El F.C.Barcelona se adhiere al referéndum

Durante el fin de semana el Real Madrid y el F.C. Barcelona continuaron con su lucha para lograr la liga española de fútbol, y lo hicieron ganando sus respectivos partidos contra rivales españoles de la liga española.

Hago hincapié en lo de españoles porque poco antes de que los de Luis Enrique goleasen al Villarreal, su club, el F.C Barcelona, emitía el siguiente comunicado, adhiriéndose al pacto para solicitar un referéndum. No voy a entrar en temas políticos sobre el derecho a decidir, pero evidentemente quien quiere que Cataluña siga manteniéndose español, no necesita ningún referéndum ni apoya una hoja de ruta para la independencia, como hicieron todos los candidatos en las pasadas elecciones. Y eso es aplicable también a los clubes, empresas o instituciones que han suscrito dicho acuerdo, entre los que, por ejemplo, no se incluye por ahora al RCD Español.

Captura de pantalla 2017-05-07 a las 14.07.36

Se habrán sentido desorientados todos los aficionados culés que no son independentistas, que son muchos. Como mínimo la mitad en Cataluña, si extrapolamos los resultados políticos, y como máximo casi todos los de fuera de aquella región. En cualquier otra región de España, un aficionado culé se sentirá español y se verá apoyando a un club que manifiesta su intención de no serlo. Desde luego es respetable ser aficionado de un club extranjero, como a quién le gusta el Liverpool o el Ajax, aunque supongo que será más difícil hacerlo por un club antiespañol.

Esa lógica política no aplica al Real Madrid. Da igual si se es extremeño, asturiano, andaluz, canario o catalán, el Real Madrid es un club español con proyección internacional. Está radicado en Madrid que es donde se fundó, pero se enorgullece de tener cientos de peñas en otras provincias de España y en múltiples sitios del orbe mundial.

El Real Madrid no tiene ideología política. Sus aficionados comparten la pasión por un club de fútbol por su historia y por sus jugadores y una manera de entender el fútbol. Pero no va unido a un carnet político ni de otra índole. Da igual si se es apolítico, de izquierda o derechas.

Ni tiene ideología ahora ni la tuvo. No cuando Rubalcaba, reconocido madridista, era responsable del PSOE ni cuando Aznar, también madridista, era presidente del gobierno. Tampoco tuvo ningún problema en que Zapatero- aficionado culé- fuese presidente del gobierno ni tampoco en que el actual rey se haya declarado seguidor del Atlético de Madrid. Y eso, porque el Real Madrid es un club deportivo, sin ninguna vinculación con la política.

Y siempre lo fue, incluso en los momentos más complicados de la dictadura franquista. En contra de lo que se ha querido vender una y otra vez, el Real Madrid nunca se posicionó políticamente durante el periodo franquista. Pero lo hizo respetando sus valores como club deportivo. Y seguramente yendo más allá, porque son conocidos varios episodios que tuvo Santiago Bernabéu contra declarados prebostes del régimen. Bernabéu, la figura que más y mejor ha representado al club era de hecho monárquico, como las raíces del club, con su corona y su título de “real”. Pero nada de ello influyó en un club abierto a toda la sociedad.

Como cualquier otro club de la época, tuvo que adaptarse a las circunstancias de vivir en una España dictatorial. Pero también lo hizo el F.C.Barcelona, que ha hurtado de la memoria colectiva la entrega de una insignia de oro y brillante y dos medallas al dictador.

Aguntín Godal, presidente del F.C. Barcelona entrega la Medalla de oro a Franco

Aguntín Godal, presidente del F.C. Barcelona entrega la Medalla de oro a Franco

Como el Real Madrid y el F.C.Barcelona suelen ir juntos en cualquier comparación, conviene reseñar que el club blanco no se ha posicionado políticamente durante todos estos últimos años. Ha sido especialmente prudente en todo lo concerniente a la política española. Ni sus jugadores, ni dirigentes ni aficionados se han postulado sobre temas políticos.

Por el lado del club catalán, no ya solo con este comunicado, sino en más de una ocasión, permitiendo pancartas con el “Catalonia is not Spain” en un partido de máxima visibilidad mundial como un F.C.Barcelona vs Real Madrid.  O con otras medidas controvertidas como la retirada de la bandera de España de la Masía, manteniendo al principio cierta ambigüedad,  pero destapándose claramente años más tarde con la polémica de las esteladas.  Durante años también numerosos jugadores, ex-jugadores y miembros de la directiva se han pronunciado al respecto, siendo algo más que una opinión personal como han demostrado numerosas personas con representación institucional como Laporta o el resto de presidentes.

Catalonia_Is_Not_Spain-e1334133003101

El F.C. Barcelona ha sido incluso presentado como el ejército desarmado de Cataluña en un terrible delirio que trata de justificar una historia que nunca existió. Como la relación que une los éxitos  del Real Madrid a Franco, tan veces narrada que se ha convertido en realidad. 

Ahora, el F.C. Barcelona es utilizado para favorecer la causa independentista, ignorando a miles de aficionados españoles, que a su pesar, siguen profesando un sentimiento culé.

 El F.C.Barcelona debe preguntarse si quiere seguir disputándole la liga a los equipos españoles o si quiere en un futuro,  jugar su propia liga catalana. Pero mientras tanto, espero que seamos muy conscientes de que no hay lucha política Real Madrid vs F.C.Barcelona, pero sí una actitud unidireccional de aquel club de seguir mezclando fútbol y política.

Y los directivos y los propios aficionados deben preguntarse si tiene sentido querer  ganar y disputar la liga de un país del que no quiere formar parte.

Victoria en Cornellá y liderato para el Real Madrid

El partido de ayer del Real Madrid en Cornellá no pasará a la historia por su belleza. Ni falta que hace. A lo largo de toda una liga hay infinidad de partidos que un campeón tiene que ganar, sin necesidad de adornos ni de jugar bien. Se le puede llamar pegada, efectividad o competitividad.

La realidad es que el Real Madrid ganó porque el Español falló las dos que tuvo, una clarísima en la primera parte, mientras que los blancos sacaron petróleo de sus oportunidades. Una de ellas fue un golazo de James desde fuera del área. Era una jugada sin peligro, con el colombiana rodeado de dos jugadores. De la nada, sin aparente peligro, James se sacó un zurdazo que significó el 0-1, y casi el fin del partido. Tampoco había hecho nada especial hasta entonces el colombiano, ni el resto del equipo. Pero por esto el Real Madrid es el Real Madrid y James un jugadorazo.

James

James celebrando su gol en Cornellá

No me canso de decir lo bueno que es el colombiano. A nivel resolución en momentos claves está incluso a la altura e Cristiano y de Bale. Lo demostró la primera temporada, pero incluso durante la pasada, en la que a pesar de estar fuera de forma y con pocos minutos siempre tuvo recursos para sacar asistencias o goles. Me alegro que esté recuperado para la causa. Quizá no pueda ser titular indiscutible con la BBC, pero es importante que sea el jugador número 12, y que apriete a los titulares, o que incluso sea un recurso para cambiar los partidos.

El resto del partido fue una sucesión de incidentes e interrupciones hasta casi el segundo gol del Real Madrid, con una jugada maravillosa, en una combinación entre Carvajal y Lucas Vázquez, para acabar en el gol de Benzema. Nuevamente un actor secundario, como el canterano Vázquez, siempre activo, siempre peligroso.

No olvidemos que el Real Madrid compareció sin Bale y Cristiano Ronaldo  y sin Casemiro durante gran parte del partido. Pero el fondo de armario es casi ilimitado y se vieron buenas acciones de Asensio y los aportes habituales de los Modric, Kroos y compañía.

Para el olvido, por cierto, el partido de Ramos y Pepe. El portugués se contagió del de Camas. Lo de Ramos, primero con una pérdida que le supuso una temprana amarilla y después con una mano, absurda, es para analizarlo. Por suerte, el árbitro no lo vio, pero fue una mano clara, expulsión merecida, y complicaciones futuras para el equipo. Ni es la primera vez ni será la última. Y sí, Ramos es Ramos, pero también para hacer este tipo de cosas que complican más de un partido.

Bien Casilla, por cierto, que le va a poner las cosas difíciles a Keylor. Ese es el mérito de Zidane, lograr que estén todos enchufados. Hasta 11 jugadores han marcado gol y prácticamente ya han jugado todos. Ese, y la racha de victorias, que empieza a ser llamativa. Aunque está el precedente de Ancelotti, ósea que ya sabemos que lo importante no es como se empieza sino como se acaba. Pero mientras disfrutemos del liderato y de la ventaja de 3 puntos al segundo.

Cristiano Ronaldo aplasta al Español:0-6 y repoker

Cristiano Ronaldo protagoniza la segunda goleada consecutiva y tercer partido sin encajar goles de un Real Madrid que poco a poco va cogiendo su nueva identidad. Y eso es, según la filosofía de Benítez, defender bien y atacar rápido.

Ahora que la BBC vuelve a funcionar (si es que alguna vez no lo hizo), los goles llegan fácil y más si Cristiano Ronaldo se empeña en ello. Cinco goles, marcando lo que hasta ahora había fallado, y buenas sensaciones del equipo arriba. Es cierto que el Español dio facilidades, y muy probablemente sufrirán mucho durante toda la liga.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo celebrando un gol

La intervención de Benzemá, Cristiano Ronaldo y Bale en los goles, demuestra que se complementan bien. Hablamos de 3 grandes estrellas que con espacios y adaptados a los sistemas del nuevo entrenador pueden ser letales.

Benítez apostó por los cambios lógicos de Carvajal e Isco, e introdujo como novedad a Casemiro. El brasileño es un tipo de jugador muy necesario en equipos como el blanco. Jugador táctico y defensivo, no tiene sin duda la calidad ofensiva de Kroos, pero aporta un equilibrio imprescindible en un equipo en el que casi todos atacan. Además, no se puede olvidar que el Real Madrid se empezó a romper el año pasado por el medio, con las lesiones de Modric y James y el agotamiento del alemán. Ahorrarse estos partidos y muchos minutos le vendrán bien en marzo y abril, cuando se juegan los títulos.

La otra buena noticia fueron las aportaciones de Kovacic, que salió gran parte de la segunda parte, en sustitución de su compatriota, y Lucas Vázquez, que tuvo menos minutos, pero que fueron intensos, con un par de desbordes y una asistencia de gol.

El equipo necesita coger velocidad de crucero y que mejor que estos partidos para ello. Ya llegarán los partidos difíciles de verdad, donde un 1-0 valga oro. Mientras a disfrutar de las goleadas.

Notas de los jugadores:

Iker Navas De Ega: 6. El costarricense tuvo dos paradas de mérito, puro reflejo gatuno, recordando al mejor Casillas, hace ya muchos años.

Marcelo: 6 Incisivo en ataque como siempre, hay que aprovechar antes de las navidades y los banquetes y turrones para disfrutar de su juego.

Pepe:7. Bien al corte en varias ocasiones y controlando a Caicedo.

Ramos: 6. Correcto el de Camas, no fue expulsado ni cometió un penalty tonto.

Carvajal: 6.5. Tiene que aprovechar la baja de Danilo para convencer a Benítez. Se le ve más fluido que el brasileño.

Modric: 7. Suyo fue el pase del primer gol de Cristiano y también él comenzó la jugada del gol de Benzema. A veces me pregunto que habría pasado si hubiese venido De las Cuevas en vez de él, como pedían algunos.

Casemiro: 7 Da gusto ver sus tackles y sus acciones defensivas. ¿ Y si es el nuevo Mauro Silva?

Bale: 8. Provocó el penalti y dio 2 asistencias, pero al no marcar ningún gol, la prensa ya empieza a hablar de crisis.

Cristiano Ronaldo:10. 5 goles de 7 remates y 1 asistencia pero algunos se acordarán del 6 gol fallado.

Isco: 5. El más flojo del equipo. Parece que no se adapta bien al juego rápido. No tiene la claridad de James y casi siempre le sobra un recorte o regate.

El Español muestra la fragilidad del Barcelona

Si hace nada hablaba de la mala sensación que había dejado el Real Madrid, de pronto todas esas dudas parecen esfumarse con el empate de ayer del Barcelona en un espectacular Cornellá. El Madrid y el Barcelona son como el ying y el yan,g y están conectados de tal manera que no le puede ir a uno bien sin que al otro le vaya mal. Ni siquiera goleando 5-1 al Granada y yendo líderes podía irle bien al Madrid. Al menos mientras el Barcelona no diese muestras de la fragilidad que mostró ayer.

Una fragilidad que se viene repitiendo fuera de casa y que muestra sin duda al peor Barcelona en la era Guardiola. Una fragilidad que sin embargo demuestra el Madrid cada vez que se enfrenta al equipo blaugrauna. Esa es la llama a la que se agarra cualquier barcelonista y también la espina con la que afronta cualquier madridista el resto del año.

Y aún así, hay hechos que permiten a los madridistas pensar que la liga caerá de su lado. De un lado, los mencionados 5 puntos pero sobre todo la sensación de que el Barcelona se dejará aún más puntos fuera de casa. A ello contribuye un calendario bastante complicado para los de Guardiola.

Parece incluso que esos detalles en forma de suerte, arbitrajes o lesiones empiezan a serle adversos al Barcelona. Detalles que antes siempre caían de su lado ahora parecen caer siempre del contrario. Aunque no nos engañemos, el Barcelona en una balanza arbitral, y a pesar de la mano de ayer, todavía tiene muchos puntos a favor. Tanto es así que todavía no tienen la necesidad de quejarse, haciendo gala de esa mesura y seny que siempre se vende desde allí, pero que se perderá ante futuras derrotas y sobre todo futuros malos arbitrajes. Ya lo hemos visto en temporadas anteriores. Lo que ahora respeta Rosell como una acción que no vio el árbitro, quizá cuando se le empiecen a escapar los títulos sea un robo o un escándalo, o un robo desde la meseta.

En todo caso, lo que ayer se vislumbró con claridad, es la messidependencia del Barcelona. Una dependencia tan clara que cuando el astro argentino no carbura o no juega bien, el Barcelona lo pasa mal por sistema. El ejemplo más claro es que Messi fuera de casa no marca goles y el equipo gana mucho menos que en casa. Cuando ha habido excepciones y Messi ha cuajado un buen partido o ha marcado, como en el Bernabeu, el Barcelona ha ganado.

Messi es él solo mucho más importante que los otros 10 jugadores, incluyendo a Iniesta y Xavi. Dos grandes jugadores que sin embargo no tienen esa capacidad de ruptura o de definir los partidos. La tiene Messi, y sus pies han decidido casi todos los partidos importantes del Barcelona. Una dependencia que hasta ahora no ha sido grave porque el argentino lleva mucho tiempo sin lesiones ni bajones.

Queda mucha liga por delante, mucha Copa del Rey y mucha Champion League, pero es inevitable pensar que los tres torneos están conectados como lo están los estados de ánimo del Madrid y del Barcelona. Y por ahí se van a decidir muchas cosas porque si el Madrid es capaz de afrontar la Copa con la seguridad de tener la liga asegurada y sin el miedo de los últimos partidos será capaz de hacer lo mismo que han logrado el Español, Getafe o el Bilbao.

El Español muestra la fragilidad del Barcelona

Si hace nada hablaba de mala sensación que había dejado el Real Madrid, de pronto todas esas dudas parecen esfumarse con el empate de ayer del Barcelona en un espectacular Cornellá. El Madrid y el Barcelona son como el ying y el yang y están conectados de tal manera que no le puede ir a uno bien sin que al otro le vaya mal. Ni siquiera goleando 5-1 al Granada y yendo líderes podía irle bien al Madrid. Al menos mientras el Barcelona no diese muestras de la fragilidad que mostró ayer.

Una fragilidad que se viene repetiendo fuera de casa y que muestra sin duda al peor Barcelona en la era Guardiola. Una fragilidad que sin embargo demuestra el Madrid cada vez que se enfrenta al equipo blaugrauna. Esa es la llama a la que se agarra cualquier barcelonista y también la espina con la que afronta cualquier madridista el resto del año.

Y aún así, hechos que permiten a los madridistas pensar que la liga caerá de su lado. De un lado, los mencionados 5 puntos pero sobre todo la sensación de que el Barcelona se dejará aún más puntos fuera de casa. A ello contribuye un calendario bastante complicado para los de Guardiola.

Parece incluso que esos detalles en forma de suerte, arbitrajes o lesiones empiezan a serle adversos al Barcelona. Detalles que antes siempre caían de su lado ahora parecen caer siempre del contrario. Aunque no nos engañemos, el Barcelona en una balanza arbitral, y a pesar de la mano de ayer, todavía tiene muchos puntos a favor. Tanto es así que todavía no tienen la necesidad de quejarse, haciendo gala de esa mesura y seny que siempre se vende desde allí, pero que se perderá ante futuras derrotas y sobre todo futuros malos arbitrajes. Ya lo hemos visto en temporadas anteriores. Lo que ahora respeta Rosell como una acción que no vio el árbitro quizá cuando se le empiecen a escapar los títulos sea un robo o un escándalo, o un robo desde la meseta.

En todo caso, lo que ayer se vislumbró con claridad, es la messi dependencia del Barcelona. Una dependencia tan clara que cuando el astro argentino no carbura o no juega bien el Barcelona lo pasa mal por sistema. El ejemplo más claro es que Messi fuera de casa no marca goles y el equipo gana mucho menos que en casa. Cuando ha habido excepciones y Messi ha cuajado un buen partido o ha marcado, como en el Bernabeu, el Barcelona ha ganado.

Messi es el solo mucho más importante que los otros 10 jugadores, incluyendo a Iniesta y Xavi. Dos grandes jugadores que sin embargo no tienen esa capacidad de ruptura o de definir los partidos. La tiene Messi, y en sus pies se han decidido casi todos los partidos importantes del Barcelona. Una dependencia que hasta ahora no ha sido grave porque el argentino lleva mucho tiempo sin lesiones ni bajones.

Queda mucha liga por delante, mucha Copa del Rey y mucha Champion League, pero es inevitable pensar que los tres torneos están conectados como lo están los estados de ánimo del Madrid y del Barcelona. Y por ahí se van a decidir muchas cosas porque si el Madrid es capaz de afrontar la Copa con la seguridad de tener la liga asegurada y sin el miedo de los últimos partidos será capaz de hacer lo mismo que han logrado el Español, Getafe o el Bilbao.

¿Qué es y como formar a un canterano?

La cantera está de moda gracias al Barcelona, aunque otros clubes españoles como el Español o el Sevilla apostaron por la cantera hace tiempo, por no hablar de otros clubes europeos como el Arsenal o el Ajax. Y, sin embargo, no sabemos bien que es un canterano.

El más romántico se imagina al típico niño que con 7 u 8 años empieza en un club y acaba debutando con el primer equipo con 18 o 19 años para tener una carrera exitosa. Ese es un caso ciertamente atípico, y por el camino hay muchas variantes como chavales fichados con 15 o 16 años o incluso a edades más tempranos o tardías. También se da el caso de jugadores que se ceden a otros equipos, muchos de ellos satélites de los grandes clubes.

De cara a la FIFA, un canterano es aquel que está 3 años en un equipo desde los 15 a los 21 años. Según esta definición casos como los siguientes harían cambiar nuestra opinión:

-Piqué con 17 años se marchó de la cantera del Barcelona al Manchester United. Por el camino estuvo cedido en el Zaragoza. A los 22 lo fichó que no respescó el Barcelona.

– Marcelo: llegó al Real Madrid con 18 años, prácticamente recién cumplidos, siendo todavía un futbolista por formar.

Piqué y Marcelo

Piqué y Marcelo disputando un balón

En todo caso, se entiendo por canterano al chaval que se forma futbolísticamente pero también personalmente en los clubes. Y por tanto, un futbolista puede haber sido canterano de varios clubes. Seguramente el momento más importante de un chaval es cuando cumple los 14 años y se empieza a desarrollar físicamente e intelectualmente. A partir de ahí, el club tiene que saber manejar sus aptitudes y convertirle en un futbolista lo mejor posible. Aunque también es cierto que es importante ir viendo la evolución de chavales de 10 u 11 años que ya prometen por su capacidad técnica y su visión, lo cierto es que es poco frecuente.

La cantera representa para muchos la idea del “corazón de un club”, entendiendo que esos jugadores sienten el club de manera especial porque desde pequeños han sido parte del mismo. No voy a negar este hecho, pero si voy a permitirme decir que puede haber futbolistas extranjeros, no canteranos, que anhelen desde pequeños vestir una camiseta en concreto. ¿Cuantos niños africanos desearían jugar en un Real Madrid o Barcelona que solamente han visto por televisión? No conviene por tanto desdeñar el sentimentalismo que también tendrán muchos no “madrileños”.

En este sentido, hemos visto como futbolistas extranjeros que llegaban a los clubes se convertían después en auténticos iconos, más que muchos futbolistas canteranos. El más claro es Di Stéfano, icono del madridismo a pesar de haber sido fichado por el club ya maduro.

Si se trata del vil metal, puede suponer un negocio rentable si se es capaz de vender a ese futbolista por una suma importante, porque no debemos olvidar que mientras que es canterano, ese futbolista consume recursos, de manera directa en forma de pagas y premios al principio y sueldos después; y de manera indirecta, en forma de entrenadores, ayudantes, educadores, consumo de las instalaciones,etc…

Por eso, la filosofía de la cantera, siendo una idea romántica, no siempre es viable. Básicamente porque es imposible crear un patrón futbolístico por el cuál los jugadores acaben triunfando. Sí es posible trabajar bien la cantera e invertir dinero y acabar obteniendo réditos, pero es ciertamente difícil hablar de un modelo infalible.

El equipo que más se ha aproximado a ello ha sido el Ajax. Un equipo formador y vendedor que ha exportado en los últimos tiempo una cantidad impresionante de jugadores de nivel. Uno de los últimos ha sido Sneijder, pero podemos recordar la impresionante “camada” de aquel impresionante Ajax de Van Gaal, con jugadores como Seedorf, Kluivert, los de Boer,Davids…Si nos remontamos un poco más encontramos a los holandeses del Milán Van Basten y Rickaard y por supuesto a Johan Cruyff.