Real Madrid -PSG: duelo Champion

PSG-vs-Real-MAdris-e1512993175566

El sorteo de la Champion League de octavos de final ha traído el emparejamiento más espectacular posible, una final anticipada entre el actual Bicampeón de Europa, el Real Madrid, y el mejor equipo del mundo por juego y resultados, en este momento, el PSG.

Y aclaro el detalle de en este momento porque de aquí a mediados de febrero pueden suceder muchas cosas. Lesiones o bajas inesperadas o un bajón físico puede ser determinante para calibrar una eliminatoria a 180 minutos.

Sin entrar a analizar el detalle deportivo todavía, hasta que no se acerque la fecha hay varios factores claves. El primero de ellos es analizar como responderá el PSG ante su mayor reto. Es un club que ha invertido solo este año 400 millones de euros en dos jugadores y casi 800 millones en los últimos 5 años. Una cifra que pondrá mucha presión en ese partido. Para el proyecto del jeque caer en octavos es un fracaso después de semejante inversión.

En el otro lado, el Real Madrid tampoco se puede permitir una temprana eliminación en Champion. Es una plantilla repleta de talento que aspira siempre a lo máximo. La gran diferencia con el PSG es que este equipo está acostumbrado a manejar esa presión. En ese Zidane es un maestro y la nómina de jugadores del Real Madrid incluye a jugadores que han jugado decenas de partidos y muchos de ellos levantado ya 3 finales.

Esa experiencia siempre cuenta, aunque desde luego no se puede despreciar la veteranía de muchos de los jugadores del PSG, todos del primer nivel. Pero en cuanto a eliminatorias directas de Champion League, la diferencia es abismal. Ahí estará uno de los factores.

El otro factor será el comportamiento de Unai Emery. Es un técnico conocido por ciertos planteamientos conservadores. Esas modificaciones estructurales a veces salen bien, pero Emery no ha sido capaz de dar la talla en muchos enfrentamiento de nivel. Sabemos la apuesta de Zidane. Si el Real Madrid dispone de todos sus jugadores en forma, la única duda será si opta por Bale o por Isco, mas el reemplazo de Carvajal en el primer partido.

Y es esa alineación titular blanca la que hace que me decante por el Real Madrid como favorito. Ningún equipo del mundo presenta una medio compuesta por tres futbolistas tan complementarios y complementados como Casemiro, Kroos y Modric. También es difícil encontrar una defensa de la veteranía y solvencia de Carvajal, Ramos, Varanne y Marcelo. Ellos junto con la delantera, donde sabemos que Cristiano Ronaldo comparecerá como siempre, sea acompañado de Isco, Benzema o Bale, hace del Real Madrid la máquina futbolística que vimos en la final contra la Juventus.

En el otro lado, el PSG, dos argumentos por encima de todo: Neymar y Mbappé. Su inmenso talento junto con el gol de Cavani le confieren al equipo parisino la mejor delantera del mundo. Son jugadores, especialmente los dos primeros, que necesitan dos jugadores para ser defendidos. Tienen regate, velocidad y gol y ante una defensa que no se aplique al 150% pueden generar el pánico. Cuando el PSG reciba la pelota en transición y le llegue a sus atacantes, el Real Madrid se va a enfrentar a una delantera tan buena como la del Barcelona en su mejor época: Neymar-Suárez y Messi.

0_7u0an2ur

La diferencia, nos obstante, estará en la medular parisina. Verrati y Rabiot son fijos. Ambos hicieron la diferencia el año pasado en la eliminatoria contra el Barcelona. En el primer partido para bien, y en el segundo naufragando, como el resto del equipo. Ahora tendrán enfrente a los tres mejores mediocampistas del mundo. Y son 180 minutos.

La defensa parisina hasta el último partido contra el Bayern de Munich no ofrecía muchas dudas, pero los 3 goles encajados en el Allianz Arena pone en entredicho el engranaje defensivo. también ofrece alguna duda. Alves, Silva, Marquiños y Kurzawa, los titulares ante el Bayern, sufrirán ante el ataque madridista.

En definitiva un duelo apasionante entre el campeón y el aspirante

Los 16 mejores de Europa

Captura de pantalla 2017-12-07 a las 11.15.35

La fase de grupos se acabó ayer, como cada año antes de la llegada del invierno, para dar paso en febrero y marzo a la fase realmente divertida, las eliminatorias. La fase de grupos es un trámite necesario para conocer a los 16 mejores equipos de Europa, aunque ello conlleve a veces enfrentamientos tan dispares como los que hemos visto. Demasiados equipos que suelen acabar cuartos, que son las auténticas cenicientas del grupo.

Pero esta fase también sirve para distinguir la paja de la hierba, quedándose fuera de las siguientes rondas los equipos menos fuertes. Esta temporada ha traído como sorpresas la eliminación de dos equipos que en los últimos años han sido protagonistas. El Atlético de Madrid y el Borussia de Dormund se han quedado fuera de sus respectivos grupos.

En el caso rojiblanco no  se podrá alegar esta vez el presupuesto como excusa, puesto que lo tienen muy superior a equipos como la Roma, de su propio grupo, o el Besitkas. Simplemente, el modelo del Cholo se ha agrietado con el paso del tiempo. Suele pasar.

Algo similar le ha pasado al Borussia de Dormund, incapaz de superar el revés en el primer partido de grupos con una derrota frente a los ingleses, ha ido cayendo en picado. Y eso a pesar de que tiene mucha calidad en su equipo, como demostró ayer en el Bernabéu.

Así pues, pasan 8 primeros y 8 segundos, con alguna sorpresa en el segundo bombo. Sin duda, el auténtico “coco” es el Real Madrid, un segundo que es ni más ni menos que el bicampeón de Europa, y que en febrero no estará como ahora en noviembre. Ningún primero querrá al Madrid como premio. Pero hay otros segundos sorprendentes, como la Juventus, subcampeón de Europa; el Bayern de Munich, que se ha recuperado con Heynckes o el Chelsea, que ha visto como la Roma le quita el primer puesto.

Y luego están los primeros, entre los que destacan dos equipos por encima de todos: el PSG y el Manchester City. Ambos se dejaron llevar en su último partido, con sendas derrotas. Pero son por juego y calidad los dos favoritos en esta Champion. El Manchester United será un rival durísimo y el F.C.Barcelona también será peligroso.

Y luego hay una terna de 4 equipos de calidad diferente, como son Liverpool, Tottenham, Roma y Besitkas. A priori los turcos son los más flojos, pero en esta ronda cualquier equipo es peligroso. Los dos equipos ingleses han demostrado argumentos de sobra para complicarle la eliminatoria a cualquiera y por eso son primeros de grupo. Y la Roma lleva varios años compitiendo a gran nivel

Análisis de la Champion League

PrImg_4659

Con la mitad de la fase de grupos concluida ya se aprecia en estos 3 primeros partidos un grupo de favoritos. Y hay sorpresas, al menos con respecto al año pasado.

 Para empezar el PSG se confirma como uno de los claros favoritos para el título. El jeque le ha proporcionado a Emery lo que le faltaba el año pasado, el talento y genialidad de dos jugadores como Neymar y Mbappé, absolutamente determinantes. En mi opinión el equipo más potente, con permiso de un Real Madrid que seguro mostrará su mejor versión en marzo y en abril, y que tiene respecto al conjunto parisino y al resto de equipos la ventaja de la experiencia de  un bloque ya muy consolidado, doble campeón de Champion.

 En un segundo peldaño van el resto de favoritos. Forman parte de este segundo grupo tanto el Manchester United como el Manchester City. Mourinho y Guardiola han elevado el nivel de sus equipos y ambos con 9 puntos y firmes en su liga, parecen equipos muy competitivos. Tienen talento en todas sus filas, un buen entrenador y si no están en el primer nivel es por la falta de ese plus de experiencia. En mi opinión, el F.C.Barcelona, a pesar del pleno de victorias no está al nivel de los Manchester ni de los equipos del primer peldaño y va a sufrir en los cruces, aunque Messi es su factor diferencial, veremos si llega a marzo/abril fresco, habiendo acumulado ya tantos minutos.

 En un tercer peldaño de favoritos incluyo al Bayern de Munich, que intenta retomar el pulso con Heynckes y a la Juventus, que parece que se ha deshinchado con respecto al año pasado. También forma este tercer nivel el Chelsea, un buen equipo, al que sin embargo le faltan elementos para ser considerado un firme candidato a alzarse con la Champion League.

 Se caen de manera estrepitosa del grupo de favoritos el Atlético de Madrid, uno de los mejores equipos Champion de los últimos años, y también el Borussia de Dormund. Ambos equipos están teniendo enormes dificultades en esta fase y tienen ciertamente complicado el meterse en la ronda de octavos de final. Tampoco lo tendrá sencillo el Mónaco, muy debilitado en el mercado de fichajes y que difícilmente volverá a alcanzar este año las semifinales.

 Los equipos sustitutos en las rondas finales podrían ser el Tottenham, que sorprendió favorablemente en el Bernabéu y que es muy competitivo, con gol arriba y buena capacidad defensiva y la Roma que depende de sí misma para clasificarse. Los alemanes del R.B Leipzig buscan una plaza junto con el Oporto en el grupo G, mientras que el grupo F tiene como rivales por el segundo puesto al Nápoles y al Shakhtar Donesh.

 Y por último está el grupo más igualada, con el Sparta de Moscú, Sevilla y Liverpool luchando tanto por el primer puesto como el segundo, sin que parezca claro cuál es el favorito.

Rey de la historia: 12 Copas de Europa del Real Madrid

Solamente han transcurrido 12 meses desde la última victoria en la Copa de Europa del Real Madrid. Antes pasaron dos años, desde la décima a la undécima y un poco antes fueron 12 largos años de espera. Y si nos remontamos a la séptima fueron 32 años de sequía en los que el madridismo casi olvidó lo que era levantar una orejona.

Lo de ahora, la consecución de dos Champion de manera consecutiva nos lleva a la cifra de 57 años desde que el Real Madrid repitiese esa misma gesta. Casi la misma cantidad de años, 59 años, desde que el equipo fuese capaz de lograr una liga y una Champion.

1496477825_839136_1496524118_noticia_normalCon la duodécima son ya 3 Champion League levantadas en los últimos 4 años, mejor que el 3 de 5 en la primera etapa de Florentino, que por cierto, ha revertido su índice de títulos por año, y se acerca a los mejores.

 Se que son datos que se han repetido una y otra vez, pero lo cierto es que nos dan perspectiva de lo que acaba de lograr el Real Madrid. Es cierto que sin la épica contra el Atlético de Madrid todo parece más descafeinado, pero también es un gigantesco logro aplastar a la Juventus, la mejor defensa de Europa, absolutamente indefensa ante la mejor ofensiva del mundo, capaz de endosarle 4 goles. Ni más ni menos que un gol más que todos los recibidos por el equipo juventino.

La gesta es por tanto inmensa, y por eso no se puede señalar a un único protagonista. Dentro de esa escala de culpables de este éxito, el primero es Zinedine Zidane, auténtico artífice de este logro, con unos números imposibles: Dos Champion y una liga en 18 meses, a los que hay que sumarle Supercopa de Europa y Mundialito de Clubes.

En una segunda línea de importancia aparecen los jugadores, siempre importantes, y liderando al equipo, la columna vertebral. Fundamentales se han demostrado tres jugadores por su liderazgo y veteranía: Cristiano Ronaldo, Modric, (ambos del 85) y Ramos (86).  La capacidad de estos tres jugadores de mantener s nivel o del club de reemplazarlos por otros de igual nivel, será lo que determinará si este equipo marcará o no una época

Pero como dicen en este artículo, para que no estamos ante un equipo en su cenit final, sino en la cúspide de su juego, con varias temporadas por delante. Para justificar esa creencia solo hace falta ver la plantilla del equipo y la planificación que se ha hecho durante estos últimos años. Marcelo, Benzema y Bale (del 87,88 y 89 respectivamente), son los jugadores importantes siguientes en la escala de veteranía. Y detrás de ellos ya solo quedan los nacidos a partir del 90, como Kroos, Isco, Carvajal y Casemiro (92) y Varanne (93), que tienen ya en su buchaca tres Champion League cada uno.

El futuro está asegurado con los futuros miembros de la columna vertebral como Kovacic (94), Asensio (96), por no hablar de los que están por llegar: Vallejo (97), Marcos Llorente (95), Theo (97). Y quien sabe si esta temporada o en el futuro estará or fichar Mbappe (98). o por repescar para un futuro Vinicus (2000), Federico Valverde (98), Odergaard (98) o el super prometedor juvenil de la cantera Oscar Rodriguez (98)

Esa planificación deportiva es la que quiero destacar, por encima de comentar el partido, que sin duda vivió el detonante en el segundo tiempo. Fue ahí donde Zidane encontró las palabras precisas para cambiar un partido que le estaba costando a su equipo. El mismo protagonista que ha sido capaz de integrar a veteranos y jóvenes, y que sirve sin duda como principal atractivo para cualquier otro fichaje.

2017060408264289957

Todo parece ser más fácil con Zidane, impasible, siempre sonriente, tranquilo como si controlase todos los aspectos del juego. Del 9 de enero de 2016 al 3 de junio de 2017 ha levantado 5 títulos, acumula varios récords como los 65 partidos anotando y da la sensación de que todavía tiene cuerda para rato. Ha ganado 4 copas de Europa: 2 como entrenador, 1 como segundo y otra como jugador, toda una garantía para saber como ganar exactamente ese título

Y esa apuesta por el francés es también la apuesta personal de Florentino Pérez, muy criticado en el pasado, pero al que por fin parece funcionarle la política de Zidanes y Pavones. Ha recorrido un largo camino hasta aquí, con diversas apuestas por entrenadores, viviendo el mejor momento en la historia del F.C.Barcelona y periodos de sequía en la cantera.

Pero parece ahora cuando le ha llegado su momento y todo lo cosechado desde 2010, parece por fin encontrar su explosión. Como alguien decía en Twitter, es el mejor momento en lo social, deportivo y económico del Real Madrid en sus 115 años de historia. 

Así que relajense y disfruten que no sabemos cuando volveremos a vivir momentos como este, pero mientras tanto, el Real Madrid ya ha empezado a poner la primera piedra para ser nombrado dentro de muchas décadas.

Juventus vs Real Madrid (II): análisis del partido

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 20.38.13

La final de Champion no presenta a priori un gran favorito. Es cierto que gran parte de la prensa internacional piensa que la Juventus es favorito, quizá por influencia de la victoria clara ante el F.C.Barcelona y la posterior ante el Mónaco. Pero eso sería restarle demasiados méritos a un Real Madrid que ha eliminado a dos de los cocos de la competición: el Bayern de Munich y el Atlético de Madrid.

Ambos equipos viene de ganar sus respectivas ligas, y adicionalmente la Juventus ha ganado la copa y muestra una tremenda hegemonía en su país, con 6 ligas consecutivas. Y en el otro lado, el Real Madrid es el vigente campeón de la Champion, lo cuál no es un logro menor.

Así pues, nada tiene que ver esta final con la acontecida hace 19 años, en la famosa séptima, la Champion que volvió a poner en el mapa al Real Madrid, y que tuvo como rival batido a toda una Juventus. En aquella época los italianos eran más temibles que ahora incluso, con un equipo que transmitía fuerza y que tenía entre sus estrellas, nada más y nada menos que a Zidane y a Del Piero. Casi nada.

Esta final es otra cosa aunque con un guión impredecible como todas las finales. Desde el punto de vista futbolístico, mi opinión es que ambos equipos son muy sólidos en términos globales. El Real Madrid sabe jugar este tipo de partidos, y lo ha demostrado especialmente en la etapa de Zidane, y es capaz de presentar múltiples registros. Y la Juventus tiene claro su estilo de juego y ha armado un equipo con jugadores adaptados perfectamente al sistema que propone Alegri.

En lo que sería una comparación libra por libra, por meras individualidades, el Real Madrid presenta en términos globales jugadores más predominantes, algunas de ellas estrellas mundiales y la mayoría perteneciente al top 5 mundial en su puesto. La Juventus, por su parte tiene jugadores con menos peso internacional, algunos incluso, descartes de equipos grandes, como Higuain, Mandukic o Alvés, pero que en el equipo italiano han encontrado su mejor desempeño.

Colectivamente ambos equipos son fuertes. En ocasiones se ignora la fuerza colectiva del Real Madrid, por el peso de sus estrellas, pero evidentemente ningún equipo llega a dos finales de Champion League consecutivas con el mero brillo de sus estrellas.

El factor experiencia es otra de las variables a tener en cuenta, ya analizado en la entrada anterior. La experiencia  y la veteranía pueden evitar errores que en este tipo de partidos decantan una eliminatoria.

A nivel guión, no parece complicado prever un Real Madrid que apueste por más posesión que la Juventus. Kroos y Modric tendrán que ser capaces de crear peligro, justo en la zona en la que la Juventus acumula más futbolistas, y se siente más cómoda. Ahí, la presencia de los laterales, Marcelo y Carvajal, se antoja imprescindible, así como la capacidad de jugadores como Isco, Benzema y Cristiano de generar sus propias jugadas. Algo así vimos en el Calderón con la genialidad del francés. Los italianos intentaran que eso no pase, y ahí estará la gran batalla.

Por su parte, la Juventus tiene que aprovechar su capacidad para armar jugadas rápidas en pocos toques. Alves es un elemento fundamental, en su labor casi de interior, y por supuesto debe aparecer Dybala para dar claridad al juego y arriba Higuaín. La capacidad de esos tres para crear peligro es nuevamente la gran tarea defensiva del Real Madrid. Ahí, Casemiro tendrá trabajo y también los dos centrales, teniendo que tener especial cuidado los laterales de no volcarse demasiado de manera simultánea.

Y luego están los elementos imprevistos. Una falta, un córner, un error defensivo pueden cambiar completamente el partido. Hablábamos de la experiencia pero no es suficiente, como vimos en la primera final entre Real Madrid y Atlético de Madrid. El error garrafal de Casillas-un veterano-, cambió el guión y permitió que los rojiblancos acariciasen su primer título, solo a falta de unos pocos segundos. Momento en el cuál, la experiencia y carácter de Ramos, volvió a cambiar la eliminatorio. Son precisamente esos detalles, esas jugadas de jugadores de gran personalidad y carácter las que tienen esa fuerza de cambiarlo todo.

En ambos casos, un gol lo cambia todo. Para la Juventus supone afianzar su sistema defensivo y obligar al Real Madrid a hacer dos goles. Y para el Real Madrid le abre el camino para aprovechar la necesidad de la Juventus de volcarse al ataque y jugar un tipo de juego en el que probablemente no se desenvuelva con la misma comodidad.

Infinitos factores, no tantas posibilidades en el marcador, porque habitualmente la tensión y la presión no permiten ver muchos goles. Ganará el mejor, como casi siempre, pero la historia solo se acordará del campeón

Cardiff y la Juventus esperan

Cardiff será otro capítulo más en la historia europea del Real Madrid.Otra capital que sumarse a los anteriores. Puede ser la ciudad en la que un equipo logre superar la maldición de no lograr dos Champion League consecutivas. Entra dentro de la lógico que el auténtico rey de Europa puede hacer algo que no se ha hecho desde 1990, repetir con el nuevo formato Champion League un triunfo. Si alguien puede hacerlo es el Real Madrid que ya ha levantado 11 copas de Europa de 15 finales, por cierto, también el primer equipo en lograr dos UEFA consecutiva

Está a 90 minutos de eso pero para eso tendrá que ganar a toda una Juventus, algo tan difícil como lo logrado hasta ahora. Después de tres eliminatorias dificilísimas contra tres equipos tan potentes como Nápoles, Bayern de Munich y Atlético de Madrid, la vequia signora espera a los blancos como 19 años atrás, en la consecución de la séptima

Para llegar hasta ahí tocaba sufrir un partido como el del Calderón, al igual que el año pasado se sufrió en la vuelta contra el Dormund.  Después de un 2-0 propiciado por la salida en tromba del Atético de Madrid con dos goles a balón parado, el equipo blanco estaba contra las cuerdas, con 75 minutos por delante para ver como le remontaban la eliminatoria. Y es ahí cuando jugaron dos factores: el factor gol en campo contrario que obligaba al Atlético a hacer 5 goles si el Madrid hacía uno y la personalidad del equipo.

El primer factor ha hecho que Simeone mandase a su equipo atrás, en un error quizá propiciado por la prudencia. El dilema era aguantarle al Madrid con el marcador y buscar el 3-0 al final del partido,  dejando al Madrid sin goles, algo que no ha logado nadie en los últimos 60 partidos o buscar más goles en un momento en el que el Real Madrid podría estar KO, y arriesgarse, buscando más goles, con el riesgo de tener que ir hacia el 5-1.

Y fue en esa decisión, echándose el Atlético de Madrid un poco hacia atrás cuando aparecieron tres jugadores colosales. El primero Isco, con muchísima personalidad, en su mejor versión desde que llegó al equipo. Ya lleva ya muchos partidos a alto nivel, liderando al equipo ofensivamente con una clarividencia propia de los grandes jugadores. El segundo fue Modric, que secundó al malagueño, volviendo a su mejor versión. Y por último, Benzema, siempre criticado, siempre en la picota, pero que en una jugada absolutamente sublime permitió el 2-1 que acababa la eliminatoria.

C_iD4qQUIAADJ2z

A partir de ahí, el equipo blanco supo administrar muy bien el marcador, dominando el resto del partido, e incluso sin buscar la victoria, contemporizando, de cara a administrar el resultado de la eliminatoria, evitar lesiones (el Atlético de Madrid hizo más de 20 faltas) y también sanciones.

Son 3 finales en 4 años y creo que hay que darle mérito al equipo blanco, al club y especialmente a su entrenador, del que algunos periodistas se permitían el lujo de decir que no sabía entrenar. Y al final ha resultado que la gigantesca figura de Zidane, que sigue siendo una leyenda viva, y el recuerdo de todos esos jóvenes que son ahora futbolistas, como Isco o Asensio, ha logrado algo sin precedentes.

Pero como ha dicho Zidane y varios miembros del equipo no se ha logrado nada. Y ningún madridista estará feliz si se pierde ante la Juventus. Se puede estar orgulloso del equipo pero un equipo ganador no puede estar feliz de una derrota, como dijo Simeone. Esa quizá sea la gran diferencia. Y ahí tengo en el recuerdo cuando hace varios años el Real Madrid perdió la eliminatoria contra el Borussia de Dormund, intentando remontar un 4-1. Después de aquello el aficionado estaba orgulloso del partido de vuelta pero crítico con el entrenador y el equipo por el partido de ida.

Un Calderón infernal

download

El Real Madrid debería esperar esta noche un Calderón infernal, con todos sus aficionados enfervorecidos, casi abducidos por un demonio de la remontada, que en realidad debería ser más mitología que otra cosa. Pero las gentes, y quizá los jugadores, necesitan leyendas y mitos para seguir su día a día.

Lo único que deberán hacer los jugadores del Real Madrid para pasar a la final de Cardiff es no creer en mitos imposibles, y creer en realidades. Si, por el contrario, se dejan imbuir por la creencia colectiva igual acaben contribuyendo a ella en forma de errores y de miedo.

No dudo de la capacidad del Atlético de Madrid para hacerles a los de Zidane uno o dos goles. No es la primera vez que pasa y además durante esta temporada el Real Madrid es especialmente frágil en este apartado. Ahora bien, de la misma manera, con los datos en la mano, el equipo blanco lleva 60 partidos consecutivos anotando, y este no debería ser una excepción.

Y ahí ya, la gesta rojiblanca le obligaría a meter no 2 ni 3, sino 5 goles, que ya son palabras mayores, excepciones que ocurren una vez cada 20 años (se me viene a la mente el 5-0 a Mourihno o el 5-0 del Milán a la quinta del Buitre).

Son muchos los factores estadísticos en contra de los del Cholo Simeone, aunque ya sabemos que esto es fútbol y hace poco vimos como el PSG se dejó remontar ante el Barcelona una renta superior a la blanca.

Para ello, el Real Madrid tendría que sucumbir como no lo ha hecho hasta ahora. Bien mediando alguna causa excepcional, como una expulsión tempranera. Algo plausible a la vista de algunas últimas acciones de varios de sus jugadores como Ramos, Casemiro y Marcelo, poco listos en los últimos partidos disputados.

O bien, por colapso global del equipo sucumbiendo a la presión. En este caso, se me hace francamente difícil pensar que jugadores de la talla y experiencia de Modric, Kroos, Benzema, Ronaldo, Ramos o Marcelo no sean capaces de controlar los nervios, tras muchos partidos de élite jugados.

El año en que remontamos peligrosamente

Alves consuela a Neymar

Alves consuela a Neymar

Las remontadas normalmente son sinónimo de que, o bien se ha hecho un partido muy malo en la ida, o bien el equipo contrario ha hecho un partido malo o flojo en la vuelta. Así pasó contra el PSG con un partido muy malo culé en París, y con uno aún peor de los de Emery en la vuelta. Por no hablar de las famosas remontadas del Real Madrid, precedidas casi siempre de desastrosos resultados a domicilio.

Así pues, “el remontadismo” no deja de ser una muestra de decadencia, tan lejos de épocas anteriores de neta superioridad. Es más, cuando el Barcelona de Pep tuvo que acudir a las remontadas empezó su decadencia.  Y  lo hizo, tras perder con el Inter de Mourinho 3-1, siendo incapaz, por cierto de remontar, para acabar ganando 1-0, resultado insuficiente.

El propio Pep Guardiola tuvo un papel similar en la Champion con el Bayern de Munich, con varias remontadas que acabaron con una derrota contra el F.C. Barcelona.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 0.43.21

Así pues, visto lo visto, mejor le habría venido al F.C. Barcelona no haber remontado al PSG. Aquel resultado le ha perjudicado porque ha ocultado durante algún tiempo sus múltiples carencias. Muchas de ellas defensivas pero sobre todo de configuración de la plantilla, con una inversión en una serie de fichajes con los que apenas ha contado Luis Enrique. Más allá de los tres de arriba, este F.C Barcelona no ha encontrado soluciones. Solamente con el 6-1, con un PSG previamente doblegado.

Y así, contra la Juventus, el equipo de Luis Enrique se ha encontrado con su propia realidad, previamente negada en negadas como la de La Coruña o Málaga. Contra toda una Juventus las carencias se acentúan. El F.C Barcelona cayó eliminado en cuartos contra un rival netamente superior. El equipo italiano eliminó todo el rastro de la remontada vergonzosa acontecida semanas antes.

Bufon apenas realizó un par parada, con dos tiros a puerta solamente y el peligro no fue significativo en ninguna de las dos áreas. La MSN para que funcione necesite el mejor medio del campo y espacios, y ayer no tuvo ninguna de ls dos. Y por el otro lado, la Juventus  no necesitaba crear demasiado peligro, solo evitarlo con tres goles de renta.

Los italianos se convierten en un serio aspirante, con un un equipo italiano al uso: una defensa muy sólida y dos o tres atacantes arriba peligrosos, que además aportan trabajo defensivo. Una fórmula que me recuerda mucho al Atlético de Madrid.

En el caso del F.C.Barcelona, el domingo podría recibir la puntilla, si el Real Madrid aprovecha su bajo nivel anímico. Es una oportunidad perfecta para rematar la liga, aprovechando el distinto estado psicológico. Los de Luis Enrique llegan además con la sensible baja de Neymar, irremplazable desde el banquillo.

Esa derrota dejaría al club culé en una situación muy precaria. Son dos años consecutivos cayendo en cuartos, primero con el Atlético de Madrid el año pasado y este contra la Juventus. Y entre medias varias goleados significativas como las de Paris y Turín. Resultados que hablan de un equipo mucho más frágil de lo que parece y que está lejos de ser el mejor equipo del mundo, como muchos repiten.

Cristiano Ronaldo doblega al Bayern de Munich

Santiago Bernabéu

Espectacular TIFO. Fuente: Real Madrid

El Santiago Bernabéu vivió ayer un duelo apasionante, un partido entre el Real Madrid y Bayern de Munich repleto de tensión, que se resolvió en una prórroga que el Real Madrid salió a ganar y ganó por 4-2.

Pero antes de eso, los bávaros salieron en tromba, con puñales por las bandas con las parejas Alaba-Ribery y Lahm-Robben, martilleando las bandas madridistas y colgando balones para que apareciese alguien. Fueron de 15 a 20 minutos de total dominio alemán, aunque sin tiros claros a puerta. Un doble remate de Thiago y de Robben que se fueron al cuerpo de Marcelo y fuera, respectivamente. El Real Madrid se cerró bien, y luego lanzó sus contraataques, más claros que los de los alemanes.

Durante todos esos minutos el Real Madrid sufrió en el medio del campo, con pérdidas de balón de Modric y de Casemiro, los dos irreconocibles, y con el equipo excesivamente atrás.

Pero a partir del minuto 25, el Real Madrid, gracias a la labor de Marcelo y Carvajal, impecables ambos, se sacudió el dominio alemán y conectó varios ataques de peligro. Tuvo Kroos dos disparos claros, de esos que suele marcar como quien emboca un putt de golf y Ramos otra que salvo bajo palos, Boateng, y dos disparos de larga distancia de Carvajal y otro de Cristiano Ronaldo dentro del área.

Marcelo

Marcelo señalándose el escudo. Fuente: Real Madrid

En la segunda parte se repitió el guión, aunque esta vez los alemanes se adelantaron en el marcador con un gol de penalty. Fueron esos primeros 15 minutos verdaderamente agónicos para el Real Madrid, que pudo haber recibido otro gol tras sacar Marcelo un gol en la línea de gol a Robben. El holandés fue el mejor de su equipo y fue un peligro constante. Hizo un partido memorable.

El partido con el 0-1 se congeló temporalmente -demasiada tensión en el ambiente- hasta que  apareció Cristiano Ronaldo en el minuto 75. Una asistencia de Casemiro acabó con un testarazo maravilloso del portugués. Un gol que fue eclipsado un minuto después por otro en propia meta de Ramos.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo

Y ahí se empató la eliminatoria, con un partido de altísima tensión hasta que Vidal fue expulsado. En esos 10 minutos, el Real Madrid atacó más y fue a por el partido con más claridad. También lo hizo en la prórroga, bien es cierto que con superioridad numérica, pero esos tres goles hablan del afán del equipo por cerrar el partido.

Y aquí, hay que hacer un punto y a aparte y hablar de los tres goles de Cristiano Ronaldo. Un hat trick en unos cuartos de Champion League, cuando el equipo más lo necesita. Esos tres más los dos de la ida son la huella que deja Cristiano en el Real Madrid. Goles, por cierto, de delantero centro puro, la posición en la que se está reconvirtiendo. Cinco goles contra todo un Bayern de Munich, una barbaridad. Es triste que tenga que pedir que no le silben. Pasarán décadas antes de que veamos a otro jugador capaz de hacer lo que ha hecho Cr7 en esta eliminatoria con 32 años, y lo que ha hecho en el Real Madrid.

En definitiva, el Real Madrid fue mejor en la eliminatoria. El cómputo total deja 23 tiros a puerta, 17 tiros fuera del Madrid y otros 17 parados por Neuer, por 7 tiros a puerta y 12 fuera del Bayern, con solo 5 paradas de Keylor. Datos que contradicen el mito de la pegada del Real Madrid, y que, sin embargo, sirven para ilustrar el mayor peligro generado por los de Zidane. Con otro portero que no fuese el internacional alemán, es posible que el Bayern de Munich se hubiese llevado 5 o 7 goles en ambos partidos, respectivamente.

Captura de pantalla 2017-04-19 a las 0.46.23Captura de pantalla 2017-04-19 a las 11.42.32

Respecto al arbitraje, decir que no fue bueno, pero para ninguno de los dos equipos. Una nueva muestra de lo necesario de instaurar el VAR cuanto antes.

Analizando con detalle las jugadas y sobre todo tras las declaraciones de los jugadores del Bayern de Munich, bien harían en volverse a meter en la cueva, especialmente Arturo Vidal, que habló de atraco. El chileno debió ser expulsado antes por esta jugada, en el minuto 47. Casi 40 minutos le regalaron antes de su expulsión e incluso 80 minutos, puesto que su primera amarilla debió ser roja, con una entrada por detrás a Isco. Si se hubiese expulsado a Arturo Vidal en el minuto 4 por esa entrada criminal al malagueño, el partido sí que habría sido otro. Y ahí se acaba cualquier comentario sobre atraco o robo. Se confunde con demasiada frecuencia una o dos jugadas mal pitadas con un atraco, que no es otra cosa que una constante reiteración de jugadas mal pitadas siempre en favor del mismo equipo.

Y con respecto a los goles en fuera de juego, no habrían sido necesarios si se hubiese pitado el fuera de juego del 1-2. Ese también era igual de fuera juego. Son jugadas todas ellas difíciles de ver y que requieren la tecnología.

En todo caso, poco se habló del penalty en la ida, injustamente pitado y que si el Bayern de Munich hubiese marcado, estaríamos hablando de otra cosa. Bien es cierto que se le perdona una tarjeta amarilla a Casemiro en una entrada a Robben (minuto 79). Hasta ahí las injusticias cometidas. Que ahora vengan los de la remontada histórica a saldar cuentas…

Que fácil es hablar de los árbitros cuando es contra el Real Madrid, aunque no se tenga razón. Nadie escuchó a ningún jugador del PSG quejarse ni tampoco a la prensa nacional hablar como hacen ahora de los árbitros aunque no tengan razón. Pero eso es el madridismo, la generación de envidia y odio de la otra mitad del mundo, el antimadridismo.

Pero mientras, por séptima vez consecutiva el Real Madrid está en semifinales,  Cristiano Ronaldo marcó su gol 100 en la Champion League y el mejor club del mundo está a solo tres partidos de su duodécima Copa de Europa. Y eso pasando por encima a todo un Bayern de Munich, el coco del sorteo y según “los entendidos”, jugando mal. Casi nada.

Real Madrid -Bayern de Munich: Lewandowski llegó

Bayer-Real-Madrid

Real Madrid contra Bayern de Munich es el mejor duelo posible en Europa, con dos gigantes de sus respectivos países y de Europa, pero también con una tradición de duelos entre ambos de tremenda tensión.

Se me viene al recuerdo un 2-4 con un gol de Effenberg. Aquel equipo tenía entre otros a un media punta de mucha clase, Scholl; a un delantero que siempre nos daba problemas, Elber y por supuesto a Kahn y a Salihadamidzi, dos jugadores que incendiarían con sus declaraciones varios duelos.

También el famoso gesto de Van Bommel se me viene a la memoria en un partido que acabó con 3-2. La vuelta, un 2-1 dejó fuera a un Real Madrid sumido en crisis en las competiciones europeas.

Y como no recordar la eliminatoria perdida en semifinales en la temporada 2011-2012, en unos fatídicos penaltys, en un partido apasionante, que habría cambiado la historia del Real Madrid y Mourinho, y seguramente mereció ganar el equipo blanco.

Todos esos recuerdos confluyen en uno solo, más potente que cualquiera, el 0-4 que eliminó al Bayern de Guardiola y que quedará para el recuerdo como el mejor partido del Real Madrid a domicilio.

Pero la historia sigue y esta noche hay que ratificar lo logrado en el Allianz Arena la semana pasada, con una segunda parte formidable, pero ante un equipo veterano, que no se dejará vencer fácilmente y que presentará en su alineación al gran coco, al delantero , de pésimo recuerdo para muchos madridistas.

El delantero polaco tiene la llave para meter a su equipo en la eliminatoria. Es ahora mismo uno de los delanteros más en forma del mundo, con 38 goles este año y 42 el pasado, pero sobre todo un dolor de cabeza constante para los centrales. A buen seguro Nacho sufrirá por alto con el polaco y Ramos también sabe lo que es enfrentarse a él.

Y por supuesto el resto de habituales, con veteranos como Xabi, Lahm, Robben o Ribery, todos ellos conscientes de lo que es el Bernabeu y de que en la Champion League todo puede pasar.

El Real Madrid juega con la ventaja de que el equipo bávaro debe marcar dos goles, y con la alta probabilidad de que sean capaces de marcar un gol, algo que ha sucedido en los últimos 54 partidos, de manera consecutiva. Todo un récord.

Bale no jugará y posiblemente lo hará Isco, lo que permitirá reforzar el centro del campo y el resto de jugadores, menos los centrales, lo harán descansados tras no participar en el partido de Gijón.

Ancelotti se enfrenta a su discípulo Zidane, para saber cuál de los dos estará en las semifinales como serio aspirante para llegar a la final.