Ceballos y Dembelé y Messi y Cristiano

Hoy traigo una ensalada de nombres y que no obstante tienen en común el tratamiento que le da la prensa y algo tan subjetivo como la percepción que se crea en torno al Real Madrid y al F.C.Barcelona.

Antes de ayer el Real Madrid ganó en un buen partido al Leganés. Pero parte de las noticias tienen que ver con Bale. “Hay caso Bale”, titula un conocido periódico deportivo antiflorentinista, o “Que pasó con Ceballos”. Una noticia trata de poner acento en la suplencia de Bale, mientras que el otro comenta los escasos segundos que jugó Ceballos.

Incluso gran parte del madridismo tuitero se indigna con lo de Ceballos, hablando de la humillación de Zidane, sin más consideraciones. Hablar de Zidane y de humillar en la misma frase debería ser delito, conociendo el talante del francés que en todo este tiempo ni como jugador ni como entrenador ha mostrado un mínimo signo de arrogancia o prepotencia. Si ha ambos cometido errores en ambos campos, y bien conocidos fueron sus episodios de expulsiones. Y también ha cometido errores como entrenador, y la gestión del cambio de Ceballos de ayer seguramente entre dentro de esa categoría. En general la gestión de Ceballos y otros suplentes no está siendo ideal, aunque nos olvidamos de que Zidadon es el entrenador y que tiene a otros 22 que alinear.

Por eso mismo, la prensa siempre podrá hablar de un caso Isco, un caso Lucas, un caso Bale, un caso Benzema o un caso Asensio. Porque en el Real Madrid siempre habrá 11 titulares y 11 suplentes. Como en cualquier equipo del mundo, como en el F.C.Barcelona. Y sin embargo, allí parece sorprender menos que dos jugadores como Dembelé y Coutinho, que costaron entre ambos 300 millones de euros, se queden en un partido de liga en el banquillo, en beneficio de jugadores como Paulinho, Rakitic o Inieta.

Con el F.C.Barcelona no hay caso Dembelé y el 1-1 a domicilio contra el Chelsea, con un solo tiro a puerta, parece más brillante que el 3-1 al PSG con muchas ocasiones a favor. La prensa, a fuerza de vender siempre lo positivo del F.C.Barcelona y lo negativo del Real Madrid, crea siempre en el aficionado , esa  constante sensación de insatisfacción, de incendio permanente, mientras que en Can Barsa siempre va todo como la seda.

Da igual que la realidad desmintiese esa percepción. Da igual que los hechos dijesen que el F.C.Barcelona estafó como club y a nivel individual en el caso Neymar, o que deportivamente no haya superado los cuartos de final en la Champion League en los últimos años, o que se haya gastado el triple de dinero que el Real Madrid. La percepción, ósea, la propaganda, nos habla de un club ejemplar, humilde, que siempre juega bien, o como me dijo mi padre el otro día, tiene un sistema de juego imperial.

Mientras veíamos el partido del Chelsea, con el f.C.Barcelona aplicando ese sistema de juego imperial, sobando y sobando el balón, mientras William mandaba dos balones al palo, le comenté a mi padre que con ese sistema de juego no habían sido uno de los 4 mejores equipos del mundo en los últimos años, y de hecho habían sido vencidos en numerosas ocasiones por Real Madrid y Atlético de Madrid e incluso arrasados recientemente contra la Juventus y hace no tanto contra el Bayer de Munich

Pero esa percepción de que el Barcelona es mejor siempre flota en el aire, aunque sea mentira. Aunque solo sea mejor en ser capaz de tener la pelota y no en ser capaz de meter goles o ganar eliminatorias y Champion.

Esa es la misma mentira y misma percepción que hace pensar a muchos (mi padre incluido), que Messi es infinitamente mejor que Cristiano Ronaldo, y que este además no es un jugador de equipo. Da igual que los números digan que ambos jugadores pierden un número similar de balones, que ambos son los más rematadores de sus equipos, o que numerosas imágenes nos hayan mostrado el lado más egoísta del argentino. Cristiano Ronaldo es más egoísta y punto.

Y da igual que los números, el único hecho puramente objetivo dentro de una legítima discusión entre quien te gusta más o menos. Porque negar que Messi es un genio es tan absurdo como hacer lo propio de Cristiano. Negar que uno y otro han competido haciéndose mejores el uno al otro, de manera similar a lo realizado en el tenis por Federer y Nadal.  Si para que Messi haya sido el mejor Messi ha necesitado a Cristiano y viceversa, necesariamente ambos tienen que encontrarse muy cerca del otro futbolísticamente.

Y de hecho están tan cerca que tienen el mismo número de balones de oro, mismo número de Champion League, múltiples récords, parecidas cifras de goles. Y luego en los matices se observan diferencas a favor de uno y otro. Y desde luego existen múltiples diferencias en su juego. Messi es el mejor en lo suyo, en regates, en eslalons imposibles, con un tipo de juego muy de dibujos animados, muy visual. Además de ser determinante con múltiples goles. Y Cristiano Ronaldo es el mejor en lo suyo, en remates desde cualquier lado del campo, con derecha e izquierda, de cabeza, de tiro lejano o remate al primer toque. El mejor goleador de la historia en la suerte más importante del fútbol que es precisamente el gol.

Un jugador de tiro, potencia y velocidad versus un jugador de regate, habilidad y velocidad. Ambos los más determinantes del planteta. Ambos con una capacidad de gol muy por encima de casi cualquier jugador de la historia.

¿Quién es el mejor? Pues en la última década habrá dependido del año y dentro de una misma temporada del momento de forma y del partido. Pero sostener la neta superioridad de Messi porque sí, en función de la percepción que comentaba arriba, nos hace olvidar los hechos. Hechos como que Cristiano Ronaldo en las rondas finales de la Champion League, cuando se juegan los partidos más importantes y contra los mejores rivales, es implacable. Concretamente el doble de implacable que Messi.

Mbappé, el elegido

mbi_2

Mbappé ha irrumpido en el mundo del fútbol con una fuerza y unas expectativas que no se veían en mucho tiempo. Quizá sea uno de los llamados a suceder a Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han monopolizado todos los triunfos y premios individuales y muchos colectivos desde hace una década.

Los sucesores a ser los mejores jugadores del mundo del futuro son ahora mismo jóvenes como Mbappé, de solo 18 años o jugadores como  el delantero de la Juventus, Dybala (23 años) o el jugador del Borussia de Dormunt (19 años).

Ese es la verdadera carrera hacia la que se han lanzado los clubes más potentes de Europa desde hace un par de años, identificar el relevo entre los jóvenes de dos supercracks como Messi y Cristiano Ronaldo que con 29 y 32 años,respectivamente, dentro de poco dejarán su trono vacante, produciéndose un extraño vacío.

Por eso el Real Madrid se ha gastado una verdadera fortuna por un chaval brasileño de 16 años, Vinicus Junior y por ese mismo motivo el Barcelona acometió un fichaje multimillonario con Neymar varios años atrás. Ese ímpetu justifica fichajes como el de Anthony Martial, Sterling o Kevin De Bruyne, muy buenos jugadores, con un elevado precio en su momento

Se trata de predecir el futuro. Y es precisamente mirando al pasado donde quizá podamos encontrar la respuesta. Mbappé me parece el mejor proyecto de supercrack que ha aparecido en la última década. Con esa edad, no recuerdo a ningún jugador destacar tanto como este. Solamente Nazario, que reventó estadísticas en el PSV, casi a gol por partido, por encima de cualquier otro jugador en la historia con esa edad, solo quizá a excepción de Pelé.

Ronaldo Nazario fue el precursor de Messi y Cristiano Ronaldo, quizá incluso una mezcla entre ambos, con la voracidad y potencia del luso y el dribling y técnica del argentino. Fue Ronaldo quien le marcó el camino a ambos, con cifras y goles asombrosos. Su evolución pasando a ser un joven super prometedor a ser el mejor del mundo fue clara. ¿Es comparable con Mabppé?

 Mbappé tiene que demostrar lo mismo que el joven Ronaldo Nazario en el PSV, pero el camino ya lo tiene marcado. Física y técnicamente tiene algo de Ronaldo y algo de Henry, como bien dice Anelka. Y su futuro puede ser uno y otro, siendo interesante la reflexión de Anelka sobre el camino que puede tomar. Antes de entrar en la comparativa estadística definitiva, dejo un par de vídeos, uno de Mbappé y otro maravilloso del joven Ronaldo Nazario:

 

 

Hay varios vídeos en Youtube con el desempeño de Mbappé durante sus partidos, pero dejo este por su definición en el gol, con una asombrosa facilidad (minuto 2), al más puro estilo Ronaldo Nazario.

Si comparamos la evolución de Mbappé con otros cracks precoces del fútbol, podemos entender porque el francés ha suscitado tantas expectativas. Cristiano Ronaldo con esa edad marcó 4 goles en 29 partidos en 1.500 minutos y Messi  6 goles en 1.000 minutos en 17 partidos.

Henry, con quien se le compara, no había llegado todavía y  jugadores precoces como por ejemplo Raul, con 18 años marcó 9 goles en 28 partidos para un total de 1.666 minutos. Rooney, otro jugador precoz, con 19 años marcó  9 goles en 34 partidos durante 2.442 minutos. Neymar marcó 17 goles en 31 partidos en más de 2.000 minutos., en la liga brasileña.

Mbappé ya había debutado con 17 años en primera división, el año pasado, con apenas 300 minutos en liga, repartidos entre una decena de partidos.  Ha sido durante la presente temporada cuando ha dado el salto, y especialmente desde enero del 2017, su progresión en goles y participación ha sido gigantesca (24 goles y 12 asistencias en 2.280 minutos)

Sus números se acrecientan cuando se observa su rendimiento en la máxima competición, ya contra los mejores equipos y jugadores: 5 goles en 8 partidos de Champion League (446 minutos jugados) . 

Datos que hay que complementar con su participación en el resto de competiciones, en las que deja también una gran impacto: en la liga francesa, 14 goles y 9 asistencia en  26 partidos, para un total de 1.236 (compárese con los jugadores arriba mencionados) y 5 goles y 3 asistencias, en 6 partidos en la Copa de Francia y la Copa francesa.

Captura de pantalla 2017-05-09 a las 12.39.14

Me parecen números más que relevantes, pero sobre todo es la calidad que se le observa en todas las acciones y su velocidad, desborde e inteligencia. Es verdad que solamente ha jugado unos pocos partidos, pero su calidad y capacidad goleada es real, ya testada ante jugadores profesionales de primer nivel, y no en ligas inferiores, como se ha visto en la Champion League.

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 23.19.46

Y vuelvo a preguntar, ¿es Mbappé comparable a Ronaldo Nazario? Y me refiero a la comparación entre el joven Mbappe de 18 años con el joven Ronaldo de 18, porque no sabemos cómo va a evolucionar el francés. Pero ahora mismo me atrevería a decir que numéricamente desde luego que son comparables, teniendo en cuenta que el brasileño debutó en Europa con el PSV y Mbappe con el Mónaco, dos ligas y equipos equiparables.

  • RONALDO NAZARIO : 18 /19 años 94-95: 3.090 min / 33 goles: 1 gol cada 93,63 minutos. Ninguna asistencia.
  • MBAPPE: 18/19 años: 16-17: 2.280 min / 24 goles: 1 gol cada 95 minutos. Si sumamos las 12 asistencias, su incidencia en el juego del Mónaco es de una intervención de gol cada 63,33 minutos.*A falta de 2 partidos en Liga más el partido pendiente de Champion League.

Contra la Juventus en la ida, en Mónaco, su incidencia en el juego fue muy pequeña, apenas media docena de balones tocados. Pero en todos ellos creó peligro y dejó la sensación de que era algo más que una joven promesa y si un peligro para la mejor del mundo en la actualidad. Veremos como evoluciona y si incluso esta noche, en Turín puede demostrar su calidad y gol,  pero si tuviese que apostar, diría que será el próximo gran crack del futuro.