Victoria del Real Madrid por 4-1 ante el Getafe

El Real Madrid ganó 4-1 al Getafe tras una buena primera parte y una anodida segunda parte, más propia del estado actual del club, confundido y perdido, por momentos, casi esperando que se acabe esta temporada. Solamente el empate del Barcelona ayer siembra algo de luz después de dos semanas muy complicadas.

Benzema celebrando un gol

Benzema celebrando un gol

Es cierto que la liga es larga y que los 4 puntos (más el goalaverage) podrían recortarse, pero no da ninguna sensación y más bien pareciera que lo de ayer son espejismos en media de un desierto. Algunos pensarán que puede repetirse la historia del año pasado y hundirse el Barcelona tras el mundialito de clubes y el Real Madrid recuperarse.

En ese caso tendríamos que ver una serie de reacciones en cadena: primero la unidad del vestuario con el entrenador, de la afición con Benítez y de la presidencia con el entrenador. Todos esos eslabones parecen rotos y solamente lográn recomponerse si el equipo logra encadenar 10 o 15 victorias consecutivas de manera solvente.

Como vimos ayer no le faltan jugadores para ello. El Real Madrid sigue teniendo a los mismo excelentes jugadores de siempre. Con bajas o sin ellas se trara de un equipo repleto de grandes jugadores. Benítez necesitará lograr la mejor versión de cada uno de ellos e intentar llegar hasta la siguiente fase de la Champion League con la racha de victorias descritas.

Así, aún sin la Copa del Rey, se podría recuperar una ilusión, ya perdida. Quizá algunos ilusos piensen incluso todavía en la posibilidad de un doblete. No es tan complicado al fin y al cabo, una derrota o un empate del Barcelona y ganar en el Camp Nou y en Champion League los jugadores ya se podrán las pilas. Más fácil veo una derrota del Real Madrid fuera de casa, una crisis y varias dimisiones en cadena. Ojalá me equivoque.