Derrota del Real Madrid en Moscú

El Real Madrid perdió 95-81 contra el CSKA de Moscú, demostrando nuevamente su debilidad ante los equipos más potentes del continente. Si ya antes perdió en la ronda de la Euroliga, ahora recientemente ha vuelto a esa senda con la derrota de ayer y con la del Barcelona hace unos días.

Captura de pantalla 2016-01-08 a las 10.37.01

Ese tipo de partidos será el que determine los títulos, en las tres competiciones ante justo esos mismos rivales. El CSKA de Moscú tiene sobre todo un ingrediente que es letal para este Real Madrid, el puesto de base muy bien cubierto. Teodosic y especialmente el francés De Colo, destrozaron literalmente al Real Madrid, con 23 y 28 puntos respectivamente y 14 asistencias entre los dos.

Esos números y la fragilidad defensiva de los de Laso que volvieron a conceder casi 100 puntos, lastraron todas las posibilidades de ganar un partido ya de por sí difícil. Eso sí, durante gran parte del partido el escolta americano Rivers y Ayón intentaron mantener ese barco a flote, con destellos del futuro megacrack Doncic, que con 3/5 en triples y 12 puntos demuestra que está a pocos meses de dar el salto definitivo.

Pero mientras tanto es Sergio Rodríguez el encargado de llevar el timón del equipo. Y en ocasiones lo hace de manera soberbia, en especial en ataque. Pero muchas otras veces naufraga y con él normalmente el equipo. Con el añadido de que el canario es especialmente frágil defensivamente, y en partidos como el de ayer directamente supone un agujero para el equipo.

No diré que Sergio Rodríguez sea el problema defensivo del equipo. No, el problema es más profundo y tiene que ver con múltiples factores. A estas alturas de la temporada las piernas no deberían pesar tanto como al principio, cuando este Real Madrid tenía excusa. Faltan centímetros y kilos en el interior, aunque lo cierto es que el año pasado se tenían con Boroussis, Mejri y Slaughter pero tampoco se utilizan tanto a esos jugadores. En el exterior, Taylor es un buen jugador defensivo pero todavía no tiene esa integración total. Y el resto de jugadores no tienen la chispa del año pasado y es que los años también suman.

Y bueno con respecto al año pasado la mayor diferencia es la aportación global de los 4 internacionales españoles, campeones de Europa con la selección y determinantes el año pasado. Ya hemos hablado de Sergio Rodríguez, irregular al igual que Felipe Reyes, que ahora sí cada vez le cuesta más, algo evidente con su edad. Lo ha dado absolutamente todo en sus últimos años. Los otros dos, Sergio Llul y Rudy Fernández pueden ser considerados dos de los mejores jugadores de Europa en su posición. Ambos empezaron flojos la campaña y los dos están lesionados. Y aportan al juego, además de su experiencia y ofensiva, una gran capacidad defensiva.

Todas estas razones llevan al Real Madrid al estado actual, siendo un equipo tremendamente irregular y sin la autoridad del año pasado. En todo caso, quedan 5 meses y eso es mucho tiempo en deporte.

Estoy convencido de que Laso está trabajando en ello aunque cada vez tiene menos tiempo y la Copa del Rey está a la vuelta de la esquina y la Euroliga dará poco respiro en un grupo ciertamente complicado.

Paliza del RMB al Estrasburgo y pase a la siguiente ronda

El Real Madrid vapuleó ayer al Estrasburgo y se clasifica a la siguiente ronda de la Euroliga tras recuperar su mejor versión. En los últimos tres partidos ha ganado al Fenerbahce, al Bayern de Munich y la victoria de ayer, todas con holgura y mostrando la mejor versión de un equipo que comenzó el año dubitativo.

Carrol entrando a canasta

Carrol entrando a canasta. Fuente: Real Madrid.com

Ya se intuía que el largo verano (Europeo, Intercontinental…) afectaría al rendimiento de la plantilla pero nadie se imaginaba que el Real Madrid necesitaría esperar hasta el último partido para confirmar su plaza en la siguiente ronda. Ese esfuerzo extra ha llevado al equipo a volver a confiar en sí mismo, a recuperar la frescura y a enseñarnos el potencial de una plantilla que puede ser mejor aún con la vuelta de Rivers y el fichaje de Lima.

Nada es poco para un equipo que aspira a ganarlo todo y que sobre todo tiene ya varios miembros del equipo con edades por encima de los 30 y en algunos casos con lesiones como Rudy.

Lo que vimos ayer fue la apisonadora blanca a la que estábamos habituados el año pasado. Intensidad defensiva y acierto atacante de casi todos los miembros de la plantilla. Seis jugadores con 10 puntos o más, sin ser ninguno de ellos ni Ayon ni Llul, dos de los pilares blancos de los últimos partidos. Es bueno que Laso siga confiando en todos los jugadores y que tengan minutos para dar frescura al equipo. Y así ayer vimos a un muy buen Taylor, cada vez más confiado y aportando mucho y a Thompkins, siempre con la muñeca caliente.

Captura de pantalla 2015-12-18 a las 10.18.29

Queda todo lo importante por disputar y ya con el Real Madrid de vuelta más las posibles incorporaciones podemos decir que el equipo está condiciones de luchar por todo. En la ACB tendrá que vérselas con un Valencia intratable, al igual que en la Copa del Rey, añadiendo también, por supuesto al Barcelona y a algún invitado de última hora. Y en la Euroliga son varios los cocos y la competitividad es extrema.

Preocupante derrota del RMB ante el Khimki ruso

El RMB perdió ayer contra el Khimki ruso y se complica enormemente su futuro en la Euroliga. Son ya tres derrotas (dos a domicilio y una en casa), y precisamente dos de ellas contra el equipo ruso.

Real Madrid y Khimki ruso

Lucha de un balón entre Ayón, Felipe Reyes y un pivot del Khimki ruso

 Los rusos han armado un equipo potentísimo, en mi opinión uno de los grandes favoritos para llevarse la Euroliga. Con un espectacular Rice al timón, la aportación de jugadores como Moniac, Sved y otros, se trata de un rival muy trabajado por su entrenador, el lituano Kurtinaitis.

 En frente tuvo al mismo Real Madrid inestable de los grandes partidos. Nada que ver con el equipo que arrasa a los flojos equipos de la ACB. La realidad es que en los partidos importantes y en la Euroliga en particular, baja mucho el nivel defensivo del equipo. Ha recibido una media de 84 puntos por partido. Ese es quizá el elemento diferencial con el año pasado. El ataque tampoco acaba de fluir. Demasiado desatino en los triples y demasiados tiros libres fallados.

 Ayer el Real Madrid estuvo a dos puntos de remontar varias diferencias de entre 4 y 8 puntos, pero siempre a costa de jugadas complejas y triples a veces imposibles. Da la sensación de que al equipo le falta la regularidad en el juego del año pasado; esa facilidad que se plasmaba en cada partido para anotar por encima de los 90 puntos.

Ahora mismo con 2 victorias y 4 derrotas va a necesitar ganar prácticamente el resto de partidos pendientes o esperar carambolas. Evidentemente quedarse fuera de la segunda fase de la Euroliga sería un desastre total, y mucho más para un RMB que viene de proclamarse campeón de todo.

Victoria cardíaca del Real Madrid contra el Bayern de Munich

El palacio de los deportes, actual Barclay Center, vivió ayer uno de esos típicos partidos de infarto tan propios del baloncesto. Un deporte que es capaz de hacer que un equipo que va perdiendo de 10 puntos a falta de 4 minutos acabe ganando con un triple en 20 segundos tras haber recibido otro triple.

Carroll lanzando el triple ganador

Carroll tirando el triple que da al Real Madrid la victoria

 Ese es el mejor resumen de un final de partido de locos, en el que el Real Madrid puso el resto para acabar ganando a un gran Bayern de Munich. Antes, el equipo blanco sufrió importantes vaivenes, primero con un gran primer cuarto (33-20) para después perder por idéntica cantidad de puntos el segundo para finalmente verse por detrás del marcador durante casi toda la segunda parte.

 Los 99 puntos recibidos no hablan bien de la defensa del equipo de Laso, su principal laguna este año. Por algún motivo las piezas no están todavía encajadas y el equipo sufre muchísimo en el rebote defensivo pero también ante equipos con calidad como el alemán. Y fue precisamente la defensa de los últimos minutos, con un gran trabajo en equipo, logrando superioridades de 2 contra 1, lo que permitió remontar un partido que estaba perdido.

 Este Real Madrid liderado por Llul, Rudy y Reyes va a tener siempre potencial ofensivo. Ahí está el triple final de Carrol para evidenciarlo pero también la capacidad anotadora de prácticamente todos los jugadores de la plantilla. Lo que diferencia a un equipo ganador de otro es la defensa. Con una buena defensa siempre hay posibilidades de ganar los partidos en los últimos minutos. Si no, es imposible.

 Por eso, el partido de ayer sirve para tomar conclusiones. Sabemos por el rendimiento del año pasado que este equipo es capaz de defender bien. Es cierto que faltan algunas piezas que aportaban mucho defensivamente, pero ha llegado Taylor que parece un gran defensor, Trey Thompinks tiene también que dar un paso hacia delante y el resto de compañeros subir también su nivel.

 Ahora mismo el Real Madrid tiene un record en Euroliga de 2 victorias y 2 derrotas. Queda mucho por jugar pero la victoria de ayer fue crítica para seguir con opciones sin sufrir demasiado y sobre todo para coger moral y seguir mejorando.

El corazón del Real Madrid trae la novena Euroliga a casa

Campeones de la novena Euroliga del Real Madrid

Felipe Reyes levantado la Copa de campeón de la Euroliga

Habían pasado 20 años desde la octava, también en España, en Zaragoza, precisamente contra el Olympiakos. Y era también la tercera final de los chicos de Laso, y ya se sabe que a la tercera va la vencida, nunca tan real como esta vez.

 Llegar a una final de Euroliga es difícil, ganarlo más aún; pero llegar una vez, perder, levantarte, volver a llegar siendo el claro favorito, perder, y al año siguiente, sin el mayor presupuesto, repetir hazaña para ganar esa vez; eso si es meritorio. Y eso, quizá identifique el espíritu del Real Madrid, luchar siempre, creer en la victoria.

 El espíritu no es ganar siempre porque en deporte eso no es posible. Y en el baloncesto en 1 minuto puedes perder un partido ganado. Por eso la victoria del Real Madrid, en un grandísimo partido ayuda a que la sección de baloncesto siga teniendo sentido.

 Mucho mérito lo tiene Pablo Laso que ha construido un equipo que después de muchos años ha vuelto a la élite para ser competitivo. Ha jugado prácticamente todas las finales(de 12 de 15 y 8 títulos) y sí es cierto que se han desaprovechado algunas finales, y otras como la de liga del año pasado en la que el Real Madrid se dejó llevar han sido responsabilidad del equipo técnico por no saber motivar. Y de igual manera, esta victoria es mérito suyo por ser capaz de levantar el ánimo a una plantilla y de mantener la intensidad durante toda la competición.

 Han sido claves los fichajes que le han dado al Real Madrid el corazón que no tenían y mucha veteranía. El MVP Nocioni, determinante en la final de la copa del rey, lo ha sido también en esta. Siempre hay que tener a un argentino en el equipo y más si son de la talla de Nocioni, jugador de 36 años, que ha aportado de todo en estas semifinales. Hoy le ha acompañado  el lituano Maciulis y ayer, Rivers y Ayón.

Noccioni  en la final de la Euroliga

Noccioni tapona un balón

 Todos ellos importantes junto con el resto de la plantilla. Los Sergios dominando el juego, Rudy aportando a pesar de la lesión, Felipe batallador y un Carrol entonadímo al que le tocaba un partido así en una final. El americano es un tirador, un jugador de rachas pero además es un profesional espectacular. Le tocaba ser el revulsivo en un momento complicado tras un parcial de los griegos de 10-0. Y ahí, esos 3 triples de Carrol, con esa mecánica perfecta, han dado alas a los blancos hasta el final.

Además de la faceta ofensiva, especial mención a la defensa blanca que dejó en 3 puntos a su líder Spanoilus. Con varios defensores siempre encima, cambios rápidos y mucha concentración en ningún momento el Olympiakos tuvo facilidades.

 Esta victoria es un premio para el equipo y los aficionados que justifica los últimos años y que permite mantener la confianza en un proyecto que desde el inicio ha devuelvo la ilusión a la gente. El baloncesto del equipo de Laso es bonito de ver, pero sin resultados difícil de justificar. Bueno, pues aquí está la novena.

Real Madrid -Efes Pilsen: victoria loca de los de Laso

El baloncesto seguramente sea el deporte más loco, más canalla porque no decirlo, como se vio en el segundo partido de los cuartos entre Real Madrid y efes Pilsen. Y eso, porque de repente vas ganando de 11 cómodamente para de pronto sumirte en una profunda depresión que te lleva 17 puntos abajo.

 Estaba el Efes Pilsen con esa ventaja mientras el Real Madrid parecía un equipo vulgar, simplón, sin soluciones más que el buen hacer de Llul, el mejor hombre del Real Madrid. Y fue entonces cuando a mediados del tercer cuarto apareció Nocionni, que como muchos otros argentinos debe cargar otros genes, más competitivos, más ganadores, porque él solito con 6 puntos consecutivos y con una muy buena defensa empezó la remontada.

 Al mismo tiempo el entrenador del Efes cambiaba a Heurtel, el base francés que hizo prácticamente un partido perfecto y que hasta el último cuarto se merendó a Sergio Rodríguez. El Chacho no estuvo bien, ni en ataque, prácticamente desaparecido, ni en defensa donde sufrió excesivamente. Pero eso sí, apareció en los minutos finales con un triple y encestando varios tiros libres. Con su triple y con el de Felipe Reyes, el Real Madrid saldaba la diferencia de 6/7 puntos que había mantenido el equipo turco en el cuarto periodo.

 Después de eso, solamente hubo que tirar de oficio con algún susto final, para lograr una victoria que pone al equipo blanco 2-0, a un solo paso de una nueva Final Four.

 En casa de lograr una victoria en los 3 partidos que quedan, algo muy plausible, Laso jugará su tercera final consecutiva, esta vez en Madrid, seguramente con la única opción de ganar para seguir entrenando al equipo blanco.

 Para ello el equipo debe mantener una regularidad que no tiene, jugando siempre a destellos, a veces con tremendas rachas ofensivas seguidas de grandes agujeros. Eso, en partidos de tantísima tensión contra los mejores rivales del continente es un suicidio, como se ha demostrado . Pero todavía queda un partido para eso y como decía al principio el baloncesto es impredecible…

El Real Madrid pierde la final de la Euroliga ante el Macabi

El Real Madrid perdió el único partido que no debía perder, la final ante un Macabi que supo imponer su juego y que en el global fue mejor. El equipo blanco, después de una espectacular temporada y de jugar una semifinal perfecta, derrotando por 38 puntos al Barcelona, llegó a la final con poco gas y quizá con la presión de ser el favorito.

 A excepción de un fogonazo durante el primer cuarto, en el que se puso 11 puntos arriba, en ningún otro momento pudo imponer su juego. Con el marcador ajustado durante el resto del partido, hubo una continua alternancia de canastas, dando siempre la sensación de que el equipo macabeo se sentía más cómodo. Tanto es así que el Real Madrid llegó a remontar 4 puntos a falta de pocos segundos para el final, logrando la prórroga.

 Pero no siquiera esa segunda oportunidad logró activar a un equipo al que le faltó la frescura de otros días. La participación de jugdores como Llul o Mirotic no fue la de otros momentos, las faltas del Sergio Rodríguez fueron también críticas y también se echó de menos la labor de un especialista defensivo como Draper ante un jugador como Rice, que fue el verdadero artífice de la victoria final.

 La sensación es amarga porque es la segunda final consecutiva que se pierde y porque el juego que ha desplegado este equipo durante todo el año ha sido brillantísimo. Pero las finales no se juegan, se ganan y el Madrid la perdió.

 Es posible que dos de los peores partidos de este equipo hayan sido en las dos finales que ha disputado, primero contra el Barcelona en la Copa del rey y luego, la de ayer contra el Macabi.

 Son esos pequeños detalles, esa pizca de suerte, que lleguen todos los jugadores concentrados y sanos, los que al final son necesarios para ganar una final. Por eso es tan difícil ganar una Copa de Europa, y por eso tiene tanto mérito que este equipo tenga ocho. Pero ojo, que solamente llegando a las finales se adquiere la posibilidad de ganarlas. Tendrá que ser el año que viene, con este mismo equipo, manteniendo un bloque que ha funcionado todo el año, y al que yo ajustaría lo mínimo. Tendrán que aprender a convivir con estas dos duras derrotas. Madrid 2015 nos espera.  Derrotas y aprender de ellas para lograr el año que viene revertir la situación. Madrid 2015 nos espera.

El Real Madrid comienza la Euroliga con buen pie

El Real Madrid comenzó ayer su andadura en la Euroliga de manera inmejorable, ganando al Panathinaikos y mostrando que es un firme candidato al título.

El equipo de Laso  cuenta todos sus partidos por victorias demostrando que la capacidad y calidad de su plantilla está a la altura de los más grandes de Europa. Dos jugadores demostraron ayer que son los líderes absolutos de este Real Madrid. Rudy Fernández lideró al equipo blanco en la primera parte y Mirotic lo hizo en la segunda. Dos jugadores, uno exterior y otro interior, alrededor de los cuales el Real Madrid debe fundamentar sus victorias.

Pero es que además hay otros dos jugadores, LLul y Carool que por sus características también pueden liderar al equipo. El balear lo hace con su intensidad mientras que el americano, ahora nacionalizado en Azerbayán, lo hace revolucionando un partido en apenas un par de minutos.

Si bien, es cierto que este Panathinaikos es algo más flojo que el del año pasado con la baja más importante de su entrenador, el multicampeón de Europa, Obradovic,sigue teniendo a Diamantidis y a jugadores veteranos de colmillo retorcido y con experiencia. Fueron esas cualidades las que le permitieron irse al descanso con ventaja sembrando dudas en el equipo blanco.

El Real Madrid es todavía un equipo algo bisoño que juega a la perfección a lo que sabe, que es velocidad, ritmo y dinamismo, pero que no controla bien el tempo del partido. A veces hay que saber cuando correr, cuando parar y cuando tirar. Y eso, que hacen a las mil maravillas jugadores como Diamantidis no lo saben hacer también los Sergios. Si tiene esa característica el nuevo base, Draper, que además robó 5 balones.

Para ganar un partido cualquier vale con las características propias del equipo blanco, pero para ganar la Euroliga se necesita controlar los partidos y las circunstancias diversas. Laso deberá trabajar en ese aspecto con un plantel muy joven que tiene, eso sí, más calidad que el resto.

El Lockout acerca a las estrellas a la Euroliga

A Falta todavía de varias semanas para conocer el desenlace del Lockout, pendientes de ese interminable tira y afloja propia de este tipo de negociaciones, ya podemos ver en la Euroliga y en Europa en general las primeras repercusiones.

Se presenta este año una de las Euroligas más apasionantes que se recuerdan con un buen puñado de jugadores de muchísima calidad. Por un lado, los europeos de los últimos años que esta vez no han emigrado a la NBA y por otro, jugadores procedentes de esta liga, especialmente europeos pero también americanos de buen nivel. Si bien todavía no se ha producido la llegada de grandes estrellas estadounidenses, ni parace que a corto plazo vaya a producirse, si nos podemos encontrar con una euroliga que cuente entre otros con los hermanos Gasol, Kristic, Kirilenko, Vujacic, Pekovic, Pachulla,Ilyasova, Anderson, Gallinari, Rudy Fernandez o Erden. Todos ellos jugadores de primer nivel que han recalado en distintos equipos europeos.

Otros como Parker o Deron Williams también estarán presentes en Europa aunque no en la Euroliga ya que sus equipos  respectivos, el Villerbeune francés y el Besitkas turco no se clasificaron el año pasado. El caso de otros muchos jugadores, como Turiaf u Okur entre otros.

En definitiva, este año las ligas nacionales de los distintos países europeos van a notar un incremento considerable de nivel, al menos hasta que se resuelva el problema del Lockout. También lo harán las ligas de otros países destinatarios de grandes estrellas NBA como Brasil o China.

Seguramente la capacidad económica pero también la incertidumbre respecto al Lockout ha limitado la llegada de muchos jugadores que habría permitido dar un salto de calidad definitivo. Los equipos ya tienen sus plantillas cerradas y dudo mucho que recién comenzados sus campeonatos se puedan permitir desembolsar grandes cantidades de dinero en super estrellas.

Por de pronto, este lockout nos permite ver por primera vez en mucho tiempo a las grandes estrellas europeas, y acercarnos un poco más a una inaccesible NBA. Quien sabe si esto será el germen de una futura colaboración Euroliga-NBA. Aunque para eso, todavía queda mucho.

Listado de jugadores NBA que han firmado contratos