Pau Gasol: líder de una España de leyenda

Pau-Gasol-España

Hoy se juega la España de Gasol el pase a las semifinales contra Alemania, en lo que podría ser el último torneo de la mejor generación de la historia del baloncesto español. Dos exponentes brillan por encima de todo: Pau Gasol y Juan Carlos Navarro. Difícil encontrar en el panorama europeo dos jugadores más determinadas. Ambos ya al final de sus carreras, especialmente Navarro al que ya no se le caen los puntos de las manos, pero también Gasol aunque sea capaz de mantener su brutal capacidad competitiva.

Es Gasol, ahora que Nadal ha ganado su 16º Gran Slam, el otro gran deportista español de los últimos tiempos. Ambos en el podio de los mejores 5 deportistas españoles de siempre. Ambos con los mismos rasgos determinados de competitividad, coraje, determinación, humildad, trabajo…

Con Gasol hemos vivido en la cresta de la ola siempre y nos hemos malacostumbrado a ganar medallas como quien alcanza los cuartos de final. Pero la realidad es que en un mundo tan competitivo es realmente difícil hacer lo que ha hecho esta selección. De hecho esta España ha estado a la altura de las mejores de siempre, algo que algunos ni podían imaginar cuando la URSS y Yugoslavia nos vapuleaban y dominaban con mano de hierro los campeonatos.

El valor de lo realizado, evidentemente no corresponde exclusivamente a Gasol, y en todos estos años han pasado por la selección jugadores de increíble talento: Felipe Reyes, Rudy Fernández, Chacho Rodríguez, Garbajosa, Ricky Rubio, Jiménez, Raúl López, Llul… Pero sí resulta evidente que la presencia del hermano mayor de los Gasol los ha hecho a todos mejores, exigiendo siempre el máximo asimismo y a sus compañeros.

Hoy Gasol se reencuentra con su pasado, con la Alemania de de un Nowitzki que ya no está pero que ha marcado igualmente una época. España es favorita y es probable que venza y aspire a medalla, pero lo cierto es que deberíamos disfrutar cada minuto de un jugador único e irrepetible y de una selección que algún día dejará de ganar.

 

La selección española quiere revalidar su último oro

Comienza mañana el Eurobasket 2011, una nueva oportunidad para la selección española y la penúltima para la mejor generación de la historia del baloncesto español, los juniors de oro, antes de su más que posible última cita, las Olimpiadas del año que viene.

Tiene como siempre este año el aliciente de ver juntos a un equipo formado con NBAs consagrados como los Gasol, jugones como Navarro o Rudy, veteranos como Reyes o jóvenes como Ricky y Claver que han de demostrar que son capaces de tomar el relevo. Además este año veremos a un nuevo jugador en la rotación, al nacionalizado Ibaka, un jugador interior que puede aportar mucha defensa e intimidación más la dosis necesaria de novedad conveniente en los grupos cerrados para aportar aire fresco.

Y como toda selección por el camino se han tenido que quedar grandes jugadores. El caso más llamativo ha sido el de Suárez, jugador que por sus características específicas y por su buena temporada parecía llamado a formar esta vez sí parte de los 12. Después de varios años de descarte este año parecía que llegaba por delante de los otros descartables. Especialmente claro parecía el caso de Sada, jugador que por su rol de base parece que va a disputar pocos minutos, siempre por detrás de Ricky y de Calderón. Más dudosa estaba la competencia con otros meritorios como San Emeterio o Claver. Finalmente el madridista fue el descartado en una decisión tomada por Scariolo para sorpresa de muchos o al menos para sorpresa propia, que pensaba que Suárez podía ser una especie de nuevo Jiménez.

En todo caso, suya es la decisión y suya la responsabilidad como entrenador, tomada claro está con mayor conocimiento de causa y con la garantía que te da el saber que los otros no descartados harán tan buen papel o mejor que Suárez. Resulta chocante , eso sí, las declaraciones de Suárez. Si efectivamente Scariolo le prometió algo mal hizo en primer lugar por garantizar algo por adelantado y en segundo lugar por no cumplir la promesa. Si se trata solamente de un calentón de Suárez alejado de la realidad, mal también por el jugador que no es capaz de asumir una decisión técnica.

Anécdotas al margen lo cierto es que este Europeo tiene como no como máximo favorito a España. No podía ser de otra manera teniendo en sus filas a jugadores de ese talento a pesar de que el papel durante el último mundial no fue todo lo bueno que debería.

Conviene no osbtante no relajarse porque en el baloncesto un minuto de relajación pueden ser 3 triples en contra, sobre todo cuando hay buenos jugadores en la pista. Faltarán algunos pero acudirán otros como el ruso Kirilenko liderando a su selección, el alemán Nowitski que quiere consagrarse como el mejor jugadore europeo de la historia ganando con la siempre débil Alemania, el turco Turcoglu, veterano pero guerrero o los italianos Bellinelli o Bargnani, dos NBA con suficiente talento como para resolver por sí mismos un partido. Todos ellos junto con otros grandes jugadores europeos, especialmente los croatas o los serbios, siempre competitivos y que contarán en sus filas con los Tomic, Teodosic, Krstic y compañía…

En definitiva, un espectáculo digno de mención que comienza mañana y que se podrá seguir por la televisión.

España arrasa en el fútbol sala

Si ni siquiera los árbitros pudieron con la mejor selección en la historia de España, tampoco podrían hacer nada nuestros vecinos portugueses. Tras un campeonato impecable, la selección española de fútbol sala se impuso por 4-2 a una Portugal que a pesar de maquillar el resultado nunca pudo con una selección que tiene demasiada calidad y pólvora.

En un día en el que quizá muchos telediarios abrirán sus noticias deportivas con las victorias de Real Madrid y Barcelona, unos pocos sabemos que estamos ante un grupo de jugadores que lleva haciendo historia hace mucho tiempo. La selección española de fútbol sala con Javi Rodriguez a la cabeza, es el fruto de lo que se vive a nivel deportivo en nuestros barrios y campos de fútbol. Siendo un deporte para mi gusto menos visual que el fútbol “de toda la vida”, es sin embargo un deporte de fácil práctica.

El resultado son miles de chavales que salen a las calles a practicar este deporte en el que España, es con permiso de Brasil, el mejor del mundo. Lo es ahora gracias al campeonato de Europa, pero lo lleva siendo durante muchos años también en otros campeonatos. El mejor equipo del mundo,el Boomerang Interviu también es español y la liga española es también el reflejo de un deporte ampliamente prácticado.

Disfrutemos mientras estemos arriba, que ya llegarán vacas flacas.En pocas ocasiones hemos podido presenciar una selección española tan ganadora y contudente.

ENHORABUENA CAMPEONES!!