Debacle del Real Madrid

Llegaba el Real Madrid de ganar al Español en un partido de transición y de golear a la Roma en la Champion Legue en un partido espectacular, el mejor partido de la temporada y uno de los mejores de los últimos años. Y esperaba el Sevilla como siempre, intenso en los primeros minutos y muy motivado.

Pero el desenlace no por visto en otras temporadas, especialmente en los años pre Mouriño, dejó de ser inesperado. El Real Madrid claudicó en los primeros 45 minutos. No compareció. Mientras que el Sevilla se aplicó al 120%, defensiva y ofensivamente con un despliegue que hizo saltar por los aires todas las líneas blancas. El mejor equipo de Europa con el mejor medio de su historia y con dos centrales de leyenda se vio desbordado una y otra vez.

Resultado de imagen de sevilla contra real madrid

Y en ataque apenas apareció Bale, el único que durante todo el partido intentó tirar de la nave blanca, pero sin suerte. Poco rastro del resto, a excepción de un Modric más participativo que apareció especialmente en la segunda parte. Como en general el Madrid, los blancos jugaron mejor los 45 minutos, también influenciado por una menor intensidad del Sevilla, con un resultado, 3-0, muy ventajoso.

La derrota rompe todo posible idilio inicial con Lopetegui. Esas goleadas duelen mucho y acaban apareciendo durante el resto de la temporada. Los errores individuales groseros, y esa incapacidad colectiva tardan tiempo en olvidarse y quedan como una cicatriz permanente. Y mucho más, pensando que el F.C.Barcelona había perdido su partido y era una oportunidad ideal para empezar a marcar distancias.

Más allá de los 3 puntos o la derrota, algo asumible como pasó contra el Atlético de Madrid o con los dos puntos perdidos en San Mamés, lo que llama la atención es que un equipo que hace 7 días fue un rodillo, ayer pareciese una chirigota. Puede ser concentración, motivación o incluso  estado físico, aunque lo cierto es que el sábado jugadores como Kroos, Marcelo o Bale habían descansado. Y otros como Asensio o Benzema no disputaron el partido completo.

Al Real Madrid no se le pide que gane todos los partidos, pero sí que compita en todos ellos, aunque sean amistosos. El de ayer era un partido oficial, e importante, y el Real Madrid, como dijo Casemiro, regaló los primeros 45 minutos. Y eso es inadmisible y es algo que Lopetegui tendrá que corregir si quiere comerse el turrón en diciembre. Para eso tendrá que ganar el partido del próximo sábado ante un Atlético de Madrid que huele sangre y que puede meter al entrenador vasco en su primera crisis importante.

Debacle física del F.C Barcelona

La debacle del F.C Barcelona empieza a adquirir tintes dramáticos, solo superados por el peor Real Madrid, aquel de Queiroz, que querer ganar el triplete pasó a perderlo todo. Ese Real Madrid de los galácticos acabó sin fuelle y sin moral.

El caso de este F.C Barcelona es distinto aunque también influye la moral y la condición física. De lo primero, la acumulación de derrotas importantes ha hecho mella en el equipo. Desde la victoria madridista por 1-2, los de Luis Enrique han acumulado 3 derrotas y 1 victoria, la del Camp Nou en Champion, contra 10. Si a eso se le suma el empate contra el Villareal, se entiende que el Barcelona haya perdido sus 12 puntos de ventaja contra el Atlético de Madrid y 11 contra el Real Madrid.

Con respecto al agotamiento físico, este Barcelona ha jugado con respecto a ambos equipos 5 partidos más ( los 2 del Mundialito de clubes, los 2 de la Supercopa de Europa y el de la Supercopa de España). Y en la Copa del Rey 2 más que el Atlético de Madrid y 7 más que el Real Madrid. En total, 7 y 12 partidos más que respectivamente. Son muchos minutos a lo largo de la temporada.

Podría recordar este bajón del Barcelona al del Real Madrid de Ancelotti. Aquel equipo venía de un doblete europeo, de ganar la Supercopa de Europa y el Mundialito de clubes y de un récord de 26 victorias consecutivas. Pero en enero, mucho antes que este Barcelona, los de Ancelotti empezaron a acumular derrotas. Muchos jugadores con demasiados minutos, algo que le pasa también a este Barcelona.

Captura de pantalla 2016-04-18 a las 12.11.45

En la comparativa entre el Real Madrid y el Barcelona, la diferencia de minutos entre 11 titular de uno y otro es abismal. En total los azulgrana han jugado 11.113 minutos más. Por unos motivos u otros, además en el Real Madrid ha existido mucha rotación y jugadores suplentes a día de hoy como Danilo, Varanne o Isco están entre los 11 que más minutos han jugado (2.194, 2169 y 2.269 respectivamente). A los que hay que sumar como recambio los minutos de jugadores como James, Lucas Vázquez, Nacho o Jesé.

El F.C Barcelona, por su parte, ha contado como jugador número 12 a Sergi Roberto con 2.730 minutos y a continuación figuran como jugadores más utilizados Matheiu (2.237 min), Ter Stegen (2.010) y Munir (1.634).  El resto de jugadores con más de 1.000 minutos lo completan Vermaelen, Arda Turan, Bartra y Adriano.

Es decir, el Barcelona no sólo ha jugado más partidos sino que sus suplentes no han jugado muchos más minutos que los principales suplentes del Real Madrid. Y muchos jugadores blancos afrontar el final de temporada en plenas circunstancias físicas, tras lesione y bajones.

Quedan 5 partidos de liga y unas semifinales de Champion complicadas para los equipos de Madrid. Ese es el factor diferencial para el Barcelona, aunque el factor anímico a veces es más potente que el físico.

Con un solo punto perdido la liga puede cambiar rápidamente.