Coutinho, un fichaje record

El F.C.Barcelona ha cerrado el fichaje  más caro de la historia de la liga, record que tenía el propio club tras fichar a Dembelé por 150 millones (100 fijos más 50 variables muy poco variables). Los 160 (120 fijos + 40 poco variables) que se van a pagar por Coutinho superan por poco esa cantidad.

Deportivamente son sin duda dos buenos fichajes para el club, necesarios para rejuvenecer la plantilla y de indudable calidad, aunque el brasileño no podrá jugar la principal competición, la Champion League. El club de Bartomeu se ha gastado este año casi 400 millones de euros en fichajes más los 126 del año pasado. Es una inversión total de 526 millones de euros en solo dos temporada con unas ventas de 226 millones (Neymar más 4 millones de Tello) y de 36 millones el año anterior.

Un balance negativo de 264 millones  que a nivel económico el plantea muchas dudas acerca de la capacidad del F.C.Barcelona para mantener esa estructura de gastos. Tras la venta de Neymar y el fichaje de Dembelé, el propio club reconoció una deuda de 300 millones de euros y una masa salarial que alcanzaba el 84% de los ingresos.

Cifras que se incrementarán con el pago de los160 millones por Coutinho y el pago de una nómina que alcanzará los 14 millones de euros netos. ¿Es sostenible financieramente el club? El Fair play financiero parece que no vive sus mejores momentos, pero esa norma no deja de ser una mera recomendación ( no así la de la liga) para evitar la quiebra del modelo. La verdadera pregunta es si es viable realizar este tipo de fichajes y si los clubes pueden amortizar el pago de grandes traspasos y salarios.

Fichajes mas caros

La política de realizar potentes inversiones en grandes jugadores fue iniciado por Florentino Pérez con el fichaje de Figo con una estrategia que deba tanta importancia al aspecto deportivo como de marketing. Con su adquisición y la posterior de jugadores como Zidane, Kaká, Cristiano Ronaldo, Bale o James el Real Madrid gastó grandes sumas de dinero con fichajes records en jugadores que deberían tener un retorno tanto deportivo como financiero. Algo que se ha producido con casi todos ellos, a excepción de Kaká que no fue deportivamente rentable. Los contratos de imagen cediendo la mitad de los derechos y el impacto mediático de esos jugadores en sus países y en el mundo justifican los fichajes. Como el de Bechkam, por ejemplo.

Esa política de priorizar grandes gastos a jugadores con un alto retorno financiero y deportivo la ha llevado el Real Madrid a rajatabla, evitando hacer grandes gastos en jugadores que no cumpliesen ambas condiciones.

Pero la escalada de gastos, con el incremento de dinero en la Tv en la Premier y con los jeques ha hecho saltar esa política por los aires. Y el F.C.Barcelona está siendo ahora mismo uno de esos actores. La pregunta es, ¿es realmente viable para los clubes pagar ese precio por un jugador? Y si no lo es, ¿estamos ante una burbuja?

La respuesta la veremos en los próximos mercados de fichajes. Parece claro que los clubes ingleses disponen de ingresos por televisión para reforzarse, y a raíz de ello se ha incrementado el gasto de fichajes y también de salarios. El problema es que sin controles, los clubes gasten aún más de lo que ingresan, como sucedió en España con la burbuja del fútbol.untitled

La otra lectura del fichaje de Coutihno y Dembelé es el doble rasero que ha mostrado el F.C.Barcelona, criticando los gastos de otros y jactándose de cantera cuando al final su comportamiento no es distinto de el de cualquier club. Hasta que no vuelvan los tiempos en los que el F.C.Barcelona saque buenos canteranos ya no volveremos a escuchar aquello de cantera vs cartera. Ahora que es justamente cuando el Real Madrid es el que ha apostado por fichajes de jóvenes de poco precio, el F.C.Barcelona hace lo contrario. Y nadie hablará de cantera vs cartera.

 

La Premier League revienta el mercado

El Liverpool acaba de fichar al central Van  Dijk por 80 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro de un central en la historia y en uno de los más 10 más caros de toda la historia

 fichajes

En la tabla están representados los clubes más potentes del mundo en las últimas décadas, pero curiosamente, de los últimos 5 fichajes, dos son del Manchester United(Poga y Lukaku), otro del Liverpool (Van Dick) y los otros del F.C.Barcelona y el PSG, Dembelé y Neymar.

Hasta ahora se pagaban grandes sumas de dinero por los mejores jugadores ofensivos, referencias mundiales, que además movían muchísimo dinero en marketing y publicidad. Fichajes como los de Zidane, Bale, Figo, Neymar.

Pero en los dos últimos años se han fichado a los jugadores por el mayor precio de siempre. En porteros, el segundo y cuarto más caro de la historia (Ederson y Pickford) comparten el top 5 con porteros de tanto nivel como Bufon o Neur; los defensas Van Dick, Mandy, Stones y Walker, los más caros de los últimos años y los mediocampistas Pogba y Keita (3º más caro). El común denominador de todos esos fichajes es que se realizaron en la Premier. Solamente el caso de Neymar(220) y Mbappé, por el que el año que vienen pagarán una cantidad similar, son una excepción a la liga inglesa.

Así pues, entre esta temporada y la pasada se rompieron todos los records económicos de fichajes, aumentando así el coste de todos los jugadores. Esto significa que  a partir de ahora será casi imposible encontrar a un buen jugador por 35 millones de euros, una cifra hasta ahora potente para realizar un buen fichaje. Jugadores como Agüero (11/12), Benzema(09/10)  ,Hazard (12/13), Di María (10/11) Douglas Costa  o Morata (15/16).

El dinero de la Premier ha inundado los mercados, junto con el dinero de jeques como el del PSG, y para el resto de equipos, especialmente los españoles e italianos significa que van a tener que modificar su política. Ni siquiera los grandes como el Real Madrid o el F.C. Barcelona podrán competir puesto que además del traspaso se trata de pagar grandes fichas, hasta ahora reservadas a las grandes estrellas que además generaban muchos ingresos en publicidad. Ahora ya no son el pez más grande y sí el mediano, a pesar de tener una gran masa social y títulos y actuales jugadores de gran nivel. Pero lo cierto es que en cuanto potencia económica no pueden competir con una liga como la Premier en la que el último clasificado ingresa tantos millones como el primero de la liga. Es la diferencia entre una liga organizar, de primer nivel, con grandes patrocinadores, y otra que tiene todavía a Villar pululando.

La solución es la misma que hasta ahora han aplicado otros equipos cuando el Real Madrid o el F..Barcelona pretendían ficharle a sus jugadores o a las estrellas del mercado. Por un lado, fichar a los jugadores cuando son más jóvenes, y por otra parte, asegurar un proyecto ganador y elevadas clausulas de salida.

Y eso es justo lo que ha hecho Florentino Pérez en los últimos años, fichando a prácticamente cualquier juvenil que destacase y por otro, poniendo claúsulas imposibles hasta para los jeques, de más de 500 millones en algún caso.

En cuanto a los jóvenes, si Van Dick ha costado 80 millones, se fichó a Vallejo por 5 millones; en vez de fichar a Bernard Silva o Toliso por más de 40 millones se fichó a Ceballos por 15; en vez de fichar a Dembelé se fichó a Asensio por 3 millones, en vez de fichar a Neymar por 220 se fichó a Vinicius por 45 y en vez de fichar a Draxler por 40 millones se incorporó hace varios años a Odergaard y Valverde por Pjanic, ambos por menos de 3 millones de euros cada uno.

Evidentemente la apuesta es mucho más arriesgada, porque no se fichan jugadores consolidados sino promesas que tardarán un tiempo en formar parte de la élite y que incluso pueden no funcionar por su juventud e inmadurez. La suerte que tiene el Real Madrid es que dispone ya de suficientes jugadores maduros y con experiencia, ganadores de dos Champion League consecutivas para guiarles.

 

 

 

Neymar se fue

59818cf9321e0

Y Neymar se fue. El cuento de las ovejas y el lobo finalmente consumado, con el PSG en el papel de Lobo y Bartomeu en el del pastor, que tras amagar con fichar a Verrati vio como el jeque árabe le arrebataba a su segundo mejor jugador y a uno de los pilares sobre los que debería construirse el futuro Barcelona.

 Porque, no nos engañemos, a pesar de las portadas y artículos de los periodistas y aficionados más fanáticos, ese era el papel que debía desempeñar Neymar. Con Messi y Suárez cumpliendo la treintena y tras varios años demostrado su talento, el brasileño, con 25 años representaba ese crack sobre el que construir el futuro de un club que se ha envejecido.

Como llegó Neymar se ha ido, envuelto en la polémica sobre su fichaje, con el denominador común de millones de euros cobrados por su padre y representante y también por la falta total de escrúpulos.

bartomeu-padre-neymar--644x362

Eso fue Neymar cuando fichó por el F.C. Barcelona tras jugar con varios clubs y firmar varios contratos, y eso ha hecho Neymar, esta vez al Barcelona. Pero entre medias ha judicializado al club, con un expresidente como Rosell en el banquillo  con un club al que no olvidemos que el fichaje de Neymar le va a costar una cantidad entre los 100 y 200 millones de euros

 No obstante, las formas y el dinero no enmascaran una realidad, que Neymar es uno de los 5 mejores jugadores del mundo. Lo es por el desequilibrio que provoca en los rivales pero también con los fríos números. Solamente el propio Messi, de quien Neymar dice que huye, y unos pocos jugadores como Suárez y Cristiano Ronaldo, alcanzan los 50 goles por temporada.

 Captura de pantalla 2017-08-03 a las 16.43.25

A excepción de Harry Kane y Mbappé, el resto por encima de la edad del brasileño, con el 8º mejor promedio de goles y asistencias por minuto. La mayoría de jugadores de esa lista tienen un coste por encima de los 100 millones de euros, y en el caso de los más prometedores como los mencionados o Delle Alli o Dybala, seguramente solo los venderían a partir de 150 millones.

La marcha de Neymar deja en el F.C.Barcelona ese gigantesco hueco al título de sucesor de Messi, pero también un boquete de 50 goles por año, además del tremendo impacto publicitario que tenía el brasileño, y que creo que el F.C.Barcelona, mal dirigido, nunca supo aprovechar.

Pero más allá de lo deportivo y económico, deja algo también importante, la imagen de un club, el F.C.Barcelona, impotente ante la marcha de una estrella que no ha podido retener, y la imagen de un PSG, que tras muchos amagos por fin ha golpeado fichando a uno de los mejores del mundo. Quizá fuese esa pieza la que le faltaba, en un equipo que mantendrá a Verrati y al resto de sus estrellas.

 Ese golpe de autoridad recuerda al caso Figo, que dejó al F.C.Barcelona en la lona durante varios años, también con un saco de millones por gastar. En aquella ocasión, ni Petit ni Overmars lograron cubrir la baja de Figo, ni deportivamente ni sentimentalmente. Ahora puede suceder algo similar y ese es el gran reto de Bartomeu.

luis-figo-reconoce-que-se-fue-al-real-madrid-por-una-cuestion-de-prestigio

 Si pensáramos hace solamente un par de años, 222 millones de euros darían para renovar más de medio equipo. Pero el mercado ha cambiado: los clubes ingleses reciben al año en concepto de televisión lo mismo que el Real Madrid y el Barcelona y luego están los grandes jeques o empresarios, chinos o rusos. Equipos como el Milán, el Chelsea o el PSG dispuestos a ser los nuevos aristócratas del fútbol actual.

 Ese chorreo de dinero ha inflacionado tanto el mercado que junto con el propio fichaje de Neymar, que marca cuanto vale un jugador top 5, obliga a replantearse el concepto coste y beneficio en cualquier fichaje. El precio de un futbolista no queda determinado por el retorno económico-deportivo, sino por lo que otro club esté dispuesto a pagar.

 Por eso, los 222 millones en manos del F.C.Barcelona no son tantos en este momento del mercado. Los grandes clubes que son los que tienen a los grandes jugadores que podrían suplir a Neymar saben que al desprenderse de sus estrellas van a tener que pagar mucho dinero para reemplazarlas. Y en ese contexto, le va a ser extremadamente difícil al equipo azulgrana ficharlos por solo un tercio o la mitad de lo que ha costado Neymar. Pretender que jugadores como Dybala o Dembelé valgan solo la mitad que el astro brasileño será la ardua tarea de Bartomeu.

 Los nuevos fichajes le darán a cambio al F.C.Barcelona la posibilidad de plantear otro modelo deportivo y también un desahogo económico grande puesto que Neymar consumía demasiado de la masa salarial. Buscar un recambio “pieza por pieza” es ahora mismo imposible, puesto que ningún jugador ofrece lo que ofrecía Neymar. Otras opciones permitirán hacer un equipo más compacto, más sólido, pero ahora sí, dependiendo totalmente de la genialidad de Messi.

La nueva entrada en escena de Tebas rechazando el depósito de la cláusula de Neymar puede agravar y complicar aún más este tema. Sería imposible imaginar a Neymar volviendo a la disciplinada azulgrana y por otra parte, el F.C.Barcelona necesita ese ingreso de 222 millones cuanto antes para renovar a su equipo antes de que se cierre el mercado, en solamente 27 días.

Así pues, estamos ante un fichaje histórico por cuanto tiene de impactante en los dos equipos protagonistas, en la liga española y sobre todo en el mercado europeo y en la manera de fichar. Tendrá consecuencias, seguro, y quizá nos acerque un poco al modelo americano de limitación de salarios y traspasos. Pero eso forma parte de un futuro post, porque el presente es que en la próxima Supercopa de España el F.C.Barcelona jugará sin su estrella Neymar.

Sin fichajes no hay paraíso

El Real Madrid cierra su verano de 2016 sin fichar, casi como si hubiese sido sancionado de verdad, y no tuviese la opción de fichar gracias a la cautelar. Esa es la primera gran lectura, ¿por qué se pidió una cautelar para este verano? Hay que pensar que el club tendría pensado reforzarse para dos sesiones sin fichar.

Pero en todo caso, la realidad es que el Real Madrid sí ha fichado jugadores, aunque pareciera que no porque ninguno es un fichaje de los denominados galácticos. Y para hacer justicia a Florentino, tampoco el mercado los ofrecía, a excepción de Pobga, que es solamente un galáctico a nivel de precio.

Y así, cabe analizar la actual plantilla del Real Madrid y colegir que el equipo sí se ha reforzado y mucho. Del equipo del año pasado, las únicas bajas han sido la de Arbeloa, que apenas jugó y Jesé, que el año pasado jugó en total 1.242 minutos (823 en liga, 339 en Champion y 90 en la Copa del Rey).  Con su venta más lo ingresado por otros canteranos como Cheryshev, Medrán o Mascarell, el Real Madrid ha ingresado algo más de 40 millones de euros.

Asensio y Morata

Asensio y Morata

Y han llegado, Morata, Asensio, Mariano y Coentrao. Son 2 refuerzos más con respecto al año pasado. Dos delanteros como Morana y Mariano, uno contrastado ya en la Juventus y otro un canterano que ha derribado la puerta del Castilla. Luego está Coentrao, cuyo caso sigue siendo un enigma, porque no se sabrá si ha vuelto para jugar, entrenar o estar de juerga. Y por último Asensio, un jugador que desde luego no ha venido para hacer relleno, y que ahora mismo les ha quitado el puesto a James y a Isco.

Es posible que los aficionados reclamasen un fichaje de relumbrón, uno de esos de 70 u 80 millones que luego en realidad se critican. Lo mismo hace la prensa, la verdadera interesada en este tipo de fichajes.

A la plantilla le falta otro medio centro defensivo y queda la duda del rendimiento de los delanteros suplentes de Benzema, más la duda de Coentrao. Pero, fuera de esas dudas lógicas, esta plantilla es una de las más completas que recuerdo del Real Madrid. Y la prueba de ello es que sin varios titulares el equipo ganó la Supercopa y ha ganado también los dos primeros partidos de liga. Sin los dos delanteros titulares ni el portero titular, pareciera que el equipo anda sobrado. Y eso con un banquillo en el que han figurado jugadores como James, Isco, Lucas Vázquez, Kovacic o Danilo.

Que el Real Madrid sea capaz de levantar varios títulos dependerá de la capacidad de motivar de Zidane a todos sus jugadores, no de la falta de plantilla ni de estrellas.

Un mercado de fichajes inflaccionista

 fichajes más caros de la historia

Algunos de los fichajes más caros de la historia

El mercado de fichajes en el fútbol está pasando por un periodo tremendamente inflacionista. Todo empezó el año pasado con la inyección monetaria en la Premier League inglesa  Un chorro de dinero que permitió que los clubes ingleses reventasen el mercado y que a su vez, los clubes vendedores pidiesen precios por sus jugadores, hasta antes impensables. Con la culminación final de Martial como fichaje estrella, con un posible coste total de cerca 80 millones de euros.

Hasta entonces se pagaban grandes cantidades de dinero pero por jugadores que reunían varias características específicas como su talento, su juventud, su experiencia o su capacidad comercial. Normalmente aquellos jugadores cuyo precio se situaba por encima de los 30 millones respondía a dos o tres de estos criterios juntos, siendo jugadores o contrastados o super promesas. Ya el año pasado, se situaron por encima de este precio jugadores como Otamendi (45 Millones) O Danilo(31) y varios otros.

Por ejemplo, el Real Madrid fichó a James por casi 85 millones. Una cantidad elevadísima, pero algo menos si se tenía en cuenta que había sido bota de oro del mundial, con algún gol espectacular, su juventud y sobre todo su impacto comercial en todo Latinoamérica. Ese mismo año, el Barcelona fichó a Suárez por una cantidad similar, sin duda, un jugador que garantizaba goles, con muchísima experiencia y uno de los tres mejores futbolistas del momento. Y antes, el Real Madrid había fichado por ejemplo a Cristiano, todo un balón de oro, robado al Manchester United por casi 100 millones de euros. Hablamos del mejor jugador del mundo del momento y toda una realidad.

Parece ser que lo de la campaña pasada el fútbol inglés se va a quedar corta y y en esta ya hemos visto algún fichaje de precio estrambótico como el de André Gómes por el Barcelona. Puede ascender a un total de 70 millones, un jugador que ni siquiera es titular indiscutible en su selección y tampoco en su club. Apenas 5 millones menos que James, ya un jugador relevante en el Mónaco y santo y seña de la selección colombiana. Pero sin duda lo de Higuain va a superar todo lo anterior.

No es que el argentino no sea un buen delantero, que lo es, pero ni por edad (ya 28) ni por rendimiento sostenido en el tiempo y tampoco por impacto comercial, es un jugador que vale ese precio. El mismo precio que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo, que contaba entonces con 24 años, y fue nombrado balón de oro, siendo el jugador más mediático del mundo.

La venta de Higuaín significa la posible salida de Pogba por 120 millones, otro precio absurdo teniendo en cuento los baremos presentados, que hasta entonces si presentaban varios de los fichajes más caros de la historia. Neymar, Cristiano Ronaldo, Bale, Zidane o Kaká presentan esas cualidades.

Veremos donde nos lleva este mercado, pero no tengo dudas de que esos precios que antes se pagaban por jugadores que sí garantizan ese retorno, tanto deportivo como comercial, ahora mismo es desproporcionado.

 

¿Pogba sí o Pogba no?

Estamos a 20 de julio y el Real Madrid todavía no ha realizado un fichaje. Ni uno de renombre ni uno vulgar. Ninguno. Las rotativas de los periódicos lanzan a todo correr todos los fichajes posibles sabiendo que con uno es probable que acierten.

Pero para ser sinceros, los aficionados también necesitamos nuestra dosis de fichajes. Forma parte de la ilusión de cada año y es difícil de evitar. Y además, tiene que ser preferentemente alguien nuevo y si es mediático y exótico, mucho mejor.

Por ejemplo, los retornados no cuentan, y mucho menos si son excanteranos. Y lo cierto es que hay varios casos de jugadores que deberían ilusionar. Morata es un muy buen delantero, necesario para el equipo como delantero centro; Marcos Asensio es un diamante en bruto; el joven Marcos Llorente, heredero de un apellido histórico en el club, tiene una pinta excelente y luego además, vuelve Coentrao…Vuelve lesionado, por cierto, por si alguien tenía duda de que no ha cambiado en absoluta.

Así que sin fichajes realizados, con un equipo campeón de Europa, con media docentes de retornados, para reforzar sobre todo el banquillo, la pregunta es, ¿a quién fichamos?. Lleva sonando medio año la posibilidad de Paul Pogba. El mediocentro francés realizó una excelente temporada con la Juventus, aunque una Eurocopa discreta. Si en algún momento su valor fue de 120 millones, algo más que discutible, lo perdió con un mundial de que como muchísimo saldría tasado en 60 millones.

pogba

Paul Pogba

Pero claro, el error está en pensar que un jugador cuesta lo que vale y lo que alguien está dispuesto a pagar por él. Lo que es la máxima económica de oferta y demanda. Y con muchos clubes con dinero, con una hiperinflacción del coste, Paul Pogba podría valer 120 millones o 150. Da igual.

La pregunta es si el Real Madrid los debe pagar y si necesita a un jugador de ese corte. Como he comentado más arriba, es muy difícil para un equipo campeón de Europa fichar a un jugador titular. Reemplazar a la BBC parece imposible, pero quitar a dos de los mejores medio centros del mundo como Modric y Kroos, también. Y defensivamente un poco lo mismo. La cuerda se podría romper por el más débil, al menos mediáticamente, Casemiro. Ese error, que ya se cometió con Makele, es más que previsible en un club como el Real Madrid, siempre cegado por el brillo de las estrellas. Pero eso significa olvidar quien pule ese brillo, y no son otros que jugadores como el propio Casemiro, para mí, y lo dije al principio de la temporada pasada, titular indiscutible.

Paul Pogba es un jugador joven, de 23 años, con futuro por delante, experiencia ya con la Juventus, calidad innegable, dotes físicas y ambición. Nada que objetar. Ahora bien, cuando el Real Madrid ha desembolsado más de 50 millones, lo ha hecho siempre por jugadores que además de tener varias de las anteriores características, tenían una fundamental, una imagen de marca potentísima.

Los dos últimos ejemplos son James y Bale. Uno fichado por 80 millones y un icono en su país, un jugador con un impacto en marketing brutal. Y el otro, Gareth Bale, el mejor jugador de la Premier, pero sobre todo, un icono comercial. Y lo mismo jugadores como Kaká, Cristiano Ronaldo, Figo, Zidane… Los jugadores sin esos atributos comerciales han sido fichados a precios muy menores, por debajo de 40/45 millones todos.

¿Cuanto vale Pogba deportivamente? Pongamos que por su juventud y calidad cuesta 50 o 60 millones. Pero el problema es que su impacto comercial no suma 120 millones. Ni 100 ni 80.

Y hay un problema añadido, es un jugador que no tiene un hueco en la plantilla actual, sin tocar significativamente el sistema o el equilibrio. Puede ser el relevo de Modric o Kroos en algunos partidos, aunque eso nos deja a una de las tres estrellas muy descontentas. Y hay que sumar la presencia de Isco y James.

Entiendo que dentro de la estrategia de Florentino Pérez está la de traerse a los mejores y la de impactar en el mercado. ¿Pero es Pogba de los mejores? ¿E impactaría en le mercado?

Crónica de un no fichaje anunciado: la venta de David De Egea

Dicen en la carrera de derecho que no hay verano sin romano. En el Real Madrid, no hay temporada sin floperada. Siendo Floper, Florentino Pérez, y las ‘floperadas’ los fichajes de cada verano que impactan en el mercado, en la afición y en el vestuario.

El no fichaje de David De Egea ha debido ser el primer gran rechazo de Florentino Pérez. Acostumbrado a fichar a los jugadores más difíciles, señas de identidad de clubes rivales unos; balones de oro otros o jugadores franquicias. Daba igual si se llamaba Zidane, Ronaldo, Beckham, Bale o Figo. Y llega el Manchester y en el último minuto impide una operación cerrada. Bueno, el Manchester o el agente de Keylor o quien fuese, en una serie de despropósitos tras comenzar las negociaciones justamente el último día de plazo para fichar en la liga española.

El puesto de la portería ha sido en los últimos tres años motivo de debate. Tras los mejores años de Casillas, que llevaba una década en la titularidad, comenzó su declive y una serie de malas decisiones que han acabado con el despropósito de David De Egea. La cronología es la siguiente:

  • Mourinho sentó finalmente a Casillas. Se fichó a un canterano y buen portero, Diego López, que lo hizo bien ganándose la titularidad.
  • Al año siguiente, con otro entrenador se optó nuevamente por Casillas, con el casidesastre conocido en la final de la Champion League y con Diego López en el banquillo.
  • El pésimo mundial de Iker Casillas y la salida de Diego López obligaron al Real Madrid a fichar a Keylor Navas, el mejor del mundial y destacado en la liga español. Sus 10 millones de coste no bastaron para darle una oportunidad y estuve todo el año a la sombra de Casillas
  • Casillas decide marcharse finalmente, dejando vía libre a otro portero.

Y es ahí cuando alguien decide que Keylor Navas no tiene el nivel y aprovechando que David De Egea quiere volver a Madrid y le queda un año de contrato, ficharle. Las preguntas que aquí me hago son dos: ¿Se necesitaba reforzar el equipo en ese puesto? ¿Era bueno para el Real Madrid el fichaje?

Keylor Navas y David de Egea

Keylor Navas y David de Egea

Con la llegada de Kiko Casilla en una sana competencia, el Real Madrid se aseguraba dos buenos porteros. Es posible que De Egea sea un top5 mundial, pero al menos el costarricense ha demostrado nivel para ser considerado un top10 o top15. Y la ventaja era que ambos porteros partían a priori en condiciones de igualdad sin tener que jugar uno u otro por decreto debido al coste de su fichaje. Uno costó 10 millones y el otro 6. Le tocaba a Benítez decidir.

Quizá Florentino Pérez pensase que para ganar los títulos se necesitan los mejores en cada puestos. Y al igual que el Bayern de Munich pagó 30 millones por Neur o la Juventus, más de 50 en su día por Buffon, pensase que la mejor opción era De Egea.

El Real Madrid pensó que De Egea su Buffon, con un portero de 24 años, ya en la élite como uno de los mejores porteros de la Premier, para toda una década. Se comprometió tanto con De Egea que ya luego fue incapaz de parar una operación que no era claramente ventajosa en lo deportivo ni desde luego en lo económico. Y eso, a pesar de que el Manchester United se negó a negociar ese fichaje.

El problema, como muchos fichajes impulsados por Florentino, es que son fichajes que no son estrictamente necesarios. Mientras que se pretendía gastar 30 millones en un portero, el Real Madrid no tiene un lateral izquierdo suplente ni un delantero centro con características distintas a Benzema.

Veremos lo que sucede ahora con los dos porteros involucrados. No tengo duda de que Keylor Navas rendirá como titular al máximo nivel. Para De Egea será más difícil renunciar a este año sin jugar para llegar el año que viene al Real Madrid con una prima por su fichaje incluida. Este culebrón todavía no ha acabado.

Ozil ficha por el Arsenal y Kaká se marcha al Milán

El último día del mercado de fichajes se cerró con una inaudita actividad, como si los clubes no hubiesen tenido meses para configurar sus plantillas. Y el Real Madrid, como los malos estudiantes´, aprovechó también para realizar dos movimientos sorprendentes a la vista de las últimas temporadas: las salidas de Kaká y Ozil.

La lista de fichajes se cerró con la anunciada llegada de Bale, especulándose hasta el último momento con la posibilidad del fichaje del 9 del que carece el Real Madrid especialmente este año.

Además, Adán rescindió su contrato y Coentrao finalmente se quedó en la plantilla, noticia positiva viendo la tendencia natural de Marcelo al relajo. Además de los ya vistos fichajes de Isco, Illarramendi y la subida al primer equipo de Morata, Jesé y Cassemiro.

Que esta nueva plantilla es muchísimo más fuerte que la del año pasado lo ratifica la cantidad de jugadores que compiten por un puesto. Espcialmente fortalecido se ha visto el medio del campo. Ahora la baja de Xabi Alonso no constituye un problema fundamental. El refuerzo del lateral derecho junto con la permanencia de Coentrao, asegura estabilidad defensiva en los laterales, aunque la marcha de Albiol deja a Nacho como cuarto central, menos experimentado que aquel y con menos calidad.

De alguna manera, Bale e Isco llegan para sustituir a Kaká y Ozil. Solamente la presencia del galés supone un salto cualitativo, porque hay pocos jugadores en el mundo que puedan mejorar el 11 titular como él. Con el caso Ozil, no tengo tampoco dudas de que el Real Madrid pierde a un magnífico futbolista, en mi opinión uno de los tres mejores del mundo en su puesto. Tampoco tengo dudas sobre la calidad de Isco, pero afirmar que este es mejor que Ozil me parece todavía osado.

El rendimiento del alemán durante estos tres años ha sido sobresaliente, siendo el mayor asistente del equipo y seguramente el mayor asistente a nivel mundial. Pocos jugadores pueden atestiguar una media de más de 20 asistencias por temporada. Los números que Ozil deja en liga y Champion League son los siguientes: temporada12/13 20 asist y 10 goles; temp 11/12, 25 asist y 6 goles; temp 10/11, 26 asist y 7 goles.

Hablar por tanto de irregularidad me parece excesivo. De la misma manera he visto en estos tres años una importante progresión física del jugador y mayor capacidad de lectura. Con todo, queda la sensación lógica de que el jugador podía dar todavía más. Le falta gol y agresividad y a la vista de su marcha a un equipo menor, competitividad y sacrificio.

El jugador alemán ha visto como en menos de un mes, el nuevo fichaje, Isco, le ha ganado la partida para optar al puesto de media punta. Con la presencia segura de Bale y Cristiano Ronaldo en el 11, Ozil tenía que competir además de con Isco, con Di Maria y con Benzema para tener un puesto de titular.

Sus declaraciones afirmando que el mister no tenía confianza en él, tras estar solamente un partido en el banquillo muestra el perfil de un jugador con poca capacidad de lucha. Y es que ese factor es indispensable para triunfar en un Real Madrid, que cada año ficha a dos o tres jugadores de primer nivel.

Su actitud contrasta con la de Di Maria, peor jugador, menos talentoso y más afectado a nivel futbolístico por la llegada de Bale, y que, sin embargo, ha jugado tres partidos fantásticos, mostrando sus ganas de luchar y competir por un puesto en el 11 titular. La marcha de Ozil es también un aviso para jugadores como Benzema.

En todo caso, no dejo de tener una sensación agridulce, tras la excelente noticia del definitivo desprendimiento de Kaká y el fichaje de Bale. Al igual que pasó con Robben y Sneijder, deshacerse de grandísimos jugadores, ya adaptados al club, siempre es peligroso. Antes fueron Makelele y Seedorf, errores todos ellos provocados por distintos motivos. El dinero que el Real Madrid obtiene se queda en las arcas y no en el terreno de juego y no hay tantos jugadores en la plantilla con las habilidades del alemán.

La cantidad a ingresar por el Real Madrid, en torno a los 45 millones, financia más de la mitad del fichaje de Bale y de alguna manera libera la zona ofensiva. Habrá que preguntarse ahora si Bale viene a ocupar el puesto de Ozil o si será Isco ese jugador. En ambos casos, ¿Son ambos jugadores mejores que Ozil? Me pregunto de la misma manera cuanto pagaría el Real Madrid por un jugador como Ozil, con 24 años, en plenitud física y con esos números.Como ejemplo, los datos de la última temporada de jugadores similares: Isco: 12 goles y 1 asist; Gotze: 21 goles y 12 asist; Hazard 17 asist y 9 goles, Silva; 10 Asist y 4 goles.

Lo que queda claro con los movimientos de fichajes del Real Madrid, es que el club ha reforzado el equipo equilibrando sus cuentas. Con las ventas de Ozil, Higuain, Callejón y Albiol, el club blanco ha ingresado 114 millones. Mientras que los nuevos fichajes han supuesto una inversión de 181 millones. Al balance negativo de 67 millones habría que restar lo ingresado en la venta de Negredo y de Garay, ambos con clausulas que incluían compensaciones económicas al Real Madrid en caso de ventas a otros clubes.

Deportivamente el equipo se rejuvenece con unos fichajes e incorporaciones con una media de 22 años, mientras que los jugadores que han salido, ingresando o no a las arcas del club, promediaban una media de 27 años. Y económicamente, el club también libera la altísima ficha de Kaká, y las fichas de Higuain, Ozil y Carvalho.
Aunque finalmente deberán ser los jugadores y el técnico los que demuestren si esta plantilla es mejor y si es capaz no solamente de acometer el triunfo de la décima sino de lograr que el equipo sea competitivo en las tres competiciones

La plantilla del Real Madrid 2013/2014

La venta de Gonzalo Higuain está terminando de perfilar la plantilla del Real Madrid en lo que considero un verano productivo en ventas y en compras.

En primer lugar, diré que siempre me gustó Higuain, me parecía un jugador con algo especial y mucho potencial. Hasta el año pasado, algo antes, siempre quise que se quedase, pero al igual que él mismo yo creo que ha pasado su ciclo en el Real Madrid. Es complicado triunfar en el Real Madrid y más si el puesto a cubrir es el de 9 titular. Y para eso, que era su objetivo, a Higuain le faltaba un plus.  Así que le deseo suerte en el Nápóles. Creo que tanto él como el Real Madrid ganan en la operación si se concreta la venta por 40 millones de euros.

Con esa venta, más las de Albiol y Callejón y el fin de contrato de Essien y Carvalho, el Real Madrid se desprende de buenos suplentes, todos ellos reemplazables, por los que además, en lso tres primeros casos se han obtenido buenas cantidades.  Los reemplazos serán jugadores de cantera, en los primeros casos: Morata, Nacho y Jesé , junto con las incorporaciones de Isco e Illarramendi en el medio del campo.

Basicamente falta por concretar alguna salida más y alguna posible llegada. Tengo claro que a pesar de la venta de Higuain no se fichará a otro 9. Benzema es la apuesta tanto del presidente como de Zidane, una pieza importante en esta decisión. La apuesta es arriesgada y tiene ventajas e inconvenientes.

La principal ventaja es que Benzema sin una competencia real se sentirá por fin el delantero titular, con toda la confianza del mundo para demostrar su tremendo talento y potencial. Sería el delantero titular siempre y Morata cubriría minutos de la basura o segundas partes en algunos partidos. El será la referencia y tendrá la obligación también de marcar más de 20 goles, acorde con la faceta de delantero centro.

El gran inconveniente viene por una posible lesión o bajo rendimiento del francés. Como segunda opción Morata todavía no está para grandes partidos, cuando se pueda necesitar un revulsivo de calidad. Está la opción de Cristiano Ronaldo, pero al Real Madrid le seguiría faltando ese 9 letal que tanto se echó de menos el año pasado.

Algo parecido ocurrirá si el Real Madrid se desprende de Coentrao. Estamos todos de acuerdo en que el portugues no vale los 30 que se pagaron por él. Pero una vez pagados no tendría sentido deshacerse a poco precio. Su rendimiento la pasada campaña fue bueno y garantiza un relevo de calidad en una posición en la que otros años el Real Madrid ha tenido problemas. Apostar como titular por Marcelo tiene las mismas implicaciones que en el caso de Benzema.

En definitva parece que este Real Madrid tendrá una plantilla algo más corta, con un bloque de 14 o 15, más los canteranos. Si no hay lesiones de importancia el nivel es altísimo. El problema podría llegar con la baja de 1 0 2 centrales o en la delantero o el puesto de Marcelo. No tener a un equipo ultra competitivo en las rondas claves de Champion League supone la eliminación.

 Por lo demás, el balance de ingresos y ventas es muy positivo, sumando a los 12 de Albiol, 8 de Callejon, 40 de Higuain, los 4.5 obtenido por Negredo y los 10 por Garay. Queda por saber si se acometerá el fichaje de Bale, que trastocaría por completo la plantillay obligaría seguramente a una venta forzosa de seguramene Di Maria. Su fichaje daría un salto de calidad al 11 titular, permitiría incluso una opción más en el lateral izquierdo y liberaría de algo de responsabilidad a Cristiano Ronaldo al incorporarle otro jugador que atraería toda la atención. Distinto es su precio y las posibilidades reales de ficharle.

 Queda mucho verano pero parece que la plantilla quedaría más o menos de la siguiente manera:

                       Diego López /Casillas

Carvajal/Arbeloa   Varanne/Pepe  Ramos/Nacho/Arbeloa  Marcelo/Coentrao /Nacho

Khedira/Casemiro       Xabi/Illarra   Modric/Isco

Di Maria/Ozil/Kaká     Benzema/Morata    Cristiano/Jese

Movimiento de mercado de fichajes

El dinero fresco proveniente de los petrodólares de los ricos jeques ha removido el mercado europeo de fichajes como pocas veces. El City, PSG y el Mónaco junto con las habituales inversiones de los clubes grandes: Real Madrid, Barcelona o Bayern de Munich ha movido las fichas de tal manera que se está produciendo una concentración de talento en unos pocos equipos.

La anticipación de una futura Superliga Europea, donde solamente unos pocos clubes son capaces de pagar las cláusulas de los mejores jugadores, cubrir sus expectativas futbolistas y sobre todo salariales. Los clubes grandes porque tienen detrás una gran masa social, prestigio y dinero y los nuevos clubes porque sus dueños tienen dinero de sobra y mucha necesidad de gastarlo para cumplir sus sueños de la infancia.

El baile de jugadores ha provocado que otros clubes con menos dinero a su vez gasten lo ingresado en nuevas incorporaciones. Así,  lo ingresado por el Nápoles por Cavani se invertirá en Higuain, Callejon o Albiol, mientras que el Real Madrid ha aprovechado a su vez para acometer varios fichajes.

Los equipos franceces del PSG y el Mónaco son los que más se han reforzado, al igual que el Manchester City.  Curiosamente, de los 20 fichajes más caros, 5 son españoles (Isco, Illara, Negredo, Thiago y Navas), aunque muchos otros jugadores han dado el salto a otras ligas como Yago Aspas, los madridistas con dirección a Nápoles o Llorente a la Juventus.

A falta de la posible bomba del verano, el fichaje de Bale por el Real Madrid, todavía quedan fichajes y movimientos por realizar. Esta es la lista de los fichajes más caros: