Jesé vuela fuera de Madrid: se marcha al PSG

Jesé

Jesé

Jesé Rodríguez, el canterano más prometedor desde Raúl, se marcha al PSG. Está por confirmar si es un traspaso al uso o una venta con opción de recompra. Pero lo importante es saber que Zidane tiene las ideas muy claras. Su recomendación al jugador de que buscase minutos parece que ha surtido efecto. Y no es que el francés no haya confiado en él; precisamente al contrario .

Pero lo cierto es que Jesé necesita volar y tiene que hacerlo fuera de Madrid. Me decía un buen amigo que tiene que demostrar su valía fuera del proteccionismo del Marca y del As. Y es que los canteranos, por su especial relación con los periodistas desde pequeños, están muy cobijados por la alargada sombra del periodismo madrileño. Su relación les beneficia en cuanto a las múltiples portadas y a la generación de opinión positiva. Pero les perjudica porque les hace ver una realidad que no es tal.

Por eso muchos canteranos se estrellan. No hay nada como hacer una mili, en este caso fuera de España. Los casos de Morata y de Carvajal son los mejores ejemplos. Sin sus respectivas experiencias fuera, no tengo dudas de que ninguno de que ninguno de los dos habría vuelto al Real Madrid.

En general, ese proteccionismo se extiende al resto de jugadores nacionales. Por eso, cuando hemos visto a Xabi Alonso y compañía hemos comprobado que adquieren otro grado de madurez. Tienen que aprender otro idioma, convivir en otro tipo de liga y ganarse a la prensa de allí. Y una vez que vuelven a España tienen las ideas más claras.

Ese es el objetivo con Jesé, aunque en su caso se trata de saber si su progresión se ha estancado por falta de minutos, confianza o capacidad física. Hasta su maldita lesión, Jesé era un canterano de 20 años que había irrumpido en el 11 del Real Madrid con una fuerza no vista desde Raúl.

Ya en Castilla había demostrado el año anterior su calidad, con 22 goles y 12 asistencias. Pero claro, no es lo mismo la primera división y tenía que confirmar la alternativa. Y lo hizo, reemplazando incluso a Bale con éxito. El chico tenía velocidad, desborde, desparpajo y gol, ese atributo tan necesario para triunfar. Marcó varios goles importantes, y sobre todo, demostró nivel para asentarse en la titularidad.

La rotura del ligamento cruzado llegó en el peor momento. Con un jugador en plena progresión, una lesión de ese calibre influye tanto en el rendimiento físico como en la confianza. Y para volver a formar parte del 11 del Real Madrid se necesita estar al 100%. En su segundo año disputó algo más de 500 minutos mientras que el año pasado jugó más de 1.200. Se le vio más lento y menos incisivo, pero aún así siempre ha parecido que quedaba algo del Jesé que rompió la puerta del primer equipo. Sigue teniendo gol y en ocasiones se le han visto chispazos que daban lugar a la esperanza.

Pero este Real Madrid no espera a nadie. Da igual la procedencia, el coste o la edad que se tenga, el club exige siempre el máximo rendimiento. Con Jesé se ha esperado porque había esperanza, pero ahora mismo con el plantel actual, Zidane sabe que no le puede dar más minutos que los del año pasado. Y ya fueron muchos.

Si deja 25 millones de euros finalmente, será el fichaje más caro de la fábrica y el 5º en la historia del Real Madrid. Le obligará al jugador a adaptarse a Francia y a hacerse un hueco en el PSG, labor que tampoco le resultará sencilla. Si bien no es el Real Madrid, el equipo francés tiene también muchísimos jugadores de calidad.

Pero al menos si servirá para saber si el jugador está preparado para competir en la élite o no. Muy pocos jugadores han vuelto a ella después de una lesión del ligamento cruzado. El precedente que me viene a la cabeza con Jesé es el de Álvaro Benito, un caso muy parecido. Ojalá Jesé sí pueda volver. Pero para ello necesitará centrarse al 110%, olvidar la música y todo lo que no sea fútbol. Tendrá que creer en sí mismo, ponerse a tope físicamente y adaptarse rápidamente a la liga francesa y al PSG.

Mucha suerte!

Balance de la pretemporada del Real Madrid de Benítez

Quedan 13 días para el primer partido oficial del Real Madrid y ya hay cierto rumor entre parte del madridismo acerca del desempeño del equipo. A falta de un partido amistoso en el Trofeo Bernabeu contra el Galatasaray, este 18 de agosto, el balance del equipo es de 3 victorias, 2 derrotas y 2 empates, con 9 goles a favor y 2 en contra.

Algunos de esos partidos, como el de ayer, se saldaron con un empate a cero y con el equipo todavía sin ordenar, con demasiados cambios de jugadores y de posición como para poder hacer una valoración concreta. Si la tuviese que hacer ahora, diría que el equipo me ha decepcionado, pero entonces sería injusto con Benítez. Las pretemporadas como alguien dijo, no son fútbol, y solamente sirven para que los jugadores vayan desperezándose del verano, poniéndose a punto y para que el entrenador haga todas las pruebas posibles.

Benítez dando instrucciones en pretemporada

Benítez dando instrucciones en pretemporada

En todo caso, voy a realizar una serie de consideraciones sobre lo observado hasta ahora que es muy posible que den pistas sobre el devenir de la temporada:

  • La portería me parece lo más estable del equipo. Casilla funciona bien a pesar de ser un recién llegado y Navas muestra sus ganas partido a partido. Sería paradójico tocar la única posición bien cubierta, fichando a De Egea. El madrileño no mejora sustancialmente lo que hay, y mucho menos si es a cambio de más de 10 millones.
  • El equipo defiende mejor. A mejor defensa es posible que haya peor ataque. Los jugadores están más pendientes de volver defensivamente y pierden creatividad y fuerza para el ataque. He visto el ataque especialmente espeso, con Modric y Kroos en papeles mucho menos activos que con Ancelotti. Supongo que no se puede tener todo y hay que elegir, y parece evidente que el Real Madrid perdió el año pasado la liga porque encajó muchos más goles que el Barcelona.
  • Jesé parece el jugador más en forma. El canterano, tras una temporada pasada muy dura, con una recuperación que se le hizo muy larga, ve como ahora le responden sus piernas. No se si finalmente su posición será la de delantero o en las bandas o media punta, pero me recuerda mucho al primer Jesé: gol, regate y velocidad.
  • Los suplentes van a tener un papel importante y jugadores como Cheryschev o Lucas Vázquez, y el mismo Jesé pueden dar un paso adelante y robarle algo de protagonismo a la BBC.
  • Asensio es de los jugadores que menos minutos ha tenido después del Europeo sub19 y sin embargo es el que mejores sensaciones me deja. Se le ve un jugador de clase infinita y sí Benítez tiene claro que no le va a dar minutos de calidad mejor cederle. No olvidemos que tiene delante a James y a Isco.
  • El puesto de media punta no se si es la posición adecuada para Bale. Y más teniendo como decía en el punto anterior a Isco y James. Es posible que el español y el colombiano sean 2 de los 5 mejores del mundo en esa posición. Si el galés quiere recuperar protagonismo necesita algo más.
  • El equipo tiene un diseño extraño siendo un equipo de Benítez. Parece que los suplentes habituales, los Vázquez, Jesé, etc… fuesen más acorde al estilo de juego que los titulares del año pasado. Así, vería más coherente un pivote con Casemiro que con Kroos y Modric. Atendiendo a lo que le gusta a Benítez, la agresividad del brasileño es mejor para el equipo que su toque de balón.

De todas maneras le daremos a Benítez como mínimo hasta enero para volver a juzgar al equipo.

La lesión de Jesé

Un 12 de noviembre de 1996 se lesionaba con la tan famosa y temida triada uno de los mejores canteranos que había dado en mucho tiempo el Real Madrid, Alvaro Benito. Ayer, otro canterano, también con mucho futuro por delante, Jesé Rodriguez, se rompía la rodilla, concretamente el ligamento cruzado anterior.

Jesé

Jesé

Es posible que ambas lesiones nada tengan que ver, a pesar de que ambos jugadores, jóvenes, desequilibrantes, prometededores tienen en común una lesión a edad temprana (20 y 19 años respectivamente). Y también es cierto que en el caso de Alvaro Benito diversas recaídas y una mala recuperación, nos privaron de ver a un jugador tan prometedor o más que Raúl González.

La lesión de Jesé, visto de forma positiva, le servirá para fortalecer su carácter, para hacerla madurar a golpes y para que valore la importancia de encontrarse sano y en plenitud de condiciones. Por el lado negativo, supondrá seguramente una pérdida de parte de velocidad y mucha confianza.

No obstante, nada le impide volver a jugar con normalidad y volver a ser el gran jugador que parecía que sería. Claro, que hay situaciones de repetidas lesiones como en el caso de Rossi.

Por esto no se puede olvidar que en el fútbol para triunfar también hay que tener en cuenta el factor suerte. Los grandes jugadores, en el caso actual de Messi o Cristiano Ronaldo, no han tenido grandes lesiones. También hay casos de grandes jugadores como Ronaldo Nazario, cuyo talento era tan descomunal que ni siquiera las distintas lesiones le impidieron triunfar.

Ojalá Jesé se recupere con normalidad, a buen seguro el equipo le va a echar de menos, tras convertirse en el jugador número 12, en un revulsivo importante y en un elemento de ilusión para muchos aficionados

El Castilla y la cantera del Madrid

El año pasado por estas alturas pensaba en el futuro de muchos de los canteranos. En aquel momento me pareció que un jugador como Sarabia, vendido al Getafe, tenía serias posibilidades de llegar algún día al primer equipo. Internacional en las selecciones inferiores, con velocidad, desparpajo y mucha calidad parecía un claro jugador de futuro. Su rendimiento este año en el Getafe, en el que apenas ha disputado minutos me hace pensar que me equivoqué. En este caso la culpa no es del Madrid ni de Mourinho, el entrenador del Getafe no ha visto al joven Sarabia todavía preparado para jugar como titular en el Getafe, imagínense en el Madrid. Lo mismo podemos decir de jugadores como Juan Carlos, Mateos o Parejo

 Y es que solamente los elegidos pueden llegar a formar parte de la plantilla de un equipo como el Real Madrid, exigido los 90 minutos de cada partido, en el que jugadores que han sido balones de oro e internacionales indiscutibles con sus selecciones son constantemente criticados.

 Por eso no quiero ser demasiado optimista con la hornada de canteranos que condujo el domingo pasado al Castilla a segunda división. Que muchos de ellos acabarán en primera división lo tengo claro. Es algo que lleva pasando desde hace mucho tiempo. El Real Madrid forma a jugadores con calidad suficiente para una vez maduros ser capaces de rendir en una de las mejores ligas del mundo.

Jugadores del Castilla celebrando el ascenso

Jugadores del Castilla celebrando el ascenso

 El problema llega a la hora de apostar por jóvenes promesas e incorporarlas al primer equipo. Ahora están de moda Soldado y Negredo, pero ambos tardaron desde que salieron del Real Madrid, cuatro o cinco años en explotar. Y cuando lo han hecho no superan a jugadores venidos de fuera como Higuain o Benzema. Ambos, ya jóvenes,  despuntaban en primera división en sus países. El primero con apenas una docena de partidos fue fichado para el Madrid y el segundo como estrella de su equipo.

 Si hablamos de otros jugadores, algunos tan criticados como Antintop o Coentrao, nos olvidamos de que ambos son internacionales absolutos con sus selecciones, jugadores indiscutibles en sus países. Concretamente Antintop, criticado hasta la extenuación a pesar de jugar poco, jugó hace dos años una Final de Champion y hace más la Eurocopa formando parte del 11 ideal del torneo.

 Así que, ¿cuántos canteranos tienen cabida en el Real Madrid actual? Por condiciones y calidad al menos 3 o 4 podrían formar parte de una plantilla amplia. Por madurez el que tiene más posibilidades es Joselu. Se trata de un delantero centro al uso, con buena movilidad a bandas, buenos fundamentos recibiendo el balón de espaldas y con gol. Ante la necesidad de un tercer delantero de su estilo, es posible que Joselu se incorpore al primer equipo y encuentre algunos minutos en partidos menores.

Jesé es otro jugador que ha despuntado con el Castilla. Con todas las cualidades posibles: calidad, velocidad, desborde, regate y gol, le falta todavía elegir bien sus opciones, es decir, madurar y experiencia, algo que difícilmente le dará el Madrid. A la sombra de jugadores como Di Maria, Cristiano, Ozil o Callejón difícilmente encontrará los minutos suficientes.

Los otros dos jugadores que han demostrado calidad y recursos suficientes son Carvajal y Nacho. Ambos defensores del Castilla se pueden ver beneficiados por la necesidad del Madrid de cubrir el lateral derecho y el puesto de central respectivamente. Como defensas pueden aprender de los titulares aunque lo que de verdad necesitarían serían minutos.

 Del resto de jugadores hay algunos como Juanfran o Casado que podrían formar perfectamente parte de equipos de primera división. Algunos como Mosquera andan sobrando de calidad y otros como Morata o el pelirrojo Alex Fernandez   necesitan todavía muchos minutos antes de dar el salto a primera.

Incorporar a cualquier de estos jugadores a la primera plantilla es positivo para el club a nivel de sueldos y seguramente a nivel de afición pero a la larga es perjudicial para los propios jugadores. En edades tan jóvenes lo que necesitan es jugar el máximo de minutos en primera o segunda división. Y obviamente un equipo con la exigencia del Real Madrid difícilmente lo puede hacer. Hablamos de un equipo con una plantilla donde 14 o 15 jugadores son cracks mundiales.

Por eso la política de venta con opción de compra a los dos años puede resultar la mejor opción para la mayoría de ellos. Solamente canteranos selectos , con una calidad que haga que como diría Camacho “derrumben la puerta”, y en circunstancias adecuadas (lesión del titular o baja rendimiento)pueden llegar directamente al primer equipo.