Higuaín, el delantero maldito

El otro día me comentó una compañera de trabajo a modo de primicia, que Florentino iba a vender a Higuaín. Me lo dijo con tanta seguridad que por un momento pensé que tenía algo con Florentino y éste le comentaba sus confidencias en la alcoba. Luego me aclaró que se lo había dicho un amigo que trabajaba en Marca y a éste a su vez otra persona cercana a Florentino…

Higuaín celebrando un gol con el Real Madrid

Higuaín celebrando un gol con el Real Madrid

Bien, nada que no me sorprenda, la poca profesionalidad de Marca. Lo que no me sorprendería es que a Florentino no le gustase Higuaín. Por algún motivo que intento entender el argentino es un jugador poco valorado. Incluso entre la afición hay una corriente bastante fuerte que recela del argentino.

La realidad es tozuda y dice que Higuaín es hoy por hoy uno de los mejores delanteros del mundo y más eficientes en la historia del Madrid. Aquí van algunos datos:

Tiene el mejor promedio de goles por minuto. Por encima de jugadores como Di Stefano o Puskas.

Lleva marcado 27 goles, algo que no lograron ni Ronaldo ni Van Nistelrooy ni tampoco Raúl.

Es uno de los rematadores más eficientes de la liga, solamente por detrás de Pedrito.

Higuaín me recuerda al Torres del Atlético de Madrid. Era éste un jugador veloz, potente y muy vertical que sin embargo necesitaba varias ocasiones para marcar. Además perdía muchos controles. Cuando se fue al Liverpool empezó a marcar todo lo que antes fallaba. A Higuaín le pasó algo parecido los primeros años, con la diferencia de que el argentino ha logrado la madurez a la sombra de Raúl y sin tener la confianza de nadie.

Por eso es un jugador que me gusta tanto, porque tiene carácter y cree en sí mismo. Es cierto que no es un jugador estéticamente bonito, aunque ha marcado auténticos golazos. Pero su problema no es la estética si no el carisma o el reconocimiento. Al igual que Iniesta son jugadores que necesitan muchas temporadas para que se les reconozca. Carecen de carisma o de tirón entre el público y no se les valora como debe. El de Albacete tardó muchos años en ser reconocido mundialmente, cuando todos veíamos a un jugador especial. Hoy bastantes años después está entre los mejores del mundo en su puesto.

Económicamente el argentino es uno de los fichajes más rentables en la historia del Real Madrid. Llegó por 12 millones de euros hace 3 años, y hoy vale por lo menos el triple. Su ficha es baja aunque se está negociando una renovación.

Me decía mi amiga, la del rumor, que una de las causas de la venta de Higuaín es que creaba mal ambiente en el vestuario. Un bulo más debido quizá a su etiqueta de chupón. Etiquetar a un delantero de chupón es común, porque en realidad es una de las cualidades necesarias para ser un buen delantero. Tan chupones como el argentino recuerdo a Ronaldo o Hugo Sanchez. El propio Villa o Cristiano son delanteros tremendamente chupones.

Pero en realidad la principal causa del conflicto sería que Higuaín pide cobrar 5 millones de euros  el Madrid le ofrece muchos menos, un poco menos del doble de su ficha actual, alcanzando casi los 3 millones.Como las comparaciones son odiosas, Higuaín pensará que con su rendimiento merece cobrar al menos lo mismo que Benzema, que cobra unos 4.5 millones de euros. Y no le faltaría razón si no fuese porque todavía le quedan 3 años de contratos y los contratos están para cumplirlos.

Así que Florentino se enfrenta al dilema de si renovar a Higuaín y que el argentino se convierta en uno de los mejores pagados de la plantilla o venderle por una suculenta suma de dinero( se habla de 40 millones) y permitir así que Benzema tenga vía libre.

Ninguna de las dos soluciones es buena. La primera porque significa enviar el mensaje de que con una buena temporada todos los jugadores pueden pedir un aumento de sueldo (muy típico en el Real Madrid).Y la segunda porque recuerda demasiado al caso Makelele que se fue por motivos similares y además provocará  más fichajes y más inestabilidad.

La solución pasa bien por plantarse y decirle a Higuaín que su renovación se valorará al final del contrato y establecer así una política del club coherente. Esta pasaría por no renovar contratos a la primera de cambio, por renovar los contratos de manera anual pasada los 30 años, y por crear una escala salarial en función de méritos, véase goles, asistencias, títulos individuales, minutos jugados, en fin, lo que viene siendo el rendimiento. El problema es que esta política se rompe en el momento que se fichan a jugadores a golpe de talonario cobrando sueldos astronómicos.

La otra posibilidad es renovarle, justamente por lo ofrecido, una cantidad considerable pero no tan elevada, es decir, entre 3 y 4 millones de euros.

¿Es Bueno Hernan Crespo?

Sin duda que Crespo es un gran jugador, uno de esos jugadores de una estirpe especial, la de los rematadotes puros, cuyo máximo exponente fue Hugo Sanchez que pegaba al balón nada mas llegar, golpeando la pelota incluso de chilena si hacía falta. Crespo representa también a esta estirpe habiendo metido multitud goles de cabeza, con la izquierda o la derecha de manera indistinta.

 

Sin embargo lo que intento plantear con esta pregunta son dos cuestiones:

 

          ¿Es Crespo la solución para el Real Madrid ahora mismo?

          ¿O quizá sea Alberto Bueno el Crespo que busca el Madrid?

 

Voy a intentar plasmar las ventajas y desventajas de una u otra opción: Sigue leyendo