La cosa española

La Cosa era una película cuyos protagonistas se veían atacados por una especie de alien que se apoderaba de los cuerpos. Algo así debía pensar Susaeta cuando en vez de la palabra España dijo cosa, como si su mente y su cuerpo de independentista se fuese apoderar de todos los valores abertzales enseñados durante décadas en aquella región.

 La cosa (vale para todo esta palabra) es que estamos ante la penúltima prueba manifiesta de que nuestro país se va al garete, pero esta vez dejando entrar en la selección con total impunidad a tipos que ni sienten ni padecen ese escudo y esa bandera. ¡Que más da!, dirán algunos, lo importante es que luego jueguen bien al fútbol. ¡Claro que  importa! porque esa es la diferencia entre los clubes y las selecciones. En los primeros pueden jugar todos los jugadores sin diferencia de nacionalidades pero en las selecciones no. En caso contrario, mejor que Susaeta, traemos A Ribery y Cristiano Ronaldo que viven cerca, o  Messi.

 No se trata de hacer jurar a los jugadores convocados la bandera, tal y como para por cierto ocurre con los deportistas nacionalizados que luego no son tan animados. No, eso sería un exceso, pero al menos coherencia interna a la hora de realizar expresiones y revelar sentimientos.

 Yo personalmente como entrenador hablaría con todos esos convocados sospechosos y les preguntaría si sienten la bandera y escudo que representan. Y sino dejaría de convocarles. Así de sencillo. Desde luego en el caso de Susaeta no habría dudado en no hacerle debutar ni en volver a convocarle. Un tipo que no puede decir en voz alta la palabra España, por miedo o por sus propias convicciones ideológicas, que es lo que sucedió, no merece vestir esa camiseta. Y si lo hace no es por sentimiento sino por interés, prestigio y también dinero. Y se supone que eso es lo que diferencia a los profesionales de los clubes de los jugadores de las selecciones.

 Desde luego, Susaeta no es el primer caso ni será el último. Algunos como Piqué se están destapando poco a poco, aunque ya lo sabíamos ,y otros son famosos por su manifiesto independentismo en contraposición clara con el españolismo. Hablo de Guardiola pero la lista sería larga.

 El que no se sienta español que no juegue en la selección, por coherencia interna e ideológica. Y si no tienen la posibilidad de jugar en las selecciones de sus “pequeños países” que se lo hubiesen pensado antes de dejarse lavar el cerebro.

 Pero esto me temo que no pasará porque nos puede el buenismo. El mismo que nos ha llevado a esta situación de ruina económica y moral y el mismo que traslada Del Bosque con cada acción. Yo digo no al buenismo y sí a la mano dura, y que se aplique a todos los ámbitos y que cada palo aguante su vela.

La lista de Del Bosque

Al marqués se le conoce como Krusty el Payaso en algunos círculos no porque haga payasadas sino por su gran parecido con el dibujo animado. Y aunque su lista no es una payasada tampoco me parece digna de elogia.

 Todo depende claro de los criterios que se tomen. Seguramente cada entrenador optará por uno u otro. Unos por poner a sus amiguetes, otros por dar el máximo de continuidad y otros pensamos que a los torneos deben ir los jugadores que estén en mejor forma al final de la temporada combinada junto con sus méritos  a lo largo de la temporada.

 Por eso es muy difícil entender una lista en la que no esté el pichichi español, Roberto Soldado, y el jugador revelación, Adrián. Ambos, motores de sus equipos y los dos protagonistas de dos temporadas espectaculares con muchos goles y con mucha aportación en sus respectivos equipos.

 Incluir a Torres o Negredo por delante de Soldado, e incluso incluir al propio Llorente es no considerar su gran temporada goleadora. Al fin y al cabo el puesto de delantero debe marcar goles y Soldado es el que más goles ha marcado. Sus 30 goles durante todo el año está  muy por delante de los 11 de Torres y de los 14 de Negredo.

 Igualmente sangrante resulta la presencia de Pedrito que ha hecho una temporada realmente irregular, plagada de lesiones, en comparación con la extraordinaria temporada de Adrián.

 El hecho de mantener el bloque a toda costa con la sola inclusión de Juanfran, Alba y Negredo, además de Cazorla, que ya era habitual podría ser positivo sino fuese claro que esta generación de futbolistas necesita nuevos elementos como revulsivos.

 Del Bosque ha optado nuevamente por mantener el bloque del Barcelona y ha hecho el equipo pensando en ello. Esperando a Villa hasta el útlimo minuto ahora se encuentra con el problema de que no sabe quien es su delantero titular porque apenas ha ensayado. En el resto de líneas hay demasiados jugadores del mismo estilo como Cesc, Cazorla, Iniesta, Xavi, Silva y Mata y falta jugadores que rompan por banda, con la excepción de Navas o jugadores que aporten otras características.  Incluso la presencia de Cesc, con varios días de lesión por delante es más que discutible.

 Una lista que no me gusta y una selección, que es posible que se de un batacazo mucho antes de lo que se piensa, como le ocurrió a Francia en su día.

España y el estado de forma

Hoy España juega el último partido de preparación antes de su andadura en la Eurocopa. Un torneo en el que parte como máximo favorito como anterior campeón  pero sobre todo como campeón del mundo.

Ese va a ser uno de los factores determinantes en todos y cada uno de los partidos, tal y como se vio en el mundial. Un mundial que se ganó con sufrimiento con resultados ganados por la mínima y con menos brillantez que en la anterior Eurocopa. Si siguiese la tendencia bien podríamos ver a  España eliminada antes de tiempo.

Varios son los factores que me hacen pensar que eso va a pasar. España presenta a varios de sus habituales en bajo estado de forma. Lo más llamativo es el puesto de delantero. Con Villa lesionado y con una lenta recuperación el estado de Torres tampoco parece dar demasiada confianza. Un hueco que podría aprovechar Llorente o delanteros no habituales como Soldado o algún otro. Se trataría en todo caso de una opción no probada.

Preocupante también es la línea defensiva. Una línea que podría verse modificada si Ramos pasa al puesto de central. Esa decisión con Arbeloa de lateral sería seguramente la más coherente y tendría que desplazar a uno de los centrales del Barcelona al banquillo. Ni Piqué ni Puyol parecen en buena forma aunque por causas diferentes. En el primer caso se trata de algo puntual mientras que el capitán culé está en un claro declive. La otra gran incógnita es el puesto de lateral izquierdo, en mi opinión sin garantías suficientes con la presencia de Jordi Alba. Pero el problema no acaba aquí porque para cada uno de esos puestos faltan suplentes de garantías.

El medio campo parece el mejor cubierto a pesar de el bajo estado de forma de los dos Xabis. Ambos ya han jugado sus mejores partidos con la selección. De todas maneras es una posición que se puede cubrir con jugadores como Busquets o  Javi Martinez dependiendo del sistema a utilizar. Entre los jugadores que no pueden faltar en el medio del campo está Silva. En mi opinión el canario es ahora puesto la pieza clave por encima de Iniesta, también en bajo estado de forma.

Todo dependerá de la apuesta de Del Bosque y en función de eso unos u otros nombres aflorarán. Me intranquiliza que muchos de los jugadores que están en mejor forma física apenas hayan jugado con la selección.

Estaremos atentos a la alineación de hoy aunque finalmente todo dependerá del estado de forma de los jugadores principales antes de la Eurocopa.

Del Bosque, el rencoroso

Hablaba en el último post de las dudas que me provocaba la selección sobre todo por la dirección de su entrenador, Don Vicente del Bosque, marqués del mismo apellido, por la gracia del Rey y de Dios. No conocía por entonces las noticias recientes referidas al probable rechazo de este ilustre personaje a la insignia de oro y brillantes que había acordado otorgar la asamblea del Real Madrid.

Aunque con retraso, el Real Madrid decidía darle un homenaje al que una vez fuera su entrenador. Lo hacía también Florentino Pérez, influido por la presión social y también como gesto de cara a la galería para simbolizar una paz entre ambos que nunca existió.

No se imaginaba el magnate de ACS que Del Bosque, en su calidad de marqués, se iba a proponer rechazar tal honor, aludiendo a causas genéricas y poco claras. Todo ello, tras filtrar a la prensa un posible rechazo y por medio de otros como el entrenador Toni Grande. Las alegaciones al respecto hablan de que no se trataba de un acto íntimo y espontáneo y que era algo frío. Causas no confirmadas directamente por Del Bosque pero sí indirectamente tras no decir claramente que iría a tal homenaje y en vez de eso dar largas, haciendo gala de su estilo no humilde sino dubitativo.

Del Bosque ha demostrado tener una característica por encima de esa supuesta humildad, el rencor. Un rencor ilimitado que ha ido aumentando año y año y del que ya dio muestras años atrás haciendo declaraciones en contra del Real Madrid y de Florentino.Quizá considere Del Bosque, ahora que es marqués, que está por encima del Real Madrid y que es esta institución la que le debe un respeto y no al revés.

Se olvida este importante miembro de la nobleza española que fue el Real Madrid el que le permitió una vez triunfar como jugador y tener un futuro económico y además de eso le permitió desempeñar un cargo de entrenador durante muchos años. Por si fuera poco, un día en concreto se le dío la oportunidad de entrenar al primer equipo y cosechar éxitos con una de las mejores plantillas que se recuerdan en el fútbol mundial. Todo ello sin hablar del dinero que recibió durante esta etapa que no fue precisamente poco.

Pero no, Del Bosque creía estar por encima del bien y del mal, y su no renovación, que no despido, fue considerada como un deshonor y un acto de guerra, sin tener en cuenta aquellas causas por las que no fue renovado como el hecho de que el Real Madrid no hubiese ganado más que un título al año con la mejor plantilla que se le recuerda o el hecho de que el vestuario fuese una mafia en la que los capos Hierro y Raúl campaban a sus anchas.

Del Bosque, quizá considere que es distinto al resto de entrenadores que han pasado por el club merengue. Distinto de Heynckes que años antes fue despedido tras ganar una Copa de Europa tras 32 años de sequía; distinto de Toshack que también fue despedido yendo primero en liga o distinto de entrenadores que vendrían después de él como Capello o Shuster despedidos a pesar de haber ganado campeonatos ligueros. Y eso por remontarse mucho antes con varios ejemplos también.

Quizá lo que nunca entendió el técnico salmantino es que el Real Madrid es incorformista por naturaleza y ni siquiera bastan dos copas de europa y dos ligas para mentenerse en el cargo. Y no bastan si durante ese tiempo el equipo no ha aprovechado su potencial y en vez de crear un ciclo de éxito total, como por ejemplo el que atraviesa el Barcelona, se desaprovechan las oportunidad, dejando escapar ligas o haciendo el ridículo en la Copa del Rey.

El Real Madrid de Del Bosque tuvo la suerte de enfrentarse a un Barcelona menor, en un mal momento de su historia, ganándole la liga a equipos menores como la Real Sociedad o el Valencia. En la Copa de Europa, se ganaron las finales a dos equipos con tan poca historia en la Copa de Europa como el Valencia y el Bayer Leverkusen, dos equipos que tardarán muchos años en volver a esta final. Equipos que tuvieron unos buenos años, pero que no serán recordados por sus estrellas.Una época en la que los principales equipos de Europa atravesaban momentos de transición y que debió aprovechar el Real Madrid para realizar varios tripletes.

Con un primer equipo con una columna vertebral compuesta por Hierro, Roberto Carlos, Redondo, Raúl y Morientes y un segundo equipo que contaba en sus filas con la mayor concentración de calidad pura que yo haya visto jamás con Hierro, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Ronaldo y Raúl, entre otros, se desperdició una oportunidad de lograr no ya un doblete sino varios tripletes.

Independientemente del descalabro posterior del Real Madrid postdelbosque, propiciado en gran parte por la falta de planificación a futuro y por carecer el equipo del relevo necesario de estas grandes estrellas y de una cantera que Del Bosque tampoco ayudó a consolidar(recuérdese el papel en años venideros de los Zárate, Meca, Bravo o Pavón), Del Bosque estuvo muy lejos en sus años de a excelencia y de liderar un proyecto sólido. Algo parecido a lo que realiza ahora con la selección, tras una inercia positiva tras lograr la Eurocopa después de muchos fracasos

Complacencia con la selección española

A falta de un partido para igualar el record de victorias oficiales y tras lograr un mundial por primera vez en la historia, la selección española se halla en una burbuja de la que parece que nunca despertará. Con una fase de preparación plácida y con la confianza que da ser campeones de Europa y del mundo de manera consecutiva parece todo un idílico cuento del que nunca vamos a despertar.

Por eso, voy a ser esa chinita necesaria para vislumbrar algunos aspectos que me hacen dudar de la selección de cara a la próxima Eurocopa. Lejos de lo que creemos, allí nos encontraremos a rivales temibles: una Alemania con una excepcional generación de jóvenes, una Holanda con ganas de revancha, a la Inglaterra de un Capello que siempre presenta equipos competitivos y a históricos como Italia y Francia a los que nunca se pueden descartar.

Con ese panorama me parece que el señor Del Bosque, su excelentísimo señor marqués mejor dicho, está cayendo en una peligrosa complacencia. Y lo está haciendo no a través de las palabras que denotan su siempre ponderado tono y humildad (excesiva para mi gusto) sino por sus actos.

Me preocupa por ejemplo la presencia de algunos jugadores absolutamente faltos de forma o la de otros que todavía no han hecho méritos suficientes. La fase preparatoria, es como su nombre indica, un simulacro de lo que debe pasar en la Eurocopa pero con la diferencia de que entonces puede haber lesionados o jugadores bajos de forma. Por eso, conviene ir previniendo posibles bajas en puestos determinados.

Ocurre así con el puesto de central, sin duda el menos fortalecido de todos. Con Piqué como titular indiscutible, el otro puesto lo debería ocupar un Puyol que sin embargo hace meses que no está a su mejor nivel, y lo que es más preocupante no parece que con su edad vaya a estarlo de aquí a la Eurocopa. El otro central, Albiol, que no es titular en el Madrid, tampoco parece a la altura de las circunstancias. La cuarta opción parece ser que sería situar a Javier Martinez de central, renunciando así a probar a verdaderos especialistas en el puesto. Quedan pocos meses y España a día de hoy no tiene a centrales de garantía.

El otro elemento que me preocupa son las ocurrencias del marqués de llevar a jugadores como Thiago o Montoya. Al primero se le supone una calidad indiscutible pero también una evidente falta de madurez y experiencia. Con apenas unos cuantos partidos en primera división, puestos a probar sería más lógico convocar a Canales, que está siendo titular en el Valencia con grands partidos. La presencia de Montoya fue un guiño excesivo a los éxitos del Barcelona que minusvaloró al resto de laterales españoles de primera división que llevan años optando a ese puesto.

Del resto de convocados, especialmente enconado es en estos momentos el debate en torno a Torres. Un jugador que ha perdido hace tiempo su chispa y que a día de hoy debería estar por detrás por ejemplo de un jugador como Soldado, o del mismo Negredo.

Conviene por todo ello ser conscientes de las limitaciones de la selección, que si bien ha logrado en partidos oficiales victorias solventes, ha dejado muchas dudas en partidos amistosos contra selecciones potentes. Sobre todo, si tenemos en cuenta que también Clemente logró sus records y que España llevaba clasificándose desde hace muchos años a las rondas finales con relativa facilidad. Al fin y al cabo, España a pesar de ser campeona del mundo lo hizo como la selección en la historia que ha marcado menos goles con un juego lejos de aquel que le llevó a la excelencia con Luis Aragonés.

Por eso, anticipo desde ahora mis dudas para que cuando ocurra lo peor nadie me tache de ventajista. También es cierto que Del Bosque nunca fue mi santo de mi devoción. Siempre me ha parecido alguien que pasaba por ahí y que tuvo la suerte de estar en el lugar adecuado a la hora adecuada. Quizá por ello se explica su corto historial como entrenador. O quizá ello pueda explicar porqué nunca fue capaz de exprimir al mejor Real Madrid que se recuerda.

Amistosos ridículos

Confieso que ayer no vi el partido de España. Necesitaba despejarme y me fui al cine. Pensaba que sería un partido con algún gol y con un empate o una victoria por la mínima. Por eso me sorprendió ver a mi vuelta un resultado tan abultado, y sobre todo las declaraciones de Del Bosque diciendo que peor no se puede jugar.

Lo peor de todo es que lo de peor no se puede jugar supongo que lo pensaría primero en el partido contra México que España estuvo a punto de perder; después en el de Argentina y ahora con lo de Portugal.¿quien será el siguiente? ¿acaso se dedica España a dar alegrías al resto de selecciones permitiéndoles ganarnos?

Si es así, y hay un contrato de dinero de por miedo, aún pareciéndome mal tendría algún sentido, siempre y claro repartiesen ese dinero. Porque por muy amistosos que sean los partidos los jugadores llevan el escudo de España, los colores de nuestra bandera(bueno el azul no…) y escuchan el himno de nuestro país. Motivos suficientes para no hacer el ridículo.

Sabemos que España tras siete partidos fue campeón del mundo y lo celebramos con alegría y con orgullo. Sabemos que antes fue campeona de Europa demostrando que se trata de una selección sólida y regular. Pues bien, estas derrotas ponen en entredicho esa regularidad y esa solidez. Se puede perder y se puede jugar mal, pero no se puede caer derrotado por cuatro goles a cero dos veces seguidas. Ni siquiera en partidillos de entrenamiento.

Si resulta que los jugadores no están motivados hay dos soluciones: se anulan los partidos amistosos o se llevan a otros jugadores. Y sino habrá que pedirle cuentas al mismo entrenador que algunos catalogan como uno de los mejores del mundo. Si así fuese os aseguro que no permitiría una derrota de este tipo. Antes tira la toalla y hace que anulen el partido. No soy ventajista, nunca he sido partidario de Del Bosque. No lo fui cuando redacté este artículo y no lo seré en cuanto publique una comparación con Mourinho.

Ahora gracias a estas derrotas nuestras amigos argentinos y portugueses pueden mirarnos por encima del hombro, pasando completamente de nuestra victoria en el mundial. Podemos decir que nosotros ganamos el mundial, pero sinceramente guste o no, eso ya es el pasado, y sino que se lo digan a Francia.

La mentira de Del Bosque

Algunos dicen que es el mejor entrenador del mundo, otros el mejor entrenador español de la historia y otros el mejor entrenador que ha tenido nunca el Real Madrid.

Yo digo que es un tipo que estaba en el momento justo en el lugar adecuado.Unos pocos descerebrados intentamos ir más allá de lo obvio para analizar si de verdad alguién que ha entrenado a nivel profesional durante apenas 6 años puede ser considerado todo eso. Y más teniendo en cuenta que lo ha hecho con equipos de éxito como el Madrid o la selección española. Ni siquiera consideramos su paso por el Besitkas como algo relevante sino que nos limitamos a analizar su estancia y rendimiento en el resto.

Como ya se ha hablado mucho de la “roja” me limitaré a analizar los datos, que nunca mienten, de Del Bosque (Of Forest) en el Real Madrid.

Como entrenador del Real Madrid dirigió 141 partidos, ganando 78, empatando 37 y perdiendo 26.Con un promedio de 55.32%. Queiroz tuvo un promedio de 55.26%, Luxemburgo de 65%, Capello 58,82%, , Schuster 67,71% y Juande 70%.

En la primera temporada, del Bosque coje al equipo en noviembre, en la jornada 11 con 3 victorias, 5 empates y 3 derrotas.  Acaba la temporada con 13 victorias, 9 empates y 5 derrotas. El Real Madrid queda quinto en liga con 62 puntos por detrás del Zaragoza(63), Valencia(64), Barcelona(64) y Deportivo(69)

En la Copa del Rey se pierde en semifinales contra el Español tras una ida de 0-0 y una vuelta de 1-0. Previamente se había ganado al Mérida y al Zaragoza.

En la Copa de Europa se gana la octava, tras vencer brillantemente a Manchester, Bayern y Valencia.

En la siguiente temporada llega Florentino Pérez con Figo debajo del brazo. Además se incorporaron como jugadores importantes otros como Makele, Solari o Flavio Concenciao.

De 38 partidos de liga se ganaron 24, empataron 8 y se perdieron 6. Como peores partidos un 0-2 del Mallorca y un 3-0 del Celta de Vigo.  El Real Madrid ganó esa liga con un 63% de victorias con 80 puntos, por delante de Deportivo(73) y Mallorca(71).

En la Copa del rey se vivió uno de los momentos más bochornosos de la época de Del Bosque, frecuentemente olvidado,al ser  derrotados en dieciseisavos de la Copa del Rey contra el Toledo, un segunda B, por 2-1.

En la Copa de Europa, tras ganar al Galataray en cuartos (3-2, 0-3) se perdieron los dos partidos contra el Bayern de Munich(0-2,2-1).

Se perdieron además la Supercopa de Europa contra el Galatasaray de Jardel y la Intercontinental contra el Boca Juniors. Para completar los títulos perdidos también se perdió en el Mundialito de clubes, quedando en cuarto lugar.

La temporada 2001-2002 supuso la llegada de Zinedine Zidane como único fichaje, mas el aterrizaje de un buen puñado de canteranos.

La temporada  dejó una Supercopa de España y una Copa de Europa ganada brillantemente tras vencer a Bayern de Munich, Barcelona y Bayern Leverkusen.

Sin embargo como notas muy negativas se perdió la final de la Copa del Rey contra el Deportivo en el feudo blanco y se hizo una muy mala temporada liguera.

El Real Madrid finalizó la liga tercero, con solamente 66 puntos por detrás de deportivo(68) y Valencia(75) con 10 partidos perdidos, 9 empatados y solamente 19 ganados.

La última temporada de Del Bosque contó con el fichaje de Ronaldo y la llegada de Cambiasso.

Se ganó el título liguero con 78 puntos en una apretada liga contra la Real Sociedad(76) de Xabi Alonso y Nihat. Se empataron 12 partidos, se perdieron 4 y se ganaron el resto. Como partidos más bochornosos la derrota 1-5 contra el Mallorca y el 4-2 contra la Real Sociedad.

En la Copa del Rey el Madrid volvió a caer contra el Mallorca en cuartos. Tras empatar a 1 en el Bernabeu no fue capaz de remontar, y perdió por 4-0 en la vuelta, en otro partido olvidado por los delbosquistas.

Se ganaron la Supercopa de Europa y la Intercontinental, esta vez sí, contra el Feyenoord y el Olimpia de Asunción respectivamente.

En la Copa de Europa, los de del Bosque cayeron en semifinales contra la Juventus tras ganar 2-1 en la ida y perder 3-1 en la vuelta.

Estos son los números de Del Bosque. Para unos, un genio por haber ganado varios títulos con uno de los mejores Madrid que se recuerdan; para otros, como yo, un entrenador sobrevalorado y medicore cuya única labor ha sido poner a los jugadores en el campo, sin aprovechar todos los recursos ni exprimirles al máximo.

Como anécdota, una declaración de Zidane que nada más aterrizar en el Madrid y tras ser pitado por un buen puñado de piperos reconocía que Del Bosque no le había dado ninguna instrucción ni comentado nada. Ese es el famoso trato y bonhomía de un entrenador que no se preocupó de intregar al fichaje más caro, entonces, en la historia del Real Madrid. Un tipo tímido que precisaba ayuda y un apoyo y que sin embargo tuvo que desmotrar su genialidad sin la ayuda del entrenador.

Con un bajo porcentaje  de victorias, dejó escapar dos ligas, una Supercopa y una Intercontiental además de hacer el ridículo más espantoso en la Copa del Rey. Supo sin embargo ser competitivo en la Copa de Europa en el trofeo fetiche del Real Madrid tras la consecución de la séptima. Digamos que como con la Eurocopa ese trauma estaba superado y el Madrid lograba imponerse con relativa facilidad en Europa.

Después  de Del Bosque, el Madrid caería en la más absoluta de las depresiones con fichajes absurdos y una inestabilidad total, siendo Florentino incapaz de fichar a un entrenador medio serio.

Algunos dicen que los entrenadores posteriores no hicieron lo que del Bosque, pero pocos dicen que la plantilla que tuvo Del Bosque, sobre todo los últimos años, ha sido una de las mejores de la historia. Con 3 de los mejores jugadores de los últimos 20 años: Figo, Zidane y Ronaldo (estos dos últimos de los mejores de la historia) y una plantilla repleta de buenos futbolistas que aunaban juventud y veteranía. Con extranjeros como Roberto Carlos(29), Cambiasso(22), Macnamanan o Solari(25); nacionales como Morientes(26),Raul(25),Salgado(27), Helguera(27), Casillas(21), Del Bosque desperdicio una oportunidad única para hacer historia y batir todos los records.

Como muestra, Queiroz se encontró con una plantilla sin  Makelele, Morientes, Mcnamanan, Savio, Flavio Concenciao, Geremi, Munitis, Celades o Hierro. Jugadores, muchos suplentes de lujo, otros necesarios para tener una plantilla holgada y otros como Makele absolutamente necesarios.

Con esa plantilla bien se podría haber logrado lo mismo que Guardiola. Ganar los títulos y además hacerlo holgadamente. El Madrid de Del Bosque llegó a perder 10 partidos en una temporada y a empatar 12 en otra. Números de un equipo poco sólido.

Algunos con mucho menos han logrado tripletes o dobletes. Del Bosque en los años que ganó la Copa de Europa hizo el ridículo en la liga, y nunca fue capaz de lograr un doblete más allá de títulos menores como supercopas o intercontinentales.

Pero todo esto último son opiniones me sobra con el primer dato del principio; Del Bosque ganó el 55,32% de los partidos con quizá el mejor plantel, como diría Manuel Pelegrini, que ha tenido jamás el Real Madrid y cualquier equipo de fútbol.

 

Dubitativa España

Ayer ganó la selección española por un gol a cero a la débil Corea. Un rival ultradefensivo que se supone que no dejaba huecos. Yo me pregunto cuanto es mérito de Corea y cuanto demérito de España.

Desde la llegada de Del Bosque creo que la selección ha perdid parte de la competitividad y “mala leche” que supo encontrar el sabio de Hortaleza.Los jugadores claves con lo mismos con alguna mejora incluso como Pique o Navas, y sin embargo el equipo juega peor, con menos frescura y menos fuerza.

Ya se que son partidos amistosos y es más difícil motivarse pero sinceramente no veo a España siendo competitivo en cuartos de final  en semifinales en hipotéticos cruces contra Argetina,Brasil e Inglaterra.

Quizá todo empieza por jugar los partidos amistosos contra los mejores como hizo Luis y acostumbrarse a esos partidos que son los que de verdad deciden los campeonatos. Y quizá debiera empezar ya a jugar con su 11 definido e ir introduciendo cambios en la segunda parte.Todo lo que sea hacer probaturas a escasos días del mundial no permite que los jugadores cogan las inercias tan necesarias para jugar a tope esos 7 partidos que definen a un campeón.

Nunca he sido Delbosquista, es bien sabido. Y mucho me temo que seguiré sin serlo. Espero equivocarme de verdad pero me parece que el salmantino que es capaz de ganar tácticamente los partidos ni hacerlo gracias a una motivación especial de sus jugadores.El simplemente se encomienda a la calidad de los jugadores que no es poca.Pero la diferencia es que una lesión o una sanción pueden condicionar el 11. Y a pesar de ser una plantilla muy completa no es lo mismo jugar con Xavi que sin él, por ejemplo.

Ya queda menos para salir de dudas.

Del Bosque,un alineador

No me gusta Del Bosque. Se que es una opinion impopular pero voy a intentar fundamentarla. También diré que seguramente sea la menos objetiva de mis opiniones habida cuenta de la dificultad de valorar la labor de los entrenadores.

Para mi Del Bosque es un madridista que fue jugador, metido a entrenador al final de su carrera. A excepción del Real Madrid durante cuatro años, su mala experiencia en Turquía, y su etapa actual, nunca ha entrenado a equipos profesionales. Eso si, ha sabido elegir el momento y lugar porque siempre ha apostado por caballos ganadores.

Es cierto que ganó dos copas de Europa, pero con un equipo que había sido campeón de Europa que es lo más difícil de lograr. Transformar un club que lleva 32 años sin ganar en un campeón no es nada fácil. El que viene después tiene el trabajo hecho y más si se cuentan con aquellos jugadores.Porque no debemos olvidar que la base que tenía aquel Madrid ha sido una de las mejores de su historia. En la octava Copa de Europa, con un imberbe Casillas ya despuntando, Hierro, Redondo, Roberto Carlos y Raúl, se tenía a 5 jugadores que por aquella época eran prácticamente los mejores en sus respectivos puestos. De la novena ni hablamos porque había tanta calidad que no es necesario.

Eso si, la novena se ganó a pesar de Del Bosque que a punto estuvo de privar a los madridistas de la Copa con su errónea decisión de alinear a Cesar. Es de las pocas decisiones arriesgadas que ha tomado en su carrera porque normalmente ha optado por lo más sencillo. Del Bosque es un mero alineador, que no apostó por la cantera, ni ideó tácticas, ni jugadas ensayadas ni nada parecido.Simplemente dejó jugar. No es poco dirán algunos, para mi si. Un entrenador es aquel que gana partidos, que mejora a los malos jugadores y descubre a los buenos. Un entrenador motiva al desmotivado, y abronca al motivado.

En definitiva, un entrenador es alguién como Luis Aragonés, con sus malos momentos y sus meteduras de pata pero también con sus aciertos y con sus decisiones arriesgadas. Los mas abroncados, como Romario o Etoo hablaron maravillas de él,y  el resto también.

Pero si hablamos de entrenadores puros, hablemos de Capello. Este si gana ligas por sí mismo.Real Madrid, Roma o Milán, da igual, entrena, motiva y gana. Y no digo que me guste Capello que representa lo más rácano del fútol, digo que es garantía de títulos. Coherente con su sistema de juego, no engaña a nadie.

Porque no es lo mismo haber entrenado durante 20 años a 6 o 7 equipos, que haber entrenado solamente al Real Madrid.  Ahora ha optado por otro caballo ganador, la  mejor selección española de la historia. Y nuevamente llega cuando se ha hecho lo más difícil, convertir a una selección perdedora en una ganadora.

Así que esa es la estrategia de Del Bosque. Otros se proponen retos difíciles para demostrar su valía, y si fracasan lo vuelven a intentar. En su momento rechazó entrenar a la selección mexicana por ejemplo y seguro que muchos otros proyectos.

Y a nivel humano, dicen que es una buena persona, ahí puedo juzgar poco porque no le conozco, pero si recuerdo el muchísimo resentimiento hacia el Real Madrid cuando no le renovaron. Pocos entrenadores han hablado tanto después de marcharse. Ni Heynckes ni Hiddink ni Capello dijeron una palabra, justo lo contrario de Del Bosque que vía prensa, radio y demás medios ha demostrado su rencor.

Y esta es mi opinión sobre nuestro seleccionador nacional, que tendrá que demostrar, al menos a mi, que es capaz de convertir un aspirante claro a ganar el mundial, en un campeón del mundo.Y lo tendrá difícil porque ha que ser capaz de mantener a 15 o 16 jugdores activos, pero sin cansarles, midiendo tarjetas y buscando picos de forma. Es decir, hay que arriesgar y tomar decisiones. Luis lo hizo y ganó. Veremos a Del Bosque…

España pierde el toque

La selección española cayó en ayer en las semifinales de la Copa Federación por 2-0 en un mal partido. Bien es cierto que los americanos defendieron como si fuesen italianos, pero aún así, se espera más de la campeona de Europa y más si aspira a ganar el próximo mundial.

Aquí van algunos detalles que para son claves:

1)La ausencia de Iniesta: Andrés Iniesta es a España lo mismo que al Barcelona, un jugador tremendamente vertical capaz de abrir defensas.La gran diferencia es que el equipo azulgrana cuenta también con Messi. Se le ha echado mucho de menos y su titularidad es clave en España para lograr ganar a equipos tan cerrados.

2)La ausencia de Silva: el canario es otro de los jugadores claves que propiciaron que España no perdiese nunca el balón.Sus asociaciones con Xavi e Iniesta fueron de lo mejorcito de España. Para mi otro titular indiscutible.

3)Xabi Alonso no es Senna: me parece buena la apuesta porque Senna ya ha dado muestras de cansancio de no poder rendir a la altura. Desgraciadamente se nota bastante la diferencia, y de hecho ayer le falto a Xabi la sencillaz de Senna.Además falló demasiados pases.

4)Se abusó de los centros: fueron muchos los centros al área, sobre todo de Sergio Ramos y de Riera y ni Villa ni Torres consiguieron rematar ninguno. Si a del Bosque le gusta jugar por bandas y el equipo rival es especialista en balones aéreos quizá debió sacar a un especialista rematando como LLorente.

5) Cambios poco acertados: la entrada de Cazorla no aportó realmente nada, aunque si lo hizo la de Mata.Eché de menos tomar más riesgos como quitar a un defensa, o quitar a Xabi Alonso y meter más pólvora.Además Del Bosque sólo hizo dos cambias cuando el equipo estaba claro que le faltaba frescura.

En definitiva, la nueva España me crea dudas, sobre todo en lo que concierne a su entrenador. La apuesta por Cesc no me gusta, y la falta la clarividencia y los riesgos que tomó Luis. Siempre he dicho que Del Bosque no es un entrenador sino un alineador, y ayer ni siquiera.

A la primera dificultad seria, España no ha dado la talla, y le ha faltado cintura, la misma que si tuvo Luis. Veremos como evoluciona esto, pero yo siempre lo he dicho y aqui lo repito a falta de un post sobre ello, no me gusta Del Bosque