El Real Madrid sigue en la carrera de la liga

El Real Madrid hizo uno de sus mejores partidos ante el Villareal y a falta de 4 partidos para el final de la liga todo sigue abierto. Una derrota o un empate dejaría a cualquiera de los equipos fuera de la carrera para el título de liga. Y en los últimos 5 años solamente una vez han encadenado las 5 victorias el Real Madrid y el F.C Barcelona.

Parece que finalmente este Real Madrid ha encontrado su ritmo, aunque pudiera ser tarde porque el equipo ya no depende de sí mismo. Se nota en todo caso que el equipo está fresco y se aprecia en jugadores como Modric o Cristiano Ronaldo. Al final, el caso Cheryschev ha aliviado la carga física del equipo, aunque a cambio el club se ha quedado sin disputar una competición.

También influye en el juego del equipo la ilusión reciente tras los pinchazos sucesivos del F.C Barcelona, y el tener por fin a toda la plantilla disponible-casi-(lesión de Bale). Y hablando de lesiones, no sabremos hasta el medio día si finalmente Cristiano Ronaldo tiene una lesión o no. Lo que sí tengo claro es que un equipo como el Real Madrid no puede depender de la felicidad personal de un jugador para tomar sus decisiones. Y me explico.

Cristiano Ronaldo se retira lesionado

Cristiano Ronaldo se retira lesionado

Le preguntaron ayer en rueda de prensa a Zidane si se arrepentía de no haber cambiado a Cristiano Ronaldo antes, y dijo que sí. Y es algo que muchos nos llevamos preguntando mucho tiempo. Si la necesidad de tener a Cristiano Ronaldo es la de que pueda marcar su gol para que siga sumando de cara a la bota de oro, y así arriesgarse a su lesión, entonces los objetivos del club son erróneos. El objetivo del club y de sus jugadores son los títulos colectivos. Y por eso, cuando un jugador es suplente, debe entender que lo es porque hay otro jugador más capacitado.

Desde hace ya demasiado tiempo se vive por y para la felicidad de Cristiano Ronaldo y no al revés. El luso debería estar al servicio del Real Madrid, no lo contrario. Y así hemos visto como este año levantaba ufano su bota de oro, cuando el club no logró ningún título el año pasado.

Y en el caos que nos ocupa, si ahora, en el tramo final de temporada, se lesionase Cristiano Ronaldo por jugar minutos de más, minutos innecesarias, sería una gran irresponsabilidad.

También hay que preguntarse si el equipo puede afrontar partidos sin el portugués en el campo. Para algo hay una plantilla valorada en miles de millones, con algunos de los mejores jugadores del mundo. El equipo puede sobrevivir 30 minutos sin Cristiano Ronaldo y seguramente también 90 minutos. Lo contrario ha supuesto crear una dependencia hacia un jugador que condiciona a todo el equipo. Se juego por y para la felicidad del portugués.

Y eso hay que cambiarlo, porque como decía Santiago Bernabéu, por encima del club no puede estar nadie. Tampoco Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid vuelve en el Camp Nou

El Real Madrid ganó inesperadamente en el Camp Nou, en un momento clave de la temporada, no tanto por la lucha en liga, ciertamente difícil, con 7 puntos de diferencia (8 con el golaverage) y 7 partidos por disputar; sino por la moral de cara a la Champion League. Si el Real Madrid gana al Wolsburgo seguro tendrá que enfrentarse en semifinales a equipos de verdadero nivel.

Bale pugna con Alba

Bale pugna con Alba

 Y es ahí donde el Real Madrid flaqueaba, al menos hasta ayer. Contra los mejores rivales, el Real Madrid (quizá no este, sino el otro) cometía demasiados errores y no lograba sacar lo mejor de sí. Con todo, ayer se siguieron cometiendo el tipo de errores que te hacen perder un partido. Por ejemplo, Pepe no pudo seguir a Piqué en el primer gol, tras un buen bloqueo de Neymar y luego por supuesto Ramos se expulsó. Sus declaraciones posteriores: “Sí se que íbamos a ganar con 10, me expulso en el minuto 5”, debían ser en realidad una declaración de intenciones, puesto que todo el madridismo sabía que Ramos sería expulsado en algún momento. Es su seña de identidad, y este caso no tiene nada que ver con el árbitro sino con su escasa capacidad para mostrarse agresivo pero inteligente. Es su expulsión número 21, algunas de ellas críticas para el equipo. Si eso pasa con el mejor central del mundo, supongo que el peor habrá sido expulsado 100 o 200 veces.

 Pero como decía al principio, también el Real Madrid sacó ayer lo mejor de sí. Y ayer volvimos a ver al mejor de la temporada del equipo, a Keylor Navas, que sobre todo dejó una parada antológica, sacando un balón a gol de Messi. También vimos a Casemiro, instalado con jerarquía en el medio campo, como muchos veníamos pidiendo desde el principio de la temporada. El brasileño, aspirante a Mauro Silva, no vende las camisetas de James, ni tiene la elegancia de Kroos ni el toque con el exterior de Modric, pero es un jugador táctico como pocos y que roba balones como no hace ningún otro en el equipo.Un jugador del corte defensivo de Redondo, Makele o Xabi Alonso, indispensable para que el equipo sobreviva con tres delanteros netos como Bale, Cristiano y Benzema.

Ellos tres, por cierto, que ofrecieron también su mejor versión. El francés volvió a marcar, que es lo que lleva haciendo durante toda la temporada, y es lo que se le pide. Cristiano Ronaldo igualmente, y para él también es esa exigencia, y más en los partidos grandes. No se si estamos ante su ocaso como algunos pensábamos, pero sí parece que en las últimas jornadas Cristiano ha subido un peldaño, y sus críticos tenemos que rectificar. Y de Bale, qué decir, es un jugador indispensable, con su velocidad y verticalidad, y ayer aportando igualmente trabajo defensivo.

 Y del resto, me quedo con la acertada decisión de Zidane de incluir a Carvajal, para mí, uno de los mejores laterales del mundo. El otro sería Marcelo, en el otro lado, aunque ya se sabe que el brasileño está sólo para atacar, aunque lo hace tan bien, que olvidamos a veces que es un defensa izquierdo. Finalmente el trabajo en la sala de máquinas de Modric y Kroos sirvió para sobrevivir en los peores minutos del equipo.

 Es una victoria que indudablemente da moral al equipo pero que no nos puede hacer perder la visión global, el Real Madrid no puede permitirse el lujo de cometer errores y de no salir concentrado en todos los partidos. Y para eso, tiene que haber un entrenador exigente y que alinee a los mejores. Ayer lo hizo, y sentó con justicia a James, ya demasiado provocativo y reivindicativo y carne de cañon en el próximo mercado de verano.

 El Real Madrid es lo de ayer, ganando contra un gran equipo y contra la adversidad arbitral. Una actuación, absolutamente de vergüenza. Y esa debería ser otra lección, por un lado, la capacidad de sobreponerse a las adversidades, y por otra, la necesidad de poner firme a los árbitros y a la federación. Un gol anulado como el de ayer es simple y llanamente un atraco. Y eso, ningún club lo puede permitir, pero mucho menos el Real Madrid.

La goleada del Real Madrid y el futuro

El Real Madrid goleó, Cristiano Ronaldo marcó 4 goles y el estadio disfrutó. Todo eso sería como un cuento de hadas, si la realidad no mostrase a un equipo a 12 puntos del primero, que marcha tercero en la tabla y que ha contado por derrotas o empates casi todos sus partidos difíciles.

Cristiano Ronaldo, celebrando su cuarto gol

Cristiano Ronaldo, celebrando su cuarto gol

 Goleadas como la del sábado y excelentes actuaciones individuales, no hacen más que ratificar que este equipo no es competitivo y solamente es capaz de desplegar su mejor fútbol, bien sin presión o bien contra rivales flojos en campo propio.

 Vi los dos golazos de Cristiano Ronaldo, el buen gol de Jesé y de Bale, alguna parada de Keylor y un equipo ofensivamente imparable. Pero por desgracia, esa visión se esfuma rápidamente.

 Desconozco los planes de Zidane y del Real Madrid, pero ya tengo pocas dudas de la idoneidad de jugar con jugadores como Casemiro o Lucas Vázquez, o incluso con el joven delantero Mayoral. Sus ganas y compromiso superan el de muchos titulares, algo que ya sabía Benítez pero que no se atrevió a instaurarlo como algo definitivo.

 Por tanto, juzgaré positivamente a Zidane cuando le veo alineando a esos jugadores en los próximos partidos de Champion League, y sentando a los niños mimados. Y entonces sí, creeré algo en este equipo que no ha demostrado absolutamente nada, durante la temporada, con Cristiano Ronaldo a la cabeza. No me valen sus hatricks, con la liga perdida, ni sus botas de oro ni sus pichichis, si eso no trae además títulos colectivos. Y de estos, con el portugués, más bien pocos.

 La Roma es el último partido no difícil de la Champion League, y luego esperarán los ocho mejores equipos del mundo. Pero que no se relajen porque la Roma contra una versión ramplona del equipo blanco, se puede llevar un botín.

El Atlético de Madrid revienta el Bernabéu

El Atlético de Madrid se llevó el partido con un solitario tanto de Griezman, demostrando lo que ya sabemos hace tiempo de este Real Madrid, es un equipo poco competitivo en los escenarios complicados, ya sean duros rivales o campos difíciles.  De los últimos 8 partidos, el equipo de Zidane se ha dejado puntos en todas las salidas excepto una, con aquel golazo de Modric, y ahora ha perdido contra el Atlético de Madrid.

El balance no difiere sustancialmente del de Rafa Benítez que también perdió en casa contra el Barcelona y se dejó puntos en las visitas más difíciles. Una dinámica que, por cierto, tampoco es exclusiva de este año y se viene repitiendo en las últimas temporadas. Como dato, el Atlético de Madrid es el primer equipo que ha ganado tres veces consecutivas en el Bernabéu. Y otro dato, el Real Madrid ha ganado 1 de  los últimos 11 partidos contra el Atlético de Madrid y el Barcelona.

Por tanto, hablar del penalty no pitado a Danilo o de detalles concretos del partido, no tiene mucho sentido. Hay que analizar una falta de competitividad que se remonta por lo menos a hace tres años, que ha tenido el paréntesis del doblete de Ancelotti, con el que curiosamente se empezaron a perder este tipo de partidos en liga, algunos de manera flagrante como aquel 4-0 del propio Atlético de Madrid

La causa por tanto está en un núcleo amplio de jugadores que no son competitivos ni son capaces de trasladar su competitividad al resto de jugadores. Ponía hace poco el ejemplo del baloncesto, que nos obliga a mirar a aquellos jugadores más antiguos del Real Madrid, que una y otra vez han sido protagonistas de este tipo de derrotas. Con 1 liga en 7 años encontramos a Sergio Ramos, Marcelo, Pepe, Benzema o Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo se lamenta

Cristiano Ronaldo se lamenta

Precisamente este último dijo ayer: “si todos estuviesen a mi nivel, estábamos primeros a lo mejor”. En sus declaraciones, Cristiano deja claro que a él le gusta jugar con Marcelo y con Pepe y Benzema, sus amigos. Lo que Cristiano olvida es que con sus amigos el Real Madrid apenas se ha llevado 4  títulos importantes en 7 años.

Y en esas declaraciones también se olvida que los mejores jugadores que el reclama también estaban en el 0-4 del Barcelona, en el que el Real Madrid bajó los brazos desde el primer momento, demostrando una falta de competitividad, nunca vista. Y por cierto, también olvida que su propio nivel es impropio, atendiendo a su sueldo de megaestrella y a su rendimiento anterior. Cristiano solamente ha marcado en un partido importante, el de la Roma. Ayer mismo, apareció pero sin gol ni precisión, que es lo que él mismo reclama en público a algunos de sus compañeros demostrando una falta absoluta de compañerismo. Quizá si en vez de Cristiano Ronaldo jugase Lucas Vázquez, Borja Mayoral o Kovacic se jugaría más en equipo, se defendería más y se jugaría con más ilusión e intensidad.

Este Real Madrid se ha convertido en un equipo sin alma, sin fuerza para levantar resultados adversos y sin recursos desde el banquillo para ello. Primero Benítez y luego Zidane. Y todo ello porque su libreto es el marcado desde arriba, por Florentino Pérez. Es el mismo libreto que se resistió a cumplir Benítez y que acabó con su dimisión y la contratación de Zidane, del que no espero nada. Si fuese el gran entrenador que esperaban muchos, el próximo partido lo jugarían por lo menos 6 o 7 actuales suplentes, empezando por Casemiro, castigado por defender, y continuando por el resto.

Pero en vez de eso, contra el Atlético de Madrid tuvimos que soportar 60 minutos infames de jugadores como James. El colombiano es el paradigma de lo que pasa en el Real Madrid. Un jugador que llegó nuevo el año pasado: joven, con ganas e ilusión, curtido por varias experiencias internacionales. Su rendimiento fue espectacular a pesar de una inoportuna lesión. Era un jugador con gol, asistencias y entrega. Parecía incluso un jugador modélico en todos los sentidos. Pues solamente un año después, no es que su rendimiento haya caído hasta convertirle en un jugador mediocre, sino que su actitud ha dejado muchísimo que desear.

Decía un entrenador portugués que tenía 3 manzanas podridas para completar el refrán diciendo que una manzana podrida pudre el resto del cesto. El Real Madrid lleva con 5 o 6 manzanas podridas tanto tiempo que aunque se renueve el cesto cada temporada la podredumbre no tarda en extenderse.

El problema es que para solucionarlo hay que echar no solamente a esas estrellas sino al presidente que las ha mimado, fichar a un entrenador apropiado -que no hay tantos-, y volver a tener un cesto limpio, sin manzanas podridas, y lo que es más difícil, inculcarles de nuevo los valores que hicieron grande a este Real Madrid.

Roma 0-2 Real Madrid: lo mejor el resultado

Ha empezado la Champion League de verdad pero todavía no para  el Real Madrid que sacó un gran resultado, 0-2, ante un rival menor. La Roma tampoco opuso mucha resistencia ni el Real Madrid demasiado juego. Más allá de los buenos goles de Cristiano Ronaldo y Jesé, el partido fue espeso, especialmente en una primera parte muy aburrida.

Cristiano Ronaldo lanzando a portería

Cristiano Ronaldo lanzando a portería

Salió Zidane con su equipo de gala, contando con que Bale está en el dique seco (habría que analizar cuantos meses está lesionado al año), incluyendo a Isco en la alineación y a James, dos jugadores no fijos con Benítez pero que con el técnico francés han recuperado su estatus. El resto lo mismo de siempre, sin novedades.

En un equipo sin especialistas defensivos y con jugadores que no tienen ni demasiado compromiso ni obligación de defender, como Cristiano Ronaldo, se hace difícil que medias puntas reconvertidos como Modric, Kroos, Isco o James tengan capacidad para dominar defensivamente el medio del campo. Si a eso se le suma un lateral izquierdo que parece un media punta, se aumentan las dificultades. Incluso un equipo ofensivamente irrelevante como la Roma, fue capaz de llegar al área madridista con peligro.La única diferencia con otros partidos que perdió el Real Madrid fue el nombre y calidad de los atacantes.

En ataque, ayer se vio nuevamente a unos irrelevantes Isco y James. Ya lo decía en la previa Helguera sobre el desempeño de Isco. Con la salida de Kovacic se vio mucha más fluidez. Y también me gustaría saber que ha pasado con Casemiro, un medio centro que si podría aportar toda esa solidez. Pero como hablábamos días antes, Zidane se guía por un libreto base y eso supone blindar a los pesos pesados y futbolistas que más problemas puedan generar por su popularidad, ignorando a los futbolistas menos carismáticos.

Mejores palabras tengo para Cristiano Ronaldo quien parece haber alcanzado su pico de forma tras un mal comienzo. El 7 seguirá marcando goles allá donde vaya, como Raúl en su día. Pero evidentemente no es lo mismo un Cristiano meramente rematador que el Cristiano Ronaldo que hemos disfrutado en el Real Madrid, que dominaba todo el frente de ataque. Este Real Madrid necesita al menos para los partidos claves de la temporada a la segunda versión. O lo que quede de ella.

En todo caso, el partido de ayer contra la Roma fue “menos de Champion” que otros, y eso, el Real Madrid lo tiene que tener en cuenta. No va a ser todo tan sencillo como lo que ofreció el equipo italiano.

Lo importante fue, eso sí, resolver el partido sin lesiones, el resultado que facilita mucho la vuelta y el tener un pie y medio en cuartos de final. Eso, ya sí, será la Champion League, esta vez con mayúsculas. 

Desilusión blanca: victoria del Real Madrid

El Real Madrid venció a la Real Sociedad con doblete de Cristiano Ronaldo y Benítez puede respirar una semana más. La sensación es de precariedad, tanto en del entrenador como en el campo de juego.

Cristiano Ronaldo celebra uno de los goles contra la Real Sociedad

Cristiano Ronaldo celebra uno de los goles contra la Real Sociedad

Me recuerda demasiado este Real Madrid al de Juande Ramos, que ganaba, mal que bien, hasta que el Barcelona le vapuleó por 2-6. Bueno, en realidad, el vapuleó del Barcelona ya llegó con el 0-4, pero ahora lo que toca es saber si el equipo podrá o querrá competir en la Champion League.

Y sí, también queda la liga, que aunque es muy larga, sigo teniendo la sensación de que más se le hará al Real Madrid que al Barcelona. No me olvido del año pasado y del bajón blanco y del repunte azulgrana, pero creo que aquello fue una anomalía que no creo que se vuelva a repetir. Para ello, harían falta dos factores: que este Real Madrid diese sensación de dominio y superioridad y que el Barcelona empezase a perder muchos puntos.

Hay también dos cuestiones indudables. La primera es que el Real Madrid es uno de los 5 equipos del mundo con mejor plantilla, sino el primero. Y la segunda cuestión es que la mayoría de esos jugadores parecen o desmotivados o fuera de forma. Simplemente se ve al equipo demasiado incómodo durante demasiados momentos.

Pero como siempre digo, las competiciones se juegan en marzo y abril y en tres meses  quizá pasemos de que Benítez no se coma al turrón a que sea incluso renovado. Esto es el Real Madrid y todo es provisional.

James se apunta a la rebelión de la plantilla

James, seguramente el mejor jugador de la plantilla del Real Madrid y uno de los jugadores con más futuro, se ha unido a la moda de las declaraciones poniendo en duda al entrenador, iniciada por Ramos.

James Rodríguez con la selección de Colombia

james tras marcar un gol durante el mundial de Brasil

A eso hay que añadir que Cristiano Ronaldo ha decidido realizar una serie de declaraciones poniendo en duda su futuro, con la inestabilidad que este tipo de afirmaciones suele provocar en un club como el Real Madrid.

Y si James, Ramos y Cristiano Ronaldo no están contentos con el devenir del equipo, es fácil que otros les sigan los pasos. Es lo que ocurre cuando los capitanes en vez de liderar el equipo con declaraciones correctas lo hacen al revés.

Hasta hace poco considera a James uno de los “listos” del equipo; uno de esos jugadores de equipo, que acataban las decisiones del entrenador y luchaban por ser mejores y por ganarse al entrenador, respetando las normas. Con estas declaraciones, James demuestra ser lo suficientemente listo como para haber aprendido como funciona el vestuario del Real Madrid y sus resortes para presionar, y lo suficientemente tonto como para ayudar a arruinar un nuevo proyecto del equipo

El entrenador del Real Madrid, Rafa Benítez es quien manda sobre la alineación, el máximo responsable de sus resultados y la máxima autoridad, nos guste o no. Y por tanto, poner en duda sus decisiones equivale a poner en duda lo más básico del club.

Es absolutamente impensable alguna de estas declaraciones en tiempos de Don Santiago Bernabeu. Y en caso de haberse producido, el resultado habría sido muy distinto,como se observa en este artículo.  Ninguno de estos jugadores, ni de otros que anteriormente osaron levantar la voz contra su club, presidente, afición o entrenador, seguiría en el equipo.

Dicho esto, para mí James tiene que ser titular siempre. Me parece desde el primer día que llegó un jugador espectacular. Pero ese error de Benítez no lo puede juzgar ni el propio jugador ni ningún otro de la plantilla. Lo juzgará en todo caso el presidente o los resultados.

De lo contrario, el equipo se convierte en lo que ya es, una jaula de grillos donde todos opinan en público, poniendo en duda al entrenador, al médico o a quien sea.

Cristiano Ronaldo aplasta al Español:0-6 y repoker

Cristiano Ronaldo protagoniza la segunda goleada consecutiva y tercer partido sin encajar goles de un Real Madrid que poco a poco va cogiendo su nueva identidad. Y eso es, según la filosofía de Benítez, defender bien y atacar rápido.

Ahora que la BBC vuelve a funcionar (si es que alguna vez no lo hizo), los goles llegan fácil y más si Cristiano Ronaldo se empeña en ello. Cinco goles, marcando lo que hasta ahora había fallado, y buenas sensaciones del equipo arriba. Es cierto que el Español dio facilidades, y muy probablemente sufrirán mucho durante toda la liga.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo celebrando un gol

La intervención de Benzemá, Cristiano Ronaldo y Bale en los goles, demuestra que se complementan bien. Hablamos de 3 grandes estrellas que con espacios y adaptados a los sistemas del nuevo entrenador pueden ser letales.

Benítez apostó por los cambios lógicos de Carvajal e Isco, e introdujo como novedad a Casemiro. El brasileño es un tipo de jugador muy necesario en equipos como el blanco. Jugador táctico y defensivo, no tiene sin duda la calidad ofensiva de Kroos, pero aporta un equilibrio imprescindible en un equipo en el que casi todos atacan. Además, no se puede olvidar que el Real Madrid se empezó a romper el año pasado por el medio, con las lesiones de Modric y James y el agotamiento del alemán. Ahorrarse estos partidos y muchos minutos le vendrán bien en marzo y abril, cuando se juegan los títulos.

La otra buena noticia fueron las aportaciones de Kovacic, que salió gran parte de la segunda parte, en sustitución de su compatriota, y Lucas Vázquez, que tuvo menos minutos, pero que fueron intensos, con un par de desbordes y una asistencia de gol.

El equipo necesita coger velocidad de crucero y que mejor que estos partidos para ello. Ya llegarán los partidos difíciles de verdad, donde un 1-0 valga oro. Mientras a disfrutar de las goleadas.

Notas de los jugadores:

Iker Navas De Ega: 6. El costarricense tuvo dos paradas de mérito, puro reflejo gatuno, recordando al mejor Casillas, hace ya muchos años.

Marcelo: 6 Incisivo en ataque como siempre, hay que aprovechar antes de las navidades y los banquetes y turrones para disfrutar de su juego.

Pepe:7. Bien al corte en varias ocasiones y controlando a Caicedo.

Ramos: 6. Correcto el de Camas, no fue expulsado ni cometió un penalty tonto.

Carvajal: 6.5. Tiene que aprovechar la baja de Danilo para convencer a Benítez. Se le ve más fluido que el brasileño.

Modric: 7. Suyo fue el pase del primer gol de Cristiano y también él comenzó la jugada del gol de Benzema. A veces me pregunto que habría pasado si hubiese venido De las Cuevas en vez de él, como pedían algunos.

Casemiro: 7 Da gusto ver sus tackles y sus acciones defensivas. ¿ Y si es el nuevo Mauro Silva?

Bale: 8. Provocó el penalti y dio 2 asistencias, pero al no marcar ningún gol, la prensa ya empieza a hablar de crisis.

Cristiano Ronaldo:10. 5 goles de 7 remates y 1 asistencia pero algunos se acordarán del 6 gol fallado.

Isco: 5. El más flojo del equipo. Parece que no se adapta bien al juego rápido. No tiene la claridad de James y casi siempre le sobra un recorte o regate.

Fiestas y contrafiestas

Como suele suceder en casos de dolorosas derrotas, esta semana ha sido intensa en informaciones y opiniones sobre el Real Madrid. Sin que fuese suficiente humillación la derrota por 4-0 contra el Atlético de Madrid, la fiesta de Cristiano Ronaldo dio para varias fotos de los jugadores en modo celebración.

Todo sirve para ser aprovechado y quienes tenían cuentas pendientes las saldaron, ya fuese con James, Khedira o el propio Ronaldo. Se aprovechó para resaltar el disgusto de los capitanes(Casillas, Ramos principalmente) y para darle de soslayo también a Florentino Pérez, que ya tocaba.

La realidad es que lo grave sucedió en el campo, con un equipo inferior a otro pero sobre todo rendido a falta de muchos minutos por jugar, dejándose llevar. Y ahí, fueron todos protagonistas, desde el portero hasta el delantero, sin excepción. Tampoco ayudaron algunas declaraciones finales achando errores a compañeros e incluso negándolos directamente.

Lo de después, la fiesta de Ronaldo contada y criticada por los periodistas, y la contrafiesta de la novia de Casillas, silenciada y omitida por los mismos periodistas, no deja de ser un esperpéntico colofón. ¿Lo grave es hacer una fiesta o subir las fotos? Evidentemente si el aficionado no se entera no hay gravedad aunque el hecho es el mismo.

Eso sí, en un caso se demuestra inteligencia, obligando a unos asistentes a no subir fotos y en el otro, ya sea por dejadez o por otra circunstancia,  se demuestra poco entendimiento de cómo funciona, no el madridismo sino los medios.

Pero en esencia, si lo que se pide es que los jugadores se marchen a sus casas abochornados, sin cenar y sin dormir, igual de grave es un hecho que otro. Hemos sabido eso sí, que Kroos o Bale no acudieron a ninguna de las dos fiestas. Pero nuevamente eso solamente les salva del ridículo post partido, pero no de su mala actuación en el campo.

Concentrémonos en como viene compitiendo el Real Madrid en este enero y quizá también en factores como la poca y forzada rotación, el cansancio acumulado, un calendario difícil o lo que se quiera.

Para Ancelotti la “cuesta de enero” ya ha durado demasiado y toca rehacer el equipo. Todavía recuerdos críticas al equipo y al entrenador a alturas similares de la liga el año pasado, las mías incluidas. Ahora el calendario está a favor, algunos lesionados deberán ir entrando y hasta el 22 de marzo no toca el Barcelona, jugando entre medias contra el Shalke. Y ahí sí, podremos atizar o no de nuevo a Ancelotti y a la plantilla o quedarnos callados.

El campeón de Europa ganó el duelo: Real Madrid 3-Barcelona 1

Con un 0-1 en el minuto 3, otro Real Madrid habría sucumbido a un estado de nerviosismo; y otro Barcelona habría aprovechado para rematar el partido. Es algo que algunos madridistas recordamos, aunque ya empieza a pasar el tiempo de aquello, y el tiempo de aquellos mismos futbolistas, Messi, Iniesta o Xavi.

 Ahora es el tiempo de un equipo, que liderado por el mejor jugador del mundo, Cristiano Ronaldo, y por un elenco de jugadores con una calidad que en conjunto no se veía desde los mejores tiempos galácticos, es capaz de mantener la calma y remontar el partido. No fue el mejor partido del portugués, que es posible que en otra ocasión como esta hubiese olido sangre. Esta versión de CR7 es más calmada, sabiéndose el mejor, marcando pero asistiendo. Podríamos decir que disfrutando de verdad de su condición de líder indiscutible.

Cristiano Ronaldo celebrando un gol

 Este Real Madrid es desde hace 9 meses un equipo que ha demostrado ser capaz de competir en los partidos más difíciles, y de superar al adversario. Los mejores partidos del equipo de Ancelotti han sido precisamente en los escenarios más difíciles: semifinales contra el Atlético de Madrid en Copa, vuelta de octavos e ida de cuartos contra Shalke y Borussia respectivamente, semifinales de Champion League y los dos últimos partidos de esta semana contra el Liverpool y el Barcelona. Entre medias la épica de la Champion y varios partidos malos a final o al principio de temporada cuando el equipo no ha estado en su tope físico.

 Pero resulta que ahora sí lo está, y aunque hayan cambiado dos piezas claves, Alonso y Di María, por Kroos y James, este Real Madrid es mejor que aquel. Y no por un mero cambio de piezas sino porque el resto de jugadores también son mejores que hace un año: Modric es mejor, Benzema es mejor, Carvajal…Todos esos jugadores no solo tienen un año más de experiencia sino la tranquilidad de la décima. Como el estudiante que tras hacer los deberes pasa el examen con nota, o si se quiere llevar al extremo, como el adolescente que finalmente logra perder la virginidad.

 El Real Madrid encajó el gol de Neymar, error de Carvajal y Pepe, con tranquilidad, sabiéndose mejor que el rival. En los siguientes minutos dominó el partido, como en la segunda parte. Solamente una jugada de Messi puso en peligro el resultado. ¿Que habría pasado si Messi hubiese marcado el 0-2 se preguntan los sesudos expertos? ¿Y si Neymar no hubiese marcado el 0-1?¿Y si Benzema hubiese marcada la doble ocasión que se estrelló contra el palo? Podríamos especular largamente, pero la realidad es que el Real Madrid, por ocasiones y por sensaciones fue claramente superior. Y si queda alguna sensación es que si el equipo blanco hubiese necesitado marcar 7 goles, lo habría hecho, siendo infinitamente superior.

Gol de Benzema ante Bravo

 Y lo fue porque fundamentalmente los centrocampistas del Real Madrid, Kroos, Modric, James e Isco, fueron mejores que Iniesta, Xavi y Busquets. En un cambio generacional que se lleva sospechando desde hace años, el centro del campo blaugrana perdió la batalla.

Isco contra Iniesta

La diferencia entre este Barcelona y el mejor de Guardiola es la presión alta que ejercían y la aceleración en las jugadas en los momentos claves. Con el medio del campo en su peor versión años y con una versión de Messi incapaz de hacer lo que hacía antes, este Barcelona tiene que aprender a sobrevivir en los partidos grandes de otra manera. Ya no basta con el juego de posesión en sí mismo. En realidad nunca bastó y la diferencia la ejercían Messi o Iniesta o los laterales.

 Ahora el equipo de Luis Enrique necesita buscar otro modelo, y se supone que para eso le han fichado a él. Para encontrarlo necesita buscar otras piezas. En torno a Neymar, a Suárez, que cuando coja la forma será un gran jugador, Rakitic y otros jóvenes y nuevos jugadores. Pero ya no basta con el juego de posesión infinito hasta que aparece Messi o algún otro jugador. Al menos no en los partidos contra equipos como el PSG o el Madrid.

 En este aspecto el Real Madrid le lleva una ventaja de 4 años. El tiempo que se tardó en construir primero, con Mourinho, un equipo que fuese competitivo y que entendiese la necesidad de defender con intensidad y de ser verticales, y después, con Carlo, que le dio a este equipo un nivel mayor, encajando definitivamente todas las piezas.

 La otra gran diferencia es que este Real Madrid tiene a jugadores jóvenes, con 3 o 4 años por delante para demostrar su mejor versión. Entre ellos a Bale, ausente en este tramo de la temporada, y al que muchos ya quieren relegar al banquillo, olvidando que fue pieza clave durante la temporada pasada, y olvidando que es uno de los 3 o 4 jugadores en el mundo capaces de ganar él solo un partido. Los mismos que ahora le minusvaloran son los mismos que lo hacían con Cristiano Ronaldo, los que decían que Pedro León era mejor que Di María, Valero que Modric o Morata que Benzema. Casi siempre se loa a un jugador del Real Madrid, normalmente joven y español, para menospreciar a otro, casi siempre extranjero. No caigamos en ese error.

 Como decía, este Real Madrid tiene equipo titular y suplente para dominar varios años el escenario nacional e internacional. Enfrente como rival total solamente vislumbro al Bayern de Munich. Pero ese duelo ya lo va ganando el Real Madrid y Ancelotti 1-0. Con el Barcelona el duelo se empezó a ganar hace mucho. Y el sábado solamente fue otra victoria más, aunque evidencia del declive de un equipo que fue campeón de Europa hace ya más de 3 años, en el 2011, y otro que defiende su título de campeón.