
07.11.1986
Shakhtar Donetsk
Premier Liga
22.000.000 £
Keirrison
Striker, Centre Forward
20 Years
03.12.1988
Desportivo Brasil Ltda (SP) 12.320.000 £
Jeffrén
Striker, Wing
21 Years
20.01.1988
FC Barcelona B

Jeffren jugó 600 minutos.

Temporada 2008/2009

José Manuel Pinto
Goalkeeper
32 Years
08.11.1975
Celta Vigo
Segunda División
free transfer
Henrique
Defence, Defensive Allrounder
21 Years
14.10.1986
Desportivo Brasil Ltda (SP) 7.040.000 £
Gerard Piqué
Defence, Centre Back
21 Years
02.02.1987
Manchester United
Premier League
4.400.000 £
Dani Alves
Defence, Right Wing
25 Years
06.05.1983
FC Sevilla
Primera División
36.520.000 £
Martín Cáceres
Defence, Defensive Allrounder
21 Years
07.04.1987
FC Villarreal
Primera División
14.520.000 £
Aleksandr Hleb
Midfield, Attacking Allrounder
27 Years
01.05.1981
Arsenal FC
Premier League
13.200.000 £
Seydou Keita
Midfield, Central Midfield
28 Years
16.01.1980
FC Sevilla
Primera División
12.320.000 £
Sergio Busquets
Midfield, Defensive Midfield
19 Years
16.07.1988
FC Barcelona B
Average age: 23,9 Years Total: 88.000.000 £

En total, son tres campañas con 18 fichajes con un coste total de 252 millones de libras( 286 millones de euros). De todos esos solamente Busquets, Fontás y Jeffren fueron subidos de la cantera. También Pedrito que no figura en la lista, que junto a Busquets son los dos únicos que han jugado verdaderamente cuando se les ha necesitado. Piqué fue fichado después de varios años y por tanto no llegaba “tierno” de la cantera. Pero es que además, por el camino jugadores de la cantera, muchos, han sido vendidos o directamente no han tenido oportunidades en el primer equipo. Jugadores como Giovanni Dos Santos,, Alberto Botía, José Manuel Rueda, Victor Sanchez, Espasandín, Olazabal,Luque, Ivan Benitez, Jaime Sobregau, Sergio Urbano, Ruben Rochina, Daniel Toribio o Xabi Torres.

Todos ellos junto con muchos más jugadores de la cantera que vieron cerrado su paso por otros jugadores extranjeros fichados a base de talonario. Lo sorprendente es que de estos, muchos no encajaron con la filosofía de Guardiola y se vendieron a un precio muy inferior. Fichajes inútiles que propiciaron una plantilla corta con oportunidades para los canteranos.

No fue por tanto fruto de una apuesta única e universal por la cantera porque los Xavi, Iniesta, Puyol y Valdés ya estaban allí antes de Guardiola y llevaban mucho tiempo compitiendo contra otros tantísimos fichajes holandeses y de todo tipo. No, en realidad fue fruto de no acertar con jugadores como Hleb que debería haber jugado en el puesto de Pedrito, o los centrales Cáceres o Chigrinsky que le dieron una oportunidad a entrar en la plantilla a Fontás y compañía. Por supuesto, nunca se le dió una oportunidad a un delantero de la cantera o al propio Bojan, fichando primero a Ibraimovic y después a Villa. Tampoco se reforzó el equipo en invierno con canteranos y se fichó a Afellay o a Mascherano este año.

Eso sí, después de varios años han coincidido en el equipo dos  generaciones con Puyol y Xavi y otra con Piqué, Messi, Busquets y Pedrito, con Iniesta y Valdés en el medio. Pero no olvidemos de donde viene el Barcelona que es ni más ni menos de muchos años de grandes fichajes y poca apuesta por la cantera. No ha sido precisamente su modelo el Ajax ni el Bilbao.

Un ejemplo de esto es la segunda copa de Europa ganada no hace tanto, en la que la alineación titular estaba formada por Valdés, Gio, Puyol, Marquez, Belleti, Iniesta, Van Bommel, Deco, Ronaldinho, Giuly y Etoo. Tres canteranos más Xavi que estaba en el banquillo y Messi lesionado, sin contar con jugadores como Oleguer, Jorquera o Motta que ya no están en el Barcelona.Completaban aquel equipo jugadores como Silvihno o Larson.

Un equipo que en la última década ha fichado más y más caro que cualquier equipo de España a excepción del Real Madrid, y prácticamente todos los equipos de Europa. Pero no hace falta más que ver el resto de secciones del Barcelona que se conocen menos y con la que no interesa hacer una propaganda tan intensa. Secciones como el balonmano que fichan a los mejores jugadores del resto de clubes, o el baloncesto donde solo destaca Navarro o el propio fútbol sala realizada a base de los mejores fichajes de la liga. No se trata ni de una cultura de club ni de una cultura impuesta gracias al modelo de Cruyff. Se trata simplemente de una serie de coincidencias en el tiempo como la formación de excelentes jugadores, la falta de dinero, la pésima política de fichajes o la falta de capacidad de Guardiola de gestionar grandes plantillas con grandes estrellas.

Sin ir más lejos, en la época de Cruyff,  los jugadores claves eran siempre extranjeros con muchísimos canteranos como  Oscar y compañía que acabaron saliendo del club. Quedaron eso sí, como en muchos otros clubes 3 o 4 buenos canteranos como Guardiola, Sergi, Ferrer o Amor.

Se trata por tanto de saber diferenciar entre un club que aprovecha una buena generación de canteranos como han hecho clubes como el Milán, el Real Madrid o el Manchester, con clubes que anteponen sus resultados a la formación de canteranos como el Ajax o el Arsenal.