Balance general del deporte español

Se cierra el año 2010 con la sensación de que el deporte español ha alcanzado su techo e incluso una hegemonía en Europa y en el mundo. Es cierto que desde las olimpiadas de Barcelona son cada vez más los éxitos de nuestros deportistas en múltiples y variadas disciplinas. Sobre todo con muchos colectivos recientemente proclamados campeones del mundo.

Sin embargo, conviene realizar un pequeño ejercicio de humildad o realidad, y analizar realmente el deporte español fuera de sensacionalismos y patriotismos. Me revienta especialmente esa frase que se propaga ahora que dice aquello de: “soy español a que quieres que te gane”

Y el motivo es porque a la hora de la verdad, en el momento más importante del deporte, en las Olimpiadas, el deporte español no está a la altura de otras muchas potencias. Las olimpiadas es el evento más importante que hay, al que llegan los  mejores deportistas con altísimo grado de preparación. Pues bien, en las últimas los resultados españoles han estado bastante por debajo de otros países de nuestro entorno.

Es cierto que ahora mismo España es una potencia en fútbol, baloncesto y tenis, los tres deportes más tradicionales en nuestro país, y que cuentan hoy en día con representantes que podrían ser considerados de los mejores del mundo. Asi, Nadal impone su dominio; la selección española de fútbol también y la de baloncesto está al nivel de las mejores. También destacan nuestros equipos a nivel de club.

En el otro lado de la balanza estarían deportes en los que en las últimas décadas se había destacado a nivel colectivo y que sin embargo están de capa caída, como es el caso del waterpolo o del balonmano(sí hay dominio a nivel de clubes)

En otros deportes tan característicos en otros países como el rugby, España compite en segunda división, muy alejada de los grandes. Tampoco existe el deporte español en los deportes de invierno, más allá de unos pocos iluminados que de vez en cuando se cuelan y consiguen colgarse alguna medalla.

En los deportes considerados fundamentales en las olimpiadas y más populares como son la natación, el atelismo y la gimnasia artística, los resultados son altamente contradictorios. En la primera, las últimas olimpiadas fueron una decepción, sin embargo, recientemente se han logrado éxitos importantes como las medallas de Mireia. El atletismo, tiene un complejo parecido, aunque ahora mismo se halla bajo sospecha tras el ultimoes cándalo de Marta Dominguez. Y en gimnasia artística hace años que se perdió el nivel de antaño.

En los deportes de motor la progresión es ascente y este año se han conseguido en motociclismo los mejores resultados de la historia con un triplete histórico. Con el título de Fernando Alonso se habría redondeado.

Otros deportes como el ciclismo desprenden un tufo tan grande a dopaje que es mejor pasarlos por alto a la hora de vanagloriarse.

Así pues, si hacemos un balance general podemos decir que el deporte de alta competición español tiene un buen nivel. Hay que preguntarse sin embargo si ese nivel se traduce a la sociedad. Me explico, me gustaría saber si la sociedad española valora el deporte y lo practica.

Honestamente creo que nuevamente estamos muy por debajo de muchos países europeos y a años luz de países como Australia o Estados Unidos, donde la persona que hace deporte es alguien popular y admirada. Aquí, en cambio, quitando los deportes más practicados y el auténtico deporte rey, el fútbol sala, el resto son deportes marginales.

Si tomo mi grupo de amigos, a modod de ejemplo, me encuentro con muchos que jamás han practicado un deporte en equipo, y que actualmente llevan una vida absolutamente sedentaria.

Se utilizan los éxitos deportivos más para colgarse las medallas los políticos de siempre que para transmitir el necesario mensaje de salud que conlleva la práctica del deporte.

Pero supongo que es mucho pedir, y por eso hemos tenido que esperar tantos años a tener por fin una ley antitabaco de verdad, como el resto de sociedades avanzadas.

El mejor año en la historia del deporte español:2008

Recordaré el 2008 como el año en el que oí por primera vez : «yo soy español, español». En un verano no excesivamente caluroso y en las abarrotadas calles de Madrid pude observar como por fin la gente salía a la calle y mostraba orgullosa su nacionalida española con banderas,bufandas y canciones. Independientemente de la raza,sexo o vecindad todos nos sentimos por fin contentos de pertenecer a la selección que mejor fútbol exhibió y que además ganó.

 

Y sin duda, este grito de guerra es aplicable para el resto de logros conseguidos por nuestros españoles en los principales deportivos que se practican en este país. En Tenis coronamos a  Nadal como el número 1 superando al que muchos consideramos el mejor tenista de la historia, y ademas se demostró con la final de la Copa Davis que tenemos secundarios de lujo.En ciclismo,Sastre y Contador se repartieron el Tour y el Giro respectivamente y recientemente Mireia Belmonte colocó la bandera española en el lugar mas noble posible tras conseguir un record del muno en natación. Durante las olimpiadas observamos que España es una de las potencias mas importantes en deportes de equipo con las medallas en Balonmano y Hockey masculino.Y a la vez pudimos presenciar al mejor ciclista en pista español de la historia y del mundo ganar una espectacular medalla de oro.

Y me dejo a muchos mas, al bravo y tímido a la vez, David Cal,a los regatistas Echavarri y Paz y como no a las sirenas de la sincronizada. Y muchos mas que no lograron podios y medallas durante este 2008 pero que se estarán preparando para ello, elevando la competitividad de nuestro deporte.

El deporte actúa como canalizador de emociones, y las sucesivas victorias españoles en los principales torneos mitiga en cierta manera las penurias que algunos están pasando. Pero en todo caso, el deporte debería servir a la sociedad como medio para educar a las personas en muchos valores que son positivos y que representan como pocos algunos deportistas españoles: Nadal y su fuerza mental; Contador y su capacidad de sufrimiento; David Cal y su constancia y entrega; el equipo de natación sincronizada y su trabajo de equipo, y todos en general porque representan la lucha, la competitividad, el esfuerzo y también y necesario el talento.

En demasiadas ocasiones se infravalora el impacto del deporte en la sociedad. En nuestro país podríamos decir que el deporte ha unido lo que separó la política. Un deportista español que gana una medalla es por encima de todo español independientemente de su provincia de nacimiento y así lo sienten ellos mismos.A ningun madridista le debería importar la procedencia de Xavi, sino lo que aporta al fútbol español, como Casillas aporta igualmente con sus paradas,como aportan muchos otros, unos sevillanos,otros asturianos,valencianos,etc.. pero todos españoles. Y todos cantando al unísono, y aquí me viene a la mente una escena de Villa,Cazorla y un tercero del que no me acuerdo, brincando, y cantando: «Yo soy español,español,español…»

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Minsterio de Deportes:

FUENTE DE LA IMAGEN:

-Diario de Ibiza