El Real Madrid recupera el factor cancha

El Real Madrid salió vivo del infierno griego y ahora tiene la oportunidad de sentenciar la eliminatoria en Madrid, en dos partidos. No va a ser sencillo y aunque el factor cancha debería ser una ventaja, con el nivel de la Euroliga no se aprecia tanto.

Algo de eso hemos percibido en estos dos primeros partidos. En el primero los de Laso salieron dormidos y ya en el minuto 5 habían perdido el partido. Recordó mucho a la final de la Copa del rey contra el Real Madrid. Una ‘pájara’ que luego es imposible de remontar, aunque contra el Barcelona casi se lograse.

Y ayer, con un Real Madrid muchísimo más combativo y centrado, mostrando su mejor versión, esa vena competitiva que ha demostrado Laso durante todos estos años. Y eso es algo que no se puede olvidar, que este Real Madrid lleva compitiendo contra los mejores y ganándolos en ocasiones. Y esa regularidad no es fácil.

Resultado de imagen de felipe reyes panathinaikos

Ayer lo hizo de la mano de Felipe Reyes, absolutamente colosal con 18 puntos y 25 de valoración, pero también dieron un pasito adelante otros veteranos como Carrol y Rudy. La baja de Campazzo se está notando mucho y Doncic tampoco pasa por su mejor momento. Por eso conviene tener una plantilla equilibrada, donde en cualquier momento un jugador pueda asumir la responsabilidad.

El próximo miércoles el equipo tendrá la oportunidad de dejar al Panathinaikos contra las cuerdas y llevar la eliminatoria al 2-1 para luego sentenciarla el viernes. Pero para eso hay que disputar esos minutos sin fallos, con plena concentración, dejándose llevar lo justo por la euforia de jugar en casa y controlando siempre el partido.

Creo sinceramente que el Real Madrid tiene jugadores y equipo para ello. De ser se conseguiría llegar a la Final Four. Ese debería ser el objetivo. Ojalá se consiga

Partidazo del Real Madrid y pase a cuartos de la Euroliga

El Real Madrid de Pablo Laso ha pasado a cuartos después de superar una durísima liguilla en el grupo de la muerte. Ha necesitado llegar al último partido contra el potente Khimki Ruso. Por el camino, varias derrotas en casa, algunas derrotas en la última canasta y varias situaciones adversas con árbitros y lesiones.

Pero nada de eso ha impedido que el Real Madrid haya hecho uno de sus mejores partidos. Primero con una primera parte extraordinariamente ofensiva por parte de ambos equipos. El Real Madrid se marchaba al descanso con unos pocos puntos de diferencia pero con la sensación de que quedaba pendiente la defensa.

Y así, en la segunda parte con un quintento formado por Llul, Maciulis, Rudy Fernández, Reyes y Ayon, se secó al Khimki y especialmente a Rice. El base americano había destrozado al Real Madrid con más de 20 puntos. Y su participación en el segundo tiempo se diluyó absolutamente, y a partir de ahí el equipo blanco construyó su victoria.

Antes, la capacidad anotadora del Real Madrid de jugadores como Carrol o de Reyes, mantuvo a todo el equipo. Pero hay que señalar el esfuerzo colectivo de absolutamente todos los jugadores.

No cabe duda de que estamos ante un equipo con mayúsculas, digno de llevar el nombre del Real Madrid. Un equipo que la pasado temporada demostró su hambre de victoria con un triplete, y que en esta, en los momentos más adversos ha sacado su inmensa casta. Un auténtico equipo de guerreros.

Cuando se mira el listado de jugadores, prácticamente todos responden al mismo perfil. Todos jugadores con carácter, batalladores, todavía con hambre de victoria. Un perfil maduro, pero que transmite a otros jóvenes como Hernángomez o Doncic ese afán de victoria.

Los aficionados del Real Madrid nos reencontramos en la sección de baloncesto con la manera de entender a nuestro club. Tampoco ha sido fácil y en su día la travesía en el desierto fue larga. Pero ahora, cuando uno ve a jugadores como Reyes, Noccioni, Ayon, Llul o Rudy dejarse el resto en cada partido, se llena de orgullo.

Ahora toca el más difícil todavía, eliminar al equipo mas solido de la Euroliga, el Fenerbahce turco de Obradovic, un equipo que tendrá ganas de revancha tras morder el polvo contra el Real Madrid en la final Four. Una eliminatoria a 5 partidos en la que estoy seguro de que el equipo blanco dará la talla y competirá hasta el último momento, como en la Copa del Rey y como en la Euroliga.

Captura de pantalla 2016-04-07 a las 23.00.34

El Real Madrid gana la ACB y logra el triplete

Los aficionados al baloncesto del Real Madrid han visto en esta temporada algo inédito, a su equipo ganándolo todo con una autoridad impresionante y un juego excelso. Si en los últimos años había la sensación de que al equipo le faltaba un peldaño para ganar varios títulos, siempre a las puertas, bien por falta de competitividad o cansancio, este año definitivamente Laso ha dado con la tecla maestra.

El equipo se ha mostrado durante toda la temporada y especialmente en las finales, como un equipo completo, equilibrado, con todas sus piezas perfectamente ajustadas. Los tres partidos han servido para ver como en cada momento distintos jugadores daban un paso al frente. Si en el tercer partido Rudy, clave, en los dos partidos anteriores con 17 puntos no aparecía por baja forma física, lo hacía Carrol con 19 puntos. Mientras que en el segundo partido fue Llul quien dinamitó el partido con 24 puntos, en el primero fueron varios los jugadores con 8 o más puntos.

, Un acierto total de la dirección que ha incorporado a especialistas: Macioulis en su faceta defensiva, Nocioni aportando liderazdo e intensidad, Rivers tiro exterior y Ayon juego interior y defensa. Esos jugadores junto con el núcleo español más Carrol han sido determinantes.

Celebración de la liga ACB, tras el triplete

Celebración de la liga ACB, tras el triplete

El triplete llega esta temporada tras una temporada anterior en la que el equipo logró la Copa del Rey pero se quedó a las puertas de los otros dos títulos, perdiendo una dolorosa final de Euroliga y la final contra el Barcelona, con el equipo mentalmente derrotado. Anteriormente el equipo logró la liga pero cayó también en la final de la Euroliga y en la Copa del Rey en en un intensísimo partido contra el Barcelona en cuartos de final.

Un recorrido que tiene como común denominador la capacidad del equipo para competir siempre y llegar a prácticamente todas las finales. Las finales se pueden perder o ganar pero un equipo como el Real Madrid ha de aspirar a estar siempre entre los mejores. Eso es lo que al final acaba dando títulos. Es posible que en un año no tan bueno solo se logre un título, pero en uno excelente, donde todos los elementos confluyan se puede lograr incluso in triplete.

Para ello ha sido fundamental la estabilidad en la sección, apostando por un mismo entrenador, manteniendo a los jugadores claves pero reforzando sabiamente cada temporada.

Quizá esa sea la solución para el fútbol, apostar por una mayor estabilidad. Aunque evidentemente ambas secciones nada tienen que ver. Mientras que una es el foco diario de la prensa y aficionados, con toda la presión que ello conlleva, la otra vive más aislada, más ajena a esa presión infernal, que raya a veces en el fanatismo. Pero sin duda, Florentino debería plantearse un entrenador para 4 años, una plantilla base con jugadores ya hechos, y 2 o 3 fichajes cada año, evitando grandes terremotos.

De lo contrario podría vivir lo que lleva viviendo y lo que ha vivido la sección de baloncesto durante todos estos años, inestabilidad. Hasta la llegada de Laso, el Real Madrid no era siempre el favorito, ganando títulos de vez en cuando, pero sin dominar claramente las competiciones. Es ahora cuando hay que aprovechar el ciclo ganador. Queda algo de pólvora por gastar aunque es cierto que el equipo es muy veterano y que en algún momento habrá que realizar una importante reestructuración para rejuvenecerlo.

Mientras, a disfrutar de un equipo histórico.

La sección de baloncesto del Real Madrid 2010-2011: análisis

Pensaba haber publicado este post antes de los play-offs pero me pareció que era importante valorar la trayectoria del equipo en esta fase tan importante. Lo visto confirma una opinión que tenía forjada hace tiempo. El fracaso en la liga deja al equipo peor parado de lo que debería tras una campaña en la que se ha llegado a las semfinales de la Copa de Europa y a la final de la Copa del rey, siendo además segundo en la liga regular es un resultado más que aceptable. Pero al igual que el año pasado, no alcanzar la final de la liga supone un lastre así como la falta de títulos

Al equipo le falto por un lado la calidad suficiente para competir contra los mejores, es decir, el Barcelona y los equipos de la Final Four, además de otros potentes como el CSKA de Moscú, Olimpiakos o Caja Laboral, y por otro le falta la estabilidad y madurez suficiente para superar los partidos contra equipos correosos como el Bilbao.

Lo más preocupante de la sección más allá incluso que los salarios es la sensación de falta de un proyecto claro y coherente. La marcha de Messina aumenta más si cabe esta sensación que sin embargo ya se vislumbraba con el técnico italiano. Influye no poco el escaso apoyo institucional y económico que tiene la sección. Es así donde veo más conveniente una clara la política de fichajes y de salarios. A pesar de no haber contado con los presupuestos más altos de altos el Real Madrid en las dos últimas temporadas ha gastado una ingente cantidad de dinero y de recursos finiquitando a jugadores para fichar a otros que no jugaban o no mejoraban lo que había (caso Begic-Garbajosa o Bullock – Tucker), fichando jugadores que luego no ha utilizado en absoluto a pesar de que comportan un gasto salarial importante como Vidal o fichando a jugadores de los que luego se ha desprendido rápidamente como Fischer, Kaukenas, Lavrinovic, Jaric, Almond o Van der Spiegel.

El problema va incluso más allá y parece algo hereditario, común durante los últimos años con constantes altas y bajas de más de la mitad de la plantilla. Fracasos sonoros en los fichajes de supuestos jugadores llamados a liderar al equipo como Massey, Papadopoulus o Hosley o directamente jugadores mediocres o sin nivel como el infame Pelekanos.

En definitiva le falta al Real Madrid una estructura deportiva sólida, con un proyecto de equipo a 2 o 3 años y con los profesionales adecuados que sepan configurar una plantilla competitiva y sólida, aunando jugadores veteranos con jugadores jóvenes. No se trata solamente de gastar más o menos dinero aunque claro está la inyección de dinero es importante para competir con los mejores. Se trata de no despilfarrarlo y de hacer un buen uso de los jugadores fichados.

La gesta del Caja Laboral el año anterior y su rendimiento en las últimas Final Four demuestra que no tiene porqué ganar el presupuesto más alto. El del Real Madrid, sin ser bajo, no alcanza al de equipos como el propio Barcelona,los griegos o el CSKA. Sin saber las cifras exactas, el año pasado el presupuesto fue en torno a los 26 millones, mientras que este año se rebajó entre un 15 y un 30%. El Barcelona en cambio ha tenido un presupuesto cercano a los 32 millones, no lejos del presupuesto del actual campeón de la Euroliga, el Panathinaikos con cerca de 35 millones.

Es evidente que un presupuesto alto garantiza tener a los jugadores Top 20 en Europa. Son estos los jugadores como Diamantidis o Navarro los que ganan partidos. Y si se tienen dos o tres jugadores de este tipo las probabilidades de estar entre los mejores y ganar se aumentan.

Así, los equipos más fuertes del continente en los últimos años, Barcelona, Panathinaikos y CSKA de Moscú tienen 2 entre los 10 mejores pagados: Fran Vázquez: 1.800.000€ y Juan Carlos Navarro: 2.800.000€; Diamantidis (2.000.000) y Sato (1.800.000) y Smodis y Siskaukas, que cobran 2.5 y 2 millones respectivamente. Pero es que además estos tres equipos tienen más juagdores entre los 20 mejor pagados. Concretamente Ndong el Barcelona; Fotsis y Batiste el Panathianaikos y Lagdon y Kryapa el CSKA. Todos jugadores que son o han sido determinantes en los partidos claves.

Y es aquí cuando hay que valorar quienes son los jugadores mejor pagados del Real Madrid. Son Felipe Reyes y Sergio Rodríguez, con 1.4 y 1.3 millones respectivamente, ambos entre los top 20 de Europa. Pero es que si se busca un poco más aparece Jorge Garbajosa con un millón de euros en el puesto 26.

Tres jugadores  que no pueden ser considerados como determinante y resolutivo a la hora de la verdad. Felipe Reyes muy alejado de sus números de otras temporadas ha lastrado la presencia de otros jugadores y los otros dos han sido auténticas decepciones. Uno salió por la puerta de atrás y el otro, Sergio Rodríguez no justifica en absoluto su sueldo. Un jugador que promedia 6 puntos por partido y 2.6 asistencias con una valoración total de 5.3 no puede liderar a un equipo.

El problema del Real Madrid es que el base titular, Pablo Prioni con un sueldo cercano al millón de euros, tampoco lo ha hecho. Con unos números mejores solamente en asistencias con 4 por partido y en valoración con casi el doble, ninguno de los jugadores ha sido determinante en los partidos claves, a diferencia de otros bases europeos como Maclebb o Pargo, por no hablar de Kalatev y por supuesto Diamantidis.

Se trataría por tanto de que cobrasen el máximo sueldo  los jugadores realmente claves del equipo y no actores secundarios. Así, para tener a una esas estrellas europeas se necesita pagar por encima del 1.5 millón mientras que uno o dos de los jugadores que deberían ser titulares tienen que estar por encima del millón. Así en el Barcelona jugadores como Jaka Lakovic  cobran 1,3 millones o Kosta Perovic con 1,1 millones.

Al final es un tema de optimización económica, entendiendo que jugadores como Vidal, Velickovic o Begic que apenas han jugado este año no pueden ser jugadores con fichas altas, porque va en detrimento de los jugadores titulares y claves. Si el año pasado se gastaron en despidos 5 millones, este año solamente se ha rescindindo el contrato de Bullock que ganaba 1 millon de euros al año y el de Garbajosa.  El gasto de la plantilla del Real Madrid se completa con los siguientes jugadores:

Suarez: 800.000
Tucker: cerca de 900.000€
-Vidal: 800.000€
D’Or: 800.000€
Tomic 2 millones en 3 años, mas otro millon de traspaso.

El sueldo de Mirotic este año como canterano ha debido ser bajo, mientras que el de Llul lo desconozco. Si sabemos, sin embargo, que Messina cobraba unos 2 millones de euros netos mientras que su ayudante, el ahora conocido Molin cobrará 200.000 euros.

El año que viene el Real Madrid tendrá que hacer nuevamente una reestructuración de la plantilla empezando por el entrenador, quien tendrá preferencias y gustos distintos a los actuales. Se debe dar cuenta en todo caso de que lo que le ha faltado al equipo blanco este año ha sido un base que liderase al equipo en todos los sentidos(anotación, asistencias, liderazgo…) como un alero o escolta tirador de alta fiabilidad.

De ambos hay pocos en Europa pero con esfuerzo económico y un proyecto sólido se pueden conseguir. También se puede optar por el mercado norteamericano con jugadores especialmente interesantes como Rudy, cuyo rol en un equipo como el Real Madrid sería el de líder y no mero actor secundario como ahora. Respecto a su ficha, está por encima del millón y medio esta temporada, cifra que se aumentará la siguiente más la necesidad de abonar a la franquicia una importante cantidad.

Aparte del español hay muchas más opciones, unas más caras y otras más baratas pero de lo que se trata es de crear un bloque de 8 o 9 jugadores fijos para los próximos 2/3 años. Jugadores jóvenes como Suárez, Llul, Tomic o Mirotic continuarán y otros seguramente Reyes o Rodríguez lo harán por su influencia en el vestuario o su ficha El resto seguramente abandonarán el equipo blanco tras no haber demostrado o podido demostrar su calidad. Especialmente Velickovic y Vidal, con muy pocos minutos durante todo el año.

Como conclusión, si el Real Madrid quiere ser competitivo tiene que empezar por tener mejores directivos y ojeadores y sobre todo una estructura profesionalizada con un entrenador que tenga un proyecto sólido, largoplacista y atractivo. Y para ello se necesitará invertir el dinero adecuado y la paciencia suficiente.

Estadísticas del Real Madrid de Baloncesto.