Crónica de un no fichaje anunciado: la venta de David De Egea

Dicen en la carrera de derecho que no hay verano sin romano. En el Real Madrid, no hay temporada sin floperada. Siendo Floper, Florentino Pérez, y las ‘floperadas’ los fichajes de cada verano que impactan en el mercado, en la afición y en el vestuario.

El no fichaje de David De Egea ha debido ser el primer gran rechazo de Florentino Pérez. Acostumbrado a fichar a los jugadores más difíciles, señas de identidad de clubes rivales unos; balones de oro otros o jugadores franquicias. Daba igual si se llamaba Zidane, Ronaldo, Beckham, Bale o Figo. Y llega el Manchester y en el último minuto impide una operación cerrada. Bueno, el Manchester o el agente de Keylor o quien fuese, en una serie de despropósitos tras comenzar las negociaciones justamente el último día de plazo para fichar en la liga española.

El puesto de la portería ha sido en los últimos tres años motivo de debate. Tras los mejores años de Casillas, que llevaba una década en la titularidad, comenzó su declive y una serie de malas decisiones que han acabado con el despropósito de David De Egea. La cronología es la siguiente:

  • Mourinho sentó finalmente a Casillas. Se fichó a un canterano y buen portero, Diego López, que lo hizo bien ganándose la titularidad.
  • Al año siguiente, con otro entrenador se optó nuevamente por Casillas, con el casidesastre conocido en la final de la Champion League y con Diego López en el banquillo.
  • El pésimo mundial de Iker Casillas y la salida de Diego López obligaron al Real Madrid a fichar a Keylor Navas, el mejor del mundial y destacado en la liga español. Sus 10 millones de coste no bastaron para darle una oportunidad y estuve todo el año a la sombra de Casillas
  • Casillas decide marcharse finalmente, dejando vía libre a otro portero.

Y es ahí cuando alguien decide que Keylor Navas no tiene el nivel y aprovechando que David De Egea quiere volver a Madrid y le queda un año de contrato, ficharle. Las preguntas que aquí me hago son dos: ¿Se necesitaba reforzar el equipo en ese puesto? ¿Era bueno para el Real Madrid el fichaje?

Keylor Navas y David de Egea

Keylor Navas y David de Egea

Con la llegada de Kiko Casilla en una sana competencia, el Real Madrid se aseguraba dos buenos porteros. Es posible que De Egea sea un top5 mundial, pero al menos el costarricense ha demostrado nivel para ser considerado un top10 o top15. Y la ventaja era que ambos porteros partían a priori en condiciones de igualdad sin tener que jugar uno u otro por decreto debido al coste de su fichaje. Uno costó 10 millones y el otro 6. Le tocaba a Benítez decidir.

Quizá Florentino Pérez pensase que para ganar los títulos se necesitan los mejores en cada puestos. Y al igual que el Bayern de Munich pagó 30 millones por Neur o la Juventus, más de 50 en su día por Buffon, pensase que la mejor opción era De Egea.

El Real Madrid pensó que De Egea su Buffon, con un portero de 24 años, ya en la élite como uno de los mejores porteros de la Premier, para toda una década. Se comprometió tanto con De Egea que ya luego fue incapaz de parar una operación que no era claramente ventajosa en lo deportivo ni desde luego en lo económico. Y eso, a pesar de que el Manchester United se negó a negociar ese fichaje.

El problema, como muchos fichajes impulsados por Florentino, es que son fichajes que no son estrictamente necesarios. Mientras que se pretendía gastar 30 millones en un portero, el Real Madrid no tiene un lateral izquierdo suplente ni un delantero centro con características distintas a Benzema.

Veremos lo que sucede ahora con los dos porteros involucrados. No tengo duda de que Keylor Navas rendirá como titular al máximo nivel. Para De Egea será más difícil renunciar a este año sin jugar para llegar el año que viene al Real Madrid con una prima por su fichaje incluida. Este culebrón todavía no ha acabado.

La renovación de Sergio Ramos

Si algo debía haber aprendido el Real Madrid y Florentino Pérez es que las renovaciones millonarias a jugadores ya veteranos son malos negocios. La experiencia de Guti y Raùl con sus contratos vitalicios y la reciente de Casillas demuestra que lo que se gana al principio a nivel social y de favor de la prensa, se pierde a nivel de estabilidad institucional cuando esos jugadores ya no tienen un nivel élite y hay que buscar soluciones para ellos.

La renovación de Ramos, innecesaria puesto que su contrato expira dentro de dos años todavía, en 2017, pone de manifiesto que Florentino Pérez es muy permeable a la presión de la prensa. La decisión de renovar al central, que ahora tiene 29 años, hasta 2020, supone tener a Ramos sí o sí hasta que cumpla los 34 años, independientemente de su rendimiento.

Investido como gran capitán y héroe de la décima, y con un salario desorbitado como central de un equipo de fútbol, la figura de Ramos ya proyecta la misma sombra que la de Casillas. Además ha ganado el pulso al Real Madrid tras ofrecerse al Manchester United y coquetear con el Barcelona, con el único fin de satisfacer su ego y de paso ganar unos buenos millones.

Sergio Ramos celebrando el gol de la décima

Sergio Ramos celebrando el gol de la décima

Ramos le va a costar al Real Madrid algo menos de 20 millones de euros cada año (cobrará entre 8 y 10 millones según diversas fuentes), 100 hasta su jubilación si por el camino no pasa nada extraño. Una cantidad que habría que preguntarse si tiene un retorno año a año con el rendimiento del central. ¿Lo ha tenido durante la temporada 2014-2015?

La política salarial de Florentino tenía hasta ahora un sentido pragmático en el cuál los jugadores que más generaban a nivel deportivo y publicitario eran los que tenían un sueldo más alto. En lo más alto de la cadena estaba indiscutiblemente Cristiano Ronaldo y un peldaño por debajo Bale. Y de la misma manera, desembolsos como el de James se justifican con la oportunidad que ese tipo de jugadores ofrecía en mercados como el propio de Colombia, o incluso el chino, donde hemos visto como se volvían locos con James.

Ningún jugador vale deportivamente 20 millones netos a excepción quizá de Messi o Cristiano Ronaldo. Jugadores que por sí solos te ganaban títulos. Y desde luego, en ningún caso un portero o un defensa. Pero si desde el Real Madrid se han pagado esos sueldos y esas claúsulas vertiginosas se ha hecho desde la doble perspectiva deportiva y económica. Incorporar a los jugadores citados es lo que ha hecho que el Real Madrid sea el club más rico del mundo.

Así pues, Ramos, que seguramente no venda muchas más camisetas que Illarramendi, tendrá que demostrar cada partido y cada año que vale esos 20 millones al año. Si ya hasta ahora, su sueldo, no pequeño precisamente, justifica a duras penas su rendimiento absolutamente irregular, ahora tendrá que ser durante todos los partidos el héroe de la décima. No más expulsiones (es el jugador de la historia del Madrid con más expulsiones), ni tarjetas tontas ni fallos defensivos ni por supuesto gestos en contra del entrenador ni motines a bordo. Ramos deberá ser el central perfecto y por ese dinero deberá dedicarse en cuerpo y alma al Real Madrid y olvidar otros placeres rutinarios. Deberá ser en definitiva el otro Cristiano Ronaldo del equipo, es decir, un tipo que cuida cada detalle de su cuerpo, cada detalle de su preparación física.

Como hasta ahora es sabido que no lo ha hecho, tengo mis dudas de que lo haga ahora, precisamente que sabe que su futuro está más que resuelto. Veremos si Ramos, con sus 29 años y con la cuesta abajo física a la vuelta de la esquina, es capaz de reconvertirse como central inteligente. Nunca ha sido su fuerte la inteligencia, y así lo atestigua su récord de tarjetas rojas.

El Real Madrid, club más valioso del mundo, según Forbes

En la temporada 1999-2000 el Real Madrid, que había ganado dos Copas de Europa en 3 años, generaba 118 millones de euros. En la temporada 2005-2006, solamente 6 años más tarde y con “solamente” otra Copa de Europa más generaba más del doble, 300 millones de euros. Hoy, 8 años después, el Real Madrid ingresa 549 millones de euros, y lidera por décimo año consecutivo el ranking de clubes deportivos con mayores ingresos.

Por tercer año consecutivo ha sido designado como el club más valioso del mundo por la revista Forbes. Por delante de todos los gigantes de Estados Unidos y por delante también de cualquier otro club de fútbol su valor estimado es de 3.260 millones de euros.

Ahora que la gestión de Florentino Pérez está en dudas tras polémicas deportivas como la destitución de Ancelotti o el traspaso de Iker Casillas, conviene no perder de vista los datos económicos con los que abro este artículo. En el año 2000 entró Florentino Pérez a presidir un club que había logrado recientes éxitos deportivos pero que se desangraba económicamente. Con más gastos que ingresos, un estadio anticuado, sin una estrategia de marca ni de marketing, clubes como el Manchester United, con menos masa de aficionados y logros deportivos, lograba situarse como el líder de mercado. Lejos quedaba el Real Madrid solamente pendiente de la estrategia deportiva, obviando la importancia de tener un club sólido económicamente.

Vista panorámica del Estadio Santiago bernabéu

Vista panorámica del Estadio Santiago bernabéu

Hoy, 15 años después, ha cambiado radicalmente la situación, y el Real Madrid es el club más solvente económicamente. El Manchester United ha mantenido su estrategia y compite con el equipo blanco, pero lejos queda su predominancia en los mercados asiáticos o en la estrategia de marketing. Ahora es el equipo presidido por Florentino Pérez el que marca la estrategia a seguir en todos los ámbitos: nuevos mercados, ingresos, estrategia televisiva, etc…. Después de muchos años siguiendo un modelo de negocio determinado con una visión a futuro, el mandatario blanco ha conseguido lo que se propuso cuando llegar al club, que el Real Madrid fuese la primera empresa deportiva del mundo (Caso Real Madrid: aplicación de un modelo empresarial a una entidad deportiva)

Algunos pensarán que la economía es secundaria y que como demuestra el año pasado del Real Madrid, no garantiza títulos. Y es cierto, ninguna estrategia de marketing o financiera asegura títulos, y muy al contrario, hay numerosos casos en la historia de clubes con pésima gestión económica que lograron los mayores éxitos deportivos.

El problema radica, no obstante, en que la falta de competitividad económica si garantiza a largo plazo la falta de competitividad deportiva. Si el Real Madrid no hubiese incrementado sus ingresos y su capacidad para atraer a los mejores jugadores, durante estos 15 años, los mejores jugadores habrían ido a otros clubes. Ahora, el Real Madrid está en condiciones de competir con cualquier club, algo que hace 20 años directamente no era posible.

Tienda Bernabéu Adidas

Tienda Bernabéu Adidas

¿Qué habría pasado si el Real Madrid no hubiese virado hacia la estrategia económica actual? Aparte de plantear la opción de que el club se hubiese convertido en Sociedad Anónima, por incapacidad de pagar sus deudas, es fácil también que hoy en día no pudiese competir ni deportiva ni económicamente con los nuevos clubes de jeques y otros magnates económicos. El PSG, el Manchester City o cualquiera de los mejores clubes europeos habrían fichado a golpe de talonario a los mejores jugadores del Real Madrid. El club no podría pagar sus fichas y a la larga solamente jugarían jugadores de segundo nivel.

Es importante mantener la perspectiva, ahora que el club viene de ganar un “nadaplete” y con el acoso y derribo de muchos medios hacia Florentino Pérez. El Real Madrid cayó el año pasado en semifinales de la Champion League, pero no olvidemos que estuvo 32 años sin ganar una Copa de Europa, ni olvidemos tampoco que era impensable que jugadores como Zidane, Figo o Cristiano Ronaldo jugasen en el Madrid. Y yo tampoco olvido ese estadio Santiago Bernabeu avejentado, con unos baños a los que daba miedo entrar, sin apenas palcos vips, ni asientos decentes, ni tampoco el espectacular museo actual, ni tienda deportiva, ni marketing alguno Todo eso directamente no existía y fue Florentino Pérez el que impulso todos esos cambios.

13175poster

Hoy, 15 años después podemos centrarnos solamente en criticar el modelo deportivo, olvidando penurias pasadas. Y ahí sí, las críticas a Florentino Pérez son muchas y variadas.

Hasta aquí hemos llegado: fin de liga para el Madrid

A falta de los 5 minutos de descuento todavía tenía el Real Madrid esperanza para seguir vivo en liga. Pero el pitido final  acabó con un esperpento que suficiente ha durado. El Real Madrid lleva dos temporadas jugando con un portero que directamente no tiene el nivel de primera división. Tampoco la selección española, con el mismo protagonista, Casillas, y dos cómplices, Carleto Ancelotti y Del Bosque, dos técnicos que muchas semejanzas y con una trayectoria con el Real Madrid sospechosamente parecida.

 El empate de ayer no es culpa al 100% de Casillas. Evidentemente. El equipo estuvo físicamente poco fresco, poco concentrado y el Valencia aprovechó esta fragilidad. Pero es en ese tipo de partidos en los que un delantero entonado o un portero top te salvan los muebles. Justo lo que hace no tanto representaba un Madrid que decían que era Casillas y Ronaldo Nazario.

imgres

 Pero ayer ese portero que debía estar para salvar lo imposible, tal y como hizo por ejemplo Diego Alves en el área contraria, estuvo para no hacerlo (el segundo gol de Javi Fuego) y para regalar lo factible como ocurrió en el primer gol. Los reflejos de Casillas para rechazar el remate de Pepe a un lado fueron insuficientes, metiéndose el gol en la portería.

 Es curioso como un portero que ha vivido de sus reflejos y de su uno contra uno sea precisamente en esos momentos en los que sufra sus peores pesadillas. Iker Casillas ya no tiene esos reflejos, porque tiene 15 años más que cuando debutó. Sencillo. Y tampoco tiene lo que si tienen el 90% de los porteros veteranos: mejora de destrezas como el juego aéreo, la colocación o el juego de pies. El resultado, un portero que no es de la categoría del Real Madrid.

 Casillas es solamente un episodio más en la gestión de los pesados por parte del Real Madrid. Pero el caso más singular y traumático porque un portero leyenda y querido por todos se ha convertido en un enemigo de la afición y del propio equipo. El de Móstoles ha seguido los pasos de Raúl o Hierro finalizando su andadura con más detractores que seguidores, incapaz de reconocer su propia decadencia, envuelto en una soberbia mala para él y para el equipo.

 Quizá sea la maldición del Real Madrid, comenzada muchos años atrás cuando Di Stefano, en decadencia también, le hizo un pulso a Santiago Bernabeu obligándole a elegir entre él o el entrenador. El presidente lo tuvo claro, y aunque seguro que fue la decisión más difícil de su carrera, le ofreció la puerta al que fue el santo y seña del equipo. El argentino se marchó disgustado al Español y la relación entre ambos fue fría hasta muchos años después.

 Pero esa decisión permitió al Real Madrid seguir creciendo y apostar por otros jugadores nuevos y jóvenes. Seguro que a muchos de ellos les habría venido bien el consejo y ayuda de un veterano como Di Stefano, pero por desgracia no fue así. La imposibilidad de que esos jugadores leyenda se retiren como jugadores en el Real Madrid, asumiendo pocos minutos pero liderando al equipo emocionalmente, es un déficit histórico del club. Lo que ejemplarizaron Giggs o Scholes en el Manchester United jamás ha pasado en el Real Madrid.

Unos, como Casillas o Raúl opusieron toda su resistencia, utilizando si era necesaria a la prensa para por ejemplo denostar a los jugadores que se estaban delante suyo como Diego López o Benzema. Otros, como Butragueño o Michel buscaron un retiro fuera del club, aprovechando esos últimos años de fútbol pero sin perjudicar al club. Y solamente unos poquísimos se fueron por la puerta grande, como Zidane, que perdonó su último año de contrato.

 La vida es cíclica y el fútbol también. Y los jugadores perecederos. Unos deben de dar un paso atrás para que otros den un paso adelante. No creo que a nadie le guste ver a un mito como Casillas encajar goles absurdos y ver en su cara la más absoluta desesperación. Pero con su actitud soberbia y arrogante, incapaz de asumir sus limitaciones, más pendiente de echarle la culpa a la defensa y de echarse a correr refugiándose en la prensa amiga, Casillas ha tenido el peor final posible.

 Pero ojo, que la culpabilidad se extiende también al banquillo y a la presidencia. Ancelotti parece ser la única persona que no ve lo que el resto consideramos evidente. No sé si Keylor habría parado o no las que falló Casillas. Pero si se que el costarricense, que apenas ha tenido oportunidades, cuajó un mundial excelente. La insistencia en alinear al de Móstoles resulta incomprensible bajo cualquier punto de vista, incluido el de paz social, paz con la prensa, paz de vestuario…Porque la consecuencia es un equipo menos competitivo. Y eso se extiende a cualquier posición y partido.

 Y Florentino Pérez tampoco se libra porque él, como Bernabeu debió haber dado hace tiempo las instrucciones para acabar con ese acoso de la prensa hacia la competencia de Casillas, apoyando a Diego López y fichando a 2 porteros de nivel.

 Pero esta es la historia del Real Madrid. La historia de cómo un equipo con los mejores jugadores del mundo, con una plantilla de cientos de millones, de un club que debió ser hegemónico (más aún), se conformó con unos pocos títulos, aunque fuesen la novena o la décima.

 El siguiente capítulo de esta historia lo escribirá Ramos, el próximo super intocable, el próximo peso pesado que utilizará su historia, influencia y jerarquía para mantenerse en el puesto hasta que el ridículo le obligue a apartarse.

Un nuevo Santiago Bernabeu

El estadio Santiago Bernabéu, conocido en origen como el nuevo Chamartín, se inauguró un 14 de diciembre de 1947. Aquel estadio, construido para sustituir al viejo Chamartín, con la ayuda de varios créditos y con el esfuerzo encomiable de Don Santiago Bernabéu, se convertiría en aquella época, con más de 75.000 espectadores, en algo revolucionario y en una de las grandes apuestas de un hombre visionario.

Bernabeu antiguo

El Bernabeu en sus inicios en 1947

 Hoy, casi 70 años después, el actual presidente del Real Madrid ve cómo múltiples obstáculos se cruzan en su camino para  convertir el estadio nuevamente en algo revolucionario. El estadio ha sufrido varias remodelaciones hasta remodernizarse y actualmente es un estadio calificado como 5 estrellas, con una gigantesca historia a sus espaldas y con un carácter simbólico que pocos estadios tienen en el mundo.

 Y  sin embargo, Florentino Pérez se empeña en transformarlo nuevamente y muchos se preguntarán el porqué, costando tanto dinero y suponiendo un sacrificio como el naming, o cambio del nombre del estadio a uno irreconocible.

Es posible que muchos de esos que se oponen al cambio de nombre o de estadio alegando la historia y simbolismo del madridismo, desconozcan que ya en 1973 Don Santiago Bernabéu se planteó construir un nuevo estadio. Fue la negativa del gobierno (el mismo que recalificó los terrenos al Barcelona) la que paralizó un nuevo y ambicioso proyecto.

Ahora que una sentencia judicial parece impedir las nuevas obras del Bernabéu, quizá sería el momento de plantear dar un paso más y construir un nuevo y mejor estadio. Los motivos son los mismos que llevaron a Bernabéu a mudarse del viejo Chamartín y los mismos que han llevado a numerosos clubes a construir nuevos estadios, modernizarse y generar más ingresos.

El Real Madrid podría tener un estadio como el de los Cowboys, que seguramente sea el mejor estadio del mundo. Un estadio que se terminó en 2009, espectacular por fuera y por dentro, con cerca de 108.000 asientos y que costó más de 1200 millones de dólares. Un coste elevado sin duda, pero asumible si tenemos en cuenta que las actuales obras iban a costar casi la mitad.

Hablamos de un estadio de última generación, que incrementaría el número de asientos en más de 25.000 respecto al actual (recordemos la demanda insatisfecha actual de socios para ser abonados), el número de palcos, comercios internos, etc…Y qué decir tiene de elevar las comodidades hacia estándares no conocidos en el fútbol europeo. El futuro del fútbol profesional debe ser ese. Aqui y aqui os dejo algunas cifras, a las que hay que sumar el nuevo nombre del estadio que podría financiar por sí mismo parte de las obras.

La nueva piel del Santiago Bernabeu

Santiago-bernabéu

Imagen posible del futuro estadio Santiago Bernabéu

Ayer viernes se presentó lo que debería ser el nuevo Bernabeu. Partiendo de la base de que yo siempre he defendido hacer un estadio nuevo, de cero, a las fueras, la alternativa propuesta por Florentino Pérez con este modelo, me resulta al menos atractivo.

El nuevo estadio tiene un diseño espectacular y algunas de las cosas que propone, como el video marcador 360, el hotel o el centro comercial, creo que mejorarán significativamente el estadio.

Si creo, en todo caso, que no es posible llevar adelante una reforma de ese calibre sin el consentimiento de todos los socios. Todo lo que no sea aprobar ese estadio, con el cambio de nombre-si se produce- me parecerá una burla a los dueños del club y un acto más de Florentino impropio de alguien que dice defender la identidad del club.

En otro orden de cosas, mañana juega el Real Madrid contra el Atlethic de Bilbao, comenzando el rally de partidos complicados de este mes de febrero. Será la oportunidad de ver si este equipo tiene o no la suficiente fortaleza para ganar en campos difíciles y contra rivales complicados

Neymar: el fichaje que hundió a Rosell

Neymar y Rosell

Neymar y Rosell

El día que Florentino Pérez dijo que el fichaje de Neymar  se salía del ecosistema del Real Madrid no sabíamos que pocos meses reventaría el ecosistema del Barcelona. El fichaje del brasileño por Rosell, su gran valedor, ha acabado con la dimisión de este y con un futuro incierto a nivel de dirección. Ahora mismo, tanto los vicepresidentes como el dimitido Rosell están en el ojo del huracán por una querella que parece que pondrá en tela del juicio cómo se ha hecho el fichaje del brasileño.

Se ha necesitado la denuncia de un socio y no la investigación de los periodistas, para desvelar lo que muchos intuíamos y lo que comentó el propio presidente del Real Madrid, que el fichaje de Neymar suponía una inversión mayor a los 100 millones de euros. Seguramente si Florentino, experto en fichajes, no pudo traerse a Neymar, después de haber fichado en circunstancias más difíciles a Figo, Ronaldo, Zidane o Beckam, fue porque simplemente el fichaje no era viable económicamente.

Por eso extrañaba tanto que se hablase de 57 millones “solamente”, cifra absolutamente asumible para el Real Madrid. Entre medias se habló de que Neymar prefería al Barcelona, aunque ya sabemos que lo que realmente prefería era el dinero. Una cantidad que en distintos conceptos pagó el Barcelona de manera opaca, aumentando considerablemente el coste del fichaje y acercándolo a uno de los fichajes más caros de la historia.

Se pretende ahora comparar ese fichaje con el de Bale, cuando hay una gran diferencia, el Real Madrid y el Totemham han cerrado un acuerdo entre clubes, sin la cantidad de intermediarios y claúsulas ocultas que han intervenido en el fichaje de Neymar.

Seguramente a igualdad de condiciones, Florentino Pérez, amante de los fichajes mediáticos, habría optado por el brasileño. Aunque vista la propiedad al 100% de sus derechos de imagen en el Barcelona es dudoso que l Real Madrid lo hubiese negociado de esa manera. Y es que el amortizar los fichajes a través de la mitad de los derechos de imagen es uno de los pilares en los que se fundamentan los fichajes de Florentino Pérez.

Lo de Neymar ha supuesto el final de Rosell y no el principio como él pensaba. Mediante el fichaje del brasileño pensaba el exmandatario dar un golpe en la mesa y dejar su huella en el Barcelona. Y sin duda lo ha hecho pero para mal. Queda ahora el club en estado de turbulencia, habida cuenta de que el nuevo presidente, antes vicepresidente, tendría que conocer necesariamente los costes reales del fichaje de Neymar

Para la historia queda por cierto nuevamente la labor de la prensa. La de Barcelona, servil y cobarde, alabando a Rosell y atacando al Real Madrid, y la de Madrid, incapaz e incompente. Muy en la línea con la prensa generalista, solo se dan cuenta de las cosas cuando estallan, pero mientras reman a favor de corriente.

Anchelotti entrenará al Real Madrid

Llega Carlo Anchelotti al Real Madrid y como todo lo novedoso hace ilusión y crea expectativas. Huele a nuevo y todavía sin rodar parece que va a funcionar a la perfección. Casi todos los entrenadores son los adecuados cuando llegan al Real Madrid y todos son inadecuados cuando salen. La prensa se encarga de ensalzarlos para luego hundirlos. Es la historia de este club que destripará sin dudar a Carlo por las mismas virtudes que ahora alaba.

El equipo que veremos del técnico italiano según su desempeño en el club más parecido al Real Madrid, el Milán, será un equipo irregular. En su segundo año logró un meritorio doblete, de la Copa de Europa y la Copa italiana, quedando eso sí tercero en liga a 11 puntos del primero, con 7 derrotas y 9 empates. La siguiente temporada,fue la única en la que Anchelotti logró un liga doméstica, aunque la 2003/2004 será recordada por los aficionados deportivistas por aquella remontada en cuartos de final de la Champion League. Tras caer 4-1 en San Siro, los de Anchelotti vieron como el Deportivo les ganaba la eliminatoria en casa tras un aplastante baño por 4-0. Ese partido y la final perdida al año siguiente contra el Liverpool tas remontar este un 3-0 son las mayores manchas en el curriculum de Anchelotti.

A partir de aquí no es posible valorar en su justa medida la labor del técnico puesto que se vivió el Moggigate y el Milán sufrió la penalización de -30 puntos en liga y después al año siguiente de 8 puntos. Logró eso sí, otra Champion League en 2006/2007, con aquella actuación mítica de Kaká en Old Traford.

Por los números de partidos ganados y perdidos veo a Anchelotti como un técnico con un perfil parecido al de Del Bosque. Serán por tanto al final los jugadores los que determinarán que títulos quieren o no disputar. Volveremos a ver múltiples derrotas contra equipos menores en liga  y en Copa del Rey, y en la Champion League será difícil ver la autoridad del equipo de estos años anteriores.

Los jugadores sin un entrenador que les apriete cada partido estarán más relajados y seguramente más contentos, pero el equipo será menos competitivo y tendrá muy difícil luchar por los tres títulos. Después de tres años de tensión verán a Anchelotti como un técnico más permisivo. Y eso se reflejará en todos los aspectos sobre todo en el aspecto defensivo con un equipo menos comprometido defensivo. Veremos, como ya vimos en la época de Del Bosque, a un equipo partido en dos en muchas ocasiones, aunque a cambio varios jugadores estarán solo centrados en labores ofensivas.

Su reto, para algunos fácil, es superar a Mourinho. Para eso, debe lograr lo mismo que Mourinho en sus tres años de media:

-Llegar a Semifinales en Champions.

– Vencer los enfrentamientos directos con el Barcelona.

– Quedar en liga segundo con más de cien goles y más de 85 puntos.

– Ser finalista en la Copa del rey.

_______

Entrevista a Anchelotti, perfil personal

Antecentes: perfil futbolístico.

Mourinho se marcha: la muerte tenía un precio

Mourihno se marchá. Vendrá otro entrenador y se ganarán algunos títulos:  ligas como antes de Mourinho cuando no haya un Barcelona potente, o quizá alguna Copa del Rey y es posible que incluso la décima. Y el Real Madrid seguirá siendo el mismo club vetusto en pleno Siglo XXI, incapaz de acometer los cambios profundos que una vez le distinguieron como el mejor club del Siglo XX.

Esa visión que tuvo Bernabeu, esa visión frente a los cambios, creando primero una competición europea, levantando después un estadio ejemplar y no permitiendo por último que ningún jugador, entrenador o empleado estuviese por encima del club, es lo que hizo grande al Real Madrid.

Se podrán seguir ganando títulos sin cumplir esa necesaria y vital transformación pero difícilmente veremos un club moderno, explotando al máximo sus gigantescas capacidades. Y así, el Real Madrid algún día será un Benfica más, un equipo que vivirá con el recuerdo de épocas pasadas, de grandes títulos. El Real Madrid como cualquier gigante empresarial no ha sabido entender la necesidad de seguir adaptándose a los cambios. Cuando menos te lo esperas llega otro que te sustituye y que te reemplaza como número 1. La historia está llena de googles pujantes que se convirtieron en dueños y de empresas como Nokia que murieron lentamente hasta ser una simple compañía más. Ese proceso se está produciendo también con el Real Madrid pero lentamente.

El Real Madrid fue ideado no para ser un equipo más, sino para liderar constantemente el cambio, para ser siempre el número uno. Y para eso hacía falta una estructura moderna y sobre todo un presidente que entendiese que los futbolistas a pesar de ser millonarios e ídolos de masas, son solamente empleados. Y como tales hay que tratarles, sometidos a la necesaria jerarquía de cualquier entidad. Esa meritocracia que quiso imponer Mourinho luchando contra todo y todos, hasta contra su propio presidente ha sido  el detonante que ha hecho que el mejor entrenador del mundo y el mejor líder que ha tenido el Real Madrid en muchos años, se vaya por la puerta de atrás, abandonado por el club y traicionado por los jugadores. El entrenador del que mejor han hablado en todos los clubes en los que ha estado, el tipo por el que sus plantillas matarían, se va del Real Madrid con la plantilla dividida por un veletismo incentivado por la prensa.

Otros llegarán que harán mejor a Mourinho. Veremos los partidos de antaño en los que el Real Madrid era goleado en plazas de equipos pequeños, humillado por rivales inferiores, sometido al capricho de sus futbolistas, secuestrado por una prensa todopoderosa. Eso, que es lo que habíamos visto antes de Mourinho, lo veremos también después porque el entrenador que venga será necesariamente un pelele y un cobarde en el momento que acepte el puesto sin pedir antes el despido inmediato de Casillas, justamente lo que ha querido evitar Florentino Pérez.

Su cobardía es su propia sentencia de muerte, incapaz de entender que el señorío no es permitir que la prensa influya en el club ni que los pesos pesados influyan en las decisiones del entrenador.

Quizá venga un entrenador que no le meta el dedo en el ojo a nadie, que no se enfade ni se queje cuando su equipo pierde, que no se enfrente con la prensa, que no diga las verdades que nadie quiere escuchar. Ese, será el mismo entrenador que a cambio de esa paz permitirá que sean los jugadores los que le hagan las alineaciones. Y ese será el precio que Florentino tendrá que pagar a cambio de la muerte del único que intentó evitar lo inevitable, el secuestro del club.

Portadas incendiarias

Hace mucho tiempo que no compro ni el marca ni el as y en los últimos tiempos he adquirido la sana costumbre de evitar también esos dos medios online. Cada una de las visitas de los usuarios cuenta a la hora de negociar con los medios de publicidad. Y aunque internet, con múltiples blogs  con twitter en especial, ofrece información abundante a veces es inevitable ser influido por uno de los dos, dado su fuerza y notoriedad.

 Ayer me acosté con la portada incendiaria de marca y hoy me levanto con la misma, en lo que supone un gigante revuelo y desestabilización del Real Madrid.

Empezaré diciendo que por lo general la credibilidad de estas portadas y periódicos es muy baja, con medias verdades muchas veces, información falta otras e invención pura la mayoría.

 La información de hoy me hace dudar porque por desgracia existen demasiados datos que corroboran que tanto Casillas como Ramos están en un conflicto abierto con Mourinho. Y no porque lo hayan contado los medios sino porque vimos como el sevillano reclamaba su cuota de poder enseñando la camiseta de Ozil y en el caso del “yernísimo”  Casillas porque hemos asistido en directo a su conflicto con el entrenador.

 No obstante, y a pesar del evidente enfrentamiento entre Ramos y Casillas no acabo de ver razonable plantear un órdago de ese tipo y luego filtrarlo a la prensa. Sí sabemos que o lo han filtrado ellos o ha sido el presidente. En ninguno de los dos casos tienen mucho que ganar. El presidente porque significa desestabilizar completamente al club y los jugadores porque les ponen en el disparadero. Me resulta más probable que Marca maneje esa información directamente proporcionada por los jugadores off de record y la hayan aprovechado para vender la historia.

 Lo que tengo claro es que si Mourinho quiere seguir y el presidente apuesta por él como mejor solución para el Real Madrid, el club tiene que vender a los jugadores que vayan en contra de la autoridad y se rebelen. No me cabe ninguna duda de que tanto Casillas como Ramos han cogido el testigo de Raul, de Hierro y de la quinta del Buitre. Todos ellos, caciques en el vestuario que ponían o quitaban entrenadores. No creo que ese ultimatum se haya producido de la manera en la que lo desvela marca pero si creo que esa intención de los jugadores exista.

 El Real Madrid debe elegir entre dar continuidad al que manda, al entrenador o permitir que sean los jugadores los que tomen las decisiones. En el segundo caso, se estará abocando al club a futuros fracasos porque un jugador, por mejor jugador o más veterano que sea, no puede influir en el club de esa manera.

 Los jugadores son por definición egoístas y velan por su propio interés mientras que el entrenador vela por el grupo. Distinto es que el entrenador se pueda o no equivocar pero lo hace porque cree que eso es lo que da mejores resultados al club. El jugador en cambio, quiere su propia comodidad, que no le exijan tanto, jugar siempre, no tener a jugadores que le hagan la competencia, etc…

 Por eso, Florentino Pérez tiene ahora una oportunidad perfecta para hacer lo que ya hizo en su día con Hierro: eliminar los cáncer del vestuario y mandar un mensaje.