Los guiñoles franceses y el dopaje

Se ha armado no poco revuelo con varios vídeos de los guiñoles franceses parodiando la relación de algunos deportistas españoles con el dopaje. Sobre todo indignan aquellos que relacionan a figuras como Nadal, Iker o Gasol con casos de dopaje. Yo sin duda si fuese asesor jurídico de cualquiera de esos deportistas no dudaría en tomar las correspondientes acciones legales.

 Eso no quita que como espectador o incluso como periodista(si lo fuese) tenga una visión distinta de la situación. Detecto un sentimiento de indignación que relaciona la envidia de los franceses con nuestros éxitos. El sentimiento se fundamenta en la utilización de los franceses del dopaje para desmerecer nuestros triunfos.

 Lo que se confunde en todo caso son demasiados conceptos. El primero es que los guiñoles es un programa de humor, bastante grosero y bastante duro, contra todos los personajes famosos. Con él, sus guionistas pretenden hacer burla y parodiar todo lo imaginable, prácticamente sin límites. Podrá gustar más o menos pero ese es su objetivo. Se trataría en todo caso de algunos franceses y no de todos.

 En segundo lugar, lo que demuestra este asunto es que el dopaje en España sigue siendo un tema demasiado sensible, casi prohibido. Todo aquello que es tan serio que ni siquiera se permite reírse de ello es un asunto tabú. Como la monarquía en España o la crítica y parodia que se hicieron en Dinamarca sobre Mahoma.

 En tercer lugar, se pierde en todo este asunto la verdadera perspectiva y enfoque no ya de muchos franceses sino de muchísimos europeos. Me he encontrado con no pocas personas de países europeos que dudan abiertamente del deporte español. Huelga decir que yo mismo lo hago. Un país que tiene federaciones como la de ciclismo que no sanciona a un corredor con un claro positivo o cuyos jueces que en operaciones masivas contra el dopaje las cierran en falso por diversas presiones, es un país que no es serio en su lucha contra el dopaje.

 Se habrá promulgado una nueva ley pero si luego no se aplica entonces de nada sirve. Son demasiados los casos de deportistas sospechosos que por unas razones u otras no han recibido el castigo merecido. Y es más, la gran mayoría de estos deportistas han recibido el apoyo de la prensa y público de un país  dispuesto a defender a los suyos independientemente de sus acciones.

 Si yo fuese francés y viese como los deportistas de mi país con sancionados pero los del país vecino no, seguro que me indignaría. Porque eso es lo que ha pasado con Contador. Al ciclista español, la Federación española no le sanciona y tuvieron que ser la Unión de Ciclista Internacional(UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje(AMA), los que demandasen al corredor ante una instancia superior. Y eso no se puede hacer caso por caso por el coste económico y el esfuerzo jurídico. Eso debería ser labor de cada país y España rara vez cumple la suya.

 Por último, en torno al dopaje hay una gigantesca hipocresía que nos hace mirar para otro lado con los títulos conseguidos cuando sabemos que muchos de ellos tienen un origen como mínimo sospechoso. Los periodistas cómplices de todo este entramado miran para otro lugar a pesar de que saben perfectamente lo que se cuece entre bambalinas. ¿O acaso no sabemos todos que Eufemiano Fuentes fue doctor de la delegación de Barcelona 92?¿Acaso podemos ignorar las palabras de Eufemiano, gurú del dopaje, afirmando que si él hablase España se quedaría sin mundial? ¿Acaso no sabemos que los deportistas NBA no pasan controles antidopaje? ¿Acaso podemos ignorar algunos casos de positivo del tenis o el rendimiento extraordinario de jugadores números 1 que hace un año eran incapaces de aguantar 5 sets y ahora juegan 60 partidos seguidos al máximo nivel?

 Todos lo sabemos pero solamente unos pocos lo decimos. El resto miran para otro lado, se indignan cuando parodian a los deportistas y creen todavía que con pasta y carne ( no clembuterizada) se pueden ganar torneos y campeonatos.

El final del Caso Contador

El caso Contador es de principio a fin un conjunto de despropósitos que han acabado hoy con la sanción de dos años al ciclista. O al menos, este es el final si el corredor no recurre el veredicto del TAS en la justicia ordinaria. Todo el asunto pone en evidencia un deporte que todavía no ha entendido la necesidad de remar todos en una misma dirección. Y esa dirección no puede ser otra que reconocer el problema del dopaje del ciclismo. La connivencia de deportistas, entrenadores, equipos y federaciones e incluso organismos como la UCI no ayuda a sentar unas bases necesarias para atajar de raíz el problema. No es que sea sencillo hacerlo pero la vía adoptada por gran parte del entorno ciclista consistente en negar la existencia del dopaje desde tiempos inmemoriales no ayuda a asumir la importancia de renunciar a ello.

Tampoco ayudan unas normas y unas resoluciones incapaces de crear la necesaria seguridad jurídica para corredores. En el momento en que unos son sancionados y otros no por el mismo hecho todo el sistema entra en duda. Mientras haya unos países con unas normas distintas de otros y una importante politización del sistema va a ser difícil lograr la unificación de criterio. Existe en torno al dopaje una hipocresía consistente en criticarlo cuando es algo ajeno haciendo la vista gorda cuando se trata de algo propio. El paradigma de ello nuestro país, España, experta en esta hipocresía, la misma por cierto que niega la existencia de cualquier tipo de doping en el fútbol mientras acusa a deportes como el ciclismo.

Pero en todo caso, nada de esto debe restar importancia al hecho principal, el positivo de Alberto Contador y su falta de argumentos sólidos para probar su inocencia. Por tanto, conviene no llevarse a engaño y no utilizar el pésimo funcionamientos de todas las instancias para disminuir la culpa del ciclista. El ciclista, Alberto Contador, un fuera de serie sin duda de este deporte, dio positivo y se dopó mediante un conocido procedimiento. Y suya también fue la decisión de prorrogar un asunto que se ha dilatado demasiado en el tiempo. Bien es cierto que los plazos de comunicación así como la propia resolución del TAS dejan una la sensación de que el proceso ha sido anómalo.

 Aunque no habría existido ninguna anomalía si el propio corredor y su entorno hubiesen hecho lo adecuado y también lo que no hace casi ningún ciclista. Supongo que es mucho más difícil salir a la palestra y reconocer lo que todos sabíamos, asumir como un hombre y como un deportista la sanción por hacer trampas y de paso aprovechar eso para desvelar los trapos sucios del deporte. Es mucho pedir a Contador y a cualquiera pero es lo que debería haberse hecho en vez de utilizar la estrategia seguida. Una estrategia consistente en utilizar la opinión pública y los propios fallos del sistema para obtener un veredicto favorable.

 Así, Contador consiguió el apoyo público e incluso político hasta del presidente del gobierno lo que se tradujo en una dejación de funciones por parte de la Federación española de Ciclismo. En vez de sancionar al corredor como correspondía, la federación para evitar ser los malos de la película decidieron dejarlo en manos del TAS, ante el recurso presentado por la UCI y la AMA. Una decisión errónea y cobarde que ha provocado que meses después Contador sea sancionado. Lo que no fuimos capaz de realizar en nuestro propio país lo hicieron en un organismo internacional. Mientras nuestros Secretarios de Deporte, de federación, políticos y prensa defendían con uñas y dientes a Contador a sabiendas de la existencia evidente de un positivo, la prensa extranjera y los organismos internacionales acusaban al corredor de dopaje.

 Ahora Contador se enfrenta a una sanción de dos años, con carácter retroactivo, con la consiguiente pérdida  de Tour y Giro y la prohibición de correr hasta agosto. La misma sanción que hubiera obtenido si hubiese reconocido su dopaje o si la Federación española no se hubiese dejado llevar por su patrioterismo. A cambio, los amantes del deporte consideraríamos a Contador por lo menos un tipo valiente y a la federación una organización seria que defiende los valores del deporte.

 Nada me sabe peor que ver como un gran corredor como Alberto Contador que ha entrenado desde niño para ser un campeón es ahora sancionado. Cada caso de dopaje y cada correspondiente sanción hacen un daño terrible a la credibilidad del deporte. Por eso, en vez de aferrarnos a inocencias injustificables y a pruebas imposibles convendría desde el primer momento denunciar y criticar sin ambages a todos aquellos relacionados directa o indirectamente con el dopaje.

Vacaciones deportivas

Llega el momento de tomar unos días de descanso y desconectar con el blog. No es fácil dado que son muchos los acontecimientos deportivos que se suceden y bastantes los lectores ávidos de poder comentar sus opiniones. Por eso haré un breve alto en el camino para retornar con fuerza, nuevas artículos y espero que nuevas funcionalidades del blog.

Momentáneamente haré un alto en el camino si las circunstancias me lo permiten para comentar los 3 eventos de lo que queda de verano que considero más interesantes:

-Supercopa de España, que enfrentará al Real Madrid y al Barcelona, primero en el Bernabeu el 14 de agosto y después en el Nou Camp en lo que será el primer duelo de la temporada, que a buen seguro marcará el devenir de ambos equipos.

-El Open Usa de Tenis que comienza el 29 de agosto y que tendrá la emoción de saber si Nadal puede revalidar su victoria del año pasado ante su gran coco, el serbio Djokovic, mejor jugador del momento.

– Eurobasket de Lituania que comienza el 31 de agosto al 18 de septiembre y en el que veremos a Gasol y compañía intentando cerrar un ciclo de victorias.

En todo caso, seguro que se darán muchas más noticias que quizá se puedan comentar esporádicamente. Mientras, para los lectores más ansiosos recomiendo algunos artículos. Algunos de ellos por ser los que han ayudado a popularizar este blog, otros porque me han supuesto esfuerzo y considero que pueden ser de interés y finalmente aquellos como el último que recomiendo por lo divertido de sus comentarios, que al final es la salsa de un blog. No sería posible sin mis trolls favoritos (sabeis quienes sois) o sin la participación puntual pero contudente de esgondo, samos y compañía, o los incansables moureno, javi, richard(semitrol)etc.. A vosotros, también os recomiendo unas buenas vacaciones. Ahí van:

-La historia de Drazen Petrovic.

-El fútbol como servicio público

-Tres entregas sobre el dopaje en el fútbol:

Primera parte

Segunda Parte

Tercera Parte

-Fútbol americano para novatos

-Toda la verdad sobre el caso Contador

-Modelo deportivo americano vs europeo

La fuerza mental en el tenis.

-Rosell aviva la llama de la confrontación

La vuelta de Contador

El Caso Contador sigue en un impas de espera que en nada beneficia al ciclismo. Da la sensación de que estuviesen negociando una salida digna para todos cuando en realidad lo único que hay que dilucidar es si Alberto Contador se dopó o no, con la prueba objetiva de su positivo por clembuterol.

El hecho de que sea la Federación española de Ciclismo la encargada de sancionarle tampoco ayuda porque ya conocemos como funcionan las instituciones españoles; defienden antes su “españolismo” que la legalidad. Tienen una curiosa manera de entender el patriotismo. Para mi este consiste en vender la imagen de un país limpio de sospechas y de dudas. Ayer mismo se conoció que el atleta Blanco, bronce en los europeos, está siendo investigado por consumo de EPO. Otro nuevo ejemplo de que en España hay manga ancha con el dopaje.

Ayer también estuvo Contador en teledeporte para hablar de su caso. Debo reconocer que por un momento quise creer en su inocencia. Tiene una convicción y una seguridad que te hace sospechar, pero sin embargo no supera el mínimo análisis una vez que se investiga su caso a fondo. Creerle es un acto de fe no basado por tanto en hechos. Y estos son tozudos y dicen que en todos los equipos que ha estado Contador ha habido innumerables casos de dopaje, con directores especialmente involucradas en esta lacra. ¿acaso es posible que Contador fuese el único de esa larga lista de dopados que se negase a doparse?¿es posible?¿es real? Mucho me temo que a la vista de su defensa por contaminación alimentaria no lo es. Y ciertamente lo lamento.

En todo caso, su caso empieza a dar los últimos coletazos. Con toda seguridad no le veremos en el próximo Tour y muy posiblemente volverá en un futuro con su imagen muy devaluada como ya le ha pasado a otros muchos ciclistas.

Mientras tanto el dopaje sigue ahí y sus problemas y consecuencias también sin que nada ni nadie hagan algo para remediarlo. Se pueden tomar muchas medidas para hacer un deporte más trasparente, pero la cobardía,incompetencia e intereses de muchos lo impide.Una lástima.

El futuro del Ciclismo y del Dopaje

El positivo de Alberto Contador ha removido los cimientos del ciclismo, todavía inestables tras muchos años de convulsiones y numerosos dopajes. Representaba Contador el ciclismo limpio pero también el ciclismo de ataque. Dos ingredientes más del pasado que del presente. Y lo hacía, porque había proclamado no pocas veces su compromiso con el ciclismo limpio y porque había demostrado en las etapas de montaña su ambición por atacar siempre.

Por eso, y por sus tres Tours, su positivo es un mazazo para el ciclismo, pero también para el deporte en general. Como si de una epidemia se tratase, empiezan a salir ciclistas contando sus experiencias, se reabren casos de deportistas previsiblemente dopados y se plantean debates en torno al dopaje.

Hacía, en uno de los post sobre “la verdad del caso Contador” la pregunta de cuando empezó el dopaje en el ciclismo. No lo sabemos a ciencia cierta pero si sabemos que prácticamente ha existido desde comienzos de siglo (dieron positivo desde Merckr hasta Delgado). La diferencia era que al principio eran casos aislados de unos pocos “adelantados”, mientras que después se insitucionalizó de alguna manera, siendo los propios equipos los instigadores del dopaje. Eso sí, antes en el Tour las diferencias entre los ciclistas eran  más grandes y por supuesto los tiempos en acabar las etapas mucho mayores que ahora. Habría que preguntarse si es normal que después de recorrer 3.000 kilómetros en tres semanas esas diferencias sean normales. Sabemos que la especie humana mejora pero lo hace también porque la ciencia avanza.

Y sin embargo, el deporte tiene que seguir y también el ciclismo, ese deporte que nos gusta por el esfuerzo que hacen los deportistas, por la necesidad de tomar decisiones sobre si atacar o no atacar en segundos, y por las estrageias de los equipos. Son muchos los ingredientes que hacen el ciclismo atractivo, y por eso, aunque estamos acostumbrados a las super etapas de montaña, habría que plantearse ajustar las etapas a la capacidad de los corredores.

De lo contrario, los corredores tienen que ajustar sus cuerpos a las etapas, y ahí es cuando aparece el dopaje.  Se define éste por el C.O.I como aquel artificio potencialmente peligroso para la salud o susceptible de mejorar el rendimiento o la presencia en el cuerpo de un deportista de una sustancia o la constatación de un método prohibido en la lista del Código Antidopaje.

Como vemos la definición es amplia y se podría incluir incluso enl propio entrenamiento en altura. Recientemente unos australianos han inventado una especie de cámara para entrenar en altura sin tener que desplazarse, ¿es eso dopaje? Y lanzo otra pregunta, ¿si el dopaje no representase un riesgo para la salud estaría justificado su uso para el ciclismo? Porque este es el debate que hay que plantear.

Sigue leyendo

El Tour del Fair Plair o de las patrañas…

Alberto Contador y Andy Schleck

Alberto Contador y Andy Schleck

Dijo ayer Carlos Sastre: “Están haciendo del ciclismo una patraña de niñatos”. La frase es cuanto menos dura pero expresa una opinión que tiene que ver con los últimos acontecimientos en torno a la relación de amistad de Andy y Contador.

Primero fueron las disculpas de Contador, y ayer dejarle ganar una etapa. No es la primera vez que se dejan ganar etapas y de hecho ahora mismo recuerdo varias ocasiones en las que lo hizo Miguel Indurain, pero las circunstancias eran distintas. Eran dos escapados que se turnaban para tirar y normalmente no eran rivales directos.

Lo que vi ayer, sinceramente me decepcionó profundamente, al menos en la parte final. Antes de la misma vimos un ataque espectacular de Andy  Schleck a 10 kilómetros para coronar el Torumalet, y a un Contador igualmente sobresaliente que le aguantó perfectamente su endiablado ritmo que dejó al resto del pelotón a más de un minuto.

Hasta ahí, una etapa impresionante en uno de los mejores lugares posibles y con dos rivales en un estado de forma muy similar.

Mi decepción vino después cuando vi que Contador no hacía ningún esfuerzo por disputar la etapa. Eran más de las 17:30, había renunciado a mi siesta por ver al ganador de una de las etapas más míticas del Tour y ante mi sorpresa Contador renunciaba a disputarla.

Supongo que tendría remordimientos por dejar a Andy tirado cuando se le salió la cadena y decidió compensarle regalándole la etapa. Renunció de esa manera a entrar en la historia del Tourmalet.

Para mi es un fraude a los aficionados que esperan de los ciclistas disputarla al máximo.

El fair play de Contador

Ayer Contador obtuvo el liderato del Tour de Francia, y lo hizo gracias a un pinchazo de Andy Schleck. Este atacó con todo, pero a mitad falló en el cambio y se le salió la cadena. Contador, que andaba detrás, a la búsqueda y captura, decidió continuar con su ritmo, y a continuación el resto de ciclistas fueron adelantando al luxemburgués.

Nadie le esperó ni nadie debía haberle esperado excepto los de su propio equipo obviamente. Decir y hacer lo contrario sería adulterar un deporte que tiene como elemento de riesgo y de incertidumbre las caídas, los pinchazos, las averías y demás circunstancias de la carrera. Es como si en fútbol un defensa se resbala y le regala el balón al defensa. Es una jugada no querida fruto de la mala suerte pero es inevitable que el delantero coja el balón y marque el gol.

De lo contrario, el ciclismo sería un deporte aburridísimo donde todos estarían pendientes de las averías del resto para ver si pueden ir juntitos hasta que la naturaleza humana haga su selección.

Nadió hablo de fair plair ni de venganza cuando una caída dejó a Contador a varios segundos de Cancellara y de Slcheck precisamente. Contador apretó los dientes y decidió continuar. Justo lo mismo que hizo ayer el luxemburgues pero sin mayor polémica.

El problema de lo de ayer es que a Contador le faltó claridad en la llegada cuando dijo que no había visto la avería de Schlek, cuando sabía perfectamente lo que había ocurrido. En vez de decir que había aprovechado el momento para atacar, como es lógico y han hecho siempre todos los corredores, Contador mintió para preservar su buena imagen de chico bueno.

Su posterior disculpa en su página web personal demuestra que se arrepentía, pero no sabemos si el arrepentimiento fue del ataque en sí o de la mentira en línea de meta.

En todo caso, esos 37 segundos que ganó son los mismos que perdió en el pavé. Así que lo comido por lo servido.

La Madeleine

Cuando me voy a montar en bicicleta siempre hay 3 o 4 puertos que se me vienen a la cabeza. Uno de ellos es la Madeleine y los otros serían el Mortirolo o el Tourmalet. Son estos los puertos que definen un Tour de Francia o un Giro y los que realmente gustan a los aficionados.Y es así porque sabemos que en estas etapas es cuando se ven a los mejores.

La etapa de hoy no finaliza en alto pero tiene como último puerto la imponente Madeleine, un puerto de unos 20 kilómetros con rampas lo suficientemente duras como para que un corredor pueda marcar diferencias. Sin embargo la etapa de hoy será solamente la primera piedra de toque porque todavía quedan los Pirineos.

La etapa de hoy nos servirá para saber si Evans tiene un equipo sólido, si Andy Schleck está verdaderamente preparado para disputarle el Tour a Contador y para saber si algún otro corredor merece la condición de favorito.

Argumentos suficientes para renunciar a la siesta.

¡Que comience el sufrimiento!

Comienza el Tour del 2009:hagan sus apuestas

Comienza mañana el Tour de Francia mas apasionante de los últimos años, al menos sobre el papel. Es curioso, pero el ganador del año pasado Carlos Sastre no está en las quinielas como favorito pero si lo están Amstrong y Contador, compañeros de equipo pero también rivales.

La situación es difícil para ambos porque en mas de una etapa habrá conflictos por determinar quien es el lider del equipo, y ahi la dirección de Brunel serán claves. Eso si, más allá de las directrices del director del Astaná cada corredor velará por sus propios intereses y tendrá que demostrar si es o no el mejor.

Al final, el equipo ayuda pero es el corredor de manera individual quien gana contrarelojes y quien tiene que dar el do de pecho cuando vienen los ataques y las pájaras en la alta montaña.

Y todo ello suponiendo que Amstrong vuelva a ser el que era que está por ver.Sabemos que Contador va a más y que Sastre puede dar guerra como algún otro.

Mi pronóstico y deso es que gane alguno de los españoles y si he de elegir Contador.Tengo una especial debilidad por este chaval, un chico normal, humilde, claro y sincero, que deberá demostrar en este Tour que es el mejor del mundo.

Estoy ansioso por conocer el resultado final!

El mejor año en la historia del deporte español:2008

Recordaré el 2008 como el año en el que oí por primera vez : “yo soy español, español”. En un verano no excesivamente caluroso y en las abarrotadas calles de Madrid pude observar como por fin la gente salía a la calle y mostraba orgullosa su nacionalida española con banderas,bufandas y canciones. Independientemente de la raza,sexo o vecindad todos nos sentimos por fin contentos de pertenecer a la selección que mejor fútbol exhibió y que además ganó.

 

Y sin duda, este grito de guerra es aplicable para el resto de logros conseguidos por nuestros españoles en los principales deportivos que se practican en este país. En Tenis coronamos a  Nadal como el número 1 superando al que muchos consideramos el mejor tenista de la historia, y ademas se demostró con la final de la Copa Davis que tenemos secundarios de lujo.En ciclismo,Sastre y Contador se repartieron el Tour y el Giro respectivamente y recientemente Mireia Belmonte colocó la bandera española en el lugar mas noble posible tras conseguir un record del muno en natación. Durante las olimpiadas observamos que España es una de las potencias mas importantes en deportes de equipo con las medallas en Balonmano y Hockey masculino.Y a la vez pudimos presenciar al mejor ciclista en pista español de la historia y del mundo ganar una espectacular medalla de oro.

Y me dejo a muchos mas, al bravo y tímido a la vez, David Cal,a los regatistas Echavarri y Paz y como no a las sirenas de la sincronizada. Y muchos mas que no lograron podios y medallas durante este 2008 pero que se estarán preparando para ello, elevando la competitividad de nuestro deporte.

El deporte actúa como canalizador de emociones, y las sucesivas victorias españoles en los principales torneos mitiga en cierta manera las penurias que algunos están pasando. Pero en todo caso, el deporte debería servir a la sociedad como medio para educar a las personas en muchos valores que son positivos y que representan como pocos algunos deportistas españoles: Nadal y su fuerza mental; Contador y su capacidad de sufrimiento; David Cal y su constancia y entrega; el equipo de natación sincronizada y su trabajo de equipo, y todos en general porque representan la lucha, la competitividad, el esfuerzo y también y necesario el talento.

En demasiadas ocasiones se infravalora el impacto del deporte en la sociedad. En nuestro país podríamos decir que el deporte ha unido lo que separó la política. Un deportista español que gana una medalla es por encima de todo español independientemente de su provincia de nacimiento y así lo sienten ellos mismos.A ningun madridista le debería importar la procedencia de Xavi, sino lo que aporta al fútbol español, como Casillas aporta igualmente con sus paradas,como aportan muchos otros, unos sevillanos,otros asturianos,valencianos,etc.. pero todos españoles. Y todos cantando al unísono, y aquí me viene a la mente una escena de Villa,Cazorla y un tercero del que no me acuerdo, brincando, y cantando: “Yo soy español,español,español…”

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Minsterio de Deportes:

FUENTE DE LA IMAGEN:

-Diario de Ibiza