Nápoles -Real Madrid

El Real Madrid cayó ayer eliminado por el Nápoles tras un partido espantoso. Al Gol en la primera parte de Martens le siguieron otros dos goles en la segunda que dejaron al equipo de Zidane noqueado. Al igual que contra el Villareal con la abultadísima derrota por 4-0, el equipo no supo reaccionar.

Este guión que nunca sucedió si lo ha hecho en otras temporadas, ya lejanas, en las que el Real Madrid no era verdaderamente competitivo. Desde hace ya tiempo, este equipo s capaz de remontar partidos y sobre todo de superar su propio mal rendimiento. Ayer lo hizo, aunque fuese con dos goles aislados de Ramos. Fue el sevillano el que rescató al equipo, como en tantas otras veces.

Ramos

Lo cierto es que en Nápoles fue inmensamente superior al Real Madrid en la primera parte. Por mérito propio y demérito de los jugadores de Zidane. El equipo salió sin chispa, muy impreciso, con las líneas muy separadas y desbordados por un equipo que parecían 13. El guión lo cambiaron los goles, y a partir de ahí, los italianos perdieron la fuerza física y mental, para ver el dominio de un mejor Madrid.

Y curiosamente, se pasó de un 1-0 a un 1-3, que en Italia vale mucho, pero que en este caso deja muchas dudas. ¿Es el 11 de ayer el mejor posible? ¿Están los titularísimos en forma? Ayer era un partido para ver al mejor Real Madrid, y ciertamente no se vio. En la banca jugadores como Isco, James, Morata o Lucas que han demostrado un rendimiento óptimo. Y como titulares, jugadores a los que se les presupone la capacidad para rendir en este tipo de partidos, naufragaron prácticamente sin excepción. La BBC estuvo absolutamente desconectada, sin crear apenas más peligro que un par de internadas de Bale, en el medio del campo, Modric no estuvo lo brillante que suele estar, y en defensa hubo muchísimos huecos, además de una gran dificultad para sacar el balón. Y en la portería, Keylor Navas empieza a transmitir desconfianza.

Zidane dispone en el banquillo de prácticamente un reemplazo de calidad para cada uno de los titulares, como se ha demostrado en otros partidos. Es él quién debe administrar la plantilla pero ayer se jugó con fuego.

Hemos entrado en marzo y ahora sí viene la dificultad máxima con los cuartos de final y la liga apretadísima, con dos partidos por semana. Si el F.C Barcelona cae eliminado esta noche por el PSG tendrá toda la semana para prepararse los partidos ligueros. Es ahora donde se verá si las rotaciones durante el año siguen surtiendo efecto y todos los jugadores están enchufados.

La España de Scariolo pierde fuelle

La selección española de baloncesto perdió su segundo partido del Europeo ante una Italia muy motivada, liderada por el trío Gallinari (29), Bellineli (27) y Bargnani (18).

Belinelli Eurobasket 2015

Belinelli lanzando a canasta

España tuvo en Gasol a su líder ofensivo, con 48 de valoración, 34 puntos, 5 asistencias y 10 rebotes para ratificar que sigue siendo uno de los mejores de Europa. La sensación es que el equipo no tiene un poder ofensivo real parte del pivot de Chicago. No queda si se juega para él porque su calidad innata o porque el equipo no está fino. Mirotic, a pesar de sus 13 puntos, parece apartado, en un papel gris, con pocos tiros y poca presencia ofensiva, quizá opacado por el propio Gasol. Rudy Fernández, que debería ser otro líder ofensivo, no parece en su mejor versión ofensiva, renqueante de su espalda. Y luego ya entran los de siempre, Reyes siempre aporta, Llul y un meritorio San Emeterio. Pero queda esa sensación de que el equipo no fluye.

En todo caso, el partido se perdió en defensa, permitiendo a Italia 105 puntos, y sobre todo demasiados tiros fáciles. Los italianos acabaron el partido con 11/ 24 en triples, destacando los 7 anotados por Bellinelli. Es cierto que sus mejores hombres estuvieron inspirados, pero son demasiados puntos si se pretende ganar el partido.

España lo tendrá difícil para evitar el cuarto puesto, más fácil para clasificarse y enfrentarse al primero de otro grupo, que será sin duda tan complicado o más que Italia. Mucho se echa de menos a los Gasol, Navarro, Calderón o Ricky, aunque con ellos se perdió la última vez con Francia.