El Real Madrid es el rey

Comenzó la eliminatoria un equipo que se paseaba por Europa, con 19 victorias en 19 partidos en casa; con 2 derrotas y dos empates en 28 partidos en liga; un equipo que en la fase previa que había marcado 21 goles  a favor y recibido solo 4 en contra en 6 partidos y un equipo que en el partido determinante había goleado y aplastado al Bayern de Múnich en el Parque de los Príncipes por 3-0.

Este era el mismo equipo que el año pasado goleó al F.C.Barcelona por 4-0 y se dejó remontar, atraco mediante, pero mejorado con uno de los mejores jugadores del mundo, Neymar, y con otro supercrack como Mbappé.

Y al otro lado el Real Madrid, el viejo campeón, con cicatrices, golpeado por una pésima liga doméstica (también adulterada) y una fase de grupos mediocre, sin haber gastado apenas dinero mientras otros grandes de Europa se reforzaban gastando cientos de millones.

Uno era gran favorito y el gran coco del torneo, y el Real Madrid, a pesar de ser bicampeón consecutivo de Europa y contar con una generación excepcional de jugadores no lo era, mientras acechaba el antimadridismo deseoso de que acabe este idilio con la Champion.

imagen-sin-titulo

Esa es la historia previa de una eliminatoria, que hoy, muchas semanas después ha convertido al PSG en un equipo del montón, un equipo que (escuchado en radio) no sabe competir porque la liga francesa es floja. Un equipo que bien es cierto que ayer pareció un muñeco en manos del Madrid. ¿Pero acaso no lo pareció también la Juventus el año pasado? ¿O el Bayern de Múnich de Guardiola? Entonces, el técnico independentista catalán decía básicamente que el Real Madrid había ganado porque eran atletas. Así se justificaba el 0-4.

Hoy se necesitan otros recursos para devaluar a un equipo que en 5 años solo ha perdido una eliminatoria de Champion, en semifinales contra la Juventus por un gol, y que ahora mismo va camino de otra Champion League si nadie lo evita.

Y lo hizo, jugando ayer sin dos piezas claves como Kroos y Modric. Zidane hizo una alineación arriesgada, valiente, que algunos pensábamos, apostando por la velocidad en banda con Lucas y Asensio y por un medio del campo que combinase a Kovacic y Casemiro. Y no le pudo salir mejor la jugaba porque brillaron los 4. Y por supuesto también los habituales como Ramos, Carvajal o Varanne.

Y me paro aquí en Cristiano Ronaldo. El portugués lucha contra todo y todos. Contra Messi, contra sus aduladores, contra sus haters, contra la afición que está en su contra y contra sí mismo. Cristiano es un luchador desde que tenía 12 años y salió de Madeira y lo sigue siendo y con 33 años, con 5 balones de oro, n trofeos individuales y colectivos a la espalda y jugando en el mejor equipo del mundo. De otra manera no se explican sus números.

Screenshot_2018-03-06-22-56-48
Goles en los últimos partidos de Champion. Fuente: @laligaennumeros. Twitter

Estos son los números de Cristiano Ronaldo en los partidos importantes. Un hat, 3 al trick al Atlético de Madrid, 5 goles al Bayern de Múnich, 2 al Totemham, 3 al PSG y 2 a la Juventus. Partidos grandes, eliminatorias de Champion, rivales de gran nivel. Son 19 goles más que Messi- que también ha marcado sus goles y marcará aún más- a partir de las fases KO(1/8,1/4,semiginales y final).Pero sirva el dato para evaluar el desempeño de Cristiano Ronaldo. Un total de 57 goles, cuando jugadores como Raúl, Henry o Kaka hicieron 18,12 y 11 respectivamente.

Ayer marcó un importantísimo gol de cabeza tras una jugada espectacular entre Asensio y Lucas. No fue un gol individual, fue coral, pero había que estar al otro lado para rematar ese balón, y para eso antes había que ejecutar el desmarque y adelantarse al defensa.

Ese es el “único”  mérito de Cristiano Ronaldo, marcar goles, de todo tipo. De cabeza, derecha, izquierda, penalty o falta. Sus goles son tan importantes como los de Messi y muchos igual o más espectaculares (como la famosa falta por debajo la barrera, ejecutada por el portugués hace varios años contra el Bayern), pero recibe siempre algo menos de atención que el argentino, al que algunos llaman d10s.

Da igual que lleve marcando los últimos 9 partidos consecutivos de Champios League, siempre habrá más foco para un gol contra el Girona o el español. Da igual que sean 22 goles en 13 partidos contra los mejores rivales de Europa, siempre parece que el determinante es Messi, que para poner de relieve el dato, necesitó 23 partidos para marcar 21 goles en los últimos 3 años. Quizá por eso un equipo no haya alcanzando semifinales y otro haya logrado los títulos

Pero mi afán no es devaluar a Messi, a quien solo un tonto pondría en duda. Messi es absolutamente determinante, genial. Pero también lo es Cristiano porque si en algunas comparaciones el argentino sale perdiendo quiere decir que Cristiano a la fuerza tiene que ser tan bueno o mejor que Messi. Y aún así, de Cristiano se sigue dudando y él sigue luchando, sigue ambicionando ser el mejor, aunque tenga enfrente a un ser divino, pitado por la grada ajena o amado por la propia( no fue así siempre).

Sin Cristiano Ronaldo no se puede entender este ciclo del Real Madrid. Y tampoco este ciclo reciente ni lo de ayer tiene sentido sin Zidane ni otros jugadores. Por eso el Real Madrid ha ganado 3 Championes en 4 años, con jugadores como Carvajal que no ha perdido en 24 partidos consecutivos de Champions.

Este Real Madrid podrá perder en la siguiente fase o no, y seguir haciendo una temporada doméstica lamentable, pero se le debe el debido respeto por su desempeño extraordinario en Champion y por supuesto, se le debe tener miedo si no se quiere acabar como una banda como aquellos que eran favoritos a ganar y al título desde la Juventus del 98 hasta el PSG de ayer.

La ilusión del Málaga 2011-2012

No recuerdo en la historia reciente ningún título del Málaga. Tampoco grandes actuaciones, aunque si existe una participación europea en la temporada 2003/2004 tras lograr la Intertoto. . A pesar de tratarse de una ciudad importante, su equipo de fútbol ha formado históricamente parte de ese grupo de equipos que están pero que no se les ve. Pupulan por la primera división con regularidad, y en ocasiones por la segunda, pero a veces pasan años hasta que tienen la oportunidad de destacarse. De hecho su mejor resultado en liga es un séptimo puesto.

Hemos visto como a equipos como el Osasuna o el Alaves les llegó incluso su oportunidad. Otros como el Villareal a través de un excelente trabajo se han acostumbrado a figurar en las competiciones europeas. Y otros, como el Celta o el deportivo de la Coruña recuerdan con nostalgia tiempos mejores en los que pisaban con tanta frecuencia los campos del Manchester, Liverpool o Munich que se creían hasta capaces de plantarles cara y derrotarles.

Para estos equipos esa oportunidad, como el Mesías, debe llegar tarde o temprano y esa ilusión, como la de estar en primera división perdura siempre en los aficionados.

Este año puede llegarle el momento al Málaga. Si antaño el SuperDepor se sustentó en el buen hacer de su presidente Lendoiro y en la llegada de dos promesas pero futuros cracks como Bebeto, Mauro Silva o Fran, los malagueños se ilusión con el dinero invertido por el jeque y con la llegada de un buen puñado de jugadores, que si bien no tienen la vitola actual de estrellas mundiales algunos como Van Nistelrooy o Baptista si lo han sido. Otros como Toulalan o Joaquin tienen la categoría de grandes jugadores aportan la vetaranía necesaria junto a los ya mencionados. Entre medias jóvenes promesas como Isco, jugador  importante de la sub20 comprado al Valencia, Montreal lateral internacional o Sergio Sanchéz, ex central del Sevilla y jugador constrastado.Además,completarán la defensa dos veteranos e internacionales como De Michelis y Mathijsen

Todos ellos y algún otro, conformarán junto con el resto de la plantilla del Málaga del año pasado y algún otro fichaje que puede llegar un equipo que bien gestionado por Pelegrini puede ser competitivo y aspirar a los puestos de competición europea. En el caso de una rápida y buena compenetración podríamos estar incluso ante un combinado que desplace a equipos como el Valencia , el Villareal o el Sevilla del tercer y cuarto puesto. Y en un caso improbable podría intentar dar guerra al Real Madrid y al Barcelona.

Todo dependerá del buen hacer de Pellegrini que tiene una nueva oportunidad para desmostrar que es un buen entrenador. Si bien su experiencia en el Real Madrid buen amarga tras un despido que no se basaba en su buen hacer en liga sino en su pésimo resultado en la Copa del Rey o Champion League, no se pueden olvidar sus buenos años al frente del Villareal. Quizá sea aquel un equipo parecido a este Málaga.

Con más libertad de movimientos y menos presión, Pellegrini solamente tendrá que centrarse en la liga y en la Copa del Rey,con el objetivo no de mantenerse sino de aspirar a ser el nuevo equipo revelación.

Mimbres tiene, con la posibilidad de alinear a dos superdelanteros como Baptista y Van Nistelrooy o el joven Rondo, apoyado por una veterana medular y por una defensa sobria. Cuenta además con banquillo y con el apoyo de una afición históricamente fiel y ruidosa.

Desde esta página y como simpatizante de los malagueños les deseamos lo mejor a su equipo, con la esperanza de verles el año que viene en Old Traford o en San Siro, rememorando a otros pequeños que lograron el sueño de ser grande aunque fuese por un año.