Iker Casillas se marcha al Oporto

Se marcha Iker Casillas del Real Madrid de forma similar a como lo hizo Raúl unos pocos años atrás, con la sensación por parte de muchos madridistas de que se ha estirado la cuerda al máximo, incapaz el jugador de adoptar una actitud semejante a la que adoptaron Xavi o Puyol en el Barcelona.

Iker Casillas en su rueda de prensa de despedida

Iker Casillas en su rueda de prensa de despedida

No era fácil, nunca lo es para los grandes futbolistas. Pero por eso deberían ser especialmente grandes, para ser capaces de echarse a un lado y beneficiar al club de su vida, al club que les dio la oportunidad de triunfar. El haber intentado permanecer a toda costa, en contra de su propio rendimiento futbolístico y promoviendo campañas de la siempre dañina prensa  es algo que muchos pensamos que es uno de los grandes errores de Iker Casillas.

Iker fue un gran portero hasta hace 3 o 4 años cuando su propio rendimiento decayó, fruto quizá de la edad, de la autocomplacencia o simplemente de factores mentales provocados por la falta de confianza. Y en eso, evidentemente influyó Mourinho, que en su segunda temporada vio esa bajada de rendimiento y trató de buscarle solución. Lo que se hizo con Iker no ha sido distinto a lo que se ha hecho con el resto de jugadores: traer competencia y exigirlo lo máximo al jugador, ni más ni menos. Pero desde algunos sectores se habló de manías, campañas…, cuando la realidad ha demostrado que Iker Casillas hace tiempo que dejó de ser un portero top.

El Real Madrid siempre ha sido el lugar del mundo más difícil para ser titular, porque  37 partidos buenos no justifican uno malo. Han pasado tantos buenos jugadores que el nivel de exigencia es altísimo. Y ahí Iker no supo estar a la altura y la mejor prueba de ello fue la final de la Champion League que se ganó a pesar suyo.

Atrás queda también una muy dudosa gestión de su capitanía y su labor como compañero. Pero también queda su magnífico rendimiento en sus mejores años, durante los cuáles llegó a ser el mejor portero del mundo. Lo comido por lo servido, más unos pocas decenas de millones de euros que se lleva el portero, incluyendo sus dos años de contrato.

El Real Madrid ha pagado sobradamente los servicios prestados por Iker y ha hecho mucho por un portero que se ha tenido que ir al Oporto con la carta de libertad, cobrando más de la mitad de su club de origen porque ningún otro club le quería. ¿Se imaginan que Courtois o Neur estuviesen en el mercado? En 2 días tendrían sus clubes encima de la mesa una docena de ofertas de los mejores clubes de Europa.

El ocaso deportivo de Iker es también el ocaso de su imagen, degradada a pasos agigantados a medida que íbamos viendo su comportamiento, su falta de entereza aguantando la suplencia, su falta de compañerismo sin salir a dar la cara por Diego López o su falta de escrúpulos al pedir cada céntimo de su contrato como condición a su salida. Todos esos que asimilan canterano y español con madridismo olvidan que jugadores como Zidane se fueron del club con la cabeza alta, perdonando el último año de contrato, mientras otros aguantaron hasta que la situación fue insostenible, sin perdonar un euro.

Quizá haya que redefinir el concepto de madridismo. O quizá haya que empezar a dejar ser indulgente con algunos jugadores por el simple hecho de ser canteranos y españoles y valorar la profesionalidad pura y dura de los jugadores, ya sean brasileños, alemanes, croatas o argentinos.

Con Casillas se ha repetido lo de Raúl, y quién sabe si se repetirá con Ramos si ahora se le renueva. Puede ser que el Real Madrid sea la institución deportiva más grande del mundo pero eso no parece impedir que se sigan cometiendo los mismos errores una y otra vez.

Ojalá Florentino aprenda. Y ojalá también lo haga Iker y algún día entienda lo importante que fue todo lo que le dio al Real Madrid pero también lo que le quitó en esos últimos años. Dicen que lo que se recuerda de los grandes viajes son los últimos días. Ese es el recuerdo que suele quedar. Con Iker pasará algo parecido, al menos ahora. Luego el tiempo nos hará recordar sus comienzos, al mejor Casillas, al de las paradas antológicas y grandes reflejos. Al jugador que representó en algún momento de verdad con su actitud luchadora  al madridismo.

Como el recuerdo es caprichoso y volátil quiero quedarme con esos sus mejores años:


Adiós Iker.

Iker Casillas y los jugadores-leyenda

La historia de Iker Casillas estaba escrita desde que debutó hace catorce años en San Mames, pero por desgracia también estaba escrito su declive porque se ha vivido antes con otros jugadores. No fueron menos leyenda Butragueño o Raúl, dos 7 que abanderaron al Real Madrid en distintas épocas.

Como ellos, y como Alfredo Di Stéfano, en algún momento llega el declive físico o mental, o simplemente llega un jugador más joven o con mejores condiciones. Es ley de vida, aunque cuando llevas más de una década en la élite, en el club más reconocido del mundo, es muy difícil dejar paso y asumir eso con naturalidad.

No lo hizo el genial argentino que planteó un pulso a Santiago Bernabeú dándole a elegir entre él o Miguel Muñoz. También se resistió Raúl a pesar de que su declive físico era evidente. Solamente Butragueño se echó a un lado con resignación asumiendo que había perdido las condiciones físicas que le habían hecho un delantero impredecible con ese cambio de ritmo tan característico.

Casillas se ha enfrentado por segunda a una situación adversa en el Real Madrid. La primera vez fue cuando Del Bosque le quitó la titularidad en beneficio de César. El final de esa historia fue feliz y catapultó al de Móstoles a los altares del madridismo.

La situación actual de Casillas vuelve a poner en evidencia el mal endémico del Real Madrid desde que se fue Santiago Bernabeu y los jugadores pasaron a ser más importantes que el club. Su incapacidad y la de toda la prensa palmera para aceptar la suplencia ha llevado al madridismo a una ruptura entre los que pensamos que por encima de todos está la meritocracia .

Iker Casillas

Los jugadores-leyendas permanecen demasiado tiempo en el Real Madrid como jugadores en vez de ocupar su puesto como leyenda. Esa resistencia a abandonar la titularidad con honestidad es lo que diferencia por ejemplo al Real Madrid del Manchester United. Jugadores como Gigs o Scholes, auténticas leyendas asumen su suplencia con naturalidad. Siguen desempeñando su labor de leyenda pero son conscientes de que su aportación al equipo es menor.

Las declaraciones de Iker hablando de que lloró con su suplencia, de que es madridista de que nació y un largo y vergonzante etcétera demuestran que nuestros jugadores-leyendas no están dispuestos a asumir la suplencia como algo natural. Y más bien al contrario, azuzados también por esa prensa necesitada de ídolos creen que como leyendas no deben ocupar solamente un espacio en el museo del Real Madrid junto con el resto de trofeos sino también un puesto en la titularidad.

La titularidad por decreto a los jugadores-leyenda directamente se confronta con la meritocracia y eclipsa a los jugadores jóvenes. Algo que ocurrió con Hierro, o Raúl por hablar de los más recientes podrá seguir ocurriendo en el futuro con los Ramos, Morata, Jesé…

Por todo esto era tan importante que un jugador como Iker Casillas, que en las dos últimas temporadas había estado a años luz de su mejor rendimiento y que vio como Diego López aseguraba mejor la portería, fuese siendo suplente, al menos si su nivel no mejoraba. No fue así, y de aquellos polvos, estos lodos. Diego López está en el Milán, Keylor ahora mismo supongo que andará preguntándose para qué pagaron por él 10 milllones, y otros porteros refulgentes como Ter Stegen, Courtois u Oblak están en otros clubes.

El endiosamiento de estos jugadores-leyenda les lleva a pensar que merecen la titularidad por derecho propio. Se evita la autocrítica y se cae en la autocomplacencia.

La entrevista de Iker Casillas

Iker Casillas nos dejó para este parón de selecciones (maldito parón para el Real Madrid), una entrevista con Gabilondo, que no ha dejado indiferente a nadie. La entrevista no creo que convenza a los casillistas ni a los anticasillistas de lo contrario de lo que pensaban sobre el jugador al principio. Es más, es probable que les confirme en sus respectivas opiniones.

Iker Casillas y Gabilondo

 Desde hace tiempo el jugador está inmerso en un debate, que bien podría haber acabado hace tiempo si hubiese dado esta entrevista hace tiempo. Mi primera conclusión es que la entrevista llega muy tarde y en un momento que no parece tampoco óptimo. Ahora que las aguas parecían volver a su cauce, rememorar capítulos con Mourinho la polémica de los clásicos y otros asuntos que el propio Iker ha reavivado no parece lo más inteligente.

 Tras el análisis de la entrevista en ElRadio, algo que recomiendo escuchar a todos, me queda claro que el principal conflicto entre Iker Casillas y Mouriño, fue simplemente que el portugués puso a otro jugador. Ese fue el gran problema y no tanto cuestiones personales. A partir de ahí ha venido el resto, que no ha sido poco, con una fortísima campaña en contra de Mouriño y contra Diego López, al que no le hemos escuchado en todo este tiempo una palabra más alta que otra, pero sí una magnífica carta de despedida. Es la diferencia entre quien se considera “aislado” como dice Casillas, a pesar de haber sido durante 15 años el ojo derecho de toda la prensa nacional, y quién lleva toda su vida luchando por salir adelante.

 En todo caso, si Iker Casillas el primer día de su lesión hubiese salido a la palestra, como algunos reclamamos y hubiese ejercido de compañero y capitán, con unas simples palabras se habría zanjado gran parte del debate. Era tan sencillo como decir “No hay polémica, juega quién cree el míster. Yo trabajo para recuperarme lo antes posible y volver a ponérselo difícil. Por el bien del equipo le deseo lo mejor a mi compañero Diego”. ¿Cuánto tiempo tardamos en escuchar estas palabras? ¿Dónde se origina el debate?¿Y quién lo origina?

 Pero volviendo a la entrevista,  Iker Casillas tuvo un par de expresiones desafortunadas, que pueden provocar que más que mejorar su imagen empeore. Como dice Richard Dees, en su ElRadio, es posible que el jugador sea torpe con el lenguaje o que dijese lo que realmente piensa… Hablo en concreto de dos afirmaciones que han tenido no poco revuelo en las redes.

 A la pregunta del entrevistador de que es el Real Madrid para ti, Iker responde:

“Para mi el Real Madrid es como mi casa, como una propiedad, sin querer ocuparla, sin querer captarla entera, entendiendo que el madridismo es universal, de todos los madridista, yo la tengo entendida como mi casa..”

 La otra cuestión que repite en dos ocasiones es el término “trampolín”. El Real Madrid como trampolín para selección y la intención de intentar llegar a Paris 2016, al mundial.

 La otra expresión, a mi juicio, tremendamente desafortunada, pero por desgracia verídica, como ya sabíamos, es la referida a su poca afición al gimnasio

“La gente que hemos tenido el talento innato, lo único que tienes que hacer es cuidarlo. Yo no necesito ir al gimnasio y hacer 40 abdominadas. No porque no me viene bien, no tengo un cuerpo estructural, pero sí piernas fuertes”

 No hace falta decir mucho más. Esto explica por sí solo porque Casillas, poseedor efectivamente con 15 años de ese talento innato, no ha mejorado aspectos en los que fallado al principio de su carrera, como el juego de pies, la potencia en el saque o los balones por alto. Resulta bastante paradigmático que un profesional del deporte diga que el gimnasio no le viene bien, que ya tiene piernas fuertes.

Cristiano Ronaldo debe ser el balón de oro

Hace ya tiempo que se abrieron las hostilidades para la campaña del balón de oro con curiosas circunstancias. Desde Barcelona ya sabemos que el elegido es unánime, Leonel Messi, mientras que los periódicos de Madrid, que también se editan en el resto de España, y hablo de marca y as, no se decantan. Así, titulaban después del pasado derby “empate técnico entre Messi y Cristiano”. De la misma manera que una victoria europea del Barceona sale en portada en estos periódicos, al contrario no se produce.

 Además, se cuela en el debate un tercer elemento, Iker Casillas, con algunos desmarques de exmadridistas y algún que otro personaje. Se le suma tímidamente la propuesta de los que optarían por Iniesta.

 Pues bien, resolvamos la primera incógnita, Cristiano o Casillas. La respuesta es tan fácil como imaginarse al Real Madrid sin Cr7 o sin Iker. Sin el portugués directamente se  borraría de un plumazo no solamente la cantidad ingente de goles conseguidos sino su importancia. A bote pronto el segundo del Camp Nou o cualquier otro que cerró o abrió partidos. Simplemente no concibo al Real Madrid ganándole al Barcelona la Copa del Rey, Liga y Supercopa sin Cristiano.

 Sin Iker, el Real Madrid habría dejado de ganar algunos partidos, puntos que ha salvado el mostoleño. Paradas como el partido de la final de la Supercopa o la de Sevilla, aunque en su debe su mala temporada del año pasado y su inicio de campaña de esta.

 Yo lo veo claro en cuanto a rendimiento en el Real Madrid incluyendo el año natural. Es cierto que entre medias está la Eurocopa. Seis partidos con al diferencia de que Cristiano fue eliminado en la semifinal, liderando a su equipo e Iker ganó la Eurocopa, también siendo clave.

 Como no me parece sensato evaluar el rendimiento de un jugador por 6 partidos voy a dejarlo de lado en el caso entre Messi y Cristiano. Es cierto que el portugués hizo una muy buena Eurocopa, no habiendo disputado el argentino una competición respectiva, pero insisto son unos pocos partidos.

 Hablemos de lo que ha pasado desde el pasado 1 de enero hasta hoy 10 de octubre, de lo que ambos jugadores han logrado. Siempre se ha dicho que el balón de oro valora logros individuales y colectivos.

 En el primer aspecto, a nivel puramente cuantitativo, Messi ha logrado más goles. Pocos más es cierto con el premio de la bota de oro, pero los ha logrado. Pero a nivel cualitativo Cristiano Ronaldo fue el que pidió calma en el Camp Nou tras el 1-2 y el que ha marcado en los últimos 6 derbys de manera consecutiva.

 Como indicaba arriba, la participación de Ronaldo ha sido más que clave para el logro del título de liga y también para la Supercopa. El portugués ha logrado 2 de los 4 títulos en juego mientras que Messi logró 1 de 4. Y nuevamente si valoramos aspectos cualitativos, la liga, que son 38 partidos al año, en ningún caso puede ser comparable con la Copa del Rey.

 La ecuación es sencilla, Messi en su mejor temporada individualmente no ha podido guiar a su equipo a los títulos importantes mientras que Cristiano sí lo a hecho. Habida cuenta de que ambos fueron eliminados en similares circunstancias en Champion League la ecuación es aún más sencilla.

 Mi voto es para Cristiano Ronaldo, sin duda, el mejor jugador del mundo durante el año natural de 2012, hasta la fecha.

Empate justo entre Barcelona y Real Madrid

El resultado del partido de ayer refleja la tremenda igualdad entre los dos equipos aunque con muchos matices. Desde luego a la vista de los últimos 15 minutos del partido se podría decir que el Real Madrid salió vivo. Con el partido roto, el Barcelona fue mucho más peligroso al contraataque que el equipo blanco, con Messi y especialmente Pedro muy activos. Si valoramos el partido por otros momentos, tras los 25 primeros minutos se podría decir que el Real Madrid perdonó el 0-2 con la ocasión de Benzema y con el Barcelona realmente asustado ante la superioridad blanca.

Por eso es un resultado justo para ambos equipos aunque analizando detalles concretos tengo la sensación de que a día de hoy el Real Madrid es mejor equipo que el Barcelona y juega más cómodo. Los de Mou parecen perfectamente como colocarse y en cada derby empiezan a tocar más, llegar más a puerta y cerrar mucho mejor los espacios. El Barcelona, en cambio, parece depender casi exclusivamente de lo que pueda hacer Messi.

La prueba de este cambio es que el Barcelona utilizó las armas del contragolpe y la superioridad física a finales de ambos tiempos. Mientras el Real Madrid logró dos goles de jugadas elaboradas, especialmente la primera donde la tocaron hasta 8 jugadores en una preciosa jugada, pero también la segunda. El Barcelona a través de Messi marcó de rebote y de falta.

Especial reseña merece la no actuación de Casillas durante el partido. El mostoleño no realizó ninguna cantada pero tampoco ninguna parada ni tuvo incidencia alguna en el juego. Si su sueldo estratosférico (uno de los top 5 de la plantilla) se paga para realizar paradas que no hacen otros porteros desde luego ayer no se lo ganó. En el primer gol, ante el fallo de Pepe, Casillas simplemente no hizo nada, no salió a achicar, no fue a por el balón. En el segundo, en una buena falta tirada por Messi que sin embargo tampoco iba a la escuadra ni super potente, Iker pareció no estirarse todo lo necesario. Ni estuvo ágil, ni rápido ni potente…

Le salvó precisamente Cristiano Ronaldo, el mismo al que algunos se han dignado a pitar o a tachar de poco profesional y otras barbaridades. Un jugador que ha marcado en 6 derbys consecutivos, un record, que ayer marcó dos golazos, que jugó los últimos minutos con el hombro lesionado y que es el faro y la guía de este equipo. Un jugador colosal, el mejor del mundo, luchando contra Messi, contra la corriente buenista y contra sus propios compañeros en ocasiones y parte de los aficionados que en su infinita ignorancia prefieren aplaudir a un jugador español como Silva, que es de otro equipo, que a un jugador portugués como él que ha marcado más de un gol por partido y le ha dado a su equipo copa del rey, liga y supercopa.

Del resto del partido, el bonito mosaico con la bandera de Aragón y la sensación creciente de que Tito ha salido vivo ya demasiadas veces. Ocho puntos son bastantes pero son más ahora que en abril. Queda muchísima liga.

#el juego de las diferencias# Imagen 1 imagen 2

##Madridismo del bueno##

La tristeza de Iker Casillas

Cuando aún están calientes los rumores sobre la suplencia de Ramos, tras la tristeza de Cristiano Ronaldo, ahora llega en los mejores cines la tristeza de Iker Casillas. Como terceras partes nunca fueron buenas ya adelanto que en torno a esto se empieza a montar un embrollo que no interesa al club y que puede a medio plazo perjudicar al Real Madrid.

 La realidad del vestuario del equipo blanco se desconoce o se conoce a medias, justamente lo que llegan algunos jugadores o empleados. Nada bueno se pueden sacar de esas filtraciones más que airear los trapos sucios que ya se sabe que se lavan dentro del vestuario.

 Pero a base de rascar mucho entre mentiras, semi-verdaderes y hechos que vemos como la tristeza de Cristiano Ronaldo y la de Iker Casillas, empezamos a pensar que algo pasa de verdad.

 El problema de origen es que la prensa no informa de manera fidedigna. La prueba más evidente es el distinto tratamiento entre Cr7 y el capitán del Madrid. Mientras que la tristeza de Ronaldo, evidente en el campo pero también por sus palabras ha puesto en el disparadero al portugués a pesar de que ha emitido varios comunicados por facebook indicando que no era un problema de dinero y desmintiendo informaciones, en el caso de Iker Casillas rápidamente nos han querido vender otra historia.

 A mi sinceramente que el capitán del Madrid ni levante una ceja tras remontar un dificilísmo 1-2 me resulta extraño. Tampoco vi acertado al portero en los dos goles del Madrid y hace tiempo que pienso que más que el capitán que vela por los intereses del club él vela solamente por los suyos propios.

 El diario marca se desmarca precisamente informando de que Casillas no celebró los goles por el próximo fallecimiento de u niño polaco. Honestamente esta noticia me parece pura basura, y si es verdad, Iker me parece que ha perdido el norte.

 Lo que aquí se cuece es una guerra entre la prensa y Mourinho y Florentino Pérez, con las elecciones de fondo y con cierta colaboración de algunos jugadores españoles que no quieren perder su condición de niños mimados de la prensa, intocables, no sujetas a ningún tipo de crítica. Y todo ello con el club callado, permitiendo informaciones falsas, insultos a entrenador y jugador e incluso compadreo con la misma prensa que le atiza sin piedad.

Dos puntos que vuelan del Madrigal

El Real Madrid se dejó ayer en el Madrigal otros dos puntos, y van cuatro en unos pocos días en lo que parece el bache más preocupante de los de Mourinho durante este año. Un bache al que habría que unir discretas y sufridas victorias contra el Betis y contra el Rayo vallecano.

 Debería preocupar porque eran a priori los partidos más asequibles viendo al menos lo que le queda de calendario. Y no debería hacerlo tanto si pensásemos que hace no tanto el Madrid le metía un set al Sevilla y cuatro goles a domicilio al Málaga. Pero eso era antes de que perdiese la intensidad y el control de los partidos. El control táctico pero también el emocional.

 Ayer se empató un partido que nunca estuvo controlado y ese es principalmente el motivo de no llevarse los tres puntos. El otro, y hay que decirlo claro, es una cantada de Iker Casillas. Esta, similar a la del otro día en cuanto a dirección, iba a diferencia de la de Cazorla menos colocada y más floja. En todo caso, el ABC de un portero es cubrir siempre su palo. Siempre, indepedientemente del lanzador pero mucho más cuando tu barrera se adelanta y cuando hay poca distancia para la parábola.

 El motivo por el que no se pudo remontar el partido fue por el mal control emocional de todo el equipo, empezando por Mourinho y acabando por Pepe. Independientemente de lo que ocurra con el árbitro, un jugador tiene que ser lo suficientemente listo para callarse, no hacer gestos y no hacer entradas aparatosas. Y eso es justamente lo que hicieron Mourinho, Ozil, Ramos y finalmente Pepe en el vestuario llamándole Hijo de Puta al árbitro.

 Independientemente de lo que sea y de que se merezca ese insulto por una actuación infame, conviene pensar en lo que quedaba de partido, unos minutos para remontar pero sobre todo en la actitud del árbitro durante todo el partido. Son estos árbitros acomplejados que se sienten de pronto poderosos y en el centro de la atención. Arbitros peligrosos que además son incompetentes.

 Porque ayer hay muchas cosas que reprochar al árbitro, pero la primera y de la que menos se hablará será de su incoherencia arbitral. Para mi lo que marca el partido a nivel arbitraje es que una acción como la de Pepe de la que sale con el labio partido, siendo al que le hacen la falta, se salde con tarjeta amarilla para el portugués, y una acción similar con Ramos, sea falta pero para el lado contrario. Dos acciones similares en cuanto aparatosidad, dos criterios absolutamente diferentes.

 Esa misma incoherencia arbitral se observa cuando el árbitro aplica un criterio en este partido totalmente diferente que en otros. Concretamente hablamos de una susceptibilidad total a la hora de sacar tarjetas por gestos. Ayer le sacó una roja directa a Ozil, según dice el acta: “por aplaudir una de sus decisiones mis mofa” y a Mourinho por “hacer observaciones a una de mis decisiones” . No olvidemos que este fue el mismo árbitro que permitió el acoso de Xavi al linier en Pamplona y las quejas continuadas de Guardiola y de todo su staff técnico. Simplemente dos maneras distintas de aplicar la misma norma.

 Pero si hablamos de escándalo, lo verdaderamente preocupante es que un árbitro saque dos tarjetas amarillas a un jugador y no le expulse. Esto, que no consta en el acta, en lo que es un error muy grave, es por si mismo motivo de anulación del partido y de recurso. Una anomalía que no puede pasar por alto y que debería dar con el árbitro en la nevera por lo que le queda de carrera.

 Y luego están claro esas faltitas, tarjetas  y decisiones que van minando el ánimo de un equipo. Accciones como la amarilla a Lass nada más empezar el partido por una acción no violenta o la entrada de casi roja a Callejón decidieron a la larga el partido, como lo hizo la falta que pitaron a Altintop que provocó el gol del Villareal y que no era. Y nuevamente si hablamos de criterios nos acordamos de una internada de Cristiano en la que el defensor le derriba sin tocar el balón y no pita ni falta. Son simplemente muchas acciones que no cambian el partido radicalmente pero que influye. En si misma la falta pitada a Altintop no es un escándalo, pero si es una preocupante interpretación de las normas. Una entrada como hay cientos en el fútbol y que son la base de cualquier defensor.

 Desde luego, el claro penalti de Arbeloa a Nilmar también influye y es un error claro del árbitro, pero no se puede poner en la misma balanza un penalti no visto  con muchas acciones en las que el árbitro simplemente no pita según la norma. Y luego está, claro esa imagen que han sacado muchos medios de Roures repitiendo un agarrón de Arbeloa en el área. Uno de esos agarrones que si los repitiesen todos tendríamos 15 por partido.

 En fin, que aunque solamente sea por contradecir las palabras de Guardiola, el Madrid ha reabierto la liga. Aunque no olvidemos que al empezar el año el Madrid tenía 3 puntos de ventaja y ahora tiene 6. Se viene la Champion, y los partidos difíciles y sigo confiando en Mourinho y en la capacidad del equipo. Todo esto son dificultades necesarias para seguir creciendo como equipo y para darle importancia a un título como la liga, que si se consigue será contra viento y marea.

Iker Casillas, rendimiento deportivo

Ayer se planteo un interesante debate en twitter por @futbeltran acerca de la figura de Casillas en el Real Madrid. El caso del portero blanco, es junto con el dopaje y junto con el antiespañolismo del Barcelona y del Bilbao un tema tabú del que no se puede hablar y que la prensa deportiva y generalista nunca abre.Como de los dos últimos temas en este foro se ha hablado lo suficiente, hoy, aprovechando gran parte de los comentarios de ayer, me gustaría hablar del capitán del Real Madrid, Iker Casillas.

 Lo verdaderamente difícil es plantear un debate alejado de gustos personales, filias y fobias y analizar las realidades, los hechos desde puntos de vista meramente futbolísticos. Por eso, me gustaría separar el debate  en dos: rendimiento deportivo y rol de Casillas en el vestuario.

 El rendimiento deportivo de Casillas siempre ha parecido fuera de toda duda. Su condición de canterano, español, chico prudente y su capitanía ahora en el Real Madrid y la selección han hecho de él una figura casi intocable. Si a ello le sumamos sus intervenciones en la Eurocopa y en el Mundial, tenemos a un portero al que directamente no se le puede criticar.

 Cuando lo cierto es que Casillas hace años que muestra unas lagunas preocupantes en dos aspectos de un portero que son fundamentales hoy en día. Uno es el juego aéreo y otro el juego con los pies. De ambos se puede decir que Casillas es uno de los peores porteros de primera división.

 En el primer aspecto se trata de un portero que no logra dominar ni siquiera su área pequeña. Cada corner o falta lateral obligan a su equipo a sacar los balones corriendo hacia atrás. A diferencia de la mayoría de los mejores porteros del mundo, Casillas nunca ha dominado el juego áreo y desde que debutó apenas ha mejorado en este aspecto.

 El segundo aspecto es el juego de pies. Si alguien se molestase en contar los balones que pierde Iker Casillas cuando saca de puerta y diese los datos nos encontraríamos con que el Real Madrid recupera los balones que pierde Casillas con los pies. Al portero del Madrid le falta potencia y precisión tanto a balón parado como cuando saca en movimiento. El problema es que esta cualidad tampoco la ha mejorado apenas en años.

 No creo que se puedan negar estos dos hechos como tampoco se puede negar que la gran virtud de Iker en todos estos años han sido sus increíbles reflejos y su capacidad en el uno contra uno. Dos cualidades que a la hora de la verdad le han dado muchos partidos a su equipo.

 En este momento de la temporada Iker Casillas, como el año anterior al mundial, está en un mal estado de forma. Una constatación fruto de muchos malos partidos, que sin embargo no trasciende a la prensa. Al santo de España no se le puede criticar ni aunque haga malos partidos. Y sin embargo, su rendimiento ha bajado y mucho en las últimas temporadas. Se ha convertido en un jugador más conformista que incluso muestra tras cada gol una actitud cada vez menos humilde. Siempre quejándose de algún compañero con continuas sus quejas en una actitud que no tengo claro que ayude al equipo.

 Es un momento en la carrera de Iker donde los reflejos van disminuyendo, adquiriendo más importancia el juego por alto y de pies, sobre todo con defensas como Ramos o Pepe que garantizan muy pocos unos contra unos. Además, Iker tampoco está respondiendo con garantías a los tiros de fuera del área utilizando de manera dudosa los puños.

 Y yo pregunto, ¿es en realidad ahora mismo Iker Casillas el mejor portero del mundo?

 Este es el debate de hoy, porque mañana toca debatir sobre el rol de Casillas en el vestuario. Hoy hablamos de su rendimiento deportivo.

Lunes 16 de marzo, de vuelta con la resaca deportiva

1) Robben vuelve a ser bueno, y el Real Madrid vuelve a ganar. Es curioso como los equipos y jugadores pasan del cielo al infierno y viceversa. Hoy Hunteelar es un gran delantero y mañana volverá a ser un mediocre. ¡es lo que hay!

 2) Por fin se porque los del Atletic son los leones porque muerden, arañan y si pueden te comen. Vaya manera de jugar la primera parte, un poco de calma no? Como dicen los italianos piano,piano. O al menos eso le debieron aconsejar a Yeste antes de “atacar” al bueno de Casillas.

 3) Un Iker Casillas que se ve que además de parar también ha aprendido algo de interpretación. ¿Sería la época de los galácticos? Los anuncios? O simplemente se echó las manos a la cara para decir aquello de  “Me siento seguroooo”

 4) Quien no se siente seguro es el Valencia, que a imagen y semejanza del mundo se encuentra sumido en una terrible crisis económica y social….y deportiva claro. Ya dudo entre si los jugadores pierden porque no cobran o no cobran porque pierden? ¿O quizá es el efecto César? Desde que llegó el 20 de enero sólo han ganado un partido con él. Ni Guti tiene peores estadísticas…

 5) En Europa unos cuantos han salido escaldados durante la semana. Ferguron le bajó los humos a Mourinho en la Champion League y Benitez se los bajó al primero tras el apabullante 1-4. ¿Quien se los bajará a Benitez? Pep? Y a este? Propongo que sea Juande y así cerramos el círculo…

 6) Pero si de personajes hablamos, en el sentido más amplio, debemos de mencionar a Riquelme y Maradona. Son tal para cuál, a cuál más polémico, sólo falta Bilardo, pisálo,pisálo!!

 7) En baloncesto el Bilbao sorprendió al Tau, o lo que es lo mismo David venció a Goliat, y no, no jugaba éste, Dueñas se retiró ya.

 8) También volvimos a disfrutar con la calidad de Calderón que ya tiene el record de máximo número de asistencia de los Toronto! Menos mal que no celebra cada una con el signo del triple..

 9) En ciclismo tengo dos noticias: primero la mala; Contador no es inmortal ni invencible y no pudo ganar la vuelta de Niza. La buena es que seguramente no esté dopado, y por eso le entran esas pájaras. O quien sabe, lo está y disimula. Me dicen que da clases de teatro con Casillas…

 10) En rugby España está de enhorabuena, Francia fue humillada! Y no, no fue España la autora sino Inglaterra, ¿pero acaso importa eso?