Entrevista a Cristina Pérez, la mujer de Eufemiano Fuentes

Recientemente en uno de los comentarios de un contertulio habitual de este blog @Richard enlazó esta interesantísima entrevista a la mujer de Eufemiano Fuentes. Voy a analizar algún párrafo que me ha parecido especialmente llamativo:

Previamente a tomar parte en su primera Olimpiada, la de Seúl en 1988, se vio envuelta en un supuesto caso de dopaje.
Fue por tomar, presuntamente, un producto adelgazante en una competición en Barcelona, donde batí el récord nacional de 100 metros lisos. Yo misma pedí hacerme el control en Barcelona, para evitar comentarios malintencionados, al ser la esposa del médico de la Federación Española. Sin embargo, la orina de varias atletas se depositó en botellas de una conocida marca nacional de agua, a falta de los recipientes oficiales, por lo que los resultados de ese control quedaron invalidados.

Primera confesión de su dopaje, porque ella también habla de presuntamente. Esto data del 88 y hablamos de una atleta que era importante por entonces. Sabemos que los controles tal y como estabas y están concebidos no son capaces de detectar sustancias que siempre van tecnológicamente por delante. Recientemente un ciclismo dijo que se había dopado 200 veces, le habían hecho 100 controles y no solamente había dado positivo en uno…

En 1997 decide dejar el atletismo…
Lo hice tras ser campeona de España de 200 metros lisos en Valencia. Con 31 años no tenía ganas de picarme con jovencitas de 17, y me hallaba hastiada al comprobar que el deporte, en general, es una hipocresía del que no se libran dirigentes ni deportistas, donde abundan los casos de dopaje y todo parece permitido con tal de ganar.

¿Eufemiano Fuentes está incluido en ese grupo de personas?
Están todos los deportes de élite y todos los deportistas: Eufemiano Fuentes; el otro médico que lleva a los luchadores, otros médicos de los que nadie sabe el nombre… Es el sistema que hay en el deporte mundial.

Engloba en todo el mundillo del dopaje no solo a deportistas sino dirigentes, médicos,etc.. Y por supuesto, y por desgracia no se ciñe a Eufemiano aunque ha debido ser de los más activos sino que hay muchos más, en la sombra, agazapados, y seguramente protegidos.

¿Considera que su esposo tomó un camino equivocado en la Medicina?
Yo creo que no, que se equivocaron los políticos. La Guardia Civil y el Estado hicieron una chapuza, porque llamar jefe de una trama criminal a un médico que se dedica a la Medicina Deportiva y que no ha matado a nadie me parece vergonzoso para el Estado español. El juez, de hecho, ya dio carpetazo a este tema.

Criminal es el que delinque, pero convendría efectivamente delimitar los aspectos de la medicina deportiva.¿que se incluye?¿cuales son sus tareas? ¿Son los batidos sustancias legales y las recuperaciones? Hay demasiada hipocresía en todo esto. Por cierto que el estado hizo una chapuza es evidente, con lo de la Guardia Civil no coincido porque me parece a mi que fueron los únicos que de verdad intentaron cumplir con su deber.

¿Su momento más complicado fue cuando su esposo ingresó en la cárcel?
No, los he tenido más difíciles, por desgracia. Con lo de Eufemiano estaba indignada, porque me parecía que era una caza de brujas; iban a por él y punto. No estaban haciendo una limpieza en el deporte, porque para eso hay que empezar desde abajo. Un médico que sabe lo que tiene entre manos no hace daño, sino los profanos. Yo sé lo que ocurrió en Barcelona 92 y soy una caja de Pandora que, como me abra un día, el deporte se cae abajo, pero por respeto a mis compañeros, a la gente que se está sacrificando, me mantengo callada, aunque yo hablaría para hundir a todos los que están metidos en este mundillo, desde el Consejo Superior de Deportes al organismo más pequeño.

Otro secreto a voces, la explosión del deporte español se apoyó en lo que se apoyó. Esta señora no destapa la liebre como no lo hacen decenas de ciclistas y deportistas, porque es complicado y hay mucho en juego.

¿Usted no pensó que corría en desventaja cuando competía con rivales que sabía que se habían dopado?
Esa pregunta está un poco mal hecha. Si pasas los controles y no das positivo se supone que no te has dopado.

Sino te pillan no te has dopado.Triste realidad.

¿Durante su carrera jamás tomó algo prohibido?
Yo pasé mis controles y todos dieron negativo. Yo no voy a destapar la liebre.

Más claro agua, aquí muchas negarían la mayor. Ya sabemos la historia, carne clembuterizada, una infección, el propio cuerpo segrega la nandrolona, yo no sabía nada…

Pero algo, al menos, sí podrá decir…
En una Olimpiada ves de todo. Desde un compañero que sale de la habitación con la cara sana y regresa con el rostro desfigurado. También vi a niñas de 17 años que parece que tenían 5 ó 6. ¿Si les retrasan el crecimiento? No quiero decir nada, pero en el deporte, como yo lo viví y con las cosas que vi, hay muchas mentiras.

¿Donde está el comienzo de todo? ¿Es posible distinguir entre limpios y sucios?