Coutinho, un fichaje record

El F.C.Barcelona ha cerrado el fichaje  más caro de la historia de la liga, record que tenía el propio club tras fichar a Dembelé por 150 millones (100 fijos más 50 variables muy poco variables). Los 160 (120 fijos + 40 poco variables) que se van a pagar por Coutinho superan por poco esa cantidad.

Deportivamente son sin duda dos buenos fichajes para el club, necesarios para rejuvenecer la plantilla y de indudable calidad, aunque el brasileño no podrá jugar la principal competición, la Champion League. El club de Bartomeu se ha gastado este año casi 400 millones de euros en fichajes más los 126 del año pasado. Es una inversión total de 526 millones de euros en solo dos temporada con unas ventas de 226 millones (Neymar más 4 millones de Tello) y de 36 millones el año anterior.

Un balance negativo de 264 millones  que a nivel económico el plantea muchas dudas acerca de la capacidad del F.C.Barcelona para mantener esa estructura de gastos. Tras la venta de Neymar y el fichaje de Dembelé, el propio club reconoció una deuda de 300 millones de euros y una masa salarial que alcanzaba el 84% de los ingresos.

Cifras que se incrementarán con el pago de los160 millones por Coutinho y el pago de una nómina que alcanzará los 14 millones de euros netos. ¿Es sostenible financieramente el club? El Fair play financiero parece que no vive sus mejores momentos, pero esa norma no deja de ser una mera recomendación ( no así la de la liga) para evitar la quiebra del modelo. La verdadera pregunta es si es viable realizar este tipo de fichajes y si los clubes pueden amortizar el pago de grandes traspasos y salarios.

Fichajes mas caros

La política de realizar potentes inversiones en grandes jugadores fue iniciado por Florentino Pérez con el fichaje de Figo con una estrategia que deba tanta importancia al aspecto deportivo como de marketing. Con su adquisición y la posterior de jugadores como Zidane, Kaká, Cristiano Ronaldo, Bale o James el Real Madrid gastó grandes sumas de dinero con fichajes records en jugadores que deberían tener un retorno tanto deportivo como financiero. Algo que se ha producido con casi todos ellos, a excepción de Kaká que no fue deportivamente rentable. Los contratos de imagen cediendo la mitad de los derechos y el impacto mediático de esos jugadores en sus países y en el mundo justifican los fichajes. Como el de Bechkam, por ejemplo.

Esa política de priorizar grandes gastos a jugadores con un alto retorno financiero y deportivo la ha llevado el Real Madrid a rajatabla, evitando hacer grandes gastos en jugadores que no cumpliesen ambas condiciones.

Pero la escalada de gastos, con el incremento de dinero en la Tv en la Premier y con los jeques ha hecho saltar esa política por los aires. Y el F.C.Barcelona está siendo ahora mismo uno de esos actores. La pregunta es, ¿es realmente viable para los clubes pagar ese precio por un jugador? Y si no lo es, ¿estamos ante una burbuja?

La respuesta la veremos en los próximos mercados de fichajes. Parece claro que los clubes ingleses disponen de ingresos por televisión para reforzarse, y a raíz de ello se ha incrementado el gasto de fichajes y también de salarios. El problema es que sin controles, los clubes gasten aún más de lo que ingresan, como sucedió en España con la burbuja del fútbol.untitled

La otra lectura del fichaje de Coutihno y Dembelé es el doble rasero que ha mostrado el F.C.Barcelona, criticando los gastos de otros y jactándose de cantera cuando al final su comportamiento no es distinto de el de cualquier club. Hasta que no vuelvan los tiempos en los que el F.C.Barcelona saque buenos canteranos ya no volveremos a escuchar aquello de cantera vs cartera. Ahora que es justamente cuando el Real Madrid es el que ha apostado por fichajes de jóvenes de poco precio, el F.C.Barcelona hace lo contrario. Y nadie hablará de cantera vs cartera.