Juventus vs Real Madrid (I): estadísticas e imponderables

Las estadísticas no sirven para nada, afrontémoslo. ¿O sí, sirven? Supongo que algo servirán y algún patrón existirá porque sino no existirían las casas de apuestas. Y, sin embargo, el fútbol (o cualquier deporte), cuando el balón comienza a rodar no tiene pasado estadístico, aunque los jugadores que lo hacen rodar sí.

¿Puede ser que influya en los jugadores del Real Madrid el dato que dice que ningún club ha repetido título en la era Champion? Concretamente desde 1990 cuando lo hizo el Milán. Supongo que los tiempos cambian porque en los años 70 lo que se daba era el dominio de clubes y la repetición de títulos: Ajax de Amsterdam (70-73), Bayern de Munich (73-76), Liverpool (76-78) y Nottingham Forest (78-80).

Quizá hayan cambiando los tiempos pero la Copa de Europa se sigue repartiendo casi siempre entre los mismos equipos (51 títulos sobre un total de 61 lo tienen 12 equipos que acumulan 2 o más títulos), mientras que 10 clubes han levantado solo una vez la Copa. Y aún así, durante los últimos 27 años nadie consiguió repetir Champion League, aunque varios equipos lo intentaron  y algunos estuvieron cerca:

1993-94 Bandera de Italia Milan A. C. 4 – 0 Bandera de España F. C. Barcelona Estadio Olímpico, Atenas, Grecia
1994-95 Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax 1 – 0 Bandera de Italia Milan A. C. Ernst Happel Stadion, Viena, Austria
1995-96 Bandera de Italia Juventus F. C. 1 – 1 (4 – 2 pen.) Bandera de Países Bajos A. F. C. Ajax Estadio Olímpico, Roma, Italia
1996-97 Bandera de Alemania B. V. Borussia 3 – 1 Bandera de Italia Juventus F. C.
2007-08 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C. 1 – 1 (6 – 5 pen.) Bandera de Inglaterra Chelsea F. C. Olímpico de Luzhniki, Moscú, Rusia
2008-09 Bandera de España F. C. Barcelona 2 – 0 Bandera de Inglaterra Manchester United F. C.

Y luego hay otra cábala que dice que desde el 89, cada 7 años gana un equipo italiano. Aunque como estadística solo valdría desde los años 90

  • 89-90: Milan
  • 95-96:Juventus
  • 02-03: Milán
  • 09-10: Inter

El Real Madrid, las últimas cinco copas de Europa las ganó en año par y la última que perdió fue en año impar 80-81, contra el Liverpool (ha perdido otras dos finales contra (61-62 y 63-63 contra Inter y Benfica respectivamente).

Y uno de esos equipos contra los que ganó el Real Madrid fue la Juventus, que ha levantado 2 Copas de Europa, la última tan lejos como en el 1996, dos años antes de nuestra séptima, para que nos hagamos una idea.

Pero en todos esos años ha seguido siendo un club competitivo, el mejor de Italia, sin duda, y más ahora, que lleva 6 scudettos seguidos. Aunque eso sí, un equipo perdedor de finales, concretamente el que más finales de Copa de Europa ha perdido en su historia, hasta un total de 6, ellas las 4 últimas que ha jugado. La última contra el F.C.Barcelona, en 2015.

De esa última final que disputaron los juventinos, aunque fue hace muy poco, solamente queda la mitad de los titulares. Los Pogba, Morata y compañía partieron a tierras más fértiles y quedaron los incondicionales, el trío calavera de defensas y su portero, Buffon. Mejor dicho, el portero. Y alguno más como Marchisio y varios no habituales entre los titulares, además claro del entrenador.

En el Real Madrid, los mismos que ganaron el año pasado la undécima comparecen, repitiéndose ademas, muchos otros que también estuvieron hace tres años en la décima. Concretamente la BBC, la línea defensiva al competo más Modric, con Isco y Morata que también jugaron sus minutos.

Esos factores, esa experiencia cuenta, y mucho. Que se lo digan al Valencia de Farinos y Gerard, confesó que sintió una presión extrema. Ese miedo a ganar o a perder. Esa sensación de ser durante 90 minutos el centro del mundo.

Es cierto que hay experiencias homologables como la final de un mundial o de un Europeo, pero poco más. Y luego hay finales o partidos que te pueden aproximar de alguna manera a esa vivencia. Y luego está la edad, que también suele ayudar porque la experiencia es un grado, y mucho más en el fútbol. Y por supuesto está el escudo, porque no es lo mismo jugar una final con la responsabilidad de ganarla llevando en tu camiseta el escudo del Real Madrid, que con la oportunidad de jugarla, casi si eres de cualquier otro club del mundo.

Y en todos esos aspectos el Real Madrid parece por encima aunque con muchos matices. Y es que esta Juventus está compuesta por retales, con algunos jugadores con gran experiencia en estas lides, como Alves (4 finales) o Khedira (la décima más la final del mundial) y Mandkuic (Bayern de Munich).

No es por tanto un equipo sin experiencia ni al que le vaya a pillar de nuevas una final, aunque varios jugadores como Higuaín, Pjanic, Dybala, Alex Sandro no hayan jugado nunca una final europea o de mundial.

A continuación los datos de ambas plantillas en la Champion League. Importante el dato de minutos totales en los que el equipo blanco ha disputado 20.000 minutos más que la Juventus. El Real Madrid tiene a su columna vertebral, con 6 jugadores que acumulan más de 6.000 minutos cada uno y más de 70 partidos: Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Pepe, Benzema, Marcelo y Kroos. Mientras que en la Juventus solamente Buffon y Alves.

Prácticamente los 11 jugadores con más minutos en total de cada plantilla serán los 11 titulares con la excepción en el Madrid de Casemiro (14º con más minutos) y Keylor (16º). Mientras que en el equipo italiano, faltaría Dybala (14º). Os dejo un par de gráficos para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.33 Captura de pantalla 2017-05-30 a las 23.57.41

Santiago Bernabéu, presente 38 años después

Hoy, 2 de junio, hace 38 años que falleció Santiago Bernabéu, el auténtico creador del Real Madrid como club ganador y moderno, y el impulsor de la competición de fútbol anual más importante del mundo, la Champion League.

Santiago Bernabéu en la sala de trofeos

Santiago Bernabéu en la sala de trofeos

Ahora que el Real Madrid ha ganado su undécima Copa de Europa, podemos decir con tranquilidad que su legado sigue vivo. Aún así, con él de presidente el club blanco ganó una Copa de Europa más. Hasta seis. Las de blanco y negro. Las cinco siguientes se han jugado con todos los colores y calidad posibles.

Muchas gente y algunos madridistas no saben hasta qué punto la figura de Santiago Bernabéu fue gigantesca. Mucha propanganda en su contra ha podido dejar una idea diferente a la realidad.

Lo primero de todo que hay que decir es que Bernabéu fue jugador y entrenador antes de presidente. Y siempre entregado al club. Ese fue su común denominador durante muchos años; la defensa del club. Y lo hizo también por cierto contra la dictadura franquista, a la que se enfrentó en varias ocasiones.

Y luego está su capacidad visionaria. Esa con la que revolucionó el fútbol creando primero una competición intraclubes, y después fichando a los mejores jugadores y permitirles jugar en un gran estadio. Su visión iba más allá, y ya varias décadas antes que el actual presidente, Bernabéu pretendía la construcción de un nuevo estadio.

Su legado sigue muy vivo y hoy más que nunca.

Momentos épicos en la Historia del deporte (I): Milán-Liverpool

Comienzo aquí una breve serie de cinco artículos con algunos de los momentos más épicos de la historia del deporte.

Uno de los partidos más espectaculares que jamás se hayan jugado se disputó ni más ni menos que en una final de la Champion League, el mejor escenario posible para lograr algo épico. Se conoce a aquel partido como el Milagro de Estambul, y los votantes del Daily Telegraph lo votaron como el mejor momento de la década.

Gerard y Benítez con la Copa de Europa

Gerard y Benítez con la Copa de Europa

Se enfrentaban el Liverpool y el A.C Milán, dos grandes de Europa y dos equipos con estilo propio que en aquella ocasión se jugaban gran parte de su prestigio en un solo partido. Recuerdo perfectamente aquel partido porque no lo vi…Quizá de los pocos partidos de fútbol importantes que me he perdido en la última década. Sin embargo, aquella noche tocaba estudiar y ni siquiera una final de la Champion League lo podía evitar.

Recuerdo en un momento dado preguntar por el resultado. Alguien me dijo que iban 3-0 y que el Milán le estaba dando un repaso al Liverpool. Como otros millones de espectadores jamás pensé lo que ocurriría después. De hecho me lo dijeron al final del partido y pensaba que era una broma.

Lo que ocurrió en esa segunda parte es sin duda historia viva del fútbol. En seis minutos gloriosos, Steven Gerrard, Smicer y Xabi Alonso, que remató un penalti que le había parado Dida, igualaban los tres goles de Paolo Maldini y ‘Valdanito’ Crespo.

El empate se había consumado y ningún sentido habría tenido todo aquello si el Liverpool no era capaz de completar la hazaña. Lo hizo en los penaltis y el Liverpool se llevó el triunfo.

Celebración de los jugadores del Liverpool

Celebración de los jugadores del Liverpool

Aquella final fue el mejor momento de Rafael Benítez y el peor de Ancelotti como entrenador, aunque luego la vida ha tratado de manera diferente a ambos técnicos y mientras que el primero no ha tenido éxito, el italiano ha tenido la oportunidad de levantar otra Copa de Europa.

Se puede interpretar el partido como el gran error del Milán o el gran acierto del Liverpool. Ambos equipos dominaron cada medio tiempo. EL Milán lo hizo barriendo al equipo inglés en la primera parte y viceversa.

Curiosamente, me recuerda también a la histórica eliminatoria entre el Milán, también de Ancelotti y el Deportivo de la Coruña. En la ida los italianos arrasaron y en la vuelta fue al revés.

Ya toca ganar al Liverpool

Se enfrenta el Real Madrid contra el único equipo al que no debe haber ganado en la Copa de Europa. Tres partidos, tres derrotas. Todos ellos partidos importantes, especialmente la final de 1981. Los otros dos fueron de la temporada 2008/2009, con una derrota en el Bernabeu por 0-1, con gol de Benayoun y con el famoso “chorreo”, pero del Liverpool, con un dolorosísimo 4-0.

Aquel era un Real Madrid no competitivo,un equipo que durante cinco años consecutivos hizo un papel mediocre, por no decir ridículo en Europa. No han pasado tantos años pero ahora este equipo le saca varios cuerpos a un Liverpool que marcha décimo en la Premier League.

El incombustible Gerard, el estrambótico Balotelli, Coutinho y Sturridge son las caras más conocidas. A buen seguro el equipo querrá demostrar ante su afición el por qué de su presencia en la Copa de Europa y que mejor escenario que el su propio campo ante el campeón de Europa.

El Real Madrid, por su parte, afronta la semana con un ojo en ese partido y otro en el derby. Mediante la victoria en el primero asegura su clasificación en la competición, pero resulta difícil no pensar en el duelo ante el Barcelona.

Veremos si Carletto opta por algún tipo de rotación entre partidos y también comprobaremos el cuajo de un Real Madrid que viene de dos victorias en la competición, más las cinco consecutivas en liga, con todas las piezas, especialmente las ofensivas, funcionando muy bien.

Manchester United- Real Madrid: Un partido para la historia

Los duelos entre ambos equipos como dos de los mejores equipos del continente han tenido siempre bonitos partidos y una historia de respeto mutuo. Es el respeto hacia el enemigo que te obliga a jugar al límite.

Real Madrid y Manchester United

Real Madrid y Manchester United

 Para el madridista, estos duelos tienen una historia reciente que engarza con los mejores momentos del Real Madrid en la última década. Con jugadores como Redondo, Raúl o Ronaldo de protagonistas, el Real Madrid firmó soberbias actuaciones en el teatro de los sueños pero también buenos partidos en el Bernabeu.

 En mi caso, aparte del recuerdo del taconazo de Redondo y de la exhibición de Ronaldo tengo muy vivo el partido de ida. Se jugaba el Real Madrid la eliminatoria contra el favorito. Un Manchester que era fijo en Europa contra un Real Madrid inestable e irregular. El 0-0 de aquel partido nos decepcionó a muchos. El equipo blanco atacó bien pero no logró ningún gol. Los ingleses se sabían ganadores. Eran favoritos, se creían mejores y la vuelta era en Old Traford. Eso me dijo un inglés mientras me tomaba una hamburguesa en el Burger King enfrente del Bernabeu.

 Curiosamente él estaba tranquilo pero yo también, porque confiaba en aquel equipo que todavía no había ganado nada y que todavía tenía como losa histórica esos 32 años sin ganar la máxima competición.

 La vuelta me dio la razón y ahí se volvió a respetar la historia europea del Real Madrid hasta hoy, con un equipo que lleva ya 11 años sin ganar la Copa de Europa y muchos de esos años de gran ridículo. No así durante los últimos dos años.

 Por eso es un partido tan importante para el Real Madrid. Esta eliminatoria tiene además muchos de los ingredientes de aquellas dos míticas. Los dos entrenadores, astutos como pocos, se respetan y los dos equipos gustan de jugar un fútbol directo, sin especular. Lo estrecho y abierto del resultado de ida no permite aventurar un resultado.

 Un partido de Copa de Europa entre dos grandes equipos con algunos de los mejores jugadores del momento. Esperemos que no decepcione.

Milán contra Real Madrid, pasado vs futuro

El partido de ayer disputado en San Siro no era un simple partido de Champion League, era un duelo entre los dos equipos con mas Copas de Europa del continente. Dos equipos con una rivalidad En Europa que data de las primeras copas de Europa y que en partidos como ayer supone un duelo de alta intensidad.

Así lo interpretaron al menos los “sospechosos habituales” Gatusso, Nesta y compañía que repartieron a diestro y siniestro con la complicidad del árbitro. Y así lo interpretó también el Real Madrid que salió a jugar como debería hacerlo siempre: dominador, sin complejos y presionante.

Ozil y Gatusso

Ozil y Gatusso

Tuvo el partido varias ocasiones para que el Real Madrid sentenciase y, sin embargo, en escasos minutos el Milán consiguió darle la vuelta sin hacer aparentemente demasiado. Un 2-1 que finalmente fue maquillado por Pedro León a pase de Benzema que desmuestra dos cosas.

La primera es que en el fútbol además de calidad y físico es necesario el oficio. Pocos tienen el oficio como los italianos que si además son antiguos gladiadores se multiplica por dos. El oficio de Gatusso, Inzagui, Nesta, Seedorf o Pirlo es hoy en día superior al oficio de un joven Real Madrid. Históricamente un 1-0 es un resultado peligroso pero mucho más contra un equipo italiano, y más aún si ese equipo tiene jugadores italianos y se llama el A.C Milán.

La segunda conclusión es que el Real Madrid está algo verde. Lógico si tenemos en cuenta que todos los de arriba más Marcelo y Ramos tienen menos de 25 años. Se nota la falta de veteranía que si tienen jugadores como Calvalho o Xabi Alonso. No es un tema menor el saber cerrar los partidos o abrirlos cuando es necesario. Para eso se necesita mucha calidad pero también ese chip en la cabeza que te dice como y cuando darle ritmo a los partidos.

La buena noticia para el Real Madrid es que estos jugadores jóvenes tienen ya partidos importantes a sus espaldas y pueden todavía aprender ese oficio. La mala noticia es que equipos como Chelsea o Barcelona tienen además de esa calidad y físico el oficio necesario.

Así que le espera un duro trabajo a Mou para meter esos conceptos en la cabeza de los muchachos del Real Madrid. El partido de ayer es un primer paso en ese aprenzidaje. Por desgracia no hay segundas oportunidades en las eliminatorias.Por ahora sí se pueden cometer errores pero solamente por ahora.

Quizá le vendría bien al Madrid repasar los vídeos del Madrid ganador de la octava y novena. Un equipo como pocos he visto capaces de dominar el escenario europeo. Apretaba cuando tenía que hacerlo y ralentizaba y mataba los partidos en el momento exacto. Tanto era así que hubo en la época en la que dio la sensación de que los rivales no daban la talla, y sin embargo eran los mismos equipos que hoy en día te pintan la cara en tres minutos.

Sabemos que en dos o tres años este equipo tendrá esa capacidad, lo que no sabemos es si tendrá el tiempo de convertirse en el futuro. Yo creo que sí.