Se puede ganar a Estados Unidos

selección de baloncesto de España

selección de baloncesto de España

Esta noche España se enfrenta a su pasado y a su historia olímpica. Y ambas constatan que ha sido Estados Unidos la única selección capaz de apartar al baloncesto español de un oro olímpico.

 Y sin embargo, esos mismos hechos sirven para ser optimistas. En las dos últimas Olimpiadas, el equipo español compitió durante todo el partido contra selecciones americanas superiores a la de Rio. En Pekín y en Londres, Estados Unidos tenía prácticamente a sus mejores 12 jugadores. Esta vez faltan algunos de los mejores, como Lebron o Curry, aunque lleva a jugadores como Durant, Carmelo Anthony o Thompson, sin duda entre los 10 mejores de aquel país.

 Los partidos contra Lituania y Francia han demostrado cierta debilidad del equipo que lidera Durant. Victorias por la mínima y en la última semifinal Argentina llegó a ganar hasta por 10 puntos. Eso significa que si el equipo español muestra su mejor versión se puede ganar a Estados Unidos.

 La clave es estar concentrado todo el partido, porque en uno o dos minutos de despiste, los americanos, de juego rápido y vertiginoso, pueden romper el partido. Y ahí es cuando se requiere la experiencia de esta selección. Llega España en su mejor versión del campeonato, tras haber aplastado a Francia y Argentina. Se ha visto a un gran Mirotic y Rudy, Ricky ha mejorado su rendimiento y el equipo ha sido capaz de funcionar sin la dependencia de Gasol. Aunque contra Estados Unidos todos deberán defender y atacar al máximo.

 El partido puede ser el mejor colofón a una generación espléndida, la mejor del deporte español, con un grupo de jugadores que llevan 15 años subiendo al podio en casi todos los torneos que han disputado. Comenzando con aquel Mundial Junior en Lisboa, la generación del 99, con Juan Carlos Navarro como líder. El, Reyes, Gasol y Calderón son los únicos que quedan de aquel equipo capaz de ganar la final a Estados Unidos.

 Con los años se fueron añadiendo jugadores, y cambio el rol de jugadores, especialmente el de Gasol, que pasó de suplente a líder. Pero en esencia, el espíritu ganador de aquel equipo es el mismo que nos ha permitido ver a España ganando mundiales y europeos.

 Por eso, se puede aspirar a ganar a Estados Unidos, en lo que sería un espléndido final, casi de película, que habría que rematar después con el oro.