El Real Madrid virtualmente eliminado por alineación indebida

El Real Madrid está a punto de cerrar un fin de año esperpéntico, con un caso de alineación indebida, propio de clubes de segunda B o de tercera. No voy a cargar las tintas contra nadie en concreto. En cierta manera son todos un poco responsables, como con el ridículo del fax a De Egea. Desde el presidente hasta el entrenador pasando por el delegado.

Denis Cheryshev

Denis Cheryshev durante el partido contra el Cádiz

La alineación indebida de Cheryschev en Copa, un jugador que apenas había jugado un total de 54 minutos en toda la temporada, supone con prácticamente toda seguridad, la eliminación del Real Madrid en la competición.

No solamente es curioso que se haya producido con un jugador con el que no ha contado Benítez en toda la temporada y que fácilmente se habría marchado en el mercado de invierno, sino que no es algo nuevo ni para Benítez ni para el Real Madrid.

En el caso del entrenador, es la segunda vez que le ha pasado esto. La otra vez, en el Valencia, el delegado Del Sol pagó los platos rotos y fue despedido. En el Real Madrid fue Valdano el que cometió también una alineación indebida, colocando esta vez un jugador extranjero más de lo permitido.

En todo caso, el ridículo es grande y la evidencia de que el club está a la deriva también. No se cuanto queda para una nueva marcha de Florentino Pérez y ni siquiera se si eso es bueno o malo para el Real Madrid. Pero sí tengo la sensación de que el club necesita un cambio, un nuevo giro de estrategia que conlleve ilusión y sobre todo gente nueva en el club.

Y la temporada actual del Real Madrid  no parece que vaya a mejorar, con el equipo a 6+1 puntos del Barcelona en liga, eliminado de la Copa y con una Champion League que se antoja muy difícil ante grandes equipos, ya cuajados como Bayern de Munich, el propio Barcelona, el PSG y casi cualquier equipo que llegue a octavos.

Solo una temporada y media después de la décima, uno de los momentos de mayor ilusión del madridismo, el Real Madrid vive uno de los peores momentos de los últimos años, y lo que es peor, no se adivinan soluciones. Si se tienen a los mejores jugadores, si han entrenado en los últimos años entrenadores tan dispares como Pellegrini, Mourinho, Ancelotti y Benítez, el problema tiene que ser de mayor calado.

Es el momento de no huir hacia adelante y hacer una profunda reflexión. Tocan tiempos de cambio.