El RMB va como un avión

El RMB dio ayer una muestra de lo que puede ser capaz con esta nueva plantilla, profundísima y repleta de calidad. En una plaza habitualmente complicada, como la Fonteta, el feudo del Valencia-uno de los mejores equipos del año pasado-, los de Laso ganaron por 19 puntos, sin aparente esfuerzo.

Hay varias noticias que hacen que este Real Madrid pueda aspirar a todo. Sergio Llul ha cogido definitivamente los mandos, aún más que el año pasado. Sin Sergio Rodríguez es el líder total, ahora mismo uno de los mejores jugadores de Europa. También se observa al mejor Rudy Fernández, un jugador que en forma y sin lesiones es tan determinante como Llul.

Y luego están los fichajes, que han reforzado sobremanera el juego interior. Anthony Randolph parece compenetrarse con Ayon y es un jugador que aporta prácticamente de todo y sobre todo muchísima calidad en el tiro. La fuerza la pone Otello Hunter, el típico pivot fajador debajo del aro, muy duro en ambas canastas.

Y la última gran noticia para el Real Madrid (y la NBA) es el crecimiento de Doncic. Un jugador que con muy poco hace muchísimo. Ayer, en apenas 12 minutos en cancha hizo de todo: metió un triple, una entrada a canasta, hizo dos tapones, logró 3 rebotes, dio 2 asistencias y forzó varias faltas, con un total de 8 puntos a favor y 16 de valoración (el segundo mejor del equipo). Cifras de supercrack, que demuestra el jugador que es. Un jugador completísimo a pesar de que es apenas un chaval, sin cumplir todavía la mayoría de edad.

Estamos, por tanto, ante un equipo que lo puede ganar todo. Es una temporada muy larga con una Euroliga recargada y hay varios equipos que también aspiran a todo.

Os dejo el vídeo de las cinco mejores jugadas

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-21-45-34

Doncic explota y el RMB vence

Doncic se consagró como la promesa y futuro supercrack que ya anunciábamos. Por si alguien tenía alguna duda, ayer, este «niño» de 16 años demostró que está llamado para las más altas cotas.  Sus 15 puntos y 22 de valoración, con 2/3 en triples, 4/7 en tiros de 2, 1 de 1 en libres y 6 rebotes y 4 asistencias son datos suficientes a su edad como para pensar en que debe de tener muchos más minutos.

Luka Doncic

Luka Doncic machacando el aro. Fuente: ACB Photo / Arrizabalaga

Ayer tuvo 22 minutos e hizo esos números, pero más allá transmite una sensación de poderío que se recuerda a muy pocos, no ya a su edad sino con varios años más. Pablo Laso tiene en sus manos a una joya por pulir, un auténtico diamante en bruto, que lo tiene todo para marcar época como los más grandes jugadores de baloncesto del continente europeo, algunos precisamente de su tierra natal (Eslovenia), la extinta Yugoslavia.

Si antes fueron Mirotic y Rubio quienes batieron records a edades tempranos y mucho antes un Pau Gasol colosal, ahora podremos ver a Luka Doncic explotando en un Real Madrid que necesita de su talento y de su frescura. Jugadas como las vividas ayer, algunas al límite y otras propias de jugadores consagrados son las que necesita este Real Madrid, casi eliminado en Euroliga y sufriendo más de la cuenta en la liga regular.

Este debe ser su año de consagración al máximo nivel, promediando por lo menos 15 minutos o más y demostrando su valía y capacidad. Y seguramente más si otros jugadores dan un paso hacia atrás. Y seguramente el año que viene deberíamos verlo ya confirmado como titular para dar desgraciadamente el salto a la NBA más pronto que tarde.

Ojalá que nada se tuerza por el camino, ya sea en forma de lesiones o de cualquier otro infortunio, pero sí algo tengo claro es que por talento este chaval está llamado a las más altas cotas del baloncesto.

El unicaja destroza al Real Madrid

El equipo de Joan Plaza se cobró una pieza de caza mayor al derrotar al campeón de todo del año pasado. A pesar de una ventaja inicial de los blancos de 7 puntos, rápidamente se repusieron para primero empatar el partido y después adquirir una ventaja paulatina hasta 20 puntos en el tercer cuarto.

A partir de ahí el equipo blanco intentó remontar sin mucha fe, asustado ante la intensidad y acierto desde la línea de 3 (48% de acierto) de los malagueños. Kuzminskas, Nedovic y Thomas lideraron a un equipo que, a pesar de tener a muchos jugadores nuevos, dio la impresión de estar más rodado.

Al equipo de Laso se le vio mucho más impreciso de lo habitual, blando en defensa y desacertado en ataque. Solamente Reyes (siempre Reyes), el Chacho intermitentemente y Carrol trataron de aguantar el embiste del Unicaja. Sin éxito, quizá porque la mitad del equipo está fuera de forma, por el cansancio acumulado o por la falta de Rudy Fernández, sin duda una pieza clave para el éxito blanco.

De los nuevos, a Thompinks se le vio poco, HernánGómez parece muy joven para grandes gestas y Luca Doncic tiene una pinta extraordinaria.

Es un título perdido, menor, pero siempre una derrota. Le vendrá bien al equipo un poco de descanso y recuperar fuerza porque esta temporada será muy larga y sigue siendo el equipo a batir.