La hora de la verdad

real-madrid-vs-psg

Llega la Champion League y es el momento para determinar si este Real Madrid acabó su temporada en agosto cuando ganó las Supercopas o reservó sus fuerzas y su calidad para esta competición y concretamente este partido.

Pareciera que todo estuviese preparado para que se enfrentase el campeón y el mayor aspirante. El equipo que aglutina 12 Copas de Europa, 5 más que el segundo, tantas como el Bayern, Barcelona y Juventus juntos o 12 más que los nuevos aspirantes como el PSG y el Manchester City.

Pero ese dato, que no es del pasado, se junta con otro como ser el primer equipo que gana dos Champions consecutivas en ese formato -que no de manera global puesto que equipos como Ajax, o Bayern levantaron dos copas de Europa consecutivas. También es el único equipo que ha alcanzado 21 rondas eliminatoria de manera consecutiva y lleva además alcanzando las semifinales en los últimos 7 años.

¿Se atrevería alguien a afirmar que el Real Madrid no es el favorito? Pues a tenor de lo leído y de los propios resultados durante la presente temporada, lo cierto es que el PSG es el gran favorito no solo para ganar esta eliminatoria sino para levantar su primera Champion League. Y ello a pesar de que el año capaz vio como le endosaban un 6-1, que remontaba el 4-0 de la ida. Esa falta de carácter competitivo parece haber cambiado con la llegada de Mbappé y Neymar, dos superestrellas. Aunque lo cierto es que todavía no sabemos si este es un nuevo PSG o el mismo del año pasado.

Sí sabemos que el Real Madrid se crece en estas grandes citas, de manera colectiva pero también individual. Ahí están los números de Cristiano Ronaldo, con un rendimiento superlativo en Champion. Algo que se extiende al resto de jugadores, que siempre muestran su mejor versión en este tipo de partidos.

Este es el gran interrogante, si veremos al PSG del año pasado o de este, o al mejor Madrid o al de este año. Y de ello evidentemente dependerá el resultado. Son eliminatorias a 180 minutos, donde cualquier error te puede eliminar.

Para el PSG parece factible hacer 1 o 2 goles. De hecho lo llevan haciendo prácticamente todos los equipos que pisan el Bernabéu. Llevar a París la eliminatoria con empate a goles o una victoria pudiera ser una losa para este frágil Real Madrid. Por eso los de Zidane deben concentrarse en mantener el ritmo los 90 minutos, algo que no ha sucedido en toda la temporada más que en las Supercopas. Ante un equipo con el talento del PSG cualquier despiste equivale a un gol seguro. Y por tanto, si importante es marcar, mucho más lo es mantener la portería a cero.

Desde ese punto de visto, la presencia de Nacho en el lateral derecho es una ventaja. Obligará a que el Real Madrid solo suba con Marcelo, y dará más tiempo a los centrales y a Casemiro para bloquear cualquier otro frente de ataque. Evidentemente sin la ayuda de los otros medios va a ser complicado frenar al PSG porque tanto Neymar como Mbappé son muy superiores a sus pares en un duelo individual. Se necesita hacer una ayuda.

Por su parte el PSG va a necesitar controlar el medio del campo, la parte más fuerte del Madrid y la verdadera prueba de fuego. No puede limitarse a contragolpear y tiene que demostrar que dispone de calidad suficiente para controlar el juego y el balón. La baja de Thiago Motta permitiría alinear un centro del campo más ofensivo aunque con un triplete atacante tan ofensivo sería demasiado peligroso. Seguramente ese sea el rol de un Lass Diarra al que le falta ritmo competitivo.

No me imagino a Emery alineando a 6 jugadores y que ninguno tenga un corte netamente defensivo, aunque quizá la lección del año pasado en el Camp Nou le haga ser más valiente. En todo caso, de cómo plantee el técnico español el partido dependerá mucho la eliminatoria. Y ello porque para bien o para mal, Zidane difícilmente cambiará de libreto. Este Madrid es fácilmente reconocible, quizá por ello no haya sido capaz este año de sorprender tanto a sus rivales. Aunque si el 11 titular del Real Madrid está 100% concentrado es sin duda el mejor equipo del mundo. O lo era, eso lo veremos esta noche.

Barcelona vs Atlético de Madrid: cuartos de final

hqdefault

La eliminatoria que comienza hoy entre el  Barcelona y el Atlético de Madrid es sin duda la más interesante de todas. Se trata de dos equipos con formas de juego antagónicas y que además tienen varios precedentes que hacen posible cualquier resultado.

El favoritismo del Barcelona se ha esfumado en parte por la victoria del Real Madrid el sábado pasado y por la condición de visitante del equipo de Luis Enrique, en la vuelta. Creo que ese factor va a ser clave. Un Barcelona con la vuelta en casa, con 90 minutos por delante es como un caballo desbocado, mientras que si la vuelta es a domicilio, y en un campo difícil como el Calderón, ya la situación es otra.

Indudablemente todo dependerá de la capacidad de los del ‘Cholo’ para sacar un resultado positivo en el feudo blaugrana. Una derrota por la mínima e incluso un 3-1 o cualquier resultado que no conlleve más de dos goles de ventaja y un gol del Atlético de Madrid, le da posibilidades de cara a la vuelta. Simeone es de esos entrenadores inteligentes, que sabe perfectamente que son partidos a 180 minutos. No se puede perder el partido ni en los 15 primeros minutos ni en los 15 últimos, y cada detalle cuenta.

Así lo hizo en el último precedente en Champion League, cuando lograron un empate en territorio hostil y un trabajadísimo 1-0 en la vuelta.

Al Barcelona hay que jugarle con muchísima inteligencia porque un gol tempranero puede dar lugar al llamado de séptima de caballería en forma de goleada, con Messi, Neymar y Suárez destrozando defensas. Por eso cualquier error es crítico y  la intensidad también es clave. Precisamente esas son las características que imprime Simeone en sus equipos.

Le doy a cada equipo un 50%, porque creo que Simeone es uno de los mejores entrenadores del momento y un experto en eliminatorias. El Barcelona, por su parte, me pareció cansado en los impases finales del derby, otorgando muchísimos espacios. Bien es cierto que el Atlético no dispone de un ataque como la BBC, pero con un Griezmann inspirado y la aportación colectiva, los colchoneros pueden sacar un resultado positivo para defender en su campo.