La selección vuelve al punto de partida

Cesc

Cesc

La selección española cayó contra Italia, en un mal partido, demostrando que lo de hace dos años en Brasil no fue un accidente. Se llama fin de ciclo y ahora, ya sí, con dos competiciones consecutivas, cayendo en fase de grupos y en octavos, está constatado.

Del Bosque supo en aquel momento lo que era pero, o no lo quiso ver, o lo vio pero no pudo cambiarlo. Lo que necesitaba entonces la selección era una renovación profunda y valiente. Evidentemente Del Bosque no era el adecuado para ello, ni por su carácter, poco arriesgado, ni por la deuda contraída con los jugadores que le habían dado el éxito.

Aún así, se produjo una pequeña renovación, provocada por la jubilación anticipada de la selección de jugadores como Xabi o Puyol, y la posterior de otros como Xavi. Aún así, nunca se acabó de dar el paso definitivo de incorporar a 7 u 8 jugadores nuevos, jóvenes, distintos, con hambre, como titulares con peso, Y ya de paso, cambiar un estilo de juego que tenía sentido con los antiguos jugadores pero no los nuevos.

Y así, hemos visto a la selección no saber muy bien cómo atacar a Italia con un delantero centro puro como Morata, pero sin extremos que le surtiesen de balones. Y hemos visto también a una selección incapaz de defender cuando no tenían el balón, con un medio centro en el que solamente Busquets intentaba realizar una tarea indispensable, con un mediocentro italiano muy activo.

En el banquillo durante gran parte del torneo, jugadores como Thiago, Koke o Lucas Vázquez. Solamente con la entrada de estos, en vez de jugadores como Cesc o Silva, ambos muy grises durante el torneo, habría dado otro aire a la selección.

Bien es cierto que se ha dado entrada a jugadores como De Egea o Morata, ambos todavía necesitados de encontrar su sitio, con claros y oscuros. Bien es cierto que el meta ha cometido varios errores, pero sin duda es el mejor portero de España en este momento, y ya era hora de meterle como titular. Y de Morata todavía se puede esperar mucho más. Pero en todo caso, son dos jugadores que todavía tienen que acoplarse a su sitio en la selección. Y para eso es necesario que otros hagan hueco. Ha costado que lo hiciese Casillas y los delanteros, pero ahora le toca al resto.

Las revoluciones nunca se pueden hacer a medias, y en cierta manera eso ha pretendido Del Bosque, manteniendo el statuo quo a determinados jugadores. Al final, el resultado, es que una selección más joven pero con muchísima hambre, como Italia, nos ha pasado por encima. Mientras nuestros jóvenes se mordían las uñas en el banquillo viendo a los titulares sin resuello, los italianos se sabían más fuertes y rápidos.

La primera parte fue una exhibición de una y otra cosa. Los italianos parecían jugar con dos más, atacando y defendiendo. Y los españoles no sabían ni donde colocarse. En la segunda parte, la selección italiana se echó más atrás, pero haciendo mucho daño a la contra, como en el segundo gol.

Es hora de un nuevo entrenador, y de darle galones a jugadores jóvenes. Toca hacer la revolución que hizo Luis Aragonés y que tantos frutos dio más tarde. De ella se ha beneficiado Del Bosque, que apenas ha sido capaz de introducir cambios sobre aquello, ni en el sistema ni en los jugadores. Pero el tiempo es tozudo, y la fórmula que funcionaba en 2008, ya no vale 8 años después.

El drama de España es que se han desaprovechado dos años enteros, y toca empezar de nuevo. Tras caer en las primeras rondas, toca recomponer esa plantilla. La base de la plantilla, que debería haber sido la de esta Eurocopa, debería estar formada por los campeones de la sub 21 de 2011 y 2013. Especialmente en torno a jugadores como De Egea, Morata, Koke, Thiago y Carvajal. Ellos y otros jóvenes, junto con uno o dos veteranos, serían los titulares de la selección.

Habrá que dar con la tecla adecuada, con un estilo de juego que se adapte con esos jugadores, que necesitarán también confianza hasta desplegar su máxima potencia como equipo. Y eso puede llevar algún tiempo.

Hay cantera sin duda, y habrá más. Pero el tiempo perdido se me antoja crítico, porque mientras otras selecciones se rearmaban, la nuestra no se enteraba de nada, con un entrenador siempre complaciente, como la mayoría de la prensa que todavía guarda su foto con la Copa del Mundo y por supuesto una Federación, incapaz sine die, de llevar la delantera a los acontecimientos.

Cuanto antes se haga mejor. Ya hemos perdido suficiente tiempo entre el mundial de Brasil y el Europeo de Francia. Toca revolución y mejor hoy que mañana.

La verdad de la Cantera (I): Barcelona

Por activa y por pasiva se nos ha hablado de Guardiola como alguien que apuesta por la cantera, como el gran artífice de este Barcelona repleto de canteranos. Para ello, se ha utilizado la dicotomía cantera vs cartera y se ha utilizado también un discurso poco claro en cuanto a que es la cantera. Es tan fuerte el discurso que nadie osa siquiera plantear los datos como son, y rebatirlos como lo que es, una gran mentira.

Quizá antes de nada habría que decir que entiendo yo por cantera. Para mi un canterano es alguien que se forma en las categorías inferiores de un club y se desarrolla futbolísticamente en el mismo hasta alcanzar una madurez suficiente. Y luego, si hay suerte y alcanza ya el primer equipo lo hace como canterano, siguiendo su proceso de formación pero ya en otro etapa.

Canteranos del Barcelona: Bojan, Iniesta, Puyol, Busquets y Piqué

Canteranos del Barcelona: Bojan, Iniesta, Puyol, Busquets y Piqué

 Es decir, que cualquier chico que entre en las categorías inferiores, digamos que entre los 7 y los 14 años, pendiente de desarrollarse futbolísticamente es susceptible de ser canterano si permanece en el club hasta que se convierte en un jugador ya con una base sólida y definida, normalmente hasta los 19 o 20 años.  La FIFA establece que será canterano aquel que haya estado de los 15 a los 21 en un club. Una definición como cualquier otra que solamente sirve de cara a los derechos de formación.

Para mi, por ejemplo Puyol o Busquets que llegaron al Barcelona con 17 años no son canteranos.  Y no lo son por edad aunque hayan jugado un año en el juvenil y otro en el B. Son jugadores que han se han desarrollado en otros clubes.  De la misma manera que Marcelo o Varanne nunca serán canteranos. ¿Qué diferencia hay entre jugar un año en el segundo equipo y aprender a hacerlo en el primer equipo de suplente? La diferencia no es solo que llegasen con 18 años sino quizá que sean extranjeros, porque al igual que los otros dos son jugadores formados en otro club o al igual que Negredo considerado siempre canterano del Real Madrid.

 Lo mismo es aplicable a aquellos jugadores que maduran futbolísticamente en otros clubes aunque parte de su formación inicial sea en el club de origen. El caso más llamativo es el de Cesc, canterano de 40 millones de euros que si no hubiese sido por su propio tesón y las oportunidades que Wenger le dio, quizá se habría quedado como otras decenas de canteranos, sin debutar jamás en primera.El, que emigró con 15 años, como Piqué que lo hizo con 16, se formaron en una primer etapa en el barcelona, alcanzaron gran parte de su madurez en el Arsenal y el Manchester United respectivamente. El fichaje de Cesc o el de Piqué son eso precisamente, fichajes a precio elevado el primero y no el retorno de un canterano. El retorno de un canterano sería el caso por ejemplo de Cuenca que ha jugado un año fuera pero se ha formado íntegramente en el club. Porque la cantera es por definición encontrar recursos propios sin necesidad de recurrir a fichajes. Y ambos han costado dinero, siendo fichados como jugadores formados en otros clubes.

La cantera es en todo caso una apuesta prioritaria por gente de las categorías inferiores. Una apuesta por chavales cuyo rendimiento no se sabe cuál va a ser con la ventaja de que el coste es muy pequeño. Obviamente ni el fichaje de Cesc ni el de Piqué entran en esta definición.

Por tanto, un club que apuesta específicamente por la cantera es aquel que apuesta mayoritariamente y prioritariamente por gente de las categorías inferiores. Ello se hace, bien por política de club o bien porque es necesario económicamente. Son exponentes claros de esta política el Ajax, el Bilbao o el Espanyol.

Si comparamos a estos equipos con el Barcelona de Guardiola veremos la diferencia. Guardiola se encontró un equipo con 5 canteranos: Xavi, Iniesta, Messi, Valdés y Puyol (que no lo es como hemos visto). La columna vertebral del equipo actual que fueron los mismos que un año antes perdieron 4-1 en el Bernabeu haciendo pasillo al campeón de liga.

 A esos les añadió a Busquets y Pedrito, que tampoco son exponentes claros de la cantera ya que ambos se incorporaron al club con 17 años. Este es sin duda el gran mérito de Guardiola, sacar el máximo rendimiento de estos dos chavales. Su gran aportación, pero no una apuesta clara y sistemática por la cantera. Un mérito que no olvidemos que es casual porque se incorporaron a ambos jugadores porque el Barcelona no tenía ya mas dinero para fichar. Un fruto casual como lo es en muchas ocasiones la aparición de jugadores de categorías inferiores. Prima la necesidad por encima del concepto.

 Y aquí vienen los datos. Desde la temporada 2008/2009 Guardiola ha fichado a 17 jugadores por un valor total de 341 millones de euros. Una cifra superior a cualquier otro club menos el Real Madrid, que ya se sabe que es el equipo por excelencia de la política de la cartera. Curioso que mientras el club “carterista” por definición sea el primero que más gasta, el segundo que más gasta sea un club “canterista” por definición.  Ya digo, es cuestión de conceptos y de discursos.

 Como canteranos puros (no cuento a Busquets ni Pedrito) Guardiola subió al primer equipo durante su segundo año a Jefren, que jugó 404 y 304 en sus dos temporadas en primera división antes de que le vendiesen. También contó Guardiola con Fontás que el año pasado jugó 460 minutos y este 78 minutos a pesar de que el Barcelona ha tenido importantes bajas en el puesto de central.

De los jugadores canteranos por los que ha apostado Guardiola, que de verdad es canterano y se está asentando en el primer equipo es Thiago. En el debe de Guardiola está el vender a otro canterano prometedor como Bojan a cambio de fichar a delanteros no canteranos.

 Esta es la realidad del Barcelona más allá de los minutos disputados por jugadores de la cantera en partidillos de Copa del Rey y Champion League donde el Barcelona no se juega nada, no tan distinto a lo que ha hecho Mourinho en el Real Madrid. Porque a la ahora de la verdad, a excepción de los no canteranos, Busquets y Pedrito, el único canterano significativo es Thiago, eso sí, tras gastar 341 millones y fichar a 17 jugadores.

 En el club vecino, el Español, otro club de cantera, se han gastado en esos mismos 4 años 36 millones de euros, 10 veces menos que el Barcelona, y se han incorporado al primer equipo 11 canteranos, que han jugado regularmente. Once jugadores los cuáles muchos son titulares y otros son suplentes pero que juegan minutos de verdad y no ratos muertos entre partidos. Un equipo, el Español, canterano son mayúsculas, muy alejado del modelo de la cartera de los grandes, con Real Madrid y Barcelona a la cabeza, y que sin embargo, no tenía la prensa y el discurso bien formado e hilado de otros.

 

El caso Cesc

Cesc Fábregas con el Arsenal

Cesc Fábregas con el Arsenal

Se llena el verano de bulos y rumores, pero por el camino hay auténticos culebrones con muchos aspectos a analizar. Especialmente interesante es el caso del catalán y jugador del Arsenal Frances Fábregas, más conocido como Cesc. Jugador criado en la masía pero que emigró a Inglaterra a los 15 años en búsqueda de la gloria pensando que no tendría en el Barcelona las oportunidades que si encontró finalmente en un Arsenal dirigido por Wenger. El entrenador francés que apuesta por los jóvenes encontró en Cesc al jugador que debía relevar a Henry en el liderazgo del equipo.

Cesc cumplió su papel destacando con grandes temporadas, pero sin embargo su equipo no fue capaz de proporcionarle lo que finalmente busca todo jugador, la gloria y el triunfo. Una vez que el dinero ya no es un problema el futbolista lo que quiere es pasar a la historia y que mejor manera de hacerlo que ganando títulos y premios.

Eso y no otra cosa explica el afán de Cesc por salir del Arsenal. A partir de ahí parece lógico que quiera volver al equipo donde se crió y donde conoce a un buen puñado de jugadores de su etapa en la cantera. Y todo ello, avalado por un Guardiola que entiende que Xavi necesita un relevo y que mejor que hacerlo con un jugador consagrado, con experiencia europea y con el conocimiento del juego azulgrana o lo que hoy se denomina curiosamente el ADN.

Hasta ahí es la típica historia de un jugador que quiere mejorar y evolucionar. Algo absolutamente lícito que tarde o temprano entienden todos los clubes: el pez más grande se come al más pequeño. Eso sí, por el camino se pide por ello algo a cambio, que en este caso debe ser una cantidad de dinero suficientemente alta para volver a ilusionar a la afición. Porque en este caso hablamos de un jugador más gunner que azulgrana, que si bien comenzó en el Barcelona a jugar al fútbol, aprendió el oficio en el Arsenal, donde se consagró y convirtió en una estrella europea. Todo ello sumado a su condición de capitán, hace de Cesc el jugador más carismático e importante del Arsenal. Eso sin contar su impacto futbolístico en su equipo que es fundamental.

Con estos mimbres parece lógico que el Arsenal, equipo vendedor pero no estúpido, quiera vender a Cesc a cambio de un precio justo. Aquí es donde difieren ambos clubes. Mientras el Barcelona entiende que 40 millones son muchos y ofrecen apenas 30 millones, el Arsenal que ha bajado de los 60 millones del año pasado, entiende que un jugador con la calidad, la trayectoria y madurez de Cesc no puede estar por debajo de los 40 millones. El concepto justicia depende de la percepción de cada club aunque debe ser finalmente el mercado el que lo determine. Por ejemplo, la web alemana transferdemarkt tasa al jugador en 55 millones de euros.

Por el camino, el Barcelona considera en realidad que ofrecen 36 millones porque incluyen en esa tasación a los dos juveniles recientemente “robados” al Barcelona que jugarán el año que viene en el Arsenal. Suponemos que el Barcelona no valorará de la misma manera a los jugadores que también le han “robado” al Español.

El Arsenal entiende que un club poderoso como el Barcelona tiene el derecho de querer aspirar a tener a los grandes jugadores, pero debe hacerlo a cambio de un precio alto. Sin embargo, el equipo azulgrana de perfil alto para otros asuntos, pretende en asuntos económicos presentar un perfil bajo y ahorrar al máximo aún a costa de pronlongar el asunto más allá de lo razonable.

Entre medias se halla Cesc, atraido por los cantos de sirena azulgrana e incapaz de seguir en la mediocridad de su equipo pero jugando al filo de la navaja. También existe un pulso casi invisible entre Rosell y Guardiola. Mientras el segundo pide al catalán como único y prioritario fichaje, al presidente le gusta más otro perfil de jugador y sueña con incorporar a Neymar este año o al siguiente ahorrando todo lo posible este año. Juega por eso con intentar un fichaje pero sin hacer el esfuerzo necesario.

Y este esfuerzo es ni mas ni menos que poner el dinero encima de la mesa. Un dinero que sin duda creen merecer Wenger y los dirigentes del Arsenal. por un jugador con el valor de cesc. Y aunque son conscientes de que mantener a su mejor jugador a disgusto no es buen negocio, también creen que tampoco lo es desprenderse de su estrella por unos escasos 30 millones. Por ahora se limitan a decirle al Barcelona la misma frase que decía Jerry Maguire: “Show me the money”.

¡¡¡Crisis gravísima, DIMISIÓN!!!!

El Barcelona en crisis después de un fin de semana redondo:

1)Victoria por 4-0 ante el Valencia.Fácil, sencillo e indoloro (sin lesiones). Supongo que Emery no pensará igual!

2)Derrota del Real Madrid por 3-4. Complicado, conflictivo y muy doloroso(Robben y Marcelo han sido sancionados y no jugarán en el Camp Nou). La buena noticia para Shuster es que tiene excusa,le falta Pepe y Robben. ¡¡Que vuelva Baptista!!

3)El Barcelona Borges (curioso patrocinio de la sección de balonmano) se consolida en el liderato tras ganar al Ademan Leon, ¿será el efecto de las nueces? Doble ración para los muchachos de Shuster!

4)En baloncesto al menos ganó sufriendo y también ganó el eterno rival asi que la noticia es incluso mala, el Real Madrid al acecho.El efecto Baptista funciona incluso en la sección de baloncesto, como también vuelva Robinhno…

5) Me encuentro incluso con la posible marcha de Cesc en vitud de la ley Webster, que permite a los jugadores marcharse a un equipo extranjero después de 3 años de contrato.No dice donde, ¿pero si fueseís Cesc donde iríais a día de hoy? Yo también, que me fiche el Maschester City y futuro resuelto.

6)Que curioso, también han ganado los equipos de hockey patines y hockey hielo del Barcelona…suerte que en Brasil hace calor y Robihno y la Bestia no saben patinar!

7)Al menos en la NBA, el Barcelona no ha salido favorecido, han ganado los Portland a los Raptors. También es cierto, que tampoco ha salido perjudicado. Rudy metió 16 puntos, en 5/8 de los cuales 2/3 en tripes, en 26 minutos, Sergio Rodriguez metió 5 puntos, 4 asistencias y dos recuperaciones en 15 minutos y Calderón logró un doble-doble con 15 puntos,13 asistencias, 3 rebotes y una recuperación en  38 minutos.

8 )En la victoria de Loeb en el rally de Gales no influyó el Barcelona, aunque los rumores indican que crearán una sección de rallies y que podría ser su fichaje estrella.

9) Tampoco estaba nadie del Barcelona en la asamblea madridista, aunque por el caos y la mala imagen dada por todos bien podría haber estado una mano negra enredándolo todo. La pregunta es, ¿Gaspar, donde estabas ayer a las 9:00? ¿Cómo? ¿Estas preparando tu candidatura y te fuiste a Roma a fichar a la Bestia?

10) Mira por donde, resulta que el Barcelona de futbol sala ha perdido.Esto es  muy grave,el Barsa de Gamper en el cuarto puesto a 6 puntos del líder, el Pozo Murcia. ¡¡¡¡LAPORTA DIMISIÓN!!!!