El mordisco y la sanción a Luis Suárez

La sanción de la FIFA al jugador uruguayo acabo de rebajar su caché por lo menos a la mitad. En dos años, Suárez ha pasado de ser un buen jugador a devaluarse, a completar una excepcional temporada y ser pretendido por todos los clubes y a ver de nuevo su valor de mercado reducido.

El mordisco, demuestra la falta de inteligencia del jugador y además rebaja sustancialmente su imagen de marca, algo que hoy en día es fundamental para muchos clubes. No solamente es posible que el jugador deje al equipo con uno menos en un partido clave, sino que es posible que marcas multinacionales no quieran asociar su nombre al de Suárez.

Dicho esto, y sosteniendo siempre que yo siempre quiero en mi equipo a jugadores inteligentes, no deja de parecerme todo lo que gira en torno a la FIFA mucho de espectáculo público. Una suerte de circo mediático televisado.

Me explico. Que la acción de Suárez es indigna y sancionable es algo poco discutible. Pero que el límite no está bien trazado no lo es. ¿Es mejor un codazo a un mordisco? ¿Y una patada alevosa, un pellizco, un arañazo…? Se sanciona una acción aunque el árbitro no la pitó, ¿pero eso se hace siempre o solamente cuando lo captan las televisiones? ¿En qué casos?

Todas esas preguntas no tienen respuesta, y la FIFA, como la UEFA y la Federación española de fútbol, tres instituciones sinónimo de opacidad y mal funcionamiento, actúan por impulsos, con Comités designados al efecto, sin normas claras establecidas.

En este caso le ha tocado a Suárez, por ser su mordisco televisado en todo el mundo y por ser reincidente, pero a menudo se ven decenas de acciones más violentas y peligrosas para los futbolistas que no se sancionan siquiera por el árbitro, y que por supuesto también se sancionan a posteori. El rearbitraje  de los partidos, es por tanto selectivo, y eso es sin duda algo peligroso. O se tiende a la máxima de que todo lo que pasa dentro del campo se queda en el campo o por el contrario se abre la vía a rearbitrar los partidos, pero siempre con las normas preestablecidas.

Lo que no es de recibo es una fórmula mixta. Yo personalmente siempre he abogado por un arbitraje tecnológico, que permita arbitrar durante el partido todas las jugadas, gracias al uso de la tecnología. Limitar los errores arbitrales, juzgar al instante gracias a los múltiples avances que existen hoy en día, y ya, con la jugada sancionada emitir sanciones en función de la gravedad. Eso sí, prefijando previamente las normas de conducta y sus castigos.

No hacerlo supone un riesgo para el fútbol, con equipos más pequeños como Uruguay, sometidos al escarnio público de una FIFA siempre muy influenciable por los medios.

El mundial pierde a una de sus máximas estrellas, Uruguay cualquier posibilidad de llegar lejos y la FIFA se encuentra con la excusa perfecta para imponer sus normas. Nada bueno en mi modesta opinión.

Rescoldos de la Décima

Durante los siguientes días y meses hasta lograr una verdad consolidada se escucharán muchas de las afirmaciones tramposas y mentirosas que dice hoy el antimadridismo. Cualquier excusa es buena para ensuciar la justa y épica victoria del Real Madrid. Como aquellos que siguen repitiendo lo de las Copas de Europa en blanco y negro (ya no tienen ese argumento) o el falso fuera de juego de MIjatovic o la victoria vergonzante en la novena de Relaño.

La realidad es muy distinta, y el Real Madrid no solo ganó bien sino que además fue un equipo ejemplar. Que no nos vendan lo contrario.

Pero como se trata de atacar al club a toda costa, aquí dejo los seis argumentos más recurrentes estos días:

1) “El pelotazo de Varanne”. El pase del joven, respetuoso y modélico central francés a la banda, no solamente no es un pelotazo sino que viene precedido por un gesto del Cholo Simeone, donde trata de perder tiempo. Aqui el documento gráfico

2) El periodismo es madridista. Los madridistas nos hemos cansado de ver el antimadridismo militante en medios de prensa relevante. Desde El Pais, pasando por Cuatro hasta llegar a TVE. El ejemplo “la celebración del gol” de Rivero, el principal locutor de TVE

Muy elocuente su “Nos queda la prórroga”

3) La utilización del presupuesto. Para estos les recomiendo que miren la viga en el ojo propio y no la paja en el ajeno. Uefa league del 2012, el Atlético de Madrid gana al Atletic de Bilbao. Diferencia de presupuesto: Atlethic de Bilbao tenia un presupuesto de 59 y el equipo rojiblanco de 139.

4) El descuento de 5 minutos. En la final del Sevilla de la Uefa League fueron esos mismo 5 minutos y nadie dijo nada, y tampoco lo escuché con esos mismos 5 minutos en el Camp Nou. Cualquier persona mínimamente neutral verá las constantes pérdidas de tiempo del Atlético de Madrid, casi desde que metieron el gol. Aquí un artículo hablando del tiempo perdido durante la segunda parte.

5) La celebración de Florentino Pérez. Que alguien me diga un solo madridista en el mundo que no lo haya celebrado, no como él que parece hasta poco, sino de manera absolutamente desmesurada. Si para algo está el protocolo es para romperlo y más en esas circunstancias. En todo caso, ya se ha disculpado, cosa que por cierto yo no haría.

Por otra parte, también parece que ha escocido que Florentino chocase la mano con Aznar, reviviendo aquello del equipo del gobierno y largos etc.. La memoria suele ser selectiva y por eso aquí os dejo dos imágenes para que encuentren las diferencias.

6) La celebración de Cristiano Ronaldo. Otra de las cosas que parece que escoció severamente fue el hecho de que Cristiano celebrase un gol. Algunos le quitan mérito porque era el cuarto, otros opinan que no debía haberse quitado la camiseta pero la mayoría no es capaz de entender o empatizar lo que pasaba por su cabeza. Aparte de lo mencionado respecto a una película, la celebración de Cr7 es una liberación de tensión y presión. Algo que asumió cuando dejó el Manchester para ir al Real Madrid a ganar Champion League. Han sido cinco años donde ha sido el blanco de todas las críticas y el foco de la presión y ese gol debió ser la liberación de todo eso.

Adicionalmente su gran temporada a nivel de goles podía haberse visto truncada por su mal partido, fruto de una lesión que le obligó a jugar lesionado. El que no entienda su celebración no entiende que los futbolistas, aunque ganen millones también están sometidos a infinidad de emociones.

Y por último, para celebraciones las de este vídeo:

 

Y por último para el resentimiento, un divertido artículo de uno de los mejores blogs de madridismo.

Balance de la temporada del Real Madrid 2013-1014

Queda un partido para que acabe la temporada para el Real Madrid y he considerado que no hay mejor momento para analizar el desempeño del equipo. Si bien es cierto que los resultados en el fútbol son determinantes, 90 minutos no pueden decidir una temporada. Un partido, aunque sea el más importante del Real Madrid en los últimos 12 años, no puede decidir los anteriores 59 partidos.

Hasta ahora le había reclamado al equipo la capacidad para competir en todas las competiciones. Y el equipo de Ancelotti por unas circunstancias o por otras ha sido capaz de competir hasta hace dos semanas en todas las competiciones. Si es cierto que queda la sensación de que el equipo pudo hacer mucho más en liga. Los principales rivales pincharon y el equipo se dejó llevar. Pero no es menos cierto que el equipo ha sufrido el desgaste de competir en todos los frentes. Lesiones de largo plazo como Khedira o Jesé, lesiones importantes en determinados momentos como Bale o Cristiano Ronaldo, más otras como las de Arbeloa, Varanne, Marcelo, etc… han influido para lograr competir y poder aspirar hasta el último momento al triplete.

Para lograr esa hazaña que nunca ha logrado el club se necesita además de ser competitivo, tener esa pizca de suerte en forma de lesiones o arbitrajes. Y sí, otros clubes lo han logrado recientemente como el Bayer de Munich, el Barcelona o el Inter de Milán, pero no podemos olvidar que este Real Madrid viene de un periodo muy oscuro en el que no se competía en la Copa del Rey, quedaba eliminado en octavos de la Champion League y solamente ganaba la liga por incomparecencia del rival.

Este Real Madrid lleva siendo competitivo los últimos cuatro años. Todos los títulos se han podido ganar excepto la liga del año pasado que se tiró a principios del año. El equipo ha aprendido a competir con la máxima exigencia en todos los frentes que era algo que reclamábamos al club. Gran mérito tiene Mourinho que obligó al equipo a competir en la Copa del rey todos los partidos y que llevó al equipo a semifinales de la Champion League, además de ser capaz de exprimir al equipo en liga hasta lograr 100 puntos.

Este año, Ancelotti ha heredado ese equipo y si bien en las últimas jornadas el equipo ha desfallecido en liga, no se puede obviar que esta liga se ha perdió contra el Barcelona en casa. Y a partir de ahí solamente los sucesivos pinchazos del rival han permitido seguir en la puja.

En la Copa del Rey el Real Madrid ganó el título venciendo en todos los partidos. Los únicos partidos de real exigencia, que fueron el Atlético de Madrid y el Barcelona, se ganaron. Contra los colchoneros que venían de una buena racha de victorias, se consiguió un contundente triunfo por 3-0 en casa y 0-2 fuera. Y contra el Barcelona se logró una trabajada victoria culminado por aquel tremendo gol de Bale.

En la Champion League, independientemente del resultado del sábado, el equipo logró un triunfo histórico ante el rival más fuerte de Europa, el Bayern de Munich. El resto de la competición se lograron victorias como el 1-6 contra el Shalke y en fase de grupos se pasó con comodidad. Queda el borrón del 2-0 contra el Borussia de Dormuntd pero no se puede pedir que un equipo que aspira a ser campeón no tenga un día malo.

En resumidas cuentas, de tres títulos posibles en dos se han competido de manera excelente y en uno de manera intermitente. El Real Madrid estuvo líder durante 5 jornadas y tuvo la oportunidad de sentenciar la liga, pero la dejó abierta. A partir de ahí, con otras competiciones en juego, fue incapaz de seguir compitiéndola. Eso, unido a las derrotas contra rivales importantes hace que el balance del título de liga no sea bueno.

A pesar de todo, si el Real Madrid gana el sábado, será su primer doblete en muchos años. Y si no lo hace será igualmente su primera final europea en los últimos 12 años.

Así que a pesar de la desilusión que me ha producido ver al equipo sin fuerza en liga, y ante la posible eventualidad de una derrota el sábado, creo que el balance global es bueno.

P.D: Este post fue escrito antes de la final del sábado

¿Quien quiere esta liga?

El fútbol es tan sorprende e impredecible porque es capaz de lograr cosas como lo que está ocurriendo en la liga española. Todo parece un guión de suspense para decidir en el último partido, seguramente en el último minuto quien será el campeón.

 Hasta esa fecha hemos visto como en esta penúltima jornada el Atlético del Madrid ha desperdiciado la oportunidad de proclamarse campeón ante su público ante el empate del Barcelona. El Málaga, un rival que no se jugaba nada fue capaz de sacar un empate en el Calderón. Aunque quizá más que el rival pesó en el equipo rojiblanco la responsabilidad de tener que ganar, el miedo a ganar.

 Ese miedo se multiplicará por cinco pero cambiará en el Camp Nou y será el miedo a perder. El pánico a perder una liga ganada durante todo el curso para en el último suspiro ver como un rival que parecía defenestrado una jornadas revive cuál muerto viviente.

 Este Barcelona, inoperante ante el Elche, una sombra de lo que fue, otro equipo que no quiere ganar la liga, tiene la oportunidad de hacerlo en su estadio, ante su público, en lo que será una terrible encerronada a Atlético de Madrid.

 El último candidato que ya se ha descolgado definitivamente ha sido el Real Madrid, haciendo un partido horrible contra el Celta de Vigo. Con muchos suplentes y dando la liga por perdida hace varias jornadas, se han perdido 7 de 9 puntos posibles que ahora mismo estarían dando la liga al equipo blanco. Suponen los madridistas que es el precio que hay que pagar para la llegar a la final de Champion y ganarla. Lo que no sabemos será el precio que pagaremos en caso de no hacerlo porque pocas veces ha tenido el Real Madrid una oportunidad tan grande de dejar la liga casi sentenciada. Sendos empates ante Valladolid y Valencia y derrota ante un Celta, y todo con el equipo a medio gas, sin ser consciente de que estaban ante una oportunidad histórica.

 Ahora, le queda al Real Madrid ver como el Barcelona y el Atlético de Madrid ‘se matan’ en el último partido. A una semana de la final le puede interesar que el equipo rojiblanco se desgaste. Física y mentalmente tras 90 minutos muy intensos. El resultado dictará como se presentan los del Cholo a la final de Champion, pero es muy posible que perder el título les haga dudar de sus posibilidades.

 Pero no adelantamos acontecimientos. Quedan 90 minutos para decidir al campeón de liga y otros 90 para decidir al campeón de la Copa de Europa. Y son esos 180 minutos los que pueden determinar que las temporadas de uno y otro sean un éxito o un fracaso.

El Real Madrid se deja lo que quedaba de liga en Pucela

El Real Madrid no perdió ayer la liga contra Valladolid. La liga se perdió en gran parte contra el Barcelona y el Sevilla y el fin de semana pasado. En todo caso se dependía del Barcelona, mientras que ahora ya las dependencias son tantas que hacer cálculas es absurdo. Quizá hasta sea absurdo dar la liga por perdida porque se ha demostrado que el fútbol reparte sorpresas y no debería extrañar un empate del Barcelona contra el Elche e incluso un pinchazo del Atlético de Madrid. Todo es posible.

 Pero analizando el desempeño del Real Madrid parece claro que con las bajas sensibles de Bale y Cristiano Ronaldo más las ausencias de Khedira y Jesé, este equipo no cuenta a día de hoy con una segunda línea de garantías. O al menos no lo han demostrado en partidos en los que han tenido que salir.

 Puede ser injusto cargar las tintas contra los suplentes que jugaron en Valladolid pero lo cierto es que el equipo se desfigura con Morata arriba, Illarramendi en el medio o Marcelo en el lateral. Cada uno de ellos por distintos motivos no da la talla. Morata tiene buenos movimientos, velocidad y ganas y compromiso, que no es poco, pero si insuficiente en un Real Madrid con la máxima exigencia. Su caso es posible que sea similar al de otros buenos delanteros como Soldado o Negredo. Son jugadores que necesitan madurar lejos de Madrid para seguir creciendo y aún así su tope no alcanza para la titularidad. Con Illarramendi se está viendo un caso de mala adaptación a la máxima exigencia. Se trata de un jugador de 24 años ya, no es ningún chaval, pero el Real Madrid exige desde el primer día. Se segunda temporada deberá ser mejor. Con Marcelo estamos ante un talento total pero desperdiciado.  Su falta de regularidad y de profesionalidad hacen que el jugador este fuera de forma y lugar.

 Los titulares no parecen con la frescura suficiente para afrontar los partidos que quedaban. Puede ser frescura, relajo, falta de hambre…Lo que parece claro es que dos empates consecutivos en el tramo final de liga le van a privar al Real Madrid de una liga que es posible que acabe ganando paradójicamente el Barcelona. Un equipo en fin de ciclo, que ya tenía ganas de irse de vacaciones, en su peor temporada en años todavía puede ganar la liga.

 Es más, ahora mismo apostaría más por el Barcelona que por el Atlético de Madrid. Lo que se puede vivir en el Camp Nou puede ser la mayor olla a presión de la historia. Seguramente sea el fin perfecto de un ciclo para los Xavi, Iniesta y compañía. Esta liga es la clara demostración de que un equipo con los mimbres adecuados, aún en los peores momentos es capaz de competir.

 Y al final, será solamente un partido, 90 minutos, los que decidan si este Real Madrid ha hecho una temporada fantástica o ridícula. Será la victoria o derrota ante el Atlético de Madrid lo que determinará temas tan cruciales como el futuro de Ancelotti, de los jugadores o del propio Florentino Pérez.

La posesión, ese gran impostor

Las semifinales de la Champion League han dejado como gran perdedor a Pep Guardiola. No tanto al Bayern de Munich que demostró su potencial el año pasado ganando el triplete, sino al técnico catalán y a su concepto extremo del fútbol de posesión. Llegó incluso a decir en rueda de prensa tras el partido que habían perdido por no controlar el balón en la primera parte.

El juego del Real Madrid con un 35% de posesión dice lo contrario, pero también lo dice la otra semifinal, con dos equipos que básicamente juegan a no dominar el juego a través de la posesión. Buscan, más bien al contrario, dominar el juego a través de una defensa férrea y de un juego muy táctico y ordenado.

El tiki-taka entendido no como aquel juego maravilloso que nos dejó la España de Luis Aragonés o incluso el Barcelona de Guardiola, sino como sistema extremo donde es más importante retener el balón a toda costa, antes de arriesgarlo con un regate o un tiro, ha sufrido una gran debacle.

Ese estilo de juego vive hoy sus días más bajos, a pesar de que hace no tanto parecía la única solución posible para lograr el triunfo. Durante el exitoso primer año de Guardiola parecía que ese estilo era el único posible e incluso en el Real Madrid surgieron los aduladores y aquellos que pensaban que esa era la única vía para el éxito. Parecían no saber todos estos que el fútbol son ciclos y que el fútbol del Real Madrid nunca ha sido precisamente de toque-toque, sino más bien un fútbol vertical, de control de balón en ocasiones pero concediendo muchas ocasiones.

Luego llegó Mourihno y venció por primera vez al equipo de Pep en aquella inolvidable eliminatoria en la que el Inter primero ganó en la ida 3-1 y después aguantó de manera estoica con diez jugadores, cediendo solamente un 1-0. La eliminatoria de los aspersores comenzó a sembrar las dudas en el tiki-taka como único modelo posible, como un modelo radical, imposible de cambiar hasta en las circunstancias más adversas.

En los siguientes años la lucha cuerpo a cuerpo entre Pep Guardiola y José Mourihno acabó con el primero exiliado en New York y con el segundo exhausto en Madrid, tras vencer, eso sí al Barcelona finalmente y lograr una inigualable liga de 100 puntos.  Esa fue la segunda gran estocada de Mourihno, tras la primera con el Inter.

El precio que pagó Mourinho fue un desgaste total del que también se contagió un Real Madrid que en su último temporada no ganó nada.  El precio que pagó el Barcelona fue mucho menor y a pesar de que el tiki-taka, el estilo de juego de la posesión por la posesión vivió su capítulo más sangrante contra el Bayern de Munich,  pareció paliarse logrando ganar una liga que el Real Madrid regaló en los primeros partidos de la temporada.

Ese triunfo palió el dolor de una derrota ante el Bayern de Munich que debió hacer saltar todas las alarmas, pero que pareció provocar el efecto contrario. El club siguió creyendo ciegamente en el mismo estilo y jugadores, a pesar de que ya eran tres las claras advertencias.

Con un nuevo entrenador y el fichaje estrella de Neymar, el Barcelona se creyó su propio discurso, ignorando la máxima del fútbol que habla de ciclos naturales. Ciclos cuyo fin es inevitable pero que deben gestionarse de la mejor manera posible para evitar muchos años vagando en el desierto. Solamente tenían que haber visto al vecino. El Real Madrid  gestionó pésimamente el ocaso galáctico.

La llegada del Tata, con los primeros resultados del año pareció nuevamente un acierto, aunque en realidad era un nuevo parche que mientras duró puesto cumplió su función. Con el Atlético de Madrid como equipo de moda, y con el Real Madrid sin el corsé de Mourinho y nuevos jugadores de refresco, se empezó a ver a un equipo en decadencia.

La decadencia llegó incluso al discurso, con Xavi Hernández afirmando aquello del “resultado es un impostor”. Esa frase escondió en realidad la impotencia de un equipo que había antepuesto el estilo al resultado no por convicción sino por necesidad. Porque el Barcelona ya no ganaba como antes no porque mantuviese el estilo sino porque no podía.

El golpe de la Copa del Rey y la eliminación ante el Atlético de Madrid en una eliminatoria pésima del equipo blaugrana ha sido la puntilla a un modelo que necesita regenerarse.

Un golpe, que  paradójicamente parece agravarse con la derrota de un Bayern de Munich que practica el mismo estilo de juego que el Barcelona, y que parecía una especie de versión 3.0 del fútbol ya caduco del último Barcelona.

Victoria sufrida del Real Madrid en Granada

El Real Madrid ganó su segundo partido son esfuerzo y ciertas dudas, como corresponde a un partido con un resultado de 0-1 en el que el Granada apretó en los minutos finales. Como en el primer partido lo mejor es el resultado y esa debe ser la conclusión del equipo que necesito empezar a automatizar rápidamente los nuevos cambios propuestos por Anchelotti.

Por ahora, se nota demasiado la baja de Xabi Alonso, y ayer la de Khedira. Ambos jugadores formaban un excelente duo. Dos centrocampistas complementarios que daban al equipo estabilidad. A falta de ellos dos, con Illara todavía en proceso de “sahinización” y con Casemiro sumando minutos poco a poco, Ancelotti optó por una alineación atípica en la que el único medio centro era Modric. Y realmente el croata nunca ha sido un medio centro puro. Acompañado con Isco y con Di Maria,Ozil, Cristiano y Ronaldo arriba el Real Madrid sumaba a seis jugadores de carácter ofensivo, con el acompañamiento de Marcelo.

Nuevamente se echó de menos más intensidad defensiva de los arriba, ahora más liberados de la anterior exigencia de Mourinho. No obstante, no creo que Ancelotti a pesar de prometer juego ofensivo, no sea consciente de la necesidad de equilibrar al equipo. Y de hecho, en la segunda parte quitó a Marcelo por Nacho y dio entrada a Casemiro por Ozil. Es posible que esa alineación pueda resultar contra el Granada o Betis, pero ante equipos más fuertes el Real Madrid va a necesitar además de talento ofensivo, músculo defensivo. Y ahí, los mediocampistas lesionados tendrán seguro un papel importante en el futuro. Según el técnico, Illara estará para el próximo partido contra el Atlethic. Aqui puedes encontrar tus entradas para el Real Madrid para este partido.

La otra noticia del partido fue nuevamente la presencia de Diego López, en lo que parece la opción elegida por Carletto. No responde a un capricho sino a su habitual preferencia por porteros altos. Si es caprichosa sin embargo esta campaña de la prensa, empeñada en alinear a un jugador que es amigo suyo. Casillas estará de suplente mientras lo estimo el entrenador, al igual que Carvajal o Arbeloa, Kaká, Casemiro o cualquier otro.

Lo normal en estos casos para pacificar lo que “el pacificador” ha vuelto a despacificar…sería que saliese Casillas y dijese algo tan simple como que va a entrenar a tope para recuperar la titularidad y que mientras le desea toda la suerte a Diego López. Lo que haría cualquier compañero y capitán. En este caso, además con un jugador como Diego López, canterano, de gran calidad y que también paso varios años como suplente, algunos de ellos a la sombra de Casillas precisamente.

Todo lo que no sea normalizar la situación perjudicará al equipo, al entrenador pero sobre todo a Casillas. La continuación de este debate le va  a hacer a Ancelotti la temporada larguísima, sobre todo si el equipo pierde algún partido o no empieza a jugar mejor. Y el club necesita estabilidad y normalidad y mientras no se asuma que el entrenador puede sentar a cualquier jugador no se podrá lograr el objetivo de aspirar a tener un equipo de fútbol sólido y compacto.

Entra en ticketbis.com para más información de los próximos partidos

Anchelotti entrenará al Real Madrid

Llega Carlo Anchelotti al Real Madrid y como todo lo novedoso hace ilusión y crea expectativas. Huele a nuevo y todavía sin rodar parece que va a funcionar a la perfección. Casi todos los entrenadores son los adecuados cuando llegan al Real Madrid y todos son inadecuados cuando salen. La prensa se encarga de ensalzarlos para luego hundirlos. Es la historia de este club que destripará sin dudar a Carlo por las mismas virtudes que ahora alaba.

El equipo que veremos del técnico italiano según su desempeño en el club más parecido al Real Madrid, el Milán, será un equipo irregular. En su segundo año logró un meritorio doblete, de la Copa de Europa y la Copa italiana, quedando eso sí tercero en liga a 11 puntos del primero, con 7 derrotas y 9 empates. La siguiente temporada,fue la única en la que Anchelotti logró un liga doméstica, aunque la 2003/2004 será recordada por los aficionados deportivistas por aquella remontada en cuartos de final de la Champion League. Tras caer 4-1 en San Siro, los de Anchelotti vieron como el Deportivo les ganaba la eliminatoria en casa tras un aplastante baño por 4-0. Ese partido y la final perdida al año siguiente contra el Liverpool tas remontar este un 3-0 son las mayores manchas en el curriculum de Anchelotti.

A partir de aquí no es posible valorar en su justa medida la labor del técnico puesto que se vivió el Moggigate y el Milán sufrió la penalización de -30 puntos en liga y después al año siguiente de 8 puntos. Logró eso sí, otra Champion League en 2006/2007, con aquella actuación mítica de Kaká en Old Traford.

Por los números de partidos ganados y perdidos veo a Anchelotti como un técnico con un perfil parecido al de Del Bosque. Serán por tanto al final los jugadores los que determinarán que títulos quieren o no disputar. Volveremos a ver múltiples derrotas contra equipos menores en liga  y en Copa del Rey, y en la Champion League será difícil ver la autoridad del equipo de estos años anteriores.

Los jugadores sin un entrenador que les apriete cada partido estarán más relajados y seguramente más contentos, pero el equipo será menos competitivo y tendrá muy difícil luchar por los tres títulos. Después de tres años de tensión verán a Anchelotti como un técnico más permisivo. Y eso se reflejará en todos los aspectos sobre todo en el aspecto defensivo con un equipo menos comprometido defensivo. Veremos, como ya vimos en la época de Del Bosque, a un equipo partido en dos en muchas ocasiones, aunque a cambio varios jugadores estarán solo centrados en labores ofensivas.

Su reto, para algunos fácil, es superar a Mourinho. Para eso, debe lograr lo mismo que Mourinho en sus tres años de media:

-Llegar a Semifinales en Champions.

- Vencer los enfrentamientos directos con el Barcelona.

- Quedar en liga segundo con más de cien goles y más de 85 puntos.

- Ser finalista en la Copa del rey.

_______

Entrevista a Anchelotti, perfil personal

Antecentes: perfil futbolístico.

Análisis del fichaje de Neymar por el Barcelona

Tras muchos meses de especulaciones sobre todo con los dos principales clubes mundiales, Real Madrid y Barcelona, el fichaje de la mayor estrella mediática de Brasil se ha resuelto con su próxima incorporación al F.C Barcelona. Hasta ahí, tenemos información real, lo que desconocemos son los números de la operación.

Las cifras del traspaso

Las cifras que se han planteado en algunos medios de Barcelona ante la falta de información oficial no cuadran con otras informaciones que se manejan sobre todo ante  la actitud hasta ahora del Santos, dispuesto a no vender a ningún precio.  El Sport cifra el fichaje en 58 millones de euros, de los cuáles solamente 28 irían para el club y las empresas propietarias del resto de derechos. Desde Brasil, las cifras son algo distintas. Y sobre todo sorprende que el presidente del Real Madrid hablase de un coste cercano a los 150 millones de euros.

“Neymar me parece un magnífico jugador. Si hubiera podido ficharle en condiciones que no alteraran el ecosistema del club, lo habría hecho. Los cálculos que hemos hecho, entre todo nos salía por más de 150 millones de euros, lo habría alterado todo”

 

No parece lógico que tanto el club como el jugador y su codicioso padre hayan renunciado a tanto dinero. El Confidencial da otras cifras, parecidas a las que da el director de la Sexta, César González informaba de cifras distintas:

  • 32 millones de euros al Santos por su 55%.
  • 23 millones de euors al grupo de empresas propietario del 40%.
  • 50 millones de euros al padre, propietario del 5%, y como prima de fichaje de los que ya habían adelantado 10.

Un dato vital sobre este fichaje es la cesión del Barcelona del 100% de los derechos de imagen. Si algún atractivo tenía Neymar por encima de todo era su impacto económico como icono comercial y publicitario.  Algo así como lo que ocurrió en el Real Madrid con Beckham, Kaka o Cristiano Ronaldo, jugadores que al margen de su desempeño deportivo estaba generando valor económico a sus clubes con cada aparición publicitaria. La cesión de esos derechos también formar parte del pago a Neymar, teniendo en cuenta que sus ingresos por publicidad se acercan a los 30 milones de euros.

El Salario

Viendo las cifras sorprende que Tito hable de la elección de “un proyecto deportivo sobre un proyecto económico”. Y más teniendo en cuenta que el salario según un periódico brasileño será parecido al de Kaká, aunque las cifras que se han trasladado han sido de 7 millones netos (alrededor de 14 millones brutos). El Real Madrid es probable que hubiese ofrecido un salario más alto aunque Florentino Pérez tenía claro que Neymar tendría que ceder el 50% de los derechos de imagen, es decir, alrededor de 15 millones de euros al año, habida cuenta de que el brasileño cuenta ahora mismo con 12 patrocinadores. Esa cantidad económica la dejará de cobrar el Barcelona en beneficio de Neymar que no habría recibido esa cantidad en el Real Madrid.

La imagen del jugador

De donde acabase Neymar dependía la imagen que se proyectase de él en toda España de ese jugador. Si era en el Real Madrid sería recibido como Cristiano Ronaldo, como ese jugador gambitero, chulo y díscolo (muy alejado por cierto de la profesionalidad del portugués). De hacerlo en el Barcelona, veríamos lo que estamos viendo. Es la diferencia entre unos medios de comunicación abiertamente barcelonistas y otros, la supuesta central lechera, que se supone neutro.

La prueba de ello es que siendo un fichaje de gran coste económico en una época de brutal crisis en España, no se han escuchado declaraciones como las que se produjeron con el fichaje de Cristiano Ronaldo:

  • El Arzobispo de Barcelona dijo: “es un dispendio descomunal”, “debe primar la solidaridad y la austeridad”, “esta crisis lo es también de valores”.
  • Joan Laporta, : “es un modelo imperialista y prepotente”.
  • Michel Platini, presidente de la UEFA: “…se plantea de nuevo y de forma muy aguda la cuestión del juego limpio financiero…”.
  • Gianluigi Buffon, portero de la Juventus: “es inmoral y absurdo que el Madrid haya pagado 94 millones por Ronaldo”.
  • José Montilla, ex-presidente de la Generalitat: “…no es precisamente ejemplarizante que haya demasiadas facilidades para obtener créditos para estos fines cuando hay muchas personas en paro”.
  • Pelé, ex-futbolista: “ese gasto no es justo ni democrático”, “es peligroso para el fútbol”.
  • José Antonio Duran y Lleida, CIU: “es un montante escandaloso”.
  • Sir Bobby Charlton: “el comportamiento del Real Madrid es deshonesto”.

La conflictividad del jugador

Desde el punto de vista futbolístico, Neymar es un jugador con una impresionante capacidad goleadora. Su su dribiling, su velocidad y su calidad creo que son válidas en Brasil y en España. Habrá que esperar a su adapatación a Europa. Hay dos factores que, no obstante, puede ser conflictivos: la inteligencia emocional de Neymar y la convivencia con Messi.

En cuanto al primer factor, el éxito tan temprano del brasileño, estrella absoluta de país con 21 años parece que no ha ayudado al jugador a tener los pies en el suelo. Su actitud en el campo demuestra que como mínimo puede tratarse de un jugador conflictivo, en 220 partidos con el Santos le han sacado 69 tarjetas amarillas y 5 Rojas.

El segundo factor supone manejar la convivencia de Messi, el futbolista del mundo mas protegido dentro de un vestuario y el mas consentido con Neymar, que ha tenido idénticas características. Si la convivencia con Eto, Ibrahimovic o Villa no ha sido la ideal cuesta imaginar que de pronto sea perfecta con Neymar.

La conclusión es que con las necesidades de plantilla del Barcelona, sin portero en un año, con escasez de defensas y delanteros y sobre todo con una economía poco solvente (deuda de 50 millones con Hacienda) el fichaje de Neymar puede no resultar excesivamente coherente.

Morir luchando: el Real Madrid roza la remontada

Como los 300 que perecieron en una batalla, así perdió El Real Madrid la eliminatoria de ayer, haciendo sufrir al Borussia  hasta el último segundo y haciendo creer a miles de madridistas que era posible una remontada que se antojaba dificilísima después del partido de ida. Lo cierto es que el Real Madrid ha perdido una batalla y quizá también una guerra si de esta derrota sale Mourinho del banquillo. Pero eso es análisis para otro día.

Lo de ayer, para cualquier amante del fútbol, fue simplemente maravilloso, un partido repleto de euforia, tensión y entrega entre dos grandes equipos. No me cabe duda de que la eliminatoria la ha ganado el mejor. Este Borussia ha demostrado en 4 partidos contra el Real Madrid que es más equipo colectivamente, con grandes individualidades, media docena de jugadores que son jugadores Top.

El comienzo del partido pudo haber marcado el resto del partido y esa fue la intención de Mourinho alineando un 11 super ofensivo, con Modric en el medio centro y con Huguain arriba. La presencia del croata fue justificada por su gran juego. Uno de los mejores del equipo, vertical, dinámico, muy luchador y clave para que el Real Madrid crease juego en la primera parte. La presencia del argentino se entendía desde el punto de vista de su capacidad defensiva y de su presión aunque el resultado demuestra que Benzema, aún peor mentalmente y físicamente es mucho más jugador. Aunque eso es ventajismo, no sabremos nunca que habría pasado con el francés de inicio o si Higuain hubiese marcado de inicio esa oportunidad que tuvo en el minuto 4.

Su oportunidad, una menos clara de Ronaldo y la más clara, la de Ozil, pudieron abrir el marcador e iniciar una remontada que tardó 82 minutos en iniciarse. De los tres el fallo de Ozil es el más clamoroso, solo ante el portero, con pase a Ronaldo y con tiempo para pensar. El alemán no es goleador pero si quiere ser el mejor del mundo tendrá que aprender a serlo.

Sabiendo el resultado a posteriori, esos tres fallos se antojan como mortales de necesidad aunque la realidad es que sin los paradones de Diego López tampoco habría estado vivo el equipo merengue hasta el minuto 95. El canterano(sí, igual de madridista que Casillas) demostró que a día de hoy es un portero tan válido o más para el Real Madrid como Casillas. Su desempeño a lo largo de toda esta Champion ha sido excelente.

De todas maneras, el roce de la épica no puede ocultar que el partido estuvo roto casi desde la primera media hora del partido. El Borussia no remató pero tampoco lo hizo el Real Madrid que lleva echando de menos a un delantero centro rematador todas estas eliminatorias. Con dos jugadores como Cristiano Ronaldo y Di Maria, hace falta un 9 rematador pero además el equipo necesita la solución de recurrir a un delantero que sepa guardar la pelota entre tres contrarios. Eso y un lateral ofensivo ha echado de menos el Real Madrid. A pesar de que el desempeño de Coentrao y Essien fue bueno, este equipo echa de menos al mejor Marcelo, capaz de abrir defensas pero en un constante estado de irregularidad física y mental.

El Real Madrid murió con las botas puestas, en el área rival, defendiendo con 2 o 3, con toda la artillería pesada arriba, creyendo hasta el último suspiro. Pero en la Copa de Europa hace falta más que suerte. Hace falta juego, madurez para los momentos claves y constancia. El nivel de este equipo da para llegar a las semifinales de Champion League y competir, que no es poco. Pero todavía este equipo no tiene ni en lo colectivo ni en lo individual las piezas necesarias para ganar toda una final de Copa de Europa.

El camino para hacerlo lo tienen que dilucidar sus responsables. Yo seguiría apostando por el mismo entrenador y mejoraría la plantilla, sabiendo que a veces son necesarias varias derrotas para aprender. El mejor ejemplo es este Bayern de Munich, con pie y medio en la final y máximo favorito. Ha perdido ya dos finales de la Champion League y hace no tanto (el año pasado), el Borussia de Dormundt le barrió de las competiciones alemanas.

Puede parecer difícil apostar por un equipo que ha hecho una temporada mediocre a falta de un título en un partido que no será nada fácil. Pero más difícil es apostar por un nuevo técnico y acoplarle a la locura que supone dirigir una entidad como el Real Madrid, que pide a su equipo la Copa de Europa cada año, a pesar de que han sido el cuádruple de veces las que no se ha ganado de las que sí.

Cuesta reflexionar en medio de la derrota pero que nadie olvide que este Real Madrid ha caído en semifinales ante el mejor Barcelona que ha existido, el Bayern de Munich y este Borussia de Dormunt ultra competitivo. Solamente una vista al pasado nos da una pista de un futuro distinto de lo que tenemos. Pero eso, como digo al principio se analizará en otro momento, ahora toca lamerse las heridas, enorgullecerse de este partido de vuelta y lamentar el pésimo partido de ida.