Análisis de la política de jóvenes del Real Madrid

Desde hace varias temporadas, el Real Madrid prácticamente solo ficha a jugadores jóvenes, la mayoría de ellos desconocidos para el aficionado, sin consagrar, con apenas unos pocos partidos en las máximas categorías del fútbol.

Esta política está alejada de la que impuso al principio de sus mandatos Florentino de fichar a los mejores, a costes elevadísimos. Jugadores que venían en la mayor parte de las veces con el balón de oro debajo del brazo.

b481dc6686650560c2c7c018d4fd662e

El giro no es casual ni caprichoso y en diversas ocasiones ha sido explicado por el presidente del Real Madrid como una necesidad ante la nueva realidad del mercado. Con clubes con capital infinito como el PSG o el City y con el incremento de derechos de la Premier, la política de fichajes y de salarios ha sido una obsesión del Real Madrid.

A continuación dejo un análisis de todos los fichajes de jugadores menores de 22 años, efectuados en las últimas 12 temporadas. Se han incluido solamente aquellos cuyo coste superó 1 millón de euros y se han tomado datos aproximados de coste de la prensa  y de su valor en  la web Transferdemarkt.

Captura de pantalla 2018-12-29 a las 20.20.24Están marcado en azul jugadores que se ficharon en su día y que hoy siguen en la plantilla. Todos ellos menos Asensio, han sido pilares de los éxitos del Real Madrid de las 4 Champions en 5 años. Jugadores como Marcelo, Varane o Casemiro eran jóvenes semidesconocidos en su día, apuestas del Real Madrid, fichados a coste bajo comparado con el rendimiento tan extraordinario que han dado. Otros como Benzema o Isco si tenían mayor cartel y de ahí su coste en torno a 35 millones de euros. Y luego está el caso de Asensio, cuyo valor se ha multiplicado con respecto a su coste de apenas 3 millones.

A excepción de Asensio, ninguno de estos fichajes estaba enmarcado en la política de fichar a los mejores jóvenes, pero ponen de manifiesto que en estas ocasiones el Real Madrid acertó y compensó con creces el coste del fichaje. A estos casos habría que añadir jugadores como  Sergio Ramos o Robihno, fichados en la temporada anterior. El sevillano tuvo un coste  de 27 millones de euros y comparado con el rendimiento que ha dado en estas  temporadas parecería ridículo. Y por el brasileño se pagaron 24 millones de euros y se vendió al Manchester City casi por el doble.

robinhoysergioramos

En el gráfico están marcado en verde y en rojo los fichajes de jóvenes que ya no están en el club. Los primeros son jugadores que se vendieron a mayor precio del que costaron. Algunos como Ozil o Higuain dieron además de un buen rendimiento económico, rendimineto deportivo.  

El gráfico recoge el total de beneficios (precio de venta menos precio de compra) y las pérdidas o ganancias de todas esas operaciones, con dos cantidades: +62 y -55 respectivamente. Dentro de los fichajes que no resultaron, operaciones como la de Gago o Drenthe, jugadores que habían ya destacado en sus clubes pero que no cuajaron en el Real Madrid. Otros como Sergio Díaz, un joven delantero paraguayano tuvieron mala suerte con las lesiones y otros como Lucas Silva simplemente no eran para un club como el Real Madrid. En la mayoría de esos casos, el coste de venta incluido no es el total puesto que habría que incluir costes de cesión o de derechos futuros como con Garay.

He incluido en este campo el fichaje de Markannen, un delantero que se fichó para el Castilla por algo menos de 3 millones, y que además no cumple el requisito de menos de 21 años. Su fichaje contrasta con la política actual, de fichar talento claro, jugadores que sobresalgan claramente en sus categorías.

Por último, están los jugadores fichados  en las últimas tres temporadas. He señalado con el color naranja aquellos jugadores que ya no son promesas, con edades superiores a los 22 años, como son Ceballos, Odriozola y Kovacic. En estos tres casos, son jugadores que ya han demostrado su nivel para jugar con el Real Madrid.

Probablemente todos ellos irán incrementado paulatinamente su valor de mercado. Teniendo en cuenta que el tope suele ser a una edad comprendida entre los 28 y los 29 años, a los tres les queda mucho por crecer. Como en el resto de casos pueden ser jugadores que aporten un valor deportivo al club, o económico, a través de una venta. Pero en este caso, ya sabemos que con ellos el Real Madrid lejos de perder dinero, lo va a ganar.

Y por último están los jugadores en color amarillo; jugadores fichados jovencísimos y todavía hoy por debajo de los 21 años. Muchos de ellos muy destacados en su categoría pero a día de hoy por descubrir su rendimiento en un equipo de superélite como el Real Madrid.

Dentro de este grupo de jugadores fichados en edad juvenil hay tres jugadores cuyo coste no superó los 5 millones: Vallejo, Odergard y Valverde. En el caso del central aragonés las lesiones han impedido que pueda demostrar si tiene nivel o no para el club. Posiblemente tendrá que salir cedido y lo tendrá complicado para volver. Y en el caso del noruego y de Valverde son dos jugadores que ya han demostrado su talento y que aunque necesitan muchos minutos, probablemente se revaluarán mucho en los próximos años.

Actualidad_338727616_97501541_1024x576

Respecto a los dos brasileños, Rodrygo y Vinicius, su coste es muy superior al de otros fichajes parecidos por edad, teniendo en cuenta sobre todo su rendimiento, alejado de fichajes como Benzema o Isco que habían demostrado ya su nivel en equipos de primera. No obstante, ambos han sido titulares en sus equipos brasileños y su potencial para tan grande como para justificar en parte ese gasto.

Y aquí el gran problema es distinguir el talento antes de que esos jugadores exploten definitivamente en otros clubes y su valor se multiplique. El ejemplo más paradigmático es Mbappé, hoy con un valor de 200 millones y al que probablemente se podría haber fichado con 16 o 17 años por 50 millones. Pero hay más ejemplos de jugadores que jugaron 2 temporadas en Europa y rápidamente incrementaron su valor, como puede ser James.

Tanto en esos casos como en el de Lunin o Theo por los que también se han pagado cantidades superiores a los 5 millones, parece  complicado que el club vaya a perder mucho dinero. Son jugadores jóvenes, con mercado, que incluso en el caso de Theo, que ahora mismo no parece que valga los 30 millones pagados por él, si pueden hacerlo en el futuro.

En definitiva, es una política que en años pasados ha dado frutos y que se espera que se de en los próximos años en los cuáles el Real Madrid va a tener que afrontar un cambio de ciclo sin poder hacer los grandes dispendios económicos del pasado.

Ceballos y Dembelé y Messi y Cristiano

Hoy traigo una ensalada de nombres y que no obstante tienen en común el tratamiento que le da la prensa y algo tan subjetivo como la percepción que se crea en torno al Real Madrid y al F.C.Barcelona.

Antes de ayer el Real Madrid ganó en un buen partido al Leganés. Pero parte de las noticias tienen que ver con Bale. “Hay caso Bale”, titula un conocido periódico deportivo antiflorentinista, o “Que pasó con Ceballos”. Una noticia trata de poner acento en la suplencia de Bale, mientras que el otro comenta los escasos segundos que jugó Ceballos.

Incluso gran parte del madridismo tuitero se indigna con lo de Ceballos, hablando de la humillación de Zidane, sin más consideraciones. Hablar de Zidane y de humillar en la misma frase debería ser delito, conociendo el talante del francés que en todo este tiempo ni como jugador ni como entrenador ha mostrado un mínimo signo de arrogancia o prepotencia. Si ha ambos cometido errores en ambos campos, y bien conocidos fueron sus episodios de expulsiones. Y también ha cometido errores como entrenador, y la gestión del cambio de Ceballos de ayer seguramente entre dentro de esa categoría. En general la gestión de Ceballos y otros suplentes no está siendo ideal, aunque nos olvidamos de que Zidadon es el entrenador y que tiene a otros 22 que alinear.

Por eso mismo, la prensa siempre podrá hablar de un caso Isco, un caso Lucas, un caso Bale, un caso Benzema o un caso Asensio. Porque en el Real Madrid siempre habrá 11 titulares y 11 suplentes. Como en cualquier equipo del mundo, como en el F.C.Barcelona. Y sin embargo, allí parece sorprender menos que dos jugadores como Dembelé y Coutinho, que costaron entre ambos 300 millones de euros, se queden en un partido de liga en el banquillo, en beneficio de jugadores como Paulinho, Rakitic o Inieta.

Con el F.C.Barcelona no hay caso Dembelé y el 1-1 a domicilio contra el Chelsea, con un solo tiro a puerta, parece más brillante que el 3-1 al PSG con muchas ocasiones a favor. La prensa, a fuerza de vender siempre lo positivo del F.C.Barcelona y lo negativo del Real Madrid, crea siempre en el aficionado , esa  constante sensación de insatisfacción, de incendio permanente, mientras que en Can Barsa siempre va todo como la seda.

Da igual que la realidad desmintiese esa percepción. Da igual que los hechos dijesen que el F.C.Barcelona estafó como club y a nivel individual en el caso Neymar, o que deportivamente no haya superado los cuartos de final en la Champion League en los últimos años, o que se haya gastado el triple de dinero que el Real Madrid. La percepción, ósea, la propaganda, nos habla de un club ejemplar, humilde, que siempre juega bien, o como me dijo mi padre el otro día, tiene un sistema de juego imperial.

Mientras veíamos el partido del Chelsea, con el f.C.Barcelona aplicando ese sistema de juego imperial, sobando y sobando el balón, mientras William mandaba dos balones al palo, le comenté a mi padre que con ese sistema de juego no habían sido uno de los 4 mejores equipos del mundo en los últimos años, y de hecho habían sido vencidos en numerosas ocasiones por Real Madrid y Atlético de Madrid e incluso arrasados recientemente contra la Juventus y hace no tanto contra el Bayer de Munich

Pero esa percepción de que el Barcelona es mejor siempre flota en el aire, aunque sea mentira. Aunque solo sea mejor en ser capaz de tener la pelota y no en ser capaz de meter goles o ganar eliminatorias y Champion.

Esa es la misma mentira y misma percepción que hace pensar a muchos (mi padre incluido), que Messi es infinitamente mejor que Cristiano Ronaldo, y que este además no es un jugador de equipo. Da igual que los números digan que ambos jugadores pierden un número similar de balones, que ambos son los más rematadores de sus equipos, o que numerosas imágenes nos hayan mostrado el lado más egoísta del argentino. Cristiano Ronaldo es más egoísta y punto.

Y da igual que los números, el único hecho puramente objetivo dentro de una legítima discusión entre quien te gusta más o menos. Porque negar que Messi es un genio es tan absurdo como hacer lo propio de Cristiano. Negar que uno y otro han competido haciéndose mejores el uno al otro, de manera similar a lo realizado en el tenis por Federer y Nadal.  Si para que Messi haya sido el mejor Messi ha necesitado a Cristiano y viceversa, necesariamente ambos tienen que encontrarse muy cerca del otro futbolísticamente.

Y de hecho están tan cerca que tienen el mismo número de balones de oro, mismo número de Champion League, múltiples récords, parecidas cifras de goles. Y luego en los matices se observan diferencas a favor de uno y otro. Y desde luego existen múltiples diferencias en su juego. Messi es el mejor en lo suyo, en regates, en eslalons imposibles, con un tipo de juego muy de dibujos animados, muy visual. Además de ser determinante con múltiples goles. Y Cristiano Ronaldo es el mejor en lo suyo, en remates desde cualquier lado del campo, con derecha e izquierda, de cabeza, de tiro lejano o remate al primer toque. El mejor goleador de la historia en la suerte más importante del fútbol que es precisamente el gol.

Un jugador de tiro, potencia y velocidad versus un jugador de regate, habilidad y velocidad. Ambos los más determinantes del planteta. Ambos con una capacidad de gol muy por encima de casi cualquier jugador de la historia.

¿Quién es el mejor? Pues en la última década habrá dependido del año y dentro de una misma temporada del momento de forma y del partido. Pero sostener la neta superioridad de Messi porque sí, en función de la percepción que comentaba arriba, nos hace olvidar los hechos. Hechos como que Cristiano Ronaldo en las rondas finales de la Champion League, cuando se juegan los partidos más importantes y contra los mejores rivales, es implacable. Concretamente el doble de implacable que Messi.

Real Madrid sub 21: el futuro

Son tiempos de cierta dificultad para el Real Madrid y Zinedine Zidane. Con un bajón evidente en juego y resultados, este comienzo de temporada está dejando dudas sobre la planificación de la plantilla. Las lesiones han contribuido a generar esas dudas sobre las incorporaciones y sobre el proyecto de futuro del equipo.

Lo cierto es que ni la lesión de Bale ni el bajo rendimiento de Cristiano Ronaldo o Benzema ni otras ausencias significativas como la de Carvajal o Kovacic, así como la falta de fichajes de relumbrón e impacto como el de Mbappé, deben dejar dudas sobre la planificación.

El Real Madrid lleva haciendo desde hace años algo que prácticamente no había hecho antes: planificar la plantilla a 3 o 4 años vista. Y así, a pesar de seguir ganando títulos con un bloque titular, el equipo ha seguido incorporando a jóvenes muy prometedores al proyecto futuro.

A continuación una imagen con lo que sería un actual Real Madrid Sub 21, compuesto por jugadores todos pertenecientes al club, bien cedidos, en la cantera o en el primer equipo.

Captura de pantalla 2017-11-12 a las 14.06.12

Todos los jugadores arriba indicados tienen potencial para ser futuros titulares del Real Madrid, con las dudas de Belman, portero actual del Castilla y de Lienhart, un central al que quizá le faltaría algo de nivel.

Del resto, el único ya asentado en el primer equipo es Asensio, que cumplirá 22 años el año que viene, y que sin duda ha venido para quedarse, no solo como titular sino como futura estrella.

Vallejo, Theo y Ceballos son 3 de las nuevas incorporaciones de este año, venidos de fuera. Jugadores todos ellos con partidos en primera división y que con 30 o 40 partidos más, podrán optar a ser titulares. Algo similar ocurre con Achraf, juvenil del Castilla que ya ha debutado en primera división y en Champion League.

Del resto de jugadores hay tres jugadores cedidos a otros equipos de primera división, con un gran rendimiento actual y con gran futuro. Son jugadores en edad juvenil que ya están preparados para ser titulares en un equipo de primero división.

El noruego Odergaard, después de comienzos difíciles en el Castilla, cuando aún le falta cuerpo y madurez, ya destaca en un equipo de la primera división holandesa. Su clase y visión de juego se aprecian rápidamente y solo necesitará confianza para asentarse el año que viene en el Real Madrid.

Federico Valverde es otro jugador llamado a volver al Real Madrid. Ya tiene su hueco en el Deportivo de la Coruña. Es un jugador de tremenda personalidad, con mucha calidad también y que puede formar parte del medio del campo del futuro del Real Madrid.

Vinicius Junior es de los tres el que menos minutos ha disputado. También es el más joven, todavía con 17 años, pero ya varios goles e intervenciones en el Flamengo, uno de los grandes de Brasil. Al carioca le falta todavía el temple necesario, a veces pasado de revoluciones, pero se le intuye una gran capacidad física, gol, potencia y calidad.

Del resto del 11 de la imagen e incluido a Oscar Rodríguez, una debilidad personal y un jugador que creo y espero que llegará al primer equipo. Es otro de los juveniles de Guti, de una hornada de jugadores que lo ganaron todo el año pasado y que ya despuntan en el Castilla.

En el caso de Oscar, tiene sin duda un guante en su pierna, que lo demuestran todas las faltas que ha marcado. Tiene una calidad infinita, un golpe espectacular, gol y le falta lo que a muchos jóvenes, más cuerpo y madurez.

Incluyo como otros jugadores futuribles, bien para llegar al Real Madrid algún día o bien para jugar en algún equipo de primera, a los siguientes jugadores;  Febas (21) en  segunda en el Zaragoza, o los canteranos Hernando (19), Franchu (19), Dani Gómez (19) o Antonio Segura, los 4 provenientes del Juvenil junto con Oscar Rodríguez, tienen potencial para jugar en primera.

 

 

Dos realidad distintas: Real Madrid y F.C.Barcelona

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una nueva jornada de liga y la sensación de que el F.C.Barcelona gana con una facilidad asombrosa y que el Real Madrid no termina de arrancar. Aparte de los 7 puntos, claro, que para ser comienzo de una liga ya son bastantes.

Un observador imparcial, que no supiese las realidades de uno y otro equipo, podría pensar que el Real Madrid va cuesta abajo y el F.C.Barcelona hacia arriba. Yo pienso exactamente lo contrario, a pesar de los resultados.

Zidane está metiendo en la dinámica a las 4 nuevas incorporaciones: Theo, Ceballos, Llorente y Mayoral, y esperemos que pronto Vallejo. Son todos sub21 y ya hemos visto que van entrando poco a poco en la dinámica. Es una apuesta de futuro que ya se ha visto en años anteriores con Asensio, o con el propio Isco, que llegó joven y que varios años después ya es una pieza importantísima.

La apuesta del F.C.Barcelona es paradigmáticamente la contraria, jugadores ya veteranos como Paulihno (29 años) o extranjeros como Dembele(20), un jugador muy joven, aunque por ahora con mala suerte. No se vislumbra en la plantilla del Barcelona un claro relevo generacional. Mientras que con el Real Madrid se podría hacer una alineación con casi 11 jugadores de nivel y de futuro en el F.C.Barcelona es mucho más difícil hacerlo.

Captura de pantalla 2017-09-02 a las 23.55.08 Captura de pantalla 2017-09-02 a las 23.54.57

Si en tiempos pasados era el F.C.Barcelona el que tiraba de cantera y contaba con jugadores de futuro, ahora es el Real Madrid. Ayer destacó especialmente Daniel Ceballos en su primer partido como titular. Dos goles, pero sobre todo la sensación de que no le asusta el reto de ser titular en el Real Madrid. Una actitud muy parecida a la de Asensio  y a la de Theo que también ha dejado buenas impresiones.

Con respecto a la liga, estamos solo a finales de septiembre y los títulos se empiezan a jugar en marzo y abril y para entonces ambos equipos necesitan a sus mejores efectivos frescos y en forma. Esa actitud es lo que justifica las rotaciones de Zidane, que se permitió el lujo de dejar a Modric y a Bale en el banquillo, dos de sus mejores jugadores.

Me da la sensación de que Valverde ha decidido esprintar ahora para coger carrerilla y confianza. Messi y los pesados pesados son los que más minutos y partidos están jugando. Y esto es solo el inicio. Cuando haya dos partidos por semana con eliminatorias de Champion entre medias, necesitará a toda su plantilla.

Otro título para Zidane

0004634996

Con la Supercopa de Europa de ayer son 6 de 8 los títulos logrados por Zinedine Zidane al frente del Real Madrid desde que se hizo con el equipo hace apenas 19 meses. En realidad esa estadística no le hace justicia puesto que la primera liga ya venía perdida con una diferencia de puntos que casi logra remontar. Podríamos decir que solamente ha perdido la Copa del Rey, cuando todavía no estaba suficientemente afinada la política de rotaciones.

 Ayer el equipo no rotó, y jugó la alineación titular menos Cristiano, que es mucho decir, aunque no tanto cuando se cuenta con un medio del campo como el que mostró ayer el Real Madrid. A día de hoy el mejor del mundo con mucha diferencia. Si rinden 2 o 3 de los 4 ya el equipo funciona muy bien, pero si ocurre como ayer con Modric, Kroos y especialmente Isco y Casemiro enchufados, entonces el resultado es un control del juego casi total. Una fuerza que permite que incluso la delantera no sea tan protagonista ni tan necesaria una gran defensa.

casemiro-festejo-gol-real_madrid-manchester_united-supercopa-2017-milenio_MILIMA20170808_0225_30

 Lo más llamativo es que ese medio del campo presenta adcionalmente suplentes de lujo, que seguramente no lo mejoren, algo imposible a día de hoy, pero si lo complemente y no le haga perder calidad. Kovacic, Ceballos o Llorente esperan su oportunidad. Ayer la tuvieron Asensio y Lucas Vázquez con buenos minutos especialmente el segundo.

 Enfrente, el Real Madrid se enfrentó a un clásico equipo de Mourinho en sus etapas iniciales. Un equipo ordenado, muy rocoso, intenso y físico, que tal y como está compuesta su plantilla puede imponerse por fuerza y físico a cualquier rival. Jugadores como Lukaku, Rasford o Pogba bien adaptados al equipo y con los automatismo que pueda crear Mourinho, pueden ayudar a un equipo que será en el futuro sin duda peligroso. Ayer no lo fue tanto aunque si apretó en los minutos finales en los que al Real Madrid se le vio más justo de fuerza.

 Pero a día de hoy, este Madrid que si bien se dejó meter el 2-1, es un equipo con un oficio y una experiencia sin igual en ningún otro equipo del mundo. No en vano se han ganado 3 de las últimas 4 años, lo mismo aplicable para las Supercopas, con otros trofeos varios entre medias. El Real Madrid ha ganado las últimas 11 finales disputadas y en este momento no parece que el ciclo se vaya a acabar. Ni en el corto plazo ni en el medio, y para eso Florentino Pérez y Zidane han creado una plantilla suplente muy joven y de gran futuro.

 Así pues, el doble supercampeón de manera consecutiva de Champion League y de Europa tiene próximamente al F.C.Barcelona en el camino para iniciar el camino del sextete o concluir el quintete. Esto depende de si se considera el año natural o la temporada. Aunque en realidad da igual y lo que importa es la Champion League y la liga, y en menor medida la Copa del Rey. Aunque para algunos pueda importar el Gamper y la Champion del Verano, lo cierto es que el prestigio se gana a partir del mes de abril.

 Y mientras veremos si de verdad la plantilla blanca se queda tal y como está o si por el contrario se incorpora a última hora Mbappé (never,never, never), debate que será objeto en otro post. Lo que se seguro es que ni Neymar ni Mbappé estarán el próximo domingo.